Inicio Conciertos Crónica Concierto JUDAS PRIEST + MOTÖRHEAD + SAXON – Crónica y fotos de su...

JUDAS PRIEST + MOTÖRHEAD + SAXON – Crónica y fotos de su concierto en Barakaldo

19
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
JUDAS PRIEST

+ SAXON + MOTÖRHEAD

Domingo 31 de julio – Bizkaia Arena – Barakaldo

Si en el año 1980  (año de publicación de tres obras maestras como "British Steel", "Aces Of Spades" y "Wheels Of Steel") nos hubiéramos echado a dormir y despertáramos en el 2011 ante un cartel conformado por JUDAS PRIEST, MOTÖRHEAD y SAXON seríamos incapaces de comprender el tiempo que ha pasado. Viendo este cartel, que equivale a un cierre de lujo de cualquier festival veraniego, pareciera que el reloj estuviera congelado en los años de esplendor del heavy metal. Por ello la acogida de esta gira ha sido tal que consiguió agotar entradas en Madrid, dejando para Barakaldo una buena entrada un domingo por la noche de un fin de semana que para muchos era inicio de sus vacaciones. No se nos escapa que estos nombres podían acoger aún mejor entrada, pero viendo el tipo de público que nos rodeaba es indudable que la barrera que han pasado bandas como AC/DC, Bon Jovi o Kiss para llegar a todo tipo de público, no lo han conseguido bandas como JUDAS PRIEST, MOTÖRHEAD o SAXON. Aquí todo el personal era auténticamente rockero, con gente que ya ha visto a estas bandas en repetidas ocasiones y con un amplio porcentaje de seguidores desde su época más gloriosa. Para ellos esto podía suponer una cita rejuvenecedora, mientras que el público más joven, que echamos de menos en mayor medida, podía tener delante de sus narices a tres pilares imprescindibles del heavy metal. Un privilegio.

Además, tratándose de la gira de despedida de las grandes giras para JUDAS PRIEST, la cita adquiría un valor especial. Si bien, no hace falta que nos digan que estas bandas tienen que ir cayendo poco a poco, pese a que con ellos se llevan toda su grandeza hasta su última actuación, que lo anuncien o no, nunca se sabe cuando será. Por ejemplo, no esperábamos que K.K. Downing no llegara a esta cita y resulta que uno de los miembros míticos de JUDAS PRIEST dejaba la banda inesperadamente pocos meses antes de esta llegada a nuestro territorio, un bajón para todos. Por ello hay que disfrutar cada actuación de nuestras bandas como si fuera la última, más cuando por si solos son un pedazo de historia de este movimiento.

Entre esas bandas grandes y longevas hay muy pocas de las que se pueda decir que nunca decepcionan. La única que ahora mismo se me viene a la cabeza es SAXON, que siguen manteniendo el nivel que hasta el más exigente puede pedir de cada uno de sus conciertos. Capaces de animar hasta al más escéptico, aún cuando no cuentan con un sonido ni con una iluminación de lo más adecuada, como en esta ocasión. El papel de teloneros se cumplió por ese lado. Sin embargo, la banda de Biff Byford, Paul Quinn  y compañía fue calentando poco a poco el ambiente hasta estallar en un final que no por sabido y esperado dejó de resultar efectivo al máximo.

