Inicio Conciertos Crónica Concierto Y&T y LYNCH MOB – Madrid / Valencia

Y&T y LYNCH MOB – Madrid / Valencia

0



Y & T

+ LYNCH MOB

Domingo 7 de Noviembre de 2010 – Sala Heineken – Madrid

En un fin de semana largo (recordemos que era puente en Madrid) y más que intenso en cuanto a conciertos, lo que se está convirtiendo en una tónica, para mí personalmente el plato fuerte era sin duda la nueva venida de los legendarios Y&T, una de las bandas más especiales de la historia y una de las que más aprecio y por la que más respeto he tenido siempre. Como dice mi buen amigo Fernando Checa, «una banda que hace canciones bonitas», y una vez más cumplieron con el tópico, además de inyectarnos por supuesto esa magia que tiene la banda encima del escenario, todo ello centralizado en la figura de un Dave Meniketti que a sus 58 años sigue siendo el mejor cantante/guitarrista que he visto nunca encima de un escenario.

Lynch Mob - Foto: David Esquitino
Lynch Mob - Foto: David Esquitino

Por supuesto que el resto del grupo no le va a la zaga, con un John Nyman, mano derecha de Meniketti a día de hoy, y Mark Vanderhule, que aporta ese toque sobrio y básico a modo de lienzo roquero sobre el que Meniketti dibuja después todas las diabluras que se le ocurren a su cabeza y a sus dedos… Pero por aquello de la novedad especialmente quiero destacar en este caso al reemplazo (esperemos que temporal, pese a todo) de Phil Kennemore, aquejado de un maldito cáncer en este año tan puñetero para los viejos roqueros, como todos sabemos. No es en una posición fácil, porque reemplazar a un miembro mítico de una banda grande no es sencillo, y Brad Lang (ex- JET RED, WAR&PEACE y que incluso ha tocado con FOREIGNER) lo bordó, sin parar de moverse, sonreír, jugar con sus compañeros y ofrecer ese extra de espectáculo y actitud en directo que tantas veces se echa de menos en los conciertos, especialmente tratándose de los bajistas que, ¿quién sabe porqué?, salvo contadas y famosas excepciones, suelen ser bastante sosos. Además, no me pareció que Y&T se resintiera demasiado de la baja de su carismático bajista original (y que nadie me malinterprete con esto, por supuesto, que Kennemore es insustituible) y es que Brad se ha acoplado de maravilla al rollo de Y&T en el escenario, incluso me pareció que se vestía de alguna manera como Phil Kennemore (con esos chalecos hippies, jeje) y me hizo gracia el detalle en el mejor sentido.

Lynch Mob - Foto: David Esquitino
Lynch Mob - Foto: David Esquitino

Aparte de esto, comentar que la sala registró una entrada excelente que sinceramente no me esperaba, y es que Y&T han venido muchas veces a España en los últimos años, y entre la avalancha de conciertos en la que nos vemos inmersos y que no era buena fecha en Madrid, pensaba que esta vez habría un cierto pinchazo… Pero no, y es que al final se cumple el tópico de que los españoles sabemos apreciar la mejor calidad, y un plato tan exquisito como un concierto de Meniketti&Co en la capital es algo que no podíamos dejar de degustar los muchos que nos acercamos a la sala. Además, supongo que de alguna manera la presencia como teloneros de LYNCH MOB, la banda que hizo el guitarrista George Lynch nada más salir de DOKKEN a principios de los 90, hizo que se espoleara la venta de entradas. Y es que había curiosidad e interés por ver de nuevo en la capital al gran Lynch y su banda (con formación de lujo, por cierto, como ahora comentamos), por mucho que la mayoría la sigamos teniendo endiosado por sus años al lado de «su amigo» Don Dokken. Y es que fue curioso que, pese al gran concierto (de menos a más sin duda) que nos ofrecieron, al final lo únicos temas realmente coreados de verdad de su actuación fueron las dos versiones de DOKKEN y ese «Wicked sensations» que dio nombre al aclamado debút de la banda allá por 1992 y que entonces fue un hit importante.

