Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de WHITESNAKE – The Purple Album

Crítica del CD de WHITESNAKE – The Purple Album

10
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

WHITESNAKE – The Purple Album

 Discográfica: Frontiers Music

 WHITESNAKE - The Purple AlbumUna vez retomada la carrera de la Serpiente Blanca con la publicación de un par de álbumes bastante interesantes como son “Good To Be Bad” y “Forevermore”, amén de sus correspondientes giras mundiales, parece que David Coverdale ha querido tirar de nostalgia para recordar sus inicios recuperando algunos de los temas que grabó a mediados de los setenta con DEEP PURPLE. Así pues, tras cambiar una vez más la formación de WHITESNAKE en la que permanecen Reb Beach a la guitarra y Michael Devin al bajo, y después de fichar al guitarrista Joel Hoekstra (ex NIGHT RANGER, TRANSIBERIAN ORCHESTRA) para sustituir a Doug Aldrich (Burning Rain) y con el retorno de Tomy Aldridge ocupando la vacante dejada por Brian Tichy a la batería, David se puso manos a la obra para dar forma a la regrabación de los temas con los que se empezó a darse a conocer en el rock mundial.

Antes de escuchar los temas la idea podría parecer atractiva por la curiosidad que despierta siempre comprobar la vigencia hoy en día de unas composiciones con más de cuarenta años de antigüedad, pero también puede provocar el efecto contrario haciendo pensar a más de uno que a Mr. Coverdale se le están acabando las ideas, como ya lo hecho su capacidad vocal hace tiempo, al menos en directo. Una vez escuchado el disco creo que es más lo positivo que lo negativo, sobre todo porque el gran sonido que le han sacado a las canciones, actual y rotundo pero sin perder apenas esencia, lo cual no quiere decir que sean versiones absolutamente fieles.

La elección del track list me parece de lo más acertado, centrándose sobre todo en los enormes discos que Dave facturó junto a Paice, Hughes, Blackmore y Lord en 1974, los enromes “Burn” y “Stormbringer”, y con un par de buenísimos recuerdos para “Come Taste The Band” grabado un año después ya con Tomy Bolin a la guitarra. Del primer disco han escogido seis cortes, abriendo con el propio tema título “Burn” que ya estamos acostumbrados a ver tocar a WHITESNAKE en directo hace años y que en esta revisión aparece más retocada de lo habitual, sobre todo en el sonido de teclados, por cierto, no sabemos quién se encarga de ellos ya que no aparece en los créditos de la nota de prensa.

Más atractivas me han parecido “You Fool No One” con una curiosa armónica inicial dándole un rollo blues más marcado y con un fantástico trabajo de percusión de Aldridge, aunque sin su cencerro característico, sosteniendo una melodía vocal más relajada que la original junto a un solo de guitarra distinto, y la profunda e intensa “Sail Away” con un rasgueo acústico marcando su tranquilo desarrollo para que la voz de Coverdale doblada por debajo muestre su calidez. La adictiva “Mistreated” se muestra cruda y rotunda, con esa cadencia envolvente que atrapa, con menos teclados pero manteniendo bien el tipo sobre todo en su melodía de voz y guitarra, al igual que en la más ligera “Might Just Take Your Life” con una entrada de dobro arrastrando hasta unas tesituras blues-hard que sin duda muestran de donde vienen los primeros Snakes, con lo hace la más punzante e incendiaria “Lay Down Stay Down” recordando a Hendrix algunas partes de guitarra.

La representación de “Stormbriger” la encabeza una versión metalizada del propio tema título, curiosa y compacta, pero para mi gusto algo artificial, echando en falta sobre todo el sonido de los teclados, apenas perceptibles. Por el contrario otros cortes son más fieles a sus originales, caso de “Lady Double Dealer” llena de rollo e intención, o de una embaucadora “The Gypsy” que desprende magia en cada nota, con unas guitarras que hablan. Dos delicatesen salpicadas de sonidos acústicos completan el quinteto del citado “Stormbringer”, la bucólica “Holy Man” adornada por un bonito solo de guitarra, y la siempre emotiva “Soldier Of Fortune” más desnuda que de costumbre únicamente a base de voz y cuerdas pellizcadas.

Los dos cortes de “Come Taste The Band” con los que se completa el trabajo son “Love Child” de cadencioso ritmo blues pesado marcado por unas guitarras de alto octanaje a las que acompañan unas tímidas teclas, y la sensual “You Keep On Moving” que envuelve con su ritmo para que Coverdale luzca junto al sonido de órgano de los teclados, aunque una vez escuchada en la voz de Glenn Hughes cualquier versión parece menor.