Entraron en la actuación con un sonido muy poco nítido, aunque "Hammer Of The Gods" y "Heavy Metal Thunder" fueron una toma de contacto muy adecuada, con un Nibbs Carter que ya comenzaba a enloquecer, como es habitual en el miembro de SAXON más inquieto sobre las tablas. "Never Surrender" comenzó a mejorar la sonorización, continuado por un "Chasing The Bullet"" que no provocó grandes reacciones, pero que la banda ejecutó muy atinadamente. El engranaje del grupo iba calentándose para demostrar el pleno rendimiento con "Motorcycle Man", siempre esperado y querido por los más clásicos seguidores. "Demon Sweeney Todd"" desembocó en un solo de batería de Nigel Glockler que levantó a la concurrencia más de lo que cabría esperar, mostrándose ofensivo ante nombres de impresión con las baquetas como Mikkey Dee y Scott Travis, que luego le sucederían en escena. "Call To Arms" seguía mostrando a una banda con mucha chispa en sus nuevas referencias a pesar de los años transcurridos, si bien fue tras ello cuando el concierto emprendió una cuesta abajo constante en la que un no siempre rescatado "And The Bands Played On" comenzó a poner el recinto patas arriba, presentado por Byford con una referencia a los 80 en un festival donde coincidieron con grandes nombres del heavy metal. "Crusader" fue tan sensacional como siempre, con un  ondear de manos haciendo cuernos, "Denim And Leather" nos hizo sacudir la cabeza y levantar los puños en comunión con todos los asistentes y con el vocalista, que sigue desenvolviéndose en un escenario como pez en el agua. Cuando se unió a Paul Quinn significaba que este iba a comenzar el riff de "Princess Of The Night", ejecutando además con la destreza habitual el solo de guitarra tan rockero y reconocible de este clásico, dejando que en el final del mismo fuera su compañero Doug Scarrat quien rematara con otro batallador solo. Con esta forma de bordar clásicos como este no es de extrañar que no nos cansemos nunca de verlos en vivo, como así lo atestiguaron los oes que desataron al final.

En esta ocasión Byford evitó reincidir en sus habituales palabras, aprovechando el tiempo, pero en "Wheels Of Steel" dejó escapar lo de grandes cojones al comprobar la respuesta de la gente ante la habitual fase de colaboración en el tema que suele cerrar sus conciertos, siempre dejando satisfecho a un público que les vitoreó e hizo poner en pie a los que estaban sentados.

También MOTÖRHEAD estuvieron a gran altura; sin embargo, tenía tan buen recuerdo de su última actuación en Donostia hace medio año, que en esta ocasión no me transmitieron la misma fuerza. Supongo que será por el ambiente de un recinto que acogía a un público que no en todos los casos era acérrimo seguidor suyo o porque se han dejado ver mucho en los últimos tiempos por aquí, ya que en cuanto a actitud siempre son intachables. La sensación era que la gente esperaba demasiado sus clásicos de siempre, que tampoco variaron de los que esperábamos todos, mientras que la linealidad era lo que marcó el resto de una actuación que, sin impresionarnos como en otras ocasiones, no defraudó. El grupo defiende en directo con fuerza temas de su último disco como "Get Back In Line" y "I Know How To Die", en los que se les nota ese ímpetu nuevo que a los grupos les da tener material fresco. Estuvieron presentes algunos temas que van cogiendo la categoría de clásicos aunque estén dentro de la última década de la banda, caso de "The Thousand Names Of God" o "In The Name Of Tragedy", con imprescindible solo de Mikkey Dee incluido, que son ya fijos en el repertorio de la banda y que demuestran que MOTÖRHEAD está dando el cayo en estudio, fiel a su estilo de siempre y sin que nadie ose levantarles la voz pidiendo un cambio en un sonido tan simple como influyente en todos los ámbitos del rock.

Entre el resto del repertorio destacó un siempre aplastante "Stay Clean", que de sonar un tanto más adelante en el concierto reactivaría la descarga, pero que suele caer a las primeras de cambio. "Metropolis" o "Over The Top" son de las que tampoco se suelen dejar fuera. Y también resalto la ejecución de un menos renombrado "The Chase Is Better Than The Catch", oculto en la segunda cara de "Aces Of Spades" y que en esta ocasión rescataron. El final, en el que el ambiente se caldeó y la actuación subió al máximo, comenzó con la simple pregunta de Lemmy ¿os gusta el rock and roll? Significaba que llegaba el rockero "Going To Brazil", con buena labor guitarrera de Phil Campbell, más incluso que en su solo de guitarra anterior, más destinado a dar descanso a la banda. El comienzo de "Killed By Death" también cuenta con ese punteo inicial tras el estallido con el que comienza uno de los favoritos de todos los seguidores de la banda, con el estribillo arreciando y con la habitual tirada de baquetas de Mikkey Dee en la traca final. Tanto aporreó su batería el rubio tornado que se encontraba allí arriba que en  "Aces Of Spades"  tuvo que acabar sin un plato que cayó abatido, mientras un pequeño moshing se hacía algo más grande en las primeras filas y  el recinto arreciaba en cada nueva llegada del estribillo. No nos olvidamos de que son MOTÖRHEAD y tocamos rock & roll. Declaración que no faltó tampoco en este concierto en un par de ocasiones, la última antes de arremeter, como una y mil veces, con un "Overkill" que parece mentira que siga siendo tan efectivo y provocando semejante estruendo en una concurrencia que nunca deja de responder con estos clásicos, por encima del bien y del mal.

