Inicio Conciertos Crónica Concierto MR. BIG – Crónica y fotos de su concierto en Madrid

MR. BIG – Crónica y fotos de su concierto en Madrid

12
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up





Documento sin título

Mr Big

Lunes 23 de Mayo de 2011 – Sala Heineken – Madrid

No les vi la anterior vez que vinieron a Madrid, tras la reunión,  porque coincidió con una de las múltiples fiestas que hago a lo largo y ancho de nuestro país. Me fastidió bastante el hecho de perdérmelos, pues MR. BIG siempre fueron de mis bandas favoritas, y además cuando les vi en directo antaño por primera vez, en la gira de "Mr Big" me alucinaron; fue uno de los mejores conciertos de mi vida!  Todavía recuerdo de forma perenne las muchas noches que pinchaba en mi mítico programa de radio "Basa Rock" aquellos temas…"Addicted to That Rush", "Merciless", la balada "Just Take My Heart" o el temazo "Big Love"…¡¡Qué tiempos aquellos!!

Con la sala Heineken hasta la bandera, disfruté de un gran concierto, a pesar del mal sonido y la incomodidad que supone ver un evento con tantas apreturas en una sala que se quedó demasiado pequeña y donde parte de los asistentes no vieron el concierto como deberían. Yo tuve suerte de entrar pronto y pillar un rincón estratégico en las escaleras de bajada a la pista. Entiendo que la crisis haga que los promotores sean excesivamente precavidos y conservadores a la hora de elegir los recintos; las cosas están mal, y hay quien pensaba que la Riviera, -donde tocaron la anterior vez-, se podía quedar grande para esta segunda ocasión, pero también es injusto que mucha gente comprara su entrada y apenas lograra ver el escenario o en el mejor de los casos las cabezas de Sheehan o Gilbert, que por fortuna son bastante altos. Una pena…

Lo del mal sonido fue algo que no terminé de concebir ni entender. Una banda que roza la perfección en todos los aspectos, lo más lógico es que suenen en directo impolutos, pero no, no fue así. No sé si el responsable de la mesa de mezclas no tuvo su noche, o es que a la banda le gusta sonar así, cosa que dudo. En casi todo el concierto la guitarra de Gilbert casi era irreconocible, no se oyó, -salvo en los solos-, la voz de Eric estaba bastante escondida, muy baja, y en mi opinión el bajo de Sheehan estaba en un plano demasiado destacado muy por encima del resto de instrumentos. Incluso la batería de Pat no sonaba con la potencia y plano ideal. Un desastre…No entiendo como MR, BIG no sonaron cristalinos y poderosos a la vez, rozando la pulcritud que poseen instrumentalmente de forma innata.

No obstante fue un gran concierto, con entrega total de los cuatro músicos, o mejor dicho, "súper-músicos", un set list muy interesante, y un público entusiasta y entregado a la causa.

Noté la presencia de muchos "observadores"…A parte del público amante de MR. BIG, vi a muchos que solo se fijaban en las escalas "imposibles" de Gilbert y Sheehan. Algunos, en las primeras filas parecían tomar nota de forma detallada…Me dio la impresión que asistieron muchos guitarristas, bajistas…Todos seguro que aprendieron la pasada noche alguna nueva lección de los dos maestros. Hasta el excelente guitarrista Jorge Salán no se perdió ni un detalle. (Tras el concierto tomamos unas cervezas y me comentó que Eric Martin, -con el que ha tocado-, le presentó a Paul Gilbert, con el gastaron algunas bromas y charló. Jorge también me comentó que su nuevo disco está en la recta final de la grabación, pero que no saldrá hasta octubre).

A pesar del sonido fue un gran concierto. Dado que el escenario de Heineken es reducido, no hubo espacio para más que una pantalla de led trasera muy grande, donde de forma sobria se pudo proyectar el logo de la banda, y la portada de su último disco, pero poco más.

MR. BIG eligieron un set list distinto al de la anterior ocasión. Fueron muy valientes, porque sacrificaron hits en pro de nuevos temas de su reciente álbum "What if…", un gran disco, por cierto.

