Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de FALCONER – Black Moon Rising

Crítica del CD de FALCONER – Black Moon Rising

10

FALCONER – Black Moon Rising

 Discográfica: Metal Blade Records

 FALCONER - Black Moon RisingSeamos sinceros, no tenía ninguna intención de escribir sobre este nuevo trabajo de FALCONER, hace muchos años que les perdí la pista, su peculiar power metal llegó a saturarme un poco al encontrar en él pocos himnos dignos de ser carne de directo, empezaron a repetirse un poco y a mi parecer no tenían muy claro por donde salir, y con esto no digo que sus trabajos fueran un horror, siempre han ido sobrados de calidad, pero les faltaba ese “algo”…

¿Y qué me ha llevado a escribir finalmente sobre este “Black moon rising”?, por un lado el hecho de haber estado escuchando durante semanas el último trabajo de KING OF ASGARD, banda en la que también milita el batería Karsten Larsson y otro ex miembro de MITHOTYN a la voz, Karl, siendo tres en un momento los que pasaron por esa formación, pues el miembro fundador de FALCONER, Stefan Winerhall también formo parte de ella. Entre eso y desempolvar viejos discos, me dio por darle un repaso a los primeros discos de FALCONER, y fue escuchando “Enter the glade” cuando recordé cuanto me gustaron en su momento.

Lo cierto es que no esperaba gran cosa, fue más la curiosidad que el interés real, pero fue comenzar a sonar “Locust swarn” y enseguida vi que en esa batería acelerada de su inicio y guitarras impropias de muchas bandas de power había algo más, fue mediado el corte cuando precisamente esos ritmos de batería que llegan a incluir blast beats puntuales y una guitarras mucho más agresivas de lo habitual en el power captaron mi interés de lleno. Las guitarras de iniciales de “Halls and chambers” suenan muy “Maiden”, y a estas alturas las curiosidad ya había matado al gato del todo. Mathias no es precisamente el mejor vocalista de todos los tiempos, no llega a tonos imposibles, pero tiene una elegancia fuera de toda duda, algo que deja muy claro en el estribillo, pegadizo, para que negarlo, pero sin caer en lo facilón.

Tuve que mirar dos veces a la pantalla para confirmar que mi reproductor no se había vuelto loco y le había dado por reproducir un disco de RUNNING WILD al azar, y es que esas guitarras son dignas del mejor capitán Rolf. Ya estaba clarísimo que este disco se iba a convertir con creces en uno de mis favoritos de este año en lo que a heavy/power metal se refiere. “Scoundrel and the squire” es una juglaresca composición donde la calidez de la voz de Mathias se encarga de engancharte  completo pese a su sencillez, siendo brutal el cambio que pegan con “Wasteland”, un tema agresivo como pocos dentro del power metal, tomando prestados ritmos propios del metal extremo, y es que parece ser que no se han olvidado del todo de sus orígenes. Más variado no podía ser el disco hasta el momento.

 “In ruins” es un tema mucho más de acuerdo a lo que esperas de ellos, pero no por ello dejan de sorprender con algunos toques muy hardrockeros a las guitarras, siguiendo repartiendo dosis del mejor power metal con “At the jester’s ball” pero sin caer en los ritmos facilones tan habituales en tantas y tantas bandas de la época dorada de dicho género.

Pisan el pedal del gas con “There’s a crow on the barrow”, probablemente el tema más  sencillo y esta vez sí, más cercano a todos los clichés del power, como ese aire alegre y despreocupado o el habitual ritmo de batería tan conocido por todos y llamado por algunos como el “tu-tu-pa”, a buen entendedor… vuelven a la seriedad con un tema bastante más rockero y a medio gas como es “Dawning of a sombre age”.

No sé por qué pero nada más leer el título de “Age of  runes” sabía que iba a ser un corte más cañero y centrado en las guitarras, y así fue, disfrutando del final de este trabajo con las alegres y pegadizas melodías de “The priory”, de nuevo con ese aire de trova medieval, pero sorprendiendo con una agresividad inesperada en su tercio final.

Pues sí, la verdad es que a veces está bien echar la vista atrás y recuperar a ciertas bandas que dabas por muertas, perdidas o sin rumbo fijo, si no hubiera sido por ese momento nostálgico de tiempos que ya nunca volverán, jamás me habría fijado es este excelente “Black moon rising”, un álbum como la copa de un pino, dudo que nadie me llevé la contraria si digo que se merece un puesto en el top 5 de discos de power metal del año. No perdáis la oportunidad de darle una escucha, altamente recomendable.

Ángel Ruiz

Lista de Temas:

  1. Locust swarn
  2. Halls and chambers
  3. Black moon rising
  4. Scoundrel and the squire
  5. Wasteland
  6. In ruins
  7. At the jester’s ball
  8. There’s a crow on the barrow
  9. Dawning of a somber age
  10. Age of the runes
  11. The priory

 

 

AGENCIA - AREA51METAL
Tienda de Ropa - TELON DE ACERO
KIVENTS
Jorge Salan - El Cielo es Lodo
GUADAÑA – Erytheia

 

 

 

 

 

RESURRECTION FEST
METAL PARADISE
KIVENTS
MAGO DE OZ - Bandera Negra
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

10 COMENTARIOS

  1. Tal vez este sea el mejor álbum que haya grabado la banda precisamente por arriesgar un poco y no caer en los clichés típicos del Power Metal.De verdad,que lo recomiendo a ojos cerrados para aquellos que no los conocieran con anterioridad o bien para quienes pensaran que sonaban demasiado manidos en comparación a bandas más punteras tipo Stratovarius,Sonata Arctica…

      • Pretendía ser más bien un comentario irónico y sin acritud, pero tómatelo como quieras. Sólo quería comentar que en los tiempos que corren esperar más de 5 meses para hacer una crítica de un disco casi mejor dejarla pasar.
        Lo que más me ha extrañado es que encima reconozcáis que sabíais de su publicación lo que ya lo convierte casi en negligencia… Que no son Iron Maiden ni Judas Priest está claro, pero creo que se merecían la reseña no solo por el buen disco que es, sino porque son una banda con una trayectoria importante y máxime viendo las críticas que se hacen en esta página y el nulo interés que despiertan algunas en los lectores. Esta por lo menos habría tenido un comentario.

        Saludos.

        Saludos.

        • No lo decía a malas, tranquilo. Se que ha pasado tiempo desde su edición, pero por un lado, no se si te has fijado pero normalmente escribo más sobre metal extremo aunque le de a todo, y segundo, de verdad que no sabía de la existencia de este disco hasta hace relativamente poco,como ya he escrito, fue pura casualidad que me diera por hacerme con él, pero tras escucharlo pensé que se merecía el reconocimiento al menos. A ver si os creéis que me se de memoria cuando saca disco cada banda, que soy un mortal como los demás jeje Más vale tarde que nunca no? 🙂

          Un saludo