Un telón cubrió el escenario mientras se preparaba la escenografía para JUDAS PRIEST. Sin embargo, esta vez la banda no llevó su habitual escenario con esas pasarelas que cruzan la batería y en cuanto a producción solo contó con unos telones de fondo que iban cambiando, algunas imágenes reflectadas y algunos fogonazos que iluminaron el Bizkaia Arena en algunos momentos. Con ello, sin olvidar la ausencia de un K.K. Downing suplido por el joven Richie Faulkner, que le emula en imagen, pose e incluso movimientos, esta actuación es la que mejor impresión nos dio de JUDAS PRIEST desde que nos volvieran a visitar con Rob Halford de nuevo en el barco.

El inicio con los padres Black Sabbath y su "War Pigs" sonando antes de la caída del telón fue un acertado preámbulo que nos llevaba a los orígenes de todo este movimiento que bandas como los que hoy teníamos en frente han encabezado durante décadas. A ese origen nos quiso llevar JUDAS PRIEST cuando comenzaron con "Rapid Fire", presentando por todo lo alto al nuevo guitarrista en sus duelos de guitarra con Glenn Tipton y con un fondo en el que veíamos una fábrica con cuatro chimeneas echando fuego y sobre la que podíamos leer Welcome To Home Of British Steel. En esas sucias fábricas británicas comenzó todo, de ahí surgió el germen del heavy metal con bandas como Black Sabbath o JUDAS PRIEST que terminaría estallando en la New Wave Of British Heavy Metal y que repercutiría en el resto de mundo. En este tour tan especial la banda quiso tener esta mirada retrospectiva, que se mezcló en la primera parte de la actuación con pinceladas de sus últimos trabajos

"Metal Gods" provocó rápidamente una respuesta increíble en el momento en que la banda todavía estaba fresca, sobre todo un Rob Halford en este momento con más movilidad que en las últimas ocasiones y mostrándose de voz muy bien, incluso exultante en "Heading To The Highway", levantando el dedo hacía arriba en señal de reto y llegando a agudos de los que le convierten en el metal god. Con este otro clásico pasábamos de la portada del "British Steel" a las imágenes de carretera, en un comienzo de concierto fantástico que no menguó porque la banda se viniera unos cuantos años más adelante con "Judas Rising", finiquitado con Halford en las escaleras de la batería extendiendo los brazos como un águila que se fuera a elevar. De hecho, estaban volando alto, demostrando un acercamiento entre los músicos que en sus últimas visitas brillaba por su ausencia. Difícil era ver al vocalista hacer un solo gesto a los guitarras, pero en esta ocasión pudimos verle junto a Faulkner, junto a Tipton e incluso con un siempre rezagado Ian Hill, con el cual también tuvo sus destalles en esas poses que nos recordaban a los Judas de los 80.

La banda rescató una pieza como "Starbreaker", ejecutada con una capacidad total y con enteraza, facturando en vivo todo un temazo de "Sin After Sin" y  enlazándola con dos clásicos más de los años previos a la explosión definitiva de la banda. "Victim Of Changes", donde los rayos de luz escupidos desde el escenario parecían chispas sacadas de esas guitarras de fuego con las que siempre se ha identificado esta banda, rematando con un solo de Glenn Tipton marca de la casa. "Never Satisfied" fue una de las sorpresas no esperadas, que dejó constancia de la obra de debut de la banda, con explicación incluida de Halford mientras la portada de "Rocka Rola" se mostraba sobre la batería de Scott Travis. Estábamos en el momento de mayor despliegue del grupo, preguntándonos si esto podría durar hasta el final y dudando en estos momentos que el grupo necesite un descanso a tenor de semejante descarga. "Diamonds & Rust" con ese, habitual en lo últimos años, inicio baladístico fue un respiro. Pienso que esta forma de ejecutar esta versión de Joan Baez le quita así efectividad al tema, pero pensando en que Halford no podría cantarla como antaño y con el público colaborando, fue un emotivo momento. El fuelle regresó con "Prophecy", exponente de su última obra hasta la fecha, con Rob Halford encapuchado con el atuendo de Nostradamus, sin la espectacularidad de la gira de presentación del disco en la que el vocalista emergía de las profundidades, pero manteniendo la tónica positiva. No se trataba de un concierto de grandes producciones, sino de algo más íntimo  y cercano que daba todo el valor a la música.