Lynch Mob - Foto: David Esquitino
Lynch Mob - Foto: David Esquitino

Eso sí, musicalmente me dejaron con la boca abierta desde el principio, y con esto entramos en el comentario de LYNCH MOB, si me permitís, presentándose Lynch con una formación de auténtico lujo, con una sección rítmica que ya la quisieran para sí muchas bandas grandes, con un Robbie Crane (actual bajista de RATT y que ha tocado con muchas bandas angelinas en los últimos años) que se ha unido con ellos en la gira, y sobre todo un aún joven Brian Titchy (pero que ya ha tocado con nombres gigantescos como OZZY, BILLY IDOL, FOREIGNER y es el nuevo batería de WHITESNAKE) que dio toda una lección de potencia, fuerza y categoría suprema en un escenario ínfimo, ridículo para tal currículum (y es que todos sabéis como es la Heineken y su «amplio» escenario, y a esto súmale el tocar en el reducido espacio que queda delante de la batería del grupo principal)… De hecho, pensé durante todo el concierto que qué hacían gente como el propio George Lynch o Brian Titchy teloneando a Y&T en una reducida sala madrileña, pero a la vez me encantó el hecho de que nombres tan grandes de repente bajen del Olimpo y toquen donde sea y como sea con toda la humildad y profesionalidad del mundo, sólo por la pasión por la música y por la vida en la carretera, cuando posiblemente tengan cuentas tan saneadas como para tirarse toda su vida en el sofá recreándose en DVD de sus grandes momentos. De hecho, fue más que curioso que aún con poquísimo público dentro, de repente bajaran los 4 tranquilamente de la parte alta de la sala, con sus mochilas e instrumentos en la mano, vestidos totalmente de calle y comenzaran a tocar ante el desconocimiento y estupefacción de la mayoría. Con toda la sencillez y profesionalidad del mundo, vaya.

Lynch Mob - Foto: David Esquitino
Lynch Mob - Foto: David Esquitino

Comentar que LYNCH MOB se reunieron hace casi un par de años ya para editar un flojo «Smoke&mirrors», que para mí lo poco bueno que tiene es la mera puesta en marcha de nuevo de la banda, y la vuelta de un Oni Logan que, sin ser ni de lejos un gran cantante, tiene una personalidad muy marcada. De hecho, en Madrid se llevó al público de calle con su rollo setentero (deudor visual absoluto del David Coverdale de antaño), sin parar de bailar y sonreír en todo momento, sus conocimientos de castellano (o más bien argentino) y ese aura hippie/roquera de «vive y deja vivir» que transmite en todo momento… Me gustó, me gustó, y eso que ya digo que no es un cantante ni de lejos cualitativamente parecido a sus admirados Plant, Coverdale y demás. Al ser domingo, la banda pudo tocar un set bastante largo, de hecho estuvieron como hora y cuarto larga sobre el escenario, que para ser teloneros no está nada mal, ¿eh?, y la verdad es que su show nos sorprendió para bien a la mayoría (incluso los temas de «Smoke&mirrors» sonaron mucho mejor de lo esperado en directo, pese al desconocimiento casi general del respetable).

Lynch Mob - Foto: David Esquitino

Hay que decir que aunque el protagonista lógico fue George Lynch (vestido bastante desaliñado, por cierto, pero a su vez mostrándose muy centrado y con un aspecto físico no tan hinchado como otras veces… y tocando como el genio que es, las cosas como son), me sorprendió el hecho de ver una banda en todo momento, por mucho que al final las miradas se dirigieran sobre todo al forzudo «guitar-hero». No faltó por supuesto su clásica guitarra customizada de tigre, marca de la casa sin duda, (que tocó en la mayor parte del concierto, alternándose con otra vieja ESP que se notaba que había vivido muchos kilómetros ya) ni esa clase como guitarrista que personalmente nunca había escuchado en directo, y lo cierto es que me pareció mucho mejor instrumentista de lo que me imaginaba tantos años después (y eso que siempre fui muy fan de la época clásica de DOKKEN). Además, y volviendo al concierto como banda en sí, sonaron muy bien y ya digo que dejaron una muy grata impresión, y hago hincapié una vez más en el hecho de que se ganaron a un público que en su mayor parte conocía el nombre de la banda y poco más (y posiblemente ni eso en algún caso).

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa

Centraron el repertorio casi exclusivamente en temas de su excelente primer disco y en su último trabajo, un debilucho «Smoke and mirrors» (vale, no lo digo más…) pero que ya digo que temas como «Revolution hero» o la roquera «21st Century man» sonaron pero que muy bien. De todos modos, puestos a elegir me quedo con el medio tiempo «River of love» de su primer disco, además de por supuesto su megaclásico «Wicked sensation» para cerrar el show a modo de jam setentera al final, por cierto. Y quizás no muchos esperábamos alguna pildorita de DOKKEN, pero al tocar más tiempo hubo suerte y nos regalaron un excelente «Mr Scary/Into the fire», que nos supo a todos a gloria (y es que lo cantó hasta el apuntador, como se suele decir), además de un brutal «Tooth and nail» que sonó como una apisonadora y dejó en chiste las últimas veces que habíamos escuchado en directo el tema por los DOKKEN de hoy en día (y eso que en la formación actual sólo falla la voz…). Por cierto, según comentaba entre bastidores el propio Lynch, la reunión de DOKKEN será en 2012, una vez que Don se opere la garganta de nuevo y se recupere, crucemos los dedos.

