Inicio Conciertos Crónica y fotos de PAUL DI´ANNO, ETERNA y FEAR CROWD, en...

Crónica y fotos de PAUL DI´ANNO, ETERNA y FEAR CROWD, en Erandio, Vizcaya.

1

 

PAUL DI´ANNO

+ ETERNA + FEAR CROWD

Sábado 25 de Octubre de 2014 – Sala Sonora – Erandio  – Bizkaia

Sabíamos que estaba muy cascado el que fuera primer vocalista de IRON MAIDEN sin embargo no dejaba de haber ganas de disfrutar de esta noche en la que a Paul Di´Anno se sumaba la presencia de los emergentes FEAR CROWD, que cada vez que les volvemos a ver mejoran como banda, y ETERNA, tras mucho tiempo de parón. Mucho ha llovido desde que estos últimos nos presentaran su única obra editada hasta la fecha, siendo esta una oportunidad muy especial para reencontrarnos con los de Arrigorriaga.

Saldrían en primer ligar FEAR CROWD a animar a un público bastante expectante y no demasiado participativo. Si bien con el carisma de Leire y el empuje de un grupo que cada vez suena más compacto terminaron por recibir esa respuesta ante temas propios o ante la versión de “Don´t Talk To Strangers” de Dio. Hay que destacar ese gran himno llamado “No Pienso Caer”, dedicado a los soñadores habidos en la sala, y también el cierre con uno de sus nuevos temas “Entre La Espada Y La Pared”, que promete un próximo trabajo superior a su interesante debut “Nueva Era”. Los que andan buscando una alternativa real en el heavy metal clásico de voz femenina deberían interesarse por conocerlos.

ETERNA salieron con mucha ilusión tras muchos años sin pisar un escenario. Una de las novedades más notables en la banda es el paso de Raul a la guitarra solista, abandonando su faceta de vocalista de la formación, aportando su granito de arena al menos en los coros. De esta manera la banda gana en escena con un cantante que puede interactuar más libre con el personal, si bien debe currar para limar asperezas y ganar en calidad para a su vez hacerse con una mayor personalidad.

El quinteto nos presentó una sorprendente cantidad de nuevos temas. Pese al silencio, en estos años de reestructuración no se han estado de brazos cruzados. Como venía siendo habitual en ellos siguen creando canciones de grandes estribillos. Siempre consideré su material de categoría, aunque su “Madre Tierra” no fue un disco que lo reflejara tan bien como lo hacían sus directos.

De entre esos nuevos temas me quedo con el buen sabor dejado por “Con La Fuerza De Un Volcán”, suponemos que una de las canciones que integrarán su próximo disco junto al puñado de nuevas piezas presentadas esta noche. Acertados los temas rescatados de su obra de debut, como “Juicio Final”, “Cultivadores De Odio” y el final “Madre Tierra”. Un reencuentro con el público ilusionante por parte de una banda que debe adquirir nuevamente rodaje poco a poco. Nos alegramos de tenerles de vuelta.

Sabíamos que el estado de forma de Paul Di´Anno no era el más idóneo. Personalmente nunca le había visto en directo, pero son muchos años de leer crónicas en los que se indicaba unánimemente este hecho como algo alarmante. Sirva esta crónica para corroborarlo. El vocalista original de IRON MAIDEN lleva muy mal el paso de sus 56 años de vida. Los excesos han hecho mella en el vocalista, que subía al escenario jurando en hebreo, sin apenas poder caminar y quejándose de su estado vocal.

Verle aparecer así ya de inicio creaba incluso dudas sobre si podría terminar el concierto. Supongo que para el que llevara en la mente la imagen del chico de ojos claros e imagen juvenil punk que registrara su voz en los primeros pasos discográficos de una de las bandas líderes el heavy metal esto podría resultar impactante. Tan solo mirando sus ojos podíamos saber que estábamos ante la misma persona, no sin sentir cierta pena ante el recuerdo de aquellos años y lo que hoy veíamos.