Una tormenta se desató con "Night Crawler", un tema rescatado de "Painkiller" que agradeció mucho el respetable y que se convirtió sin esperarlo en uno de los puntos altos de la actuación que mantendría su tónica con ese "Turbo Lover" cantado al máximo por todo el personal. Como una heavy metal balad del "Stained Class" nos presentó Halford "Beyond The Realms Of Death", ultimo momento de verdadero brillo del concierto. Los que conocíamos el set list nos preparábamos para lo mejor con "The Sentinel" y la grata sorpresa "Blood Red Skies". Debía de haber sido el culmen de todo lo que estábamos viviendo antes de emprender la traca final de temas infalibles en todos los conciertos de la banda británica. Pero, por desgracia, fue todo lo contrario. Halford no daba más de si, destrozando el primero, del que solo rescato los solos de guitarra, ya que tampoco Tipton anduvo muy fino con el punteo; y el segundo fue muy deslucido por un voz que no cuadró las melodías.

Me temía que el concierto no retomaría el pulso, pero un tema como "The Green Manalishi" es de los que animan siempre, y así lo hizo con un público que, al contrario que el metal god, no desfalleció en ningún momento. Incluso tuvieron que cantarle íntegramente "Breaking The Law", un himno de esa gran década para el metal de los 80, como Halford nos informó para el que no lo supiera. Por supuesto que encendió al respetable, pero que el vocalista, tras su Breaking The… What? optara por animar a la concurrencia sin cantar ni una estrofa fue un detalle que no me gustó demasiado. Supongo que se reservaba para "Painkiller", que la tenía a continuación y que es un apuro del que debe de salir cada vez que la encara. Se debió cagar, literalmente, porque se dejó los huevos y lo salvó con buen nivel, con agudos en los que volvíamos a ver al Halford más próximo a lo que le ha hecho tan grande. Más solvente se muestra Scott Travis, al que se le notan esos años más joven con respecto a la parte clásica de la banda, con buen solo de batería para arrancar esta descomunal pieza.

Tras un primer amago de despedida sonó la intro "The Hellion" para dar paso a "Electric Eye", en el que vimos por primera y última vez al vocalista apareciendo en la parte alta del escenario a la derecha de Scott Travis. Sin llegar a las cuotas de magnificencia que el concierto alcanzó en buena parte de su transcurso, se daban muestras de recuperación, cosa que continuó con "Hell Bent For Leather", en el que Rob Halford apareció con su moto, sobre la que permanece sentado hoy más como muestra de cansancio que de la chulería que le caracterizó en su mejor época. Y es que un "You Got Another Thing Comin´" totalmente apoyado en la moto daba síntomas de agotamiento. El final estaba cerca para él y para unos asistentes que en todo momento demostraron el apoyo, respeto y admiración que se merece esta institución a la que le perdonamos cualquier cosa siempre que sigan dando todo sobre las tablas. Porque en ningún momento dudamos de que la banda diera lo mejor de sí, solo que el desgaste de los años aflora. Y aún así, aunque nos hubiera gustado verles en el año 82, con solo un atisbo a lo que se cocía en el escenario nadie debería dudar de la relevancia de esta gente y de lo que supone para cualquier seguidor de estos sonidos estar frente a ellos.

