Inicio Conciertos Crónica y Fotos de DARK TRANQUILLITY + TRISTANIA en Madrid

Crónica y Fotos de DARK TRANQUILLITY + TRISTANIA en Madrid

6
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

DARK TRANQUILLITY

+ TRISTANIA

Martes 19 de Noviembre de 2013 – Sala Arena – Madrid

La noche prometía. Los unos porque nunca fallan (DARK TRANQUILLITY) los otros porque en el pack solo hacían más que poner algo más de caché a la que podría ser una gran noche (TRISTANIA).

Soy un grandísimo fan de DT creo que ésta ya será la tercera vez que les veo y hubiese sido la cuarta si no hubiesen cancelado esa gira que tenían programado pasase por nuestras tierras con su EP “Zero Distance”. Que, seamos honestos, fue todo un palo cancelasen, pero que no tenía ningún sentido, ya que los suecos siempre tienen España en su hoja de ruta con cada gira de nuevo álbum, y el suyo, estaba a punto de caramelo por aquel entonces. Si bien es cierto, su anterior visita reventó la sala y esta vez, se quedaron un poco más por debajo.

Como estaba prometido la noche la abrieron unos re-re-re-novados TRISTANIA mucho se habrá podido decir de lo que supuso la marcha de Veland para la banda, de las idas y venidas de sus vocalistas; pero lo que nadie puede negar es que Einar Moen y Anders Hidle han luchado contra viento y marea para seguir adelante con la banda y su trayectoria ha sido notable y constante. Nunca les había visto en directo así que con nulas expectativas y dispuesto a cualquier sugerencia empezaron su show bajo la desgarradora “Number” que seguida de “Night On Earth” ofrecieron la parte más salvaje de TRISTANIA donde los guturales cobraban más relevancia. Debo destacar que la batería estaba saturadísima y no sé si se arreglo el problema o si mis oídos se adaptaron. Al poco de comenzar ya hace acto de presencia Kjetil Nordhus para hacer compañía durante toda la noche a Mary Demurtas que como buena italiana nos parloteo algo en español. A pesar de no tener un potente chorro de voz al más puro estilo lírico su voz más natural es limpia y ofrece grandes posibilidades con Nordhus como el otro cantante. Solo hace falta escuchar lo que fueron capaces de hacer en “Requiem”. Esa parte del concierto donde el repertorio se alejó por completo del inicio y deshojaron sus temas más góticos. Desconozco los motivos pero se presentaron sin su otra guitarra, Gyri y sin su teclista, Einar Moen. Esto hizo que el escenario quedase un tanto deslucido. Al igual que le pasase a DARK TRANQUILLITY, que no tuvo a Henriksson con su bajo y al final terminó en anécdota, ya que, Mikael Stanne metió la pata dos veces introduciendo un tema, y como no había bajo y esta todo pre-grabado… tocó reajustar a la carrera mientras se miraban incrédulos los unos y los otros. Sin embargo, solo consiguió que el público le ovacionase ya que la naturalidad y sonrisa de Stanne le convierte en genio y figura dentro y fuera de las tablas.

TRISTANIA acabó su show igual que la sala, de menos a más, la entrega se fue haciendo mayor y el número de asistentes también para finalmente despedirse con “Sacrilege”. Un concierto de notable para una gran banda que le ha tocado telonear para poder girar y girar y tocar y tocar. No se les desmerezcan porque tienen mucho que decir.

Pero allí estábamos la inmensa mayoría por los suecos, por los creadores del sonido Gotemburgo, por los inventores del death melódico (otras bandas tuvieron su parte de culpa también). Sin embargo, siempre he pensado que DARK TRANQUILLITY es la que más fiel se ha mantenido a sus raíces y buena muestra de ello es que en todos sus shows hacen sonar algo de “The Gallery” o “Projector” o incluso “The Mind’s I” disco de finales de los 90 que les encumbraron. El propio Stanne nos contó que ese año celebraban veintitantos años de banda (o de giras) y que como muestra de respeto querían ofrecer algo diferente y sobre todo algo viejo. Y así fue, “A Bolt of Blazing Gold” y “UnDo Control” junto a la bella Demurtas o “To a Bitter Halt” o “Silence, and the Firmament Withdrew” todos grandes temas rescatados por los suecos para esta gira.