El personal estaba predispuesto, pese a ello, a disfrutar de los temas de los dos primeros álbumes de La Doncella, muchos de ellos imposibles de disfrutar hoy en un directo de la banda británica. Para ello Paul Di´Anno traía consigo a unos músicos de una calidad indiscutible, a los que no cabe poner ni un reparo en la interpretación de esas grandes canciones, captando además el feeling tan especial que Steve Harris y sus chicos le han dado desde el inicio a su sonido.

Lo que fallaba era la voz curiosamente del miembro presente en aquellos discos. “Sactuary” y, sobre todo, “Prowler” resultaron irreconocibles. Pese a ello el vocalista mostraba actitud, un querer y no poder, que a la postre puede ser de lo más positivo que podamos decir. No cabe duda de que Paul Di´Anno intentaba darlo todo, esforzándose en “Wratchild” y “Murders In The Rue Morgue” tras haber dado los primeros tragos a su medicina particular. El cantante no se separa demasiado de su bebida ni puede dejar de fumar en cuanto tiene un pequeño especio de tiempo. No es difícil darse cuenta de que, entre otros, estos son algunos de los excesos que explican su estado físico y vocal en la actualidad y no sé si tanto los muchos conciertos seguidos en los que tímidamente se excusó.

Nos brindó un par de temas de algunos de sus otros proyectos, como “The Beast Arises” de KILLERS o “Children Of Madness” de BATTLEZONE, si bien la mayoría de los presentes iban exclusivamente en busca de canciones de la homónima opera prima de Iron Maiden y de su segundo “Killers”. Así que cuando la banda comenzó a entonar las notas de “Ides Of March” aquello cobró un nuevo brío entre los presentes, una nueva esperanza de que la segunda parte de la descarga fuera mejor.

Y en parte lo fue. No se le podía pedir más al vocalista, pero si cabe rescatar algo “Charlotte The Harlot” y “Killers” parecían mostrarle en un estado vocal algo más entonado (esto hay que matizarlo). Cuando menos fue capaz de cantar con un mínimo de acierto, algo que contribuyó a que posteriormente “Phantom Of The Opera” pudiera ser lo más celebrado por parte de un público en todo momento apoyando. El propio vocalista decía que era una noche para que cantáramos nosotros y él se dedicara a beber. Una sentido del humor un tanto amargo dadas las circunstancias.

No es de extrañar la ausencia en el repertorio de “Remember Tomorrow”. A día de hoy dudo que su interpretación pudiera ser llevada a un fin digno. “Iron Maiden” fue el adiós del vocalista, que tal vez nunca debió bajarse del escenario, puesto que luego sería incapaz de volver a subir. Tras la interpretación de “Transylvania”, impecable por parte de una banda ejemplar en su comportamiento y en su ejecución para hacernos vibrar con uno de los grandes instrumentales de la historia de nuestra música, Paul Di´Anno cantó desde abajo el último “Running Free”, sin  apenas poder ser visto por una buena parte de la concurrencia.

La pregunta que uno se hace es si este hombre sigue haciendo esto por dinero o porque es una pasión que le sigue manteniendo con vida. Porque lo cierto es que da la sensación de que él sigue sintiendo lo que hace, pero en estas condiciones debería replantearse si merece la pena el esfuerzo que le supone mantenerse en pie sobre un escenario, más cuando tampoco esboza estado vocal mínimo. Como concierto nostálgico en el que implicarse como acérrimos de aquellos primeros dos discos de IRON MAIDEN, tras los que para muchos (y pese al éxito) nada volvió a ser lo mismo, puede valer; teniendo en cuenta que aquello va a acabar por ser un karaoke donde una banda interpreta fenomenalmente los temas y el público los corea para sacar adelante la descarga. El cantante bastante hará mientras sea capaz de hacer acto de presencia ante un público que le respeta por ser quien es.

Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Mari Jose Martin (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

FEAR CROWD

 


 

ETERNA

 


 

Paul Di´Anno

 

 

AGENCIA - AREA51METAL
Tienda de Ropa - TELON DE ACERO
KIVENTS
Jorge Salan - El Cielo es Lodo
GUADAÑA – Erytheia

 

 

 

 

 

RESURRECTION FEST
METAL PARADISE
KIVENTS
MAGO DE OZ - Bandera Negra
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

1 COMENTARIO