Inicio Lanzamientos A-Z RIOT – Inmortal Soul

RIOT – Inmortal Soul

28
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

Discográfica: SPV
Puntuación: 9,5/10

RIOT - Inmortal SoulSi hay alguna banda que siempre ha dado la talla lanzando al mercado discos de un nivel altísimo esa es RIOT. Sin estancarse en un estilo determinado y tocando con una maestría superlativa palos como el heavy, el speed, el power o el hard rock, en las diferentes etapas de su longeva trayectoria, la música del grupo norteamericano se ha caracterizado por un denominador común: calidad.

Desde aquel lejanísimo "Rock City" de 1977 hasta nuestros días, la banda ha tenido parones, ha sufrido pérdidas irrecuperables con la muerte de algunos cantantes, pero siempre se ha repuesto entregando material del bueno. Lo triste de todo esto, es que no han sido valorados como se merecen. Algo realmente incomprensible. RIOT no son sólo "los del "Thundersteel"", son mucho más que eso. Y a su impecable discografía me remito.

Con "Inmortal Soul" ya van catorce discos, a cual mejor. Este es el primero tras un receso discográfico de cinco años ("Army Of One" es de 2006). El hecho de que para esta nueva grabación retorne la banda que pergeñara el celebrado "Thundersteel" (1988) y su continuación, "The Privilege Of Power" (1990), supone un reclamo suficiente más allá de la expectación que pueda crear a la cohorte de seguidores incondicionales del conjunto. Tony Moore vuelve a ser la voz, completándose la formación con el sempiterno líder Mark Reale, el bajista Don Van Stavern y el batería Bobby Jarzombek, sin obviar la presencia del segundo guitarrista Mike Flyntz, quien ya lleva tiempo en RIOT.

Teniendo en cuenta la formación que lo graba, es inevitable buscar comparaciones con la más famosa obra del grupo, surgiendo la curiosidad por ver cómo sonaría este nuevo material y, si tendría algo que ver con lo que estos músicos hicieran juntos en el pasado. La respuesta es sí. En algunos momentos apreciamos similitudes, como la apertura con "Riot", que nos retrotrae al tema "Thundersteel", no sólo por ese heavy/speed metal en la misma onda, sino por ese guiño que guarda en su partitura. Aquí encontramos a Tony Moore castigando su garganta más que en ningún otro corte del trabajo. Velocidad y melodía se dan la mano en una grandiosa canción para abrir el álbum. Las conexiones continúan con "Still Your Man", que enlazaría con "Johnny´s Back". Esa entrada de bajo (la que sigue a la rompedora batería del comienzo), así como su letra evocan al mentado tema. Estos dos primeros cortes son imprescindibles.

"Crawling" es un medio tiempo en el que se destapa la admiración de Mark Reale por la obra de Ritchie Blackmore, algo que no es nuevo. Melodías orientales, un gran solo o un estribillo lleno de pasión, son sólo algunos de los ingredientes de la que quizá sea la canción que más tarde en atrapar, pero una vez lo hace el hechizo surte efecto. Fantástica. "Wings Are For Angels" es otro viaje a lomos de ese speed/power ochentero del que fueron auténticos maestros, con Jarzombek demostrando el porqué de su reputación como batería solicitado por grandes personalidades del metal.

"Fall Before Me" es otro medio tiempo, el más cercano a una balada pero sin llegar a serlo. Es más, alberga pasajes de duras guitarras con un sonido más actual, pero los solos son de lo más clásico y preciosistas. Es posible que aquí hayan buscado hacer un tema en la onda "Bloodstreets", aunque las diferencias son evidentes. Las guitarras se tornan ahora incendiarias en "Sins Of The Father", donde retoman la caña y la velocidad, antes de apaciguar las aguas con una bonita y breve instrumental llamada "Majestica", la cual sirve de interludio y se perfila como la antesala de "Inmortal Soul", el homónimo tema del álbum. Éste es de los temas más novedosos y sorprendentes, un poco chocante al principio por las líneas vocales, que no por su excelso estribillo, pero que a fin de cuentas se convierte en otro grandísimo tema. A esto se le llama clase.