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa

En definitiva, grata sorpresa y muy buena actuación de LYNCH MOB, no se puede decir otra cosa… Pero el caso es que los protagonistas de la noche y la razón de que la Heineken estuviera inesperadamente (o quizás no) hasta arriba, eran Y&T, esa banda especial que hace canciones bonitas, que te obliga a emocionarte como nadie en un concierto y que es imposible que den un mal show sencillamente porque no saben. Y por eso, una vez más nos tenemos que quitar el sombrero ante una actuación perfecta, una banda que lo clava siempre, que suenan como los ángeles y que además te obligan a volver a verles una y otra vez porque sabes que va a ser increíble.

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa

Para mí era ya la quinta ocasión que les veía, creo recordar, y una vez más me quito el sombrero ante la clase de Meniketti y sus chicos. Además, como decía antes, esta vez venían presentando ese gran «Facemelter», del que tocaron 4 o 5 temas que no desentonaron en absoluto con sus clásicos y no clásicos (y es que en los conciertos de Y&T siempre hay sorpresas y cosas diferentes en el repertorio… ya podían aprender muchos de esto, ¿verdad?). Por supuesto que se podría considerar demagogia barata el tirarle todas las flores del mundo al señor Meniketti, y por eso sólo lo voy a resumir en algo muy obvio: sigue siendo el mejor cantante y guitarrista que nunca he visto en directo. Para gustos los colores, dirán algunos, pero si alguien en un concierto consigue emocionarte igual que Meniketti, buscarme y os devuelvo el dinero, ¡prometido!

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa

En definitiva, y sin enrollarme mucho, que en este caso no tiene sentido, fue un concierto sublime, de estar dos horas y cuarto en el cielo (decir que incluso nos regalaron dos temas extras que no estaban en el set por aquello de ser el último concierto de la gira y de sentirse siempre muy a gusto en Madrid) y con una banda extraordinaria que hace de lo sencillo magia pura. Además, saben perfectamente cambiar el chip desde los cortes más roqueros y movidos como «Meanstreak», «Hurricane» (con toda la caña del mundo), «Blind patriot» o «Black tiger» (¡vamonos a la jungla!, como dijo Meniketti presentando el tema), a tocarte la fibra como nadie con «If you want me» (la balada del último dedicada de manera muy emotiva a Phil Kennemore) «Lonely side of town», » «I believe in you» (y me remito a lo de antes, si este tema en directo no te obliga a dejar caer una lágrima aunque seas el más duro y macarra del lugar, es que no eres digno de escuchar rock), o el regalo al final, y casi a capella (sólo con la ayuda de Nyman a modo de cálido colchón acústico), de la maravillosa «Winds of change»… Y lástima que esta vez se quedara fuera la increíble «Don´t be afraid of the dark», aunque por contra nos regalaron una inesperada «Eyes of a stranger», que les quedó de lujo con su melodía única (y por supuesto todo ello magnificado por el feeling único de Meniketti para este tipo de temas).

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa

De todos modos, a nivel de momentos emotivos, siempre será muy, muy especial escuchar «Forever» en directo, y una vez más fue sublime para cerrar show muy arriba antes de los bises, emotivo al máximo, como digo, y con toda la sala bailando y coreando mientras ellos miraban alucinados una vez más. Por otro lado, «Midnite in Tokyo» siempre es otro de los puntos álgidos, una de las canciones más bonitas del mundo, y es maravilloso poder volver a disfrutarla en directo después de algunos años en la nevera. Y personalmente me encantó el comienzo con «On with the show», el tema que abre «Facemelter», que me sonó maravillosa en directo, además de la recepción increíble con «I´m coming home», ya a mitad del show, como si fuera un superclásico más. Y si queremos bailar, que queríamos, nada como la divertida «Lipstick and leather», una de las sorpresas de la noche, o «Rock n´roll is gonna save the world», «Summertime girls» (que siempre nos encantó en España, y mira que es sencillota), esa brutal «Open fire», que no estaba en el set, o la gran «Rescue me», con la que terminaron entre cientos de aplausos más que merecidos.

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa

Y termino sin darle más vueltas: un concierto único una vez más y demostrando que al final las bandas más grandes no son necesariamente las que tienen más nombre (si es que Y&T no lo tiene ya bien labrado en el libro mágico de la historia del rock). Como siempre, perfectos, y no hay más que decir… ¿cuando vuelven?

Texto: David Esquitino

Fotos: David Esquitino ( LYNCH MOB en Madrid)

Fotos: Rafa Basa (Y&T en Valencia)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

P.D. – Un abrazo muy fuerte a Phil Kennemore y el ánimo más grande para que se recupere cuanto antes.

Nota de Rafa Basa: El concierto en el Club Durango de VALENCIA de Y&T fue alucinante, impresionante. Tras él, la fiesta 10º Aniversario RafaBasa.com fue un éxito.


Más fotos:

Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa
Y&T - Foto: Rafa Basa


CONCEPTION - LAST TOUR
SARATOGA - Gira 2023
DELALMA - Delalma
Z LIVE FESTIVAL 2023
LEGION GIRA 2023
ABSOLOM - La Era Del Caos
DARK EMBRACE - Hueso producciones
KIVENTS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre