Inicio Conciertos Crónica Concierto SLIPKNOT + MACHINE HEAD – Madrid

SLIPKNOT + MACHINE HEAD – Madrid

1
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil





Documento sin título

slipknot

+ MACHINE HEAD

Viernes 10 de Julio de 2009 – Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid – MADRID)

Tras el paso del tornado de Des Moines tres días antes por la capital gallega, el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid aguardaba en una tarde de severo calor inherente al mes de Julio a que unos SLIPKNOT que venían en calidad de cabezas de cartel lo arrasasen todo a su paso, con la oportunidad de verles como cabezas de cartel y con unos teloneros de auténtico lujo como eran MACHINE HEAD, que por cierto hacía menos que nos visitaban, más en concreto desde el Electric Weekend de Getafe. No obstante, la primera sensación que me dio nada más llegar a los aledaños del Palacio fue la de la escasa afluencia que había o al menos la poca gente que había según mis expectativas, que quizás estuviesen un poco altas para tratarse del mes de Julio, con METALLICA tocando además tres días después en el mismo emplazamiento y con el desembolso económico que ello supone para la gente, pero el caso es que dos colas de unas 300 o 400 personas cada uno siendo muy generosos aguardaban a una apertura de puertas que se iba a realizar con algo de retraso, aunque no demasiado.

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Ya dentro, lo primero que descubrimos fue que sólo se habían vendido entradas de pista (algo que al menos yo no sabía…), quedando las gradas por tanto totalmente vacías. La pista, que nadie se engañe, fue mucho más que suficiente para albergar a las 2.500/ 3.000 personas que más o menos se congregaron el Viernes en el Palacio, aunque lo cierto es que creo que debido a las gradas desiertas, no dejé de tener una sensación de vacío constante en lo que a la asistencia se refiere, una sensación de como si estuviésemos cuatro gatos, imagino que debido a todo el espacio que sobraba ya no solo en el graderío, sino de mitad de pista para atrás, con muchísimo espacio entre la gente y mucha comodidad en general, algo lógico imagino al haber un porcentaje tan pequeño de gente en relación a la capacidad absoluta del recinto.

Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Detalles accesorios aparte, la puntualidad de MACHINE HEAD a la hora de salir a escena ya con gran parte del escenario de SLIPKNOT montado fue uno de los primeros puntos a su favor, y lamentablemente uno de los pocos que voy a poder contar, pues muy a muy pesar, la del pasado Viernes no fue la noche de los americanos, y lo cierto es que no fue porque Robb Flynn y los suyos no le echasen ganas…

Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Las primeras filas ya estaban abarrotadas, y con tan solo un par de biombos con motivos de “The Blackening” a ambos lados, MACHINE HEAD salían a repartir cera a diestro y siniestro con un “Imperium” que no sonó a nada salvo a un amasijo de notas y distorsión casi disonante que se perdía y se mezclaba entre ecos… La gente aun así respondió bastante bien, y ya desde el comienzo me gustó mucho ver a chicos muy jóvenes corear a los de Oakland, aunque lamentablemente con la apisonadora “Ten Ton Hammer” el sonido no iba a mejorar, como tampoco sucedió con “Beautiful Morning”, “Struck A Nerve”, del “The More Things Change”, que llevaban tiempo sin tocar y que han recuperado para esta gira, o el resto de cortes en caer, pues fue obvio que por más que Phil Demmel cambiase su guitarra, pidiese que le subieran (cosa que hizo todo el concierto) o el grupo intentase comerse el mundo, el sonido no les acompañó lo más mínimo, algo que no se les puede achacar en absoluto y que de hecho ni siquiera sirvió para amedrentar a un público que no renunció al moshpit y que, con todo, lo pasó en grande. El setlist eso sí fue muy reducido, y no hubo cambio alguno con respecto al de fechas anteriores, un set en el que todos echaremos en falta un montón de temas pero que, objetivamente, no estuvo nada mal para presentar a unos MACHINE HEAD que, como teloneros, hicieron sencillamente lo que pudieron…

Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Setlist MACHINE HEAD:

  • Imperium
  • Ten Ton Hammer
  • Beautiful Mourning
  • Struck A Nerve
  • Bulldozer
  • Halo
  • Davidian