"Insanity", que arranca con la voz desnuda de Moore, tiene un riff marca de la casa y se remata con uno de los estribillos más desenfadados. "Whiskey Man" es el corte más rockero del álbum y el que se acopla mejor al sonido de los primeros RIOT. "Believe" es otra joya de geniales melodías y un estribillo increíblemente logrado y contagioso. Ya, para poner la guinda, tememos "Echoes"; power melódico de clase suprema que resonará una y otra vez en tu equipo. Sólo queda añadir ¡qué grandes son RIOT!

Algo que en principio me mantenía un pelín escéptico era cómo iba a estar la voz de Tony Moore. Cuando escuché su disco con FAITH AND FIRE ("Accelerator", de 2006), me dio la impresión de encontrarlo más limitado vocalmente. Además, teniendo en cuenta que hace más de veinte años que dejó de grabar con RIOT, mi escepticismo estaba más que justificado. Con las pruebas en la mano, es verdad que en este disco, salvo en contadas excepciones, no raja como antaño. En este disco no recurre tanto a agudos, que los hay, pero por el contrario se muestra más versátil, terminando por facturar una labor excelente. El señor Reale ha sabido sacar lo mejor del vocalista, al tiempo que consigue que su grupo despliegue toda su magia a lo largo de los casi cincuenta y cinco minutos que dura este compacto, "Inmortal Soul", que mezcla temas más heavies con otros más melódicos con suma maestría.

Si te lo quieres tomar como un disco de reunión (en parte lo es), estamos ante una de las mejores maneras posibles de retornar. Pero estaremos en lo de siempre: RIOT traen bajo el brazo un trabajo soberbio que ya quisieran muchos y, desgraciadamente, continuarán siendo la banda que tuvo su par de porciones de gloria en los ochenta. Ahora bien, ¿cuántas bandas con más de treinta años de trayectoria son capaces de editar un álbum de tal envergadura como éste?

Diego González

Listado de temas:

  1. Riot
  2. Still Your Man
  3. Crawling
  4. Wings Are For Angels
  5. Fall Before Me
  6. Sins Of The Father
  7. Majestica
  8. Immortal Soul
  9. Insanity
  10. Whiskey Man
  11. Believe
  12. Echoes

 

 

 

28 COMENTARIOS

  1. Será muy bueno el disco, pero el cantante me ha recordado demasiado a Ralf Scheppers, y ese tipo de voz me cansa mucho, no se exactamente porqué. Y encima el estilo musical también me recuerda a Primal Fear… lo he escuchado entero de milagro, a punto estuve de pararlo porque ya estaba saturado de esa voz.

      • No, sí que sabía que eran mas antiguos, pero no les habia escuchado antes, en cambio a Primal Fear sí. Además hablo básicamente del cantante, que es lo que me molesta de este disco, no la parte musical en sí, y no se cuanto tiempo lleva este cantante en Riot… solo sabía que DiMeo (le conocí por Marterplan) había estado en Riot. Así que por eso he dicho que este cantante me recuerda mucho a Scheppers, que no es lo mismo que decir que este grupo esté influenciado por Primel Fear, porque como decís, sería mas bien al revés.

  2. Para mí este año cuenta con discazos como las nuevas obras de Dream Theater, Anthrax, los separados Jag Panzer, el buenísimo Human Remains de Hell y Unto The Locust de Machine Head. Incluso Iced Earth han vuelto con un disco más que decente.

    Pero Riot están en otro nivel directamente. Y siempre lo han estado. Seguramente la banda más infravalorada del Metal. Ni un mal disco en tantísimos años de carrera. Pero aún teniendo siempre las excpetativas bien altas, Immortal Soul es más bueno de lo que puede soñarse. Es increíble que un disco hoy día enganche tanto, que pase tan rápido, que tenga temas que vas tarareando por donde pases (Insanity). Es no únicamente el disco del año, sino uno de los mejores discos de Heavy Metal que existen.

    En Mark Reale siempre se puede confiar. Ojalá más gente se acerque a su música esta vez.

  3. jUr este cae. Ya habia oido del disco en el foro de Rafabasa pero aun no lo he catado. Thundersteel y Pirvilege of power me parecen de los mejores discos de metal de todos los tiempos (A la altura o por encima de Numbers of the beast, Master of puppets o Defenders of the faith). Asi que leido lo leido este finde cae.

    Lo triste de estas cosas es que luego hay otros grupos que ya no saquen buenos discos y que se les justifique diciendo que ya no tiene porque ya que lo han hecho todo y a que a estas alturas no se les puede pedir obras maestras, en fin…..