Arrancaron a las 9 de la noche con dos de sus temas: "Undertow" y "American Beauty", dos buenas canciones que no solo no desentonaron en el repertorio, sino que levantaron los primeros aplausos y que el público cantara, especialmente el segundo tema "American Beauty". Desde el inicio, Eric Martin mostró su total simpatía, aparte de cantar de manera magnífica toda la noche, eso sí, ayudado por unos coros magistrales de sus compañeros. Fue curioso que se escucharan mejor los coros que el resto de los instrumentos…

"Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)", levantó sobre manera al público. Sheehan y Paul comenzaron a hacer "de las suyas" con sus respectivos instrumentos. Son impresionantes, magistrales, bestiales…Sin duda son el duo más explosivo y perfecto del metal. Su nivel es estratosférico, y asi lo evidenciaron tema a tema durante las más de dos horas de su concierto. No es para contarlo, es para vivirlo! Fue simpático el habitual duelo de taladradoras, un poco teatral para algunos, pero ya clásico.

Me gustó mucho que tocaran "Take Cover", donde se vio a Eric muy feliz y bailón. Fue un lujo de tema, al que siguió "Green-Tinted Sixties Mind", uno de mis temas de MR. BIG favoritos, que a pesar del mal sonido, fue una "pasada". La guitarra de Gilbert hizo delicias, fue una maravilla.

"I Won’t Get in My Way" y "Once Upon a Time", ambas de su nuevo álbum, proyectado en la pantalla trasera,  fueron las siguientes piezas. Las dos pasaron "con nota", porque son dos grandes canciones. A renglón seguido tocaron  "A Little Too Loose" introducida por la voz "de hombre" de Billy y un duelo infernal entre él y Gilbert, "Road To Ruin" y  la gran "Price You Gotta Pay" que me encantó. A partir de este punto parece que el sonido empezó a mejorar, pero sin llegar a la fidelidad y potencia que a todos nos hubiera gustado.

Solo por escuchar la siguiente maravilla en directo, ya mereció ir al concierto: la inconmensurable "Just Take My Heart", balada que tanto pinché años atrás en mi programa de radio de baladas heavies "Corazón de la Ciudad". Fue maravilloso poder saborearla en directo y especialmente escuchar al gran maestro Eric Martin con esa clase y estilazo incomparables vaciarse literalmente entregándose en cuerpo y alma!!!

Tras este momento para mi muy especial, llegó otro temazo: "Mercyless" y el gran solo de guitarra de Paul Gilbert. Paul se quitó por primera vez los auriculares para sentir más a fondo el apoyo del público. Hizo un solo de guitarra histórico. He visto y escuchado a muchos guitarristas en directo buenísimos…Vai, Satriani, …El solo de Gilbert de la pasada noche fue de los mejores que he podido sentir en un concierto. Lleno de destreza, técnica, rapidez, sentimiento, rabia…¡¡Genial!

Dos nuevos temas fueron los siguientes… "Still Ain’t Enough for Me" y "Around The World", los que sonaron muy convincentes.

Otro momento importante del show llegó: el solo del señor Billy Sheehan. Fue portentoso. Es alucinante como toca este tío! En mi opinión no superó al solo de Gilbert (es mi opinión muy personal) pero fue de otra galaxia, y es que Sheehan yo creo que es de Venus o algo así, porque su maestría y las bestialidades que hace son su bajo no son de este mundo, ¡eso seguro!

Tras la burrada de su solo, fue llegando la recta final del concierto. Fue con "Addicted To That Rush", que puso la sala ¡¡¡boca abajo!!!

No iban a tardar los solos… La banda salió a escena, y Gilbert se colgaba la acústica para interpretar el clásico "To Be with you" que todo el público cantó, mientras Eric sonreía y sonreía (¡¡que simpático es este tío!!)

A renglón seguido, tocaron el impresionante "Colorado Bulldog" con más bestialidades instrumentales incluidas y "30 days in the hole" el tema compuesto por el genial legendario vocalista Steve Marriott y que cerró el primer disco "Mr BiG". La verdad es que me sorprendió escuchar esta reliquia, sinceramente.

Lo que no esperaba fue el fin de fiesta final con "Smoke on the Water" de DEEP PURPLE que todo el mundo festejó y cantó. Yo hubiera tocado otro tema de MR BIG, pero bueno…Para cerrar no faltó "Shy Boy" ante la ¡¡¡locura general!!!

Un gran concierto, cuatro grandes músicos, LOS MÁS GRANDES,  sin duda, pero un mal sonido y una sala que se quedó muy pequeña.

Todos esperamos que MR. BIG sigan reunidos muchos años. Ya queda menos para su próxima venida, ¡que sea pronto!

