Inicio Conciertos Crónica Concierto ROCK METAL FEST III en Pamplona – Crónica y fotos

ROCK METAL FEST III en Pamplona – Crónica y fotos

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
Rock Metal Fest 2011

Sabado 17 de Septiembre de 2011- Sala Movie – Pamplona

Nuestro nuevo colaborador José María Saiz (Bienvenido y gracias, amigo!!) nos cuenta en texto e imágenes como fue, en su opinión, el festival ROCK METAL FEST III celebrado en Pamplona. Esta es su crónica y fotos.

La tercera edición del Rock Metal Fest trajo consigo ciertos cambios de última hora. Esta edición, a priori, la más ambiciosa de R81 Producciones por la inclusión de un grupo internacional como CRAZY LIXX, sufrió a poco más de una semana de su celebración, el cambio de sala desde la localidad burgalesa Miranda de Ebro, donde inicialmente iba a celebrarse, hacia la antiguamente conocida Artsaia, ahora renombrada como Movie, en la capital Navarra. Un cambio que tuvo su repercusión también en el cartel final del festival ya que Mister Machin que actuarían en su tierra, se cayeron del cartel en los últimos días, teniendo que ser modificado y consiguiendo que los bilbaínos Airless les suplieran con muy poco tiempo para preparar todo.

Aún con todo, esto iba a ser una noche inolvidable para los asistentes donde el rock y el metal, más suavecito eso sí, iban a estar presente durante las aproximadamente cinco horas que estuvimos dentro de la sala. Cuatro grupos nos esperaban con sus descargas, diferentes entre ellas pero con un mismo objetivo: agradar al escaso público que se congregó allí.

El papel más complicado lo tuvieron los locales DREAM WALKER que se enfrentaron a una sala con muy poco público y, como era de entender, algo frío al no conocer a la banda. Con un poco de retraso, la intro de su maqueta y con un sonido que inicialmente fue algo pobre, DREAM WALKER aprovecharon sus cuarenta y cinco minutos para demostrarnos muchas cosas sobre su hacer en los escenarios. Yo me quedaría con su vocalista Pablo Irujo, que supo encandilarnos con una gran voz, y con la calidad musical del resto de músicos y la complejidad de sus composiciones que consiguieron crear unos halos y atmosferas muy propios de grandes grupos del metal progresivo.

Fueron desgranando la mayoría de los temas de su maqueta como Lights Out con la que iniciaron el show, Metal & Flesh o Evolution que fue una de las que más juego dio instrumentalmente con una final elegante. Tuvieron tiempo para dedicarle un particular homenaje al recientemente desaparecido Gary Moore versionando uno de sus temas más clásicos, Out In The Fields, donde durante gran parte del tema, la voz apenas se oía en condiciones. Cerraron con Benjamin, y su estribillo más directo y accesible, un directo que no terminó de cuajar entre la gente pero que tampoco llegó a aburrir. Muy correctos sobre las tablas pero quizás falto algo más de interacción con el público.

Veinte minutos tardaron en cambiar el backline y subirse los donostiarras OVERLOAD. Con su hard rock ochentero y su estética 100% acorde, nos iban a hacer gozar de cincuenta minutos de grandes riffs de guitarra y caña por los cuatro costados. Comenzaron fuertes con Hell Is Getting Closer con la que ya se te iba animando el cuerpo. Un inicio que pillo a parte de los asistentes fuera de la sala aunque ya íbamos aumentando el número. Lo siguiente que sonó fue Looking For donde ya fueron cogiendo más ritmo y nos deleitaron con un tema magistral demostrándonos la clase de la que están hechos. Estribillo pegadizo y bien de caña para que no se quedara nadie aletargado.

Who Makes Rock empezaba muy suavecita y fue subiendo poco a poco y con Broken, un medio tiempo brillante, consiguieron crear una ambientación excelente con un sabor ochentero inigualable. Please Don’t Touch Me nos llevaba hacia otros derroteros, vuelta a la caña pura y dura a base de macarrismo glammy. Poses, estilo, clase, pintas,…, lo mejor de las grandes bandas del hard rock de los ochenta lo han cogido para ellos y lo han sabido plasmar y adecuar a su personalidad. Don’t Wanna Let You Go paso un poco más inadvertida, aunque Just Another Bad Day dio otro giro más de tuerca y colocó nuevamente el show donde se merecía.

Ya íbamos llegando al final cuando la fiesta se calentaba aún más con la versión de GUNS ‘N ROSES, Nice Boys, con la que nadie dejo de mover sus caderas y corear su pegadizo estribillo. Aún había tiempo para un tema más suyo, Lone Star Motel, justo antes de tocar el Wildside de los MOTLEY CRUE para culminar su actuación por lo grande.

Era tiempo de cambio, cambio de banda en el cartel. Con el cambio de sala hubo cambios también en el cartel del que se caían los burgaleses MISTER MACHIN, formación que iba a aprovechar esta actuación para presentar su nuevo trabajo The World Is A Stage que salía a la venta esta misma semana. Una pena que no pudieran actuar tras todo el tiempo que se han dedicado a preparar este nuevo disco aunque, ciertamente, la banda que les suplantó no defraudó en ningún momento. Lo perfecto e ideal, creo que hubiera sido que tanto MISTER MACHIN como AIRLESS hubieran estado en este cartel pero por desgracia no pudo ser.

