Inicio Conciertos Crónica y Fotos de BLIND GUARDIAN y ORPHANED LAND en Madrid

Crónica y Fotos de BLIND GUARDIAN y ORPHANED LAND en Madrid

17
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

 + ORPHANED LAND

Domingo 19 de Abril de 2015 – Sala La Riviera – Madrid

Hay que reconocer que esta gira de BLIND GUARDIAN, presentando un disco que ha tenido una cálida acogida tanto por crítica como por fans como es “Beyond the Red Mirror”, está creando una gran expectación. Máxime cuando en ella les están acompañando una banda de primer nivel como es ORPHANED LAND. Y no había más que mirar las largas colas que, tanto para entrar como en las taquillas, estaba ya desde primeras horas de la tarde, intentando esquivar los regueros de una brutal fuga de agua que tenía cortada parcialmente la M-30 en uno de sus sentidos, con el consiguiente cúmulo de problemas para acceder a la zona y aparcar en sus alrededores.

En cuanto al tema de las colas, y pese a que las puertas se abrieron puntualmente a las 19:00 como estaba previsto, muchos aún se encontraban intentando acceder al recinto cuando a las 19:45 abrían la velada los israelíes ORPHANED LAND, por lo que una gran cantidad de personas que deseaban verlos, se perdieron temas como la inicial “All is One”, “The Simple Man”, “Barakah” o la dupla conformada por “The Kiss of Babylon” y “Birth of the Three”, temas que ningún seguidor de la banda querría dejar de lado en un concierto.

Tampoco me parece adecuado el hecho de que llevando un grupo  como ORPHANED LAND de teloneros, se les haga subir a un escenario no sólo ocupando la mitad de éste, sino además con una iluminación que consistía en cuatro focos estáticos, con los que el único trabajo del técnico de luces era cambiar el filtro de color de una canción a otra. Además, el sonido no era del todo claro, aparte de bajo y por si fuera poco, el efecto de las máquinas de humo que había a sendos lados del escenario, más que crear ambiente generaban una especie de neblina que, ante lo deficiente de la iluminación y lo reducido del escenario daba la sensación de estar viendo al quinteto tras una cortina de niebla.

Huelga decir que el quinteto estuvo a la altura, tocando como ellos saben y animando al personal, al que consiguieron encandilar gracias a su particular visión de lo que es el metal. De hecho Kobi Farhi al preguntar cuántos eran los que les veían por vez primera y saludarnos con un sentido “shalom”, nos dijo “así tocamos heavy metal en Oriente Medio”. Buena muestra de ello fueron las mágicas melodías de “Olat Ha’tamid” o la siempre bien recibida “Sapari”.

No pasaron por alto hablarnos del conflicto que hay en su tierra entre israelís y palestinos y dejar clara cuál es su postura de hermandad, hablando del heavy metal como un lenguaje universal para todos los pueblos y rematando con piezas fundamentales como “In Thy Never Ending Way”, “Norra El Norra” y “Ornaments of Gold”, poniendo a botar a todas las filas centrales.

En general, un diez para la banda, quien tuvo que hacer frente a unas condiciones escénicas que no eran las merecidas y al hecho de que muchos de los que querían verles se perdieron parte de la actuación esperando a poder entrar. Los que hemos tenido la oportunidad de verles como cabezas de cartel, sabemos muy bien todo lo que pueden dar de sí, que es mucho más de lo visto el domingo.