Un disco como decía bien tocado y producido, con algún detalle mejorable como los expuestos, pero en cualquier caso muy agradable al oído y recomendable como ejercicio de recuerdo, por si a alguno se le había olvidado de donde viene todo. No me extrañaría que fuera una forma de cerrar el círculo por parte de Coverdale poniendo fin de manera más que digna a su excelente trayectoria, esperemos que no lo estropee en su próxima gira.

Mariano Palomo

Lista de Temas:

  1. Burn
  2. You Fool No One (interpolating Itchy Fingers)
  3. Love Child
  4. Sail Away
  5. The Gypsy
  6. Lady Double Dealer
  7. Mistreated
  8. Holy Man
  9. Might Just Take Your Life
  10. You Keep On Moving
  11. Soldier Of Fortune
  12. Lay Down Stay Down
  13. Stormbringer
  14. Contenidos de la edición de lujo:
  15. Lady Luck (tema extra)
  16. Comin’ Home (tema extra)

DVD:


  • Lady Double Dealer – Music Video

  • Sail Away – Mix Music Video

  • Stormbringer – Music Video

  • Soldier Of Fortune – Music Video

  • Purple Album Behind The Scenes

  • Purple Album EPK

10 COMENTARIOS

  1. Es difícil desde luego tratar de juzgar discos de este tipo;por un lado están bien para dar a conocer a aquellos que no lo hicieron en su momento canciones que forman parte de lo que es el Rock más clásico de cuando estaba Coverdale en la formación de Deep Purple pero sigo sin ver la necesidad “real” de ponerlas al día,creo que con haber hecho un recopilatorio con sus canciones en versión original hubiera valido tal vez.

    Como tantos otros álbumes de esta índole es sólo NEGOCIO.

  2. Aunque soy un gran enemigo de las recopilaciones y la mayoria de ellas me parecen absurdas, quizas y solo quizas me atreveria a dar cancha a trabajos de este tipo siempre y cuando existan diferencias con los temas originales, sin que ello se traduzca en algo de mal gusto (porque hay por ahi cada experimento de la hostia !!!!). Aun asi no me atreveria a criticar a ninguna banda que bajo su propia responsabilidad desee sacar albumes de refritos pasados, alla ellos.

    De todas formas muy en contra de la mayoria de vosotros, no creo que estas grabacines se hagan desde un simple punto de vista economico, sino mas bien como algo que las grandes bandas pueden permitirse porque les apetece y desean compartirlo con sus fans, no creo que vaya mas alla.

  3. Para mi tb es un lanzamiento sobrante, lo que tendria que hacer Coverdale es centrarse ya en grabar un nuevo álbum de estudio y dejarse de refritos añejos. Una cosa es una reedición de un concierto que no estaba disponible hace años o que nunca se habia editado (como ha hecho recientemente con Whitesnake) pero regrabar temas antiguos nunca suele ser del agrado de la mayoría de los fans.

  4. No creo que hasta alturas del partido, grabar un disco original o de refritos sea un gran NEGOCIO para nadie. Es cosa de conocer sólo un poquito de cómo se mueve el mercado de la música hoy. En el caso de Coverdale, me parece que es un riesgo doble, porque evidentemente no es el mismo de hace 40 años, y porque siempre estará latente de la comparación con el extraterrestre Glenn Hughes, y de ahí no puede salir bien parado.

    Como seguidor por 30 años de Whitesnake, me parece interesante que decida darle importancia a su legado con Purple, que es por cierto una deuda que tenía desde que fundó Whitesnake a fines del 77, principios del 78. En sus primeros dos años, sólo interpretó dos canciones de Purple: Mistreated y Might just take your life, y después fue sólo Mistreated hasta la gira del 83, con algunos versos de Soldier of Fortune. Recién con la refundación de la banda en 2003 incorporó el megaclásico Burn en el setlist, con algunos acordes de Stormbringer. Y sé que en algunas ocasiones probó suerte con Mistreated. Por tanto, en este experimento del Purple Album, abordará canciones clásica que no había considerado en casi 40 años, e incluso algunas que nunca cantó en vivo. Desde ese punto de vista, y desde la perspectiva de un inédito tour donde las canciones de Purple sean mayoritarias, me parece más que interesante su decisión de volver la mirada hacia su mal explotado glorioso pasado en Purple.