Rafa Basa

Fotos:  Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)


Galería de Fotos:

 

 

 


12 COMENTARIOS

  1. Yo conozco a gente super fanática de Mr. Big que estaban dispuestos a hacerse los 400 km para ver a Mr. Big en Madrid, pero que cuando se enteraron de donde tocaban, cambiaron sus planes porque ya conocían la sala de otro concierto (creo que fue de Kamelot) y les horrorizó. Una pena que en una gran capital como Madrid un grupo como Mr. Big (sobre todo después de ver sus dvds en el Budokan) tenga que tocar en tugurios así. En fin, Spain is different…

  2. La verdad es que el sonido no fue bueno. Recuerdo conciertos del 94 con un sonido perfecto, sin un acople y por 2500 pesetas (SIN gastos de distribución)+ SINNER. Pero aquellos eran otros tiempos. Yo fuí desde Valencia y mereció la pena solo por verlos juntos encima de un escenario y cantar sus canciones despues de tanto tiempo, pero si que habría que exigir mejores condiciones por los precios que pagamos hoy en dia.
    Pero como decía la camiseta ” when you are this big they call you mister”.

  3. Falta comentar que la gracia del final inesperado fue que se cambiaron los instrumentos entre ellos, ¡impresionante! Y de repente Eric tocaba la guitarra, Paul la batería (de maravilla, por cierto), Pat el bajo y Billy Sheehan cantando… para a mitad del tema volverse a cambiar para cantar Pat Torpey (en plan Graham Bonnet total, que buena voz!), Billy coger la guitarra y Eric el bajo. Todo un puntazo en la parte final del concierto… Y todo ello con unas sonrisas en los músicos delatando que estaban muy agusto y que, si se llevan tan mal como se ha hablado en momentos del pasado, lo disimulaban muy bien).

    Muy buen concierto aunque de menos a más, en mi opinión (y gustos personales de cada uno aparte).

  4. Gracias por la crónica. Yo no pude ir al concierto esta vez. En 2009, cayó en viernes y me fui desde Valencia a verlos a la sala Riviera. Fue un gran concierto y, en youtube, vi recientemente una entrevista con Billy Sheeham en la que decía que, del tour de 2009, el concierto de Madrid fue de los mejores que habían hecho. En diciembre de 2010 fui a ver a Gilbert a Sevilla (también viernes) pidiendo además un día de vacación (que aún me quedaban) y asistiendo a su clase VIP. Fue una magnífioca experiencia. Además, estuvimos en el sound check y luego en absoluta primera fila durante el concierto. Es más, cuando llegué a Sevilla, fui al hotel donde luego pasaría la noche (en el polígono donde estaba la sala) y ahí estaba toda la banda, pudiendo saludar a Paul a la vez que me registraba en el hotel. Un saludo y gracias pro la crónica.

  5. Yo estuve en el concierto del 2009 y tras alucinar como lo hice, obviamente, no podía perderme este. Sabedor que esta sala no da para más, me dije, a lo mejor oigo una mierda, pero voy a ponerme en la zona de Paul, a difrutar como un enano, y ya ves si lo hice. No se si de lejos no se oía tan bien como debiese, pero yo le oía hasta pestañear, así que feliz como un regaliz. Ahora bien, e Eric si que no le entendía en las estrofas. A todo lo ya mencionado, decir que añoré un solo de batería de Pat. Que el solo de Billy, me gustó mucho más que el del 2009, aunque bastantes similitudes, la verdad. Y el solo de Paul, me gustó, joder, es Paul Gilbert, a quien no le guste P.G debe ir a que le examinen por que no está bien, pero me parecio muy flojo, le he visto en solitario, he dado una masterclass con él en la sala Live en diciembre del año pasado, y comparado con lo que vi, oí y disfruté aquel 16 de Dic, este Paul estaba un poco oxidado. Yo creo que estaba un poco pachucho, pues no paraba de toser, muchos de los coros no los hacía. Y aún así, uno de los dioses por excelencia de la guitarra tocó que ya quisieran muchos de los que por ahí andan, yo incluido.
    Por último, el momento SMOKE ON THE WATER; sin palabras. Yo ya, puedo morirme en paz.