No puedo dejar de mencionar lo de Mikael Stanne. Un verdadero frontman como pocos quedan. Capaz de ilusionarse con cada show, con cada muestra del público, capaz de revolucionar un foso, capaz de mantenerse en movimiento todo el concierto sin guardarse un solo ápice de energía, la ferocidad con la que canta, la violencia con la que se mueve, la pasión que transmite, el respeto que genera… es sinceramente único. Nunca he visto nada así en mi vida. Me recuerda a Mr Flynn (MACHINE HEAD) por su presencia, carisma y energía. Sorprendente fue ver el rostro de alegría que puso al ver que el público no se marchaba de allí hasta que no recibiese su pertinente bis (y eso que alguna que otra vez DT acostumbra a despedirse a degüello sin bis ni nada). Incluso Stanne optó por subir al escenario a una chica del público para que pudiese sentirse como una estrella por un momento.

Personalmente sigo percibiendo que el material de “Damage Done” en adelante es el mejor recibido y el que más revolución causa en el foso. Que me lo digan a mí que reventar la sala con “White Noise/Black Silence” al tercer tema me pareció algo más que apoteósico.

Como bien nos tienen acostumbrado, durante todo su show van mostrando imágenes en una gran pantalla tras la batería. Y tampoco podían fallar sus propias luces a pie de escenario, eso que tampoco parece y tanto hace en un show. Un show que rondó los 90 minutos. 90 minutos donde no se respira más que para beber cerveza y gritar algo a esos ídolos que están ahí arriba.

Solo hace falta decir que estamos hablando de DARK TRANQUILLITY una banda que desde hace muchos años no ha tenido un solo disco que no sea de notable, hablamos de gente que transmite pasión, hablamos de suecos con ganas de volvernos salvajes por unas horas a la semana; y nadie como ellos saben hacerlo igual. Mirar el set list, pensar en Stanne, imaginaros la combinación de guitarras y el teclado, no pongáis límites a vuestra imaginación y seguro que el resultado se queda corto con el torbellino que arraso Madrid esa noche. Un torbellino made in DARK TRANQUILLITY

DARK TRANQUILLITY

  • The Science of Noise
  • White Noise/Black Silence
  • What Only You Know
  • The Fatalist
  • The Silence in Between
  • Zero Distance
  • A Bolt of Blazing Gold (con Mariangela Demurtas, TRSITANIA)
  • UnDo Control (con Mariangela Demurtas, TRSITANIA)
  • Monochromatic Stains
  • The Wonders at Your Feet
  • To a Bitter Halt
  • Indifferent Suns
  • Silence, and the Firmament Withdrew
  • Terminus (Where Death Is Most Alive)
  • State of Trust
  • Endtime Hearts
  • ThereIn
  • Final Resistance
  • Misery’s Crown
      Encore:
  • Uniformity

TRISTANIA

  • Number
  • Night on Earth
  • Exile
  • Year of the Rat
  • Himmelfall
  • Darkest White
  • Requiem
  • The Shining Path
  • Sacrilege

Texto: Jorge Cárcamo Yagüe

Fotos: Daniel Garrido (www.photo2riff.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. Yo hace tiempo ya que llegué a la conclusión de que esta gente es incapaz de hacer un disco malo o mediocre ni proponiéndoselo,incluso diría que cuanto más envejecen mejores son sus obras y eso que yo era fanático de In Flames y siempre los puse por encima de Dark Tranqullity pero a día de hoy solo hay que ver donde están unos y donde están otros.

  2. Dark Tranquillity para mi a dia de hoy son los reyes indiscutibles en su genero. Llevan una racha de discos impresionante.
    Los descubri en aquel metalmania de Villarobledo y desde entonces no han dejado de asombrarme. Aunque por desgracia no he podido volver a verles en directo, a ver si para la proxima hay mas suerte :P. Siempre me quedara su DVD de hace unos años que no esta nada mal.

  3. Desde mi punto de vista están un poco más flojos que antes. En We are the void veo un disco algo difícil y monótono de escuchar, me aburre, algo que jamás me ha pasado con esta gente. Construct es un paso más en su sonido que le da un toque más maduro a su ya personal estilo, y aunque me gusta más, me sigue pareciendo algo monótono y repetitivo.
    Claro que esta gente lleva desde 1993 sacando discazos ininterrumpidamente casi sin altibajos.

    Personalmente me gustaría que le dieran cierta vuelta de tuerca a su sonido porque en mi humilde opinión están empezando a dar síntomas de agotamiento creativo.