Unas palabras de Travis daban paso al ritmo de batería de "Living After Midnight", con un reloj marcando algún minuto más de la media noche, aunque en realidad pasábamos de la media hora sobre ese intervalo. Harlford apareció con la ikurriña sobre los hombros, la cual extendió sobre la batería e incluso besó entre la fiesta que congratuló a un público vasco cantando cada estribillo y mostrando una correa que nos hubiera gustado que en el escenario también quedara. Pero el tiempo hace estragos en todo. En cualquier caso, esta despedida de las grandes giras por parte de JUDAS PRIEST deja un regusto positivo ya que, viendo como se mostraron durante buena parte de la descarga, pareciera que dosificando esfuerzos y en fechas puntuales pudieran ofrecer, durante todo el concierto, un potencial acorde con la mejor imagen que tenemos de ellos.

Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Fran Cea

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Set List SAXON:

  • Hammer of the Gods
  • Heavy Metal Thunder
  • Never Surrender
  • Chasing the Bullet
  • Motorcycle Man
  • Back in ’79
  • Demon Sweeney Todd
  • Call to Arms
  • And the Bands Played On
  • Crusader
  • Denim and Leather
  • Princess of the Night
  • Wheels of Steel

Set List MOTÖRHEAD:

  • Iron Fist
  • Stay Clean
  • Get Back In Line
  • Metropolis
  • Over the Top
  • One Night Stand
  • The Chase Is Better Than the Catch
  • The Thousand Names of God
  • I Know How to Die
  • In the Name of Tragedy
  • Going to Brazil
  • Killed by Death
  • Ace of Spades
  • Overkill

Set List JUDAS PRIEST:

  • Rapid Fire
  • Metal Gods
  • Heading Out to the Highway
  • Judas Rising
  • Starbreaker
  • Victim of Changes
  • Never Satisfied
  • Diamonds & Rust
  • Prophecy
  • Night Crawler
  • Turbo Lover
  • Beyond the Realms of Death
  • The Sentinel
  • Blood Red Skies
  • The Green Manalishi
  • Breaking the Law 
  • Painkiller
  • The Hellion
  • Electric Eye
  • Hell Bent for Leather
  • You’ve Got Another Thing Comin’
  • Living After Midnight

 


Galería de Fotos:

 

 

 

 

 

 

19 COMENTARIOS

  1. Lamentables Judas!
    Bueno, o esos que se parecían a los Judas! Supongo que no se les puede pedir más! Me decepcionaron mogollón. A lo mejor soy demasiado purista pero fue horrible. Todas las canciones modificadas, clásicos irreconocibles, supongo que para adaptarlos a las carencias de la voz de Halford. ¿se ha vuelto rapero? Ya no canta, escupe las frases. Ha perdido toda la musicalidad de la voz. No entona las letras. No cantó ni uno solo de los estribillos y se los dejó todos al público. Si no cantaba más de 30 segundos seguidos se iba del escenario. ¿? Los gritos más potentes eran grabados (Si estabas bien cerquita lo escuchabas por monitores). Y no cantar ni una sola estrofa del “Breaking the law” fue lamentable, pero claro, tenía que lidiar después con “Painkiller”…
    En fin!
    ¿Y por qué se fue cuando terminó el concierto y todos los demás saludaban y repartían púas y baquetas con el público para volver después? No me gustó nada ese detalle tampoco…

    • PIPIPOLLON,

      El concierto que yo vi en Badalona el dia 2, necesitas tu, tres vidas para vivir algo igual, y al parecer, por lo que léo, excepto tu, a todo el mundo gustó en Barakaldo y en Bcn, en Madrid hubo el problema ajeno a ellos del tema del cierre de la cubierta, que empeoró el sonido
      Para hablar de JUDAS PRIEST, ponte de pie, un poco de respeto para los creadores de un estilo que ha perdurado durante los años, y que son dioses para miles de personas. Yo los vi en Bcn a primeros de los ochenta,al igual que a todos los grupos heavys de la época,y antes del concierto había oido críticas muy duras sobre Halford sobre todo, y al verlos ahora, vi muy claro, que siguen siendo Judas, y que Halford sigue siendo un crack. Sonido limpio y potente y dos horas de concierto concierto, con 60 tacos, si encuentras algo que solo se le asemeje, avisa, porque como no somos tan puristas, igual se nos pasa.