A las 20:50 puntualmente, según lo previsto, salían a escena BLIND GUARDIAN ante los gritos de sus acérrimos fans que no paraban de corear su nombre. Y desde ese momento, hasta que se volvieron a encender las luces, aquello fue una fiesta. Lo primero a destacar, es el pedazo de sonido que, desde el minuto uno, tuvieron los teutones. ¡Aquello parecía que habían puesto el Cd! Pero es que además el señor Hansi Kürsch cantó como los ángeles, con fuerza, garra y como siempre, dando lecciones de simpatía, demostrando que no necesita correr de un lado a otro del escenario para ser uno de los frontmen más queridos de la escena. Y es que cada gesto, cada sonrisa, cada frase de complicidad, valen su peso en oro viniendo de él, y bien que sabe sacar partido de ello. En cuanto a los otros dos pilares de la banda, André estuvo magnífico a las guitarras, solos y melodías, siempre con su característica Fender de color rojo, llevando el peso musical de la banda, mientras que Markus fue el más comunicador, buscando la participación del público, haciendo coros y segundas voces y arengándonos a seguir su ejemplo.

“The Ninth Wave” abriría, al igual que su nuevo disco, demostrando lo bien que éste ha calado entre el respetable. Y ya de seguido, sin tregua ni cuartel, la primera píldora en forma de clásico, “Banish from Sanctuary”. “Nightfall”, inundando el escenario los focos rojos, fue el momento coreable que siempre supone su estribillo. Paran para agradecernos el estar ahí esa noche, nos anuncian que el concierto está siendo grabado para un futuro disco en directo y estalla la locura, aprovechando para atacar con “Fly” y, previo anuncio de que iban a subir la velocidad, un brutal “Tanelorn (into the void)”.

Tiempo de volver al nuevo disco para tocar la que personalmente, es mi favorita de él: “Prophecies” que tuvo una muy buena respuesta, además de quedarles genial en directo. Tras ella anuncian que van a hacer caso de una petición de un tema del pasado que llevaban tiempo sin tocar y cuando anuncian “The Last Candle” aquello ya es la locura, con toda La Riviera cantando “Guardian, guardian, guardian of the blind” y alargando el final –en exceso creo yo-  mientras todos gritaban “Somebody’s out there”.

Aparecen sillas para guitarristas y bajista, junto a un pequeño kit de percusión y las guitarras acústicas, para interpretar un pequeño set en este formato compuesto por “Miracle Machine” y “Lord of the Rings”. Aunque pronto llega el momento de retomar la distorsión y qué mejor manera que con el tema dedicado a una de las mejores películas de la ciencia ficción, “Blade Runner”, un “Time What is Time” que nos dejó a todos felices, aunque no menos que “Imaginations from the Other Side” con la que se retiraron por vez primera.

El primer bis vino con un genial “Into the Storm”, la última mirada al nuevo disco con “Twilight of the Gods” (que es lo más parecido de éste a su pasado power y la verdad, fue muy bien recibida, casi como un clásico más) y otro clásico incontestable que ya desde que Hansi nos propuso “dar un viaje hacia Escandinavia” desató la locura: “Valhalla”, de nuevo con un final harto alargado para hacernos cantar su estribillo ad infinitum.

Nuevo mutis y otra vuelta para encarar el segundo bis, esta vez comenzando con la pomposa maravilla de nombre “Wheel of Time”, una apuesta arriesgada y más a esas alturas del repertorio, pero demostrando que tienen una fe absoluta en ella (y la verdad que sonó increíble). “The Bard’s Song-In the Forest” volvió a ser la comunión perfecta entre banda y público. Desde ese momento, toda la sala comenzó a solicitar a gritos “Majesty”, con un Hansi remolón, dejándose querer y preguntando que qué teníamos Madrid con esa canción que siempre se la pedíamos así. Por supuesto, no podían dejar de tocarla y así lo hicieron para delirio del personal, rematando con el fin de fiesta perfecto, un “Mirror Mirror” que fue la guinda del pastel para un concierto perfecto en cuanto a sonido, ejecución y espectáculo de nuestros queridos bardos.

