Inicio Conciertos Crónica y fotos de SCORPIONS y Joe Bonamassa en el AZKENA ROCK

Crónica y fotos de SCORPIONS y Joe Bonamassa en el AZKENA ROCK

11
Madness Live!
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
FIVE FINGER DEATH PUNCH
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
FIVE FINGER DEATH PUNCH
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

AZKENA ROCK

SCORPIONS + Joe Bonamassa

Viernes 20 y sábado 21 de Junio de 2014 – Mendizabala – Vitoria-Gasteiz

Era la primera vez que iba al festival, y me encantó el lugar, la distribución de escenarios, carpa, puestos, organización, etc…En resumen, todo lo positivo que había escuchado desde hace años sobre el AZKENA pude comprobarlo in situ el pasado viernes 20 de septiembre. ¡Un gran evento sin duda!

Salta a la luz que el AZKENA es un festival “especial” donde la bandera es el rock, pero  este año solo SCORPIONS y al día siguiente Joe Bonamassa fueron los artistas únicamente afines a la línea editorial de esta web, por lo tanto, será de los que hablemos en este pequeño reportaje. Sería un tanto absurdo hablar de BLONDIE o THE STRANGLERS o UNIDA. Nuestro colaborador Antonio Refoyo hablará del guitarrista y yo de los alemanes.

El ambiente fue colosal, había todo tipo de gente, edades, padres con sus hijos pequeños, heavies, punkies, gente aparentemente que nada tiene que ver con “nada”…Me pareció una gran fiesta del rock sin etiquetas.

Aparte de ver a SCORPIONS, mi principal cometido fue pinchar el viernes en la carpa una vez terminada la actuación de UNIDA, a eso de las 03:30 pasadas, hasta las 05:45 aproximadamente.

Fue un enorme placer hacerlo durante más de esas dos horas y ver que la gran mayoría de la gente que se quedó hasta altas horas se lo pasó bien, o muy bien. Evidentemente, pinché a la medida de un festival como AZKENA ROCK, basándome en que hubo muchísima gente que fue por ver a SCORPIONS. Debo confesar que fue la “pinchada” menos heavy de mi vida, pero me lo pasé “a tope” poniendo muchos clásicos como AC/DC, ZZ TOP, AEROSMITH…mucho hard rock… Aunque siendo “quién soy” di “caña” y afortunadamente la gente respondió cantando y pasándolo bien, y congregando a mucha gente, casi llenando la carpa.

Los únicos inconvenientes de la jornada del viernes fueron las tormentas que nos castigaron a diferentes horas de la tarde, noche y madrugada. Nos empapamos de verdad… Calló mucha lluvia, aunque solo hubo que suspender un concierto que se ubicó el sábado.

Paso a contar lo que en mi opinión fue la actuación de SCORPIONS

Pasadas las 22:30 salieron a escena con un montaje parecido al  que vimos dos noches consecutivas en Madrid, y un repertorio muy parejo, aunque no tan extenso.

La introducción fue la misma, proyectada en la pantalla gigante central y las dos laterales, pero curiosamente no la dejaron terminar…Rudolf y compañía arrancaron con “Sting In The Tail”, seguido de “Make It Real” e “Is There Anybdey There”, en la misma tónica que en Madrid. Todo fue muy similar, aunque siendo justos, diré que este concierto distó bastante de los dos ofrecidos con anterioridad. Es cierto que SCORPIONS siempre lo hacen bien, siempre cumplen, son híper profesionales, pero su “descarga” en el AZKENA fue de notable justito, por calificarlo de alguna forma, o aprobado alto. Fue un buen concierto, sin más.

Es posible que haya lectores que difieran de mi opinión, y más si no los vieron en Madrid, pero siendo justos, fue así. Ya he dicho y diré muchas veces que la labor de un periodista no es fácil…SCORPIONS dieron un buen concierto, pero solo fue un show cumplidor. En mi opinión les faltó más energía, actitud, ganas…Pero cumplir, cumplieron. Por ejemplo Rudolf midió más sus saltos, sus carreras… Klaus cantó bien, pero fue muy lineal y no arriesgó apenas…

De cualquiera de las formas, dieron un buen espectáculo y contentaron al público en general, aunque, en mi opinión, ya que acortaron el repertorio, ya podrían haber suprimido alguna de las baladas y haber recuperado algún “hit” que todos echamos de menos.