      • Yo he llegado a leer que halford leia las canciones por que no se acordaba de ellas,no se por que se empeñan en echarles tanta mierda encima, estoy totalmente de aucerdo contigo, yo tambien he visto todos los directos desde el turbo y estoy contigo antes de hablar de JUDAS PRIEST hay que ponerse en pie y quitarse el sombrero, saludos.

    • haber chaval no tienes ni puta idea de lo ke dices yo he visto a judas priest desde la gira del turbo en adelante en total mas de 12 veces o asi y en barakaldo estuvieron inconmensurables como en los 80 o mejor, y ROB sin ninguna duda el mejor yastabien de decir ke si no canta igual ke en los 80 priest priest priest……

  2. No estuve en Baracaldo viendo a Judas, los vi en Madrid e igual eso puede cambiar algo, pero a mi Halford me pareció que estaba a un gran nivel. Nunca volvera a ser el del Painkiller, porque ya tiene 60 tacos y eso se nota, pero por poner un ejemplo, a mi me gusto mas ahora que cuando los vi hace 5 años en la gira del Angel of Retribution. Su interpretación del Victim of Changes me dejó maravillado.

  3. Pues parece que alguno ha visto un concierto diferente al que vimos los miles de personas que coreamos, saltamos y disfrutamos de unos Judas inconmensurables. Lastima que ese exceso de purismo haga que algunos no sean capaces de disfrutar del mejor concierto de Judas desde la vuelta de Halford. Yo y todos los colegas que fuimos de Donosti vivimos una noche mágica, de esas que no se olvidan en mucho tiempo, y que te hace confiar en que todavia les queda mucho que demostrar. Por que…quien da el callo como hicieron despues de 40 años? Es un lujazo ver en este estado de forma a una banda que ha supuesto todo para la gente que ama el heavy Metal y si alguien esta esperando ver a los Judas de los 80, lo unico que puede hacer es hacer un viaje en el tiempo o verlos en video. Los demas seguiremos difrutando como locos, sientiendonos un poco mas jovenes de lo que realmente somos y esperando volver a verlos al menos una vez mas.
    Eskerrik asko Judas!!!

  4. “Incluso tuvieron que cantarle íntegramente “Breaking The Law”, un himno de esa gran década para el metal de los 80, como Halford nos informó para el que no lo supiera.”
    Pero que coño? Si es la “sorpresa” de esta gira casi,vamos,a mi me mola tener que demostrar al Metal God que soy un TrueFan sabiendome semejante tema,semejante himno como dices,tú el llamado cronista,que me ha parecido un poco fuera de lugar ciertas frases como la que te pongo al principio de este comentario.
    Mira,yo iba con una idea predefinida de la voz de Rob,y era que iba a estar “recogiendo patatas” y cantando como un viejo decrepito y que me encontre? Una voz más que correcta,comparada con el del 2005 de Budokan,remezclado y remezclado sonaba mejor lo del BEC.
    Rob sonó perfecto,para la edad que tiene y tal y lo que he estado oyendo en videos y dvd’s la verdad es que me dejo una sensación de “SU PUTA MADRE COMO CANTA EL VIEJALES”.
    Gran concierto,eché de menos a KK pero el sustituto lo hizo de puta madre,tuvo los cojones de darle y de aguantar a los fans que no le veían con buena cara pero que le agradecemos que estuviese para que fuese posible el concierto.
    Apoyo a INIGOCC
    Eskerrik asko Judas!

  5. dentro de 20 años,cuando tenga 80 y vaya por los pasillos de la residencia de ancianos cantando el painkiller,todavia habra gente ke lo siga criticando.venga hombre!!!!!!!!yo los vi en baracaldo,y me fui pa casa con una sonrisa de oreja a oreja,el hombre lo da todo,se pega una sudada de cojones,en una gira ke es pa kitarse el sombrero.eskerrik asko judas!!!