Luego, en lo que se montaba el resto del precioso escenario que los de Des Moines iban a dinamitar minutos después (metafóricamente hablando, que ningún asistente a METALLICA se asuste…), dio tiempo a hacer un par de reflexiones que sí que me gustaría exponer aquí. La primera fue que, a pesar de la sensación diáfana que irradiaba el Palacio, quizás no fuese tan malo después de todo, ya que dentro creo no equivocarme si digo que no hizo casi calor y se pudieron llevar la mar de bien los rigores del séptimo mes del calendario, eso quien decidiera ver el concierto desde un lugar más apartado, porque imagino que quien estuviera dentro del “bollo” no estará de acuerdo conmigo, como es lógico por otra parte. La segunda era más obvia, y es que el temor de que el sonido de MACHINE HEAD se repitiese en SLIPKNOT era obvio, algo que, a Dios gracias, no llego a ocurrir, sino más bien todo lo contrario…

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Nuevamente, la puntualidad fue la primera característica a destacar de la actuación de unos SLIPKNOT que, con absolutamente todo a su favor, no desaprovecharon la oportunidad de dar un severo conciertazo que ya avanzo que dejó a todo el mundo satisfecho, unanimidad que se explica muy simplemente diciendo que, a diferencia del SONISPHERE, en Madrid la gente vino a ver exclusivamente a los de Iowa como cabezas de cartel y se llevaron un concierto inolvidable, por lo que no había apenas espacio al “no me gustan”, si me explico…

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

El ambiente estaba caldeadísimo, y tan pronto se apagaban las luces a eso de las 22.15 de la noche comenzaban los chillidos en las primeras filas que irían ‘in crescendo’ con la intro de su primer trabajo, ya lejano y con sabor a clásico, que iba a dejar paso al caos más absoluto con “(sic)” tema que le sigue en dicho debut y que volvió loca a la gente. “Eyeless” no bajó ni un ápice el desenfreno del inicio, con un sonido brutal y un grupo entregadísimo como siempre, donde por cierto ya se notó desde el comienzo la ausencia de Chris Fehn (el de la máscara nariguda), quien según comentó Corey durante la actuación tuvo que marcharse debido al fallecimiento de un familiar cercano, una pena, pues suele ser de los que más juego dan, aunque no creo que su ausencia se notase tampoco en demasía en el devenir de un concierto que como anticipaba, fue casi perfecto.

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Ellos además imponen como muy pocos grupos pueden hacerlo, ya sea por la corpulencia de gente como Mick Thomson y su horrenda máscara o por la impresión que da ver a nueve tíos (ocho el Viernes) enmascarados no parar ni un solo segundo o simplemente por la agresividad de su directo, el caso es que te gusten o no, es realmente complicado aburrirte en uno de sus conciertos, y fue eso lo que vinieron a corroborar en el Palacio de los Deportes, que saben dar espectáculo y del bueno. Fue de hecho una actuación prácticamente perfecta, que a mí a título personal se me pasó en un suspiro, y que resultó sobresaliente en casi todos los aspectos, tanto en el de luces, con una iluminación a la altura de las circunstancias, como a nivel de sonido, que fue buenísimo durante casi toda la actuación, como a nivel de escenografía, actitud o setlist, que dejó contento a todo el mundo repasando temas de todos sus discos con mucha equidad.

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

“Wait And Bleed” y “Before I Forget” no fueron sino más leña para el fuego, con un público sobresaliente que no paró de hacer unas limpias que Corey bordó sin complicación alguna, siguiendo con un “Sulfur” que demostró la abrumadora aceptación que ha cosechado “All Hope Is Gone”, trabajo del que no me avergüenzo en absoluto de decir que me parece el mejor disco a todos los niveles que han grabado hasta la fecha. Turno después para “The Blister Exists”, seguida de “Dead Memories”, también del nuevo trabajo, y que supuso el primer cambio de telón (, un oasis en medio de tanto brutalismo que tuvo continuidad en un frenético no parar de himnos en la discografía de la banda, primero con “Disasterpiece”, con un Corey brutal que no dejaba de agradecer al público todo el apoyo, “Psychosocial”, que se ha convertido en una parada obligada ni un año después de que fuese elegido como primer single de “All Hope Is Gone” (impresionante la algarabía tras la presentación de este tema) y un primer final casi apoteósico con “Duality” y “People = Shit”, donde Paul Grey, James Root y Mick Thomson no pararon de hacer headbanging y en definitiva perder la cabeza como todo el mundo, en un espectáculo digno de ver.

