Inicio Conciertos Crónica Concierto LEIZE – Crónica y Fotos de su concierto en Madrid

LEIZE – Crónica y Fotos de su concierto en Madrid

3
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Leize
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

Sábado 7 de Mayo de 2011 – Sala Live – Madrid

Cuando el detalle que todos comentan al salir del concierto es la sonrisa de satisfacción que la gran mayoría llevan en la cara, público y también banda (que estuvieron un buen rato saludando y firmando justo al terminar, por cierto), obviamente es buena señal. Y es que el único punto negativo del concierto del pasado sábado es que lamentablemente la entrada no estuvo a la altura de una banda tan importante para muchos como son los guipuzcoanos LEIZE ni del conciertazo que nos dieron del primer segundo al último. Al menos el concierto nos demostró a todos los presentes que, en la carrera de fondo que es una vuelta al ruedo (recordemos, por si alguien está despistado, que la banda se reunió en 2007), ellos ya están de nuevo en primera línea, a nivel de estudio como de directo, y eso que soy el primero que dije que volvieron si no algo oxidados, que me parece excesivo, sí con la necesidad de un cierto rodaje.

Pues bien, después de casi cuatro años, un excelente disco en estudio (muy bien recibidos los temas de "Sólo para tí" en directo, indicativo claro de que el disco funcionó y convenció, y es que incluso cortes como "Sin sitio" o "Héroe" ya son nuevos clásicos sin duda del grupo), un nuevo trabajo como "Lo que faltaba", del que hablaba hace muy poco, y un bagaje de ya muchos conciertos detrás en esta segunda etapa del grupo, ahora podemos decir, sin miedo a dudar lo más mínimo, que LEIZE vuelven a ser una de nuestras bandas más en forma. Y en directo han recuperado al 100% ese toque, esa intensidad, ese punto que te da la carretera y el rodaje, como decía, para volver a estar al mejor nivel.

Antes de meterme a comentar detalles del concierto en sí, pleitesía del público (como siempre) hacia ellos, su actitud y demás, me gustaría remarcar dos detalles puntuales: El primero es que era el segundo bolo con su nuevo batería, Andoni, y la verdad es que lo hizo de maravilla, pegándole con muchas ganas, sin miedo y sin fallar, y sobre todo aportándole a la banda una fuerza increíble desde atrás que sin duda se nota en el sonido actual realmente poderoso del grupo. Por otro lado, aunque relacionado con esto, se nota a la legua que la banda quiere "darle zapatilla" (como ellos dicen) a la actual versión de LEIZE, sonando duros, muy heavies (incluso me sorprendió el detalle de ver a Félix con una guitarra con un sonido más cañero y distorsionado de su Hamer habitual, que también usó), más en la onda de sus dos o tres primeros discos, para que todos nos entendamos.

Y que nadie interprete esto como idea de sonar más modernos y tralleros sin más, sino simplemente eso, más heavies, y sin duda funciona. Pese a todo, siguen siendo LEIZE, con ese sonido único y especial, y esa magia y feeling que sólo tienen los elegidos y que ellos han sabido manejar tan bien durante todos estos años. Y es que por algo a todos se nos ilumina la cara y nos sentimos orgullosos cuando suena algún tema de LEIZE en cualquier sitio, y mucho más si tenemos la ocasión de disfrutarlos en directo.

Como digo, lamentablemente la asistencia no fue la que todos esperábamos, y es que no creo que fuéramos más de 200 personas en la sala, aunque eso sí, todos entregados, cantando cada tema y coreando más que en muchos conciertos con audiencias mucho mayores pero sin ese toque de ambiente único que existe en los conciertos de LEIZE. Y es que, como siempre dice Félix Lasa, en sus conciertos la banda no son sólo cuatro personas… Por cierto, hay que comentar que el concierto coincidió con la quinta (si no me equivoco) edición del Pounding Metal Fest, lo que restó asistencia, y seguro que había algún otro concierto en la capital esa noche, pero no es excusa y ya digo que los que os gusta la banda y no fuisteis, palmásteis sin duda.