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Oscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

17 COMENTARIOS

  1. Pues yo no estoy totalmente de acuerdo con la critica. En mi caso era la sexta vez que tenia el gusto de ver a los bardos en directo (desde la gira de “Imaginations from the other side”) y he de reconocer que su actuación estuvo bastante bien, y su ultimo albúm me parece bastante bueno. Decir que no se limitan a tocar temas y más temas de discos pasados, y apuestan, tanto en los 4 temas que tocaron de “Beyond the red mirror”, como en los 2 de “At the edge of time” (en otros directos son tres temas incluyendo “Sacred Worlds”). Para mi, el sonido fue bueno, aunque la guitarra de Andre Olbrich en más de una ocasión sonó bastante “rara”, reconocer el gran trabajo que desempeño su baterista, que sin ser Thomas “The Omen” Stauch, demostró que está a la altura de una banda como Blind Guardian. El tema de los coros, que creo que son muy importantes, lo desempeñabamos mejor los asistentes a este evento, que los propios miembros de la banda, y es que los dos guitarras practicamente se dedican a tocar estaticos y acompañar en muy pocas ocasiones con sus voces (que deberian de trabajar un poco más). Por lo demás contento del setlist que eligieron para esa noche, para mi gusto abusando un poco de “Nightfall in the middle earth”, y faltantó algún tema más de su aclamado “Imaginations from the other side” (como “The script for my requiem” o “Mordred´s song”). Toda una grata sorpresa “Time what is time”, y una arriesgada “Whell of time”, que para mi gusto hubiese cambiado, por su duración, por “Journey through the dark” y “Lost in the twiligth hall” por poner un ejemplo (pero no siempre llueve al gusto de todos). La gente muy entregada a la banda desde el minuto 1 hasta el final del show, y un Hansi Kürsch bastante bien y que está como un chaval de 25 años. Una buena noche, que mereció la pena desplazarme desde Murcia para disfrutar de una de las mejores bandas, junto con Gamma Ray, para mi. Triste que la gente no la apoye más asistiendo a sus directos y haciendola más grande si cabe. Salud, Sexo y Metal……

  2. Sinceramente… esperaba algo más de esta crítica… estoy ya un poco cansado de ver como se hacen las críticas, tanto de los discos y conciertos, de determinados grupos, y en otras ocasiones (como aquí) son suficientes cuatro fotos y unos pocos párrafos para contar un concierto de una de las giras más importantes de nuestro rollo q pasa por españa.

    Sin desmerecer el trabajo de J. José Jiménez y desde el máximo respeto, desconozco el trabajo que hay detrás de todo esto pero si veo los resultados. Sigo la web desde hace bastante tiempo y me estoy encontrando con un doble rasero sobre las bandas q ya me parece alarmante.

    Me gustaría q este comentario fuera tomado como algo constructivo, yo seguiré disfrutando de la web.
    Saludos

  3. lo explicaron en el Facebook, sacaron la camiseta del Barcelona, porque el barsa les invito al estadio y al museo, además de regalarles las camisetas, en Madrid no sacaron camisetas.

    En cuanto al concierto llevo viéndoles desde 1998 en cada gira y esta ha sido la que mejor han estado, con un sonido acojonante (ya podrían aprender otros) y además en la Riviera que no es que sea la que mejor sonido tiene, así que si se quiere, se puede sonar bien en ese sitio.

  4. A mi también me pareció un gran concierto, y éso que les tenía bastante perdida la pista a BLIND GUARDIAN. Fui expectante porque las últimas veces me aburrieron en directo y sin embargo anteayer me encantaron de nuevo. Ambos grupos estuvieron geniales y como dicen por ahí, es verdad que Hansi estuvo de voz magnífico, como nunca lo había escuchado. Además el ambiente fuera y dentro de la sala fue espectacular.

  5. De acuerdo con que fue un conciertazo y con que la crítica ha quedado un poco pobre. Mal que nos pese (o les pese a algunos) Blind Guardián es de las pocas bandas de metal que actualmente puede conseguir un sold out en La Riviera un domingo, y eso merece un poco más de respeto en la cobertura. Y por cierto, dos horas de show, que pocos headliners en las giras actuales tocan más de la hora y media reglamentaria.