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Faltaba todavía la que desde mi perspectiva fue la peor parte del show, los bises, con nuevo telón y un final creo que algo flojo teniendo en cuenta el soberano conciertazo que se estaban marcando los de Des Moines, ya no tanto por “Surfacing” y sus chillonas guitarras, sino por “Spit It Out”, un buen tema pero que no me parece óptimo para cerrar sus actuaciones (se notó en la gente…) y el outro, que despedía su actuación.

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

Grandísimo recital el que nos ofrecieron unos SLIPKNOT que no decepcionaron a nadie y que, ganando seguro muchos nuevos fans que se acercasen motivados por la curiosidad dieron un recital en el que todo salió, y a todos se llevaron por delante…

Setlist SLIPKNOT:

  • Iowa (Intro)
  • 742617000027
  • (sic)
  • Eyeless
  • Wait And Bleed
  • Before I Forget
  • Sulfur
  • The Blister Exists
  • Dead Memories
  • Disasterpiece
  • Psychosocial
  • Duality
  • People = Shit
    ——————-
  • Surfacing
  • Spit It Out
  • Till’ We Die (Outro)

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)


Más fotos:

MACHINE HEAD

Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Machine Head - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

SLIPKNOT

Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío
Slipknot - Foto: Jorge del Amo Mazarío

 

 

 

 


1 COMENTARIO

  1. ¡Saludos! Soy nuevo por aquí. Revisando crónicas me he encontrado con esta en concreto sobre la que quería dar una opinión, muy subjetiva, sea dicho. A todos los efectos, para mí el concierto de SlipKnoT fue perfecto de principio a Bis. Digo Bis, porque hasta ese momento y como se dice en la crónica, el concierto había sido increible, buen sonido, buen espectáculo, gran setlist, pero.. llegó el pero. Como fan acérrimo de los de Iowa, me vi los conciertos previos que ofrecieron en el Rock am Ring de Alemania y en el Download de Reino Unido. Que pasó, vi esos setlist y pensé, mal hecho, que si en un festival tocaban 16 o 17 temas, en un concierto exclusivo suyo, no serían menos. Pues si, lo fueron, tocando solo 13 temas, con lo cual llegamos al punto en el que todos concordamos, el concierto fue muy intenso y espectacular, pero corto. Y con un final, poco digno. Siempre defenderé que el final perfecto para SlipKnoT debería ser “Pulse of the Maggot” de su genial Sublimninal Verses o “Vendetta” de su último disco, All hope is Gone (canción que no alcanzo a comprender el porque no la tocaron nunca en concierto, es carne de directo, solo con el estribillo te ganas a medio mundo) y finalizando con la bestial y despiadada SURFACING, para mí el himno más apropiado para dedicarle a este mundo tal y como se suceden, un día tras otro, las cosas.

    Al margen del bis, añoré y mucho la preciosa a la par que angustiosa “Vermillion pt1”. Como dije antes, “Pulse od The Maggots” o incluso algún temita más del A.H.I.G, “Gematría…is the killing name” me parece la mejor junto a “Snuff”. Hasta me hubiese conformado con “Get This”, bonus track de su primer trabajo y que venían tocando en todos los conciertos. En conclusión, se dejaron 3 o 4 temas en el tintero, y a mi parecer eso no le hizo ningún bien a la velada, la cuál pasará a la historia de los que allí estuvimos, pues fue un puro derroche de metal, con buen sonido, espectáculo y muchas melenas al viento y algún que otro moraton, es lo que tiene la primera fila.
    (Anecdota personal: Sumado a una púa de Jim Root, guitarrista más conocido como 4#, y una baqueta de Joey Jordison, que debe estar disfrutandola cualquier otro en su casa, si un tipo de seguridad, no la hubiese