  6. Buenos y muy, muy tristes días.
    Ahora que tan en boca de tod@s está en España (y particularmente en Madrid) la palabra INDIGNADOS la emplearé para expresar como me siento, mejor dicho como nos sentimos tod@s (o al menos todas las personas con las que conversé durante el concierto) los fans de MR. BIG que anoche día 23 de mayo de 2011 fuimos ESTAFADOS en su concierto en la SALA HEINEKEN de MADRID, si, lo escribo con todas sus letras mayúsculas, ESTAFADOS, porque en este país, gobierne la izquierda, o la derecha, la tasa de paro sea superior o inferior a 5.000.000 de personas, gane la liga el Madrid o el Barsa, etc,., tod@s llamamos ESTAFA a hacernos pagar 32 euros por una entrada para un espectáculo para “mal oir” a un grupo que se supone tiene en sus filas a algunos de los mejores instrumentistas del mundo (¿alguien pudo escuchar algo de la guitarra de Paul Gilbert anoche???. Ya lo dido yo, totalmente imposible ante el lamentable sonido general del concierto: voces que iban, reverberaban y venían, sonido altísimo de la bateria que taladraba los tímpanos, bajo totalmente embarullado que a su vez embarullaba el sonido de la guitarra de Gilbert y el del resto de la banda).
    Lo dicho, lamentable sonido, pero lo REALMENTE LAMENTABLE Y VERGONZOSO llegó desde la ORGANIZACIÓN DEL CONCIERTO por ESTAFAR, si, vuelvo a decirlo claro otra vez, ESTAFAR a los CIENTOS DE FANS de la banda llevando a un grupo que vendió más de 800 entradas (y aún quedaban 50 por vender) a una sala en la que apenas 400 o, como mucho 500, personas pueden disfrutar de un concierto más o menos digno, y entiendo por digno, que al menos se pueda ver a los músicos en el escenario, por favor, AL MENOS VER TOCAR AL GRUPO !!!, aunque su sonido sea tan penoso como el de ayer. Tal era la acumulación de gente, que no solo era una verdadera hazaña poder despegar los brazos de los laterales del cuerpo y mucho menos intentar moverse por la parte de la pista y aledaños del escenario sino que era casi imposible poder salir de allí y era absolutamente imposible intentar volver a tu sitio después de acercarte a la barra o al WC, aunque de esto también he de dar las “gracias” a la “amabilidad y civismo” de parte del público que ni siquiera a personas con movilidad reducida (ella sabe a quien me refiero) le cedían el paso para poder salir de aquel INFIERNO, si lo escribo en mayúsculas otra vez, un INFIERNO. Y en la parte superior de la sala, la cosa no era mucho mejor: gente subida encima de lo todo lo que podía (cajas de cerveza, escalinatas, sillas, …) sentados en el suelo, en las escaleras o en cuclillas para sortear los focos y poder intuir algo de lo que pasaba en el escenario, etc.
    Lo dicho lo de anoche no fue lo que se llama una Noche de Rock & Roll para disfrutar como tantas otras que tod@s hemos vivido alguna vez, fue una LAMENTABLE NOCHE DE INDIGNACIÓN que entre tod@s debemos hacer que no se vuelva a repetir jamás ya que, al final, los únicos perjudicados somos nosotr@s porque, al final de la noche, la ORGANIZACIÓN estaría contando el dineral que sacaron por haberse ahorrado el alquiler de una sala más grande y mejor acomodada para conciertos y el grupo MR. BIG cobró su caché y salió para Barcelona sin preocuparse (seguro) de la INDIGNACIÓN de la mayoría de sus fans anoche.
    P.D.: por mi parte, la INDIGNACIÓN que siento no va a quedar solo en estas palabras y pienso denunciar en la DIRECCIÓN GENERAL DE CONSUMO DE LA COMUNIDAD DE MADRID la situación vivida anoche días 23 de mayo de 2011 en la SALA HEINEKEN de MADRID, para que actúen en consecuencia. Si alguien quiere adherirse a mi queja, os dejo mi email satchman_3@yahoo.es para que podamos contactar. Muchas gracias.

  7. Yo estuve en el de Barna, y por lo menos desde mi posición, el sonido era más que aceptable, aunque si que es cierto que uno poco el bajo estaba por encima del resto, pero el concierto fue ESPECTACULAR!!!!!! y encima 2h20′ de buena música.
    Lástima que estabamos sobrepasados de aforo (o eso me dio la impresión a mi) porque me costaba hasta aplaudir (como anchoas)…. joder!!! que Mr. Big se merecen un aforo más a su altura.
    Gran concierto y el Smoke on the Water con intercambio de instrumentos fue acojonante… momento de gallina de piel.

    Saludo y Metal!!!!

  8. Yo soy otro de los damnificados por los promotores o quien quiera que fuera al que se ocurrio llevar a un grupo mitico como Mr Big a la Heineken. Mira que hay salas en Madrid muchisimo mejores para llevar a un grupo de tal calibre, no lo entiendo.

    Yo pague 70€ (es lo que tiene llevarse al a novia) para no escuchar una mierda y ver aun menos. Me encanta Mr Big y la verdad es que sali muy muy muy decepcionado. Si no es por mi chica, seguramente a mitad del concierto me hubiera ido. Total, para eso me pongo un disco y lo escucho en el mp3…