  6. El concierto fue muy muy bueno…..joer, veo innumerables conciertos en la rockstar de baracaldo, y el sonido pues nunca llegará a lo que se consiguió en el BEC…luego, ves a leyendas vivas de una música que me encanta y que innumerables veces es apaleada e ignorada…yo me quedo con la fidelidad , el esfuerzo , las ganas de toda esa gente que aparece por allí…(yo voy por los 42..bien conservados por el heavy)
    Saxón muy bien…Motorhead(no suelo escuchar apenas) espectacular..el Overkill sonó brutal…sobre Judas que decir..mi relación con Judas empieza un verano ,cuando escucho los acordes de breaking the law en una carta de ajuste y allí pinchaban música, cuando solo había dos canales para ver en la tele, y la veía en blanco y negro..no sabía que era, pero se me quedo tatuado en mi memoria y me dijo de que cosa no se puede prescindir nunca…
    Sobre la cobertura que se da al acontecimiento en Euskadi..es lamentable….estamos hasta los huevos de los Cubillos de El Correo y la basura de la ETB.Solo le digo a ese Cubillo , que si la peña tararea el Breaking the law , es porque hace con su dinero lo que le da la gana(a mi y a casi todos, no nos regalan pases)..¿igual prefieres que en vez de llenar salas los grupos de heavy…llenarían solo cuartos de baño poniendose azules,como cuando tocan esos grupos rockabillys a los que tu tanto apoyas?.
    je,je,je…..JUDAS IS RISING¡¡¡¡¡¡¡¡

  7. Yo los vi en madrid q el sonido era malisimo y halford me encanto no esperaba q diera un concierto a ese nivel, me gusta mucho como canto painkiller la unica q le pudo fue the sentinel para mi gusto…
    Faulkner para mi opinion mejor cortarle las manitas, esos solos llevados a su nivel, solos inventados, etc etc prefiero una proyeccion Holografica de KK.

  8. Yo no estuve en el de Barakaldo, estuve en el de Madrid y parece ser que casi todos los que hemos visto a Judas en esta gira hemos salido bastante contentos, se nota el paso del tiempo y a Halford se le nota la voz mas gastada pero la verda ya le gustaria a muchos cantantes de ahora llegar a los 60 con la mitad de voz que tiene ahora.

  9. Con respecto al comentario de LUYANDOMETAL y la cobertura de los medios “oficiales” y por la parte que me toca queria contaros que las fotos de este reportaje tuvieron que ser tomadas entre el publico en el BEC ya que la promotora, segun limitaciones en el numero de fotografos oficiales por parte del management de Judas, nos dejo sin la acreditacion concedida anteriormente pasando esa plaza para alguno de estos medios de prensa no musical que practicamente no dieron cobertura al concierto ni antes ni despues de producirse.
    Es curioso como actuan muchos promotores en estos casos, sin tener en cuenta la cantidad, por ejemplo, de visitas y comentarios que los 3 conciertos de la gira (los tres cubiertos por rafabasa.com) han producido en estas paginas
    por mi parte disculparme ante todos por la calidad de las fotos, que no es la que hubiera deseado ni la que tendrian si nos hubieran dejado hacer nuestro trabajo convenientemente y agradecer a la gente que estaba disfrutando en la arena de BEC por dejar que me “colara” en las primeras filas para hacer las fotos

  10. Gracias por el comentario FRAN_CEA.Sobre lo que he comentado, éste es el artículo que escribieron en “El correo”..(según cifras, el periódico de actualidad más vendido en euskadi):

    Oscar Cubillo dixit:

    Desafiando a la canícula estival y a la pereza dominical, ayer tres grupos legendarios del rock duro británico organizaron un circo heavy metal en un BEC que ofreció un inmejorable aspecto. Se concentraron en el pabellón barakaldés unas ocho mil personas, la mayoría aficionados machotes ataviados con camisetas del ramo y conocedores de las canciones que sonaron.
    Abrieron fuego Saxon, formados en 1975 en Barnsley, Yorkshire, y desde entonces animadores de la tibu metálica. Liderados por su vocalista Biff Byford, un tipo encantado de conocerse y que no se arredra ante nada, una especie de hooligan convertido en estrella del rock, Saxon dejaron caer éxitos de ambición americanista (‘Ruedas de acero’) y reivindicaron los tópicos más fuertes (‘Trueno heavy metal’) ante un auditorio entregado desde el principio.
    Luego ocuparon el tablado los más rocanroleros de la tripleta, Motörhead, que se juntaron en 1975 en Londres y desde entonces están capitaneados por Lemmy Kilmister, responsable -con perdón- del bajo raudo y la voz cazallosa. Motörhead no se dejaron en el tintero éxitos como el veloz e infeccioso ‘As de espadas’ ni el mórbido ‘Asesinado por la muerte’.
    Cerraron el lote los Judas, que se gestaron en 1969 en Birmingham y que no han perdido el aura poderosa en esta gira de despedida en la que están sonando éxitos como ‘Dioses del metal’ en un repertorio seleccionado por sus fans mediante votaciones en Internet. Sobre un escenario atravesado por láseres, iluminado por hogueras artificiales y contenedor de efectos diversos más -entre ellos, el humo de los ‘petas’ y cigarrillos de muchos asistentes insumisos a la ley antitabaco-, el foco principal recayó en su vocalista Rob Halford, de cráneo rapado, perilla profusa, ropajes coriáceos y micrófono mágico. Aunque él ejerció de sumo sacerdote, no evitó que sus acólitos gozaran de sus minutos de lucimiento (solos de batería, largos punteos para enardecer a los fans), ni que su legión de fanáticos formara parte activa del show, como cuando esforzadamente la peña entonó su gran éxito ‘Rompiendo la ley’.

    Pues eso..Sr. Cubillo…Cuando quieras, haces un artículo sobre los “Piedras Rodadoras” y como competían en ventas con “Los escarabajos”…joder hay que ser asqueroso.

    • increible articulo del Sr Cubillo (el cual se llamara a si mismo periodista) e increible que los promotores prefieran invitar a estos señores a los conciertos que organizan para que hagan esta “maravillosa publicidad” de los mismos en vez de a medios especializados….flaco favor se hacen a si mismos.

      Un articulo puede ser mas o menos favorable (la musica es uno de los aspectos mas subjetivos sobre los que alguien puedo opinar) pero manifestar tanta desinformacion y desconocimiento y pretender sacar pecho por ello….eso es indignante (aunque para indignarse sea necesario tener dignidad)

  11. pues ke hos pensabais ke son judas ,di caludad y toda pero y las ganas venga hombre , me vcais a decur los veteranos ke desde el turbo esta es la mejor gira, jajajajaja me mofo pero bien
    se hos ha olviudao. AÑO 91 ,ANOETA JUDAS ÑRUIEST ,ANIHILATOR Y PANTERA, es la 3 vez ke les veo despues de akella batalla brutal de heavy metal ademas antes maiden con anthrax y hos digo, ke desde entonces sufro y de ke manera viendo como me joden una detrtas de otra todas mis canciones favoritas, ke si ke no estan muertis, sii, pero ni esos son los judas ni eso es un concierto de judas ni nadfa estos son 4 sacacuartos ke se arastran a< un muy buien nivel para poder justificar lo ke viene , ke les den les vi ,sufri goze, y conclusion, VAYA MNIERDA DE ESCENARIO,el set list muy bueno.halford HAKLFORSD .DENTROI DEL HALKFORD PENOSO UN 7, CONPARAO CON EL METAK GOODS UN 4 por menos ke lko del brakin el robert de extremoduro se a comido algun latazo. una verguenza soy fan de judas pero no una locaza true y digo k en fin me gusto si pero no estan a lka altura ni de lo ke cobran, ni de klo ke han sido.

    • Hola Jotar,
      Mucho criticar y tu no sabes ni escribir, al menos 20 faltas por linea, me sabe mal perder el tiempo contestando a subnormales como tu, pero has dicho muchas tonterias para que te vayas de rositas, dices que anihilator y pantera….., eso si que es mierda pura, luego hablas de que te joden “tus” canciones favoritas, pero si los temas son de ellos, y además,un concierto en directo,no tiene por que ser tocado como en el disco, y para colmo le pones un 7, y dices que es penoso, mira pallaso, tu lo que tienes es una diarrea mental que no te aclaras, la proxima vez que hables de Judas, limpiate la boca, que solo escupes mierda.