La batería fue tocada por el sueco Johan Franzon  quien está sustituyendo o ¿reemplazando? a James Kottak. Este me pareció un batería demasiado sobrio, de los que no se salen del guión, sin florituras, ni adornos. En mi opinión la banda ha perdido mucho sin Kottak. En el solo de batería todos le echamos de menos. Era el momento para que Johan Franzon  se luciera, y apenas lo hizo. Además todo el protagonismo se lo llevo el percusionista Pi TTi Hetch (que ya trabajó con SCORPIONS en el álbum de 1.996 “Pure Instinc”), quien animó al público con el micrófono a rítmo de sus congas y timbales, mientras Johan Franzon estaba en un segundo plano. Curioso…

Volviendo al show, éste incluyó temas como “The Zoo”, la instrumental “Coast to Coast”, “Loving You Sunday Morning”,  hasta que llegó el set acústico donde interpretaron “The Best Is Yet To Come”, “Send Me An Angel” y “Holiday”, esta vez sin plataforma central. Justo cuando estaban tocando “Holiday” la lluvia volvió y todos nos empapamos.

Tras los tres siguientes "Raised on Rock", "Tease Me Please Me", "Hit Between the Eyes", llegó el solo de batería y percusión del que ya he hablado, para desembocar en un “Blackout” un tanto desinflado, y sin la caracterización con los tenedores en los ojos de Schenker, el solo de guitarra de Jabs y el final “Big City Nights”, con proyección de “Vitoria-Gasteiz” sobre la pantalla.

En los bises tocaron las habituales “Still Loving You”, “Wings of Change” y el final “Rock You Like a Hurricane”.

En resumen…Buen concierto, pero yo esperaba mucho más. Un show que distó bastante de los celebrados en Madrid dos noches consecutivas.

Rafa Basa

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


 

A continuación la crónica de Antonio Refoyo de Joe Bonamassa, el Sábado 21 de junio

Joe Bonamassa era uno de los atractivos principales del festival independientemente de su posición en el cartel. La expectación en la repleta carpa del segundo escenario para ver a este enorme guitarrista de blues, rock y del estilo que se le ponga por delante así lo corroboraba. Auténtico recital el ofrecido por él y su banda, con una versatilidad tremenda en su forma de tocar, aparte de aunar técnica y sentimiento.

El público entregado a su magia y maestría le llevó en volandas, calor que se dejó notar desde que apareció el guitarrista en las tablas, trajeado y elegante como su forma de tocar las seis cuerdas. “Oh Beautiful” fue la forma de darnos la bienvenida, con un estruendo por parte del público como respuesta. El virtuosismo no solo se centra en su figura, ya que viene acompañado de unos músicos de altura equiparable a la del propio Joe Bonamassa, lo cual es mucho decir.

Lenny Castro, a las percusiones, da colorido y cierto tono de mestizaje en algunas fases a la propuesta; Carmine Rojas, al bajo, es consistencia para dar fiabilidad a cada desarrollo instrumental; la leyenda Takl Bergman, compañero de Bonamassa en el recomendable supergrupo instrumental Rick Candy Funk Party, a la batería, es todo un coloso que se explayó en un espectacular solo en “Love Ain´t A Love Song”; sin quedarse a atrás un Derek Sherinian que no es menos legendario habiendo dejado huella en bandas como Dream Theater y aquí explayándose en el plano instrumental con esta banda de un Joe Bonamassa muy activo en su carrera en solitario y con otras bandas y artistas en los últimos tiempos.

La parte final de su actuación contó con la interpretación, siempre especial en sus conciertos de “Sloe Gin”, terminando con la fuerza descomunal de “The Ballad Of John Henry”, con parte improvisada en el centro de la composición. Joe Bonamassa respondió ante la expectación y el gran ambiente creado en torno a su presencia en el segundo escenario del Azkena. Para quien suscribe y con todos los respetos el verdadero nombre de referencia de esta segunda jornada de festival.

Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11 COMENTARIOS

  1. Muy generoso el aprobado alto a Scorpions… Para mí han sido la decepción más grande sobre un escenario en 24 años de conciertos. Por una u otra razón nunca los había visto y los esperaba con muchas ganas… pero tuve que abandonar para no entristecerme viendo la lentitud, apatía y falta de energía y magia con la que afrontaban los temas. Menos mal que Turbowolf nos dieron lo que necesitábamos a medianoche…

    Y como Dellesh, no entiendo que se acote la crónica a dos bandas: Kadavar hicieron el concierto del festi y son puro Sabbath; Wolfmother bebe de las influencias más claras del heavy rock (Zeppelin, Purple y Sabbath), los vitorianos 13 Left to Die nos dieron una descarga de metal-core a todo trapo brutal, Monster Truck nos enamoraron con su hard rock 70’s

    Y sí, el Azkena es el mejor festival de este país

  2. Para mí, que sólo he ido dos veces, es el más irregular de todos. Después de haber visto OZZY en el Azkena dos veces, The Cult, Rob Zombie, Lynyrd Skynyrd, The Darkness, The Sword, Twisted Sister, Status Quo, Black Crowes y Steel Panther entre otros, que se me olvidan con esta memoria que tengo. que este año la oferta metalera haya sido Scorpions, ya tiene tela.