No podía haber mejor forma de comenzar que con Don’t Give Up y su brutal inicio. Potente y contenido después, iniciaban magníficamente, aunque con no tan buen sonido, su descarga. Ya se notaba desde el mismo momento de su salida a escena, la experiencia adquirida con los años y sus cualidades musicales. El hard rock melódico tiene en AIRLESS, probablemente, su mejor apuesta a nivel nacional.

Solo íbamos a por la segunda canción de su repertorio y ya Iñaki se salía por todos los lados. Nunca deja de sorprenderme la magnífica voz de la que goza, cada vez llega más y más lejos. Cierto que era el inicio del concierto, pero según avanzaba el mismo, él seguía dándolo todo y sin desfallecer. Crying For Your Love la bordo. El impasse lo puso I Don’t Need Your Words que suavizó ligeramente el ritmo que habían impuesto.

Para mí, uno de los mejores temas de su último disco Fight es Twist Of The Wrist que no suele fallar en sus directos, y este no iba a ser la excepción. Un corte rápido a rabiar, con el motociclismo por bandera que hizo las delicias del público. Tras el subidón, nos quisieron presentar un nuevo tema de lo que será su próximo larga duración. El elegido fue Till The End Of Time, de ritmo algo lenta, más bien un medio tiempo, con una progresión muy agradable al oído y composición muy elaborada que seguro os dejara un buen sabor de boca. Al menos en Pamplona lo consiguieron a pesar de la falta de volumen en la voz en los compases iniciales.

Y de un medio tiempo, a una de las baladas más emotivas que conozco. Time To Say Goodbye te conquistará desde la primera escucha cuando pongas su CD, pero una vez que se cuele en tus pabellones auriculares con sonido en directo, ya no querrás más. Solo la puedo definir como impresionante. Aún quedaba mucho por disfrutar y era la hora de flipar, de embobarnos con Robert, el guitarrista y su In A Dream. Iñaki dejaba el escenario para Miguel, Paco y Robert para que pudieran explayarse con un tema instrumental del último disco de Robert Rodrigo. No hacía hablar, ni comentar, únicamente con mirar los rostros de la gente… te lo decían todo. Sin palabras.

The Storm es otro de esos que no fallan en su setlist, al igual que Autumn Leaves que junto con The Truth nos transportaron a los inicios de la formación con los que ya destacaban allá por el año 2002 y 2005. Las pegas en cuanto al sonido ya eran historia y volveríamos a su más actual presente con Now Or Never. La guinda del pastel la pusieron con su excelente versión del Anytime, Anywhere de los suizos GOTTHARD en homenaje a Steve Lee (DEP), del que pronto hará un año que nos dejara. Un merecido y sincero tributo.

Los principales protagonistas de la noche, CRAZY LIXX, tenían ahora la difícil tarea de batir a sus rivales por decirlo de alguna manera y creo, que durante la hora y diez que tocaron, consiguieron vencerles, y eso que Airless les complicaron las cosas. Quizás no fue una actuación muy explosiva pero cumplió con creces. Se entregaron a su público e hicieron un setlist muy acertado.

Al igual que en su New Religion, Rock In A Hard Place daba el pistoletazo de salida. El título iba algo acorde a la situación que aunque no era una situación complicada si que éramos más bien escasos con cerca de cien personas en la pista. Pero eso no les inquieto, al menos según iban pasando los minutos y las canciones. Lock Up Your Daughter iba dando el sonido optimo y She’s Mine nos metía de lleno en el rollo de los suecos. La chulería iba recalando en todos y cada uno que ya estábamos contagiados de, al menos, un mínimo movimiento al ritmo de la música, ya fuera en los pies o en las caderas pero nadie permaneció impertérrito.

Algo más apaciguada fue Dr. Hollywood de su álbum debut Loud Minority pero no así su Want It del mismo LP que al igual que Death Row con su brutal inicio conseguían mantener el nivel en lo más alto. La única pega seguía siendo la voz que no terminaba de escucharse en condiciones. El show tenía que seguir y uno de los temas más indicativos de su fulgurante éxito es Blame It On Love que nos encandiló con su ternura.

Llegamos al ecuador con 21 Till I Die en lo que estaba siendo una verdadera juerga repleta de temazos y de un buen grupo de mozas que, sobretodo, en la primera fila no cesaron de moverse al son de los suecos. Road To Babylon sonó excelente al igual que My Medicine (R.O.C.K.), que quedó un poco descafeinada para lo que podía haber sido. La baladita fue lo siguiente, Children Of The Cross para relajar un poco antes de la última parte que venía potente.

El tema claramente influenciado por Skid Row, Hell Or High Water cerraría el concierto recién cumplida la hora de actuación. Un par de minutos después volvían a coger sus respectivos instrumentos para proseguir con los bises. Voodoo Woman y Heroes Are Forever fueron las elegidas para concluir definitivamente su espectáculo.

Bien de caña y bien de actitud para derrochar. En definitiva: un conciertazo de hard rock muy a la altura de lo imaginable. Escueto sí, aún siendo el más largo de la noche pero muy acertado y donde el público disfrutó mucho y se fue con buen sabor de boca que es lo importante.

Saludos del Metal!!

Texto y fotos: José Mª Saiz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

DREAMWALKER

OVERLOUD

AIRLESS

CRAZY LIXX