Y es que además fueron dos horas completas, con un repertorio excelente (aunque es inevitable a estas alturas que siempre se queden temas fuera, en mi caso eché de menos por ejemplo "Sacando jugo" o un "Acorralado", de sus primeras maquetas, además de esos cortes de "Loca pasión" que lamentablemente casi nunca les suelen dar más cancha, por motivos que están bien explicados en la biografía del grupo que viene en el nuevo lanzamiento, algo entendible pero una lástima…). Y el sonido fue bastante bueno durante todo el concierto, aunque comenzó dubitativo y aun tanto ruidoso de más, pero al tercer o cuarto tema ya estaba solucionado y lo cierto es que sonó razonablemente bien todo el show, o al menos no hay quejas por mi parte al respecto.

Eran más o menos las diez cuando se subieron Féliz, Patxi y Toño (y Andoni, claro) al estrado y nada, desde el comienzo hubo zapatilla, temazos, actitud (y aptitud) de 10, y nosotros totalmente entregados desde el comienzo con "Y otra vez" (que no recuerdo si la habían tocado las últimas veces, creo que no) y "Futuro para mí". Y de verdad que siempre remarco este punto, pero me encanta ver la sonrisa en la cara de los músicos durante un concierto, porque siempre indica que están a gusto y que todo va a ir bien, y lo cierto es que LEIZE estaban como niños con zapatos nuevos desde el principio. Especialmente ví a Toño incluso más activo que otras veces (con su inseparable chaleco de cuero labrado, por supuesto, y ese punto hippie/roquero tan suyo), hablando con la gente y sin parar de "macarrear" y disfrutar el concierto como cualquiera de nosotros en las primeras filas, ¡eso es actitud!

Patxi siempre ha sido más tímido pero aún así no para de sonreír y de sacar los riffs y el sonido 100% LEIZE de su inseparable Charvel blanca. Y Félix sigue mandando desde el centro del escenario, aportando aplomo y clase, pero sin olvidar sus raíces callejeras y protestonas, y su personalidad encima del escenario, pero además cantando muy bien y siendo el mismo frontman humilde y cercano que siempre nos engatusó a base de sencillez, honestidad y esas letras que han marcado la infancia y juventud de más de uno y más de dos (entre los que me incluyo, por supuesto). Y es que, aunque LEIZE nunca terminó de llegar al nivel de unos BARRICADA, BARÓN y demás, está en el top de ganadores en cuanto a identificación y cariño de la gente, incluso con un nivel de fidelidad e incluso de fanatismo, dicho en el mejor sentido, que sólo he visto en España con gente como LOS SUAVES o los citados BARRICADA.

Suena el riff inicial de "Absurdo", con ese sello de Patxi marca de la casa y ya nos tienen totalmente entregados a cantar y bailar todo lo que nos echen, que no será por nosotros, ¡ni por ellos!, que se sienten "como en casa", como bien dijo Félix con una gran sonrisa. Estaba atronador pero aún con un poco de ruido, algo que ya se solucionó con la imprescindible "Caminando", que debieron oír en todo Carabanchel porque se nota que siempre ha sido una de las preferidas del repertorio, al igual que "Escalón", todo un cañonazo y otro de los temas menos habituales del repertorio y que hizo las delicias de los más heavies, sin duda (curioso que en el set de esta gira hay más temas de sus primerísimos tiempos que nunca).

Con "Demasiado tiempo" abríamos el capítulo de temas netamente nuevos, y la verdad es que mucha gente ya cantó el tema de arriba abajo, ante la sorpresa positiva de la banda (aunque se nota que aún la tienen poco ensayada y rodada, y de hecho al cantante se le fue un poco la letra, jeje). Pero lo que realmente me encantó fue la dedicatoria de Félix a "los que nos empapelan las calles pero no nos aportan soluciones" antes de "No me dejaré", que sonó de lujo… y por cierto, como citaba al principio, fue impresionante la respuesta con los temas nuevos del grupo, al mismo nivel que cualquier clásico y es algo que no consiguen muchas bandas. Seguíamos con tralla ochentera y callejera a base de bien con "La rueda" y la más desenfadada "Todo por el suelo", que nunca me apasionó pero que en directo toma otro rollo, sin duda. Era el momento de irnos a clásicos emotivos y ahí "Flores para tí" y sobre todo "Acosándome" son obligadas, y la verdad se notó como todos le dimos un pisotón más al acelerador a partir de aquí… y ellos sin parar de alucinar con la respuesta y el cariño que siempre hemos tenido hacia ellos la gente de Madrid.

Quizás el único punto algo más bajo fue "El otro lado del espejo", que sí creo que bajó un poco el nivel altísimo que estaba teniendo el concierto hasta entonces, que se recuperó al instante con "Sin sitio", que sonó como un trueno, para meter después el punto de macarrería obligada con ese "Sangre de barrio" que nos activó a tope nuestra sangre barriobajera. Gran dedicatoria de nuevo para "Héroe", posiblemente el mejor tema de "Sólo para ti", y es que todos estamos bastante cansados de que nos salven, ¿verdad? (con claro guiño al tema del asesinato de Osama Bin Laden). Pese a todo, increíble la recepción que tiene esta canción, que creo que se ha ganado un puesto fijo en los set list del grupo de aquí en adelante.

Íbamos con la parte final del concierto, y así "A tu lado" y sobre todo "Buscando, mirando" elevaron aún más la temperatura, con esa parte intermedia en la que nos dejan corear con ganas el estribillo del tema, con Toño como loco en primera línea del escenario y con una sonrisa absolutamente contagiosa. Tras "Un pedazo de cielo", otro tema que me dice menos desde su último trabajo completo, volvía la macarrería absoluta de la mano de ese "Devorando las calles", con las guitarras echando chispas y nosotros como locos cantando eso de "sólo, estoy sólo y ya no puedo más"… aunque esta noche nadie estuvo sólo en la Live!, os lo aseguro. Una de las anécdotas vino con "Muros" (más tralla desde el primer disco), cuando Félix tuvo que cambiar de guitarra in situ y sin dejar de cantar cuando se le rompió una cuerda… pero nada, con toda la profesionalidad del mundo y sin parar, se cambia y a tirar.

Y se marchaban rápido a hacer el paripé habitual de los bises, para entrar de nuevo a muerte con "Gritaré", para mí el mejor corte nuevo de los tres que hay en "Lo que faltaba" y que les quedó de lujo, y eso que era la primera vez que la tocaban en directo. Y es que tiene un estribillo pegón, pegón, de los que te obligan a darlo todo en primera línea, como por supuesto hicimos, ¡gritando con la voz del rock n´roll por nuestra libertad! Ya sólo quedaba un cartucho y era obligado ponernos tiernos y mover el culito con la gran "Noche de ronda", que todos coreamos para rematar un concierto prácticamente perfecto.

Al final fueron dos horas de temazos sin descanso, con una banda que está en un momento impresionante y ofreciendo un directo, ahora sí, absolutamente incontestable. Se despidieron entre aplausos y la gente coreando merecidamente "LEIZE, LEIZE", una vez más, con unas sonrisas de satisfacción enormes arriba y abajo del escenario que evidenciaban que sí, que había estado de la ostia, y por nosotros que hubieran seguido otras dos horas que no nos hubiéramos movido de ahí… Conciertazo con toda la clase, actitud y magia del mundo por bandera, ¡vaya que sí!… aunque lo viéramos sólo unos pocos, y aquí llega la reflexión obligada: 18 euros con CD incluido y para ver a un grupo como LEIZE, ¿qué más quiere la gente para moverse del sofá? En fin, absurdo hacer sangre con algo tan obvio, pero me sigue pareciendo incomprensible.

Texto y fotos: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)  

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Galería de Fotos:


 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. ¡Muy buena crónica de un conciertazo! He podido verles en varios conciertos desde la reunión y comprobar cómo la banda está en una forma ascendente. Y el nuevo repertorio son dos horas de temazo tras temazo. A ver si la peña se entera y embriaga del espíritu LEIZE. Este sábado, repito en Zaragoza (el viernes están en Valencia). ¡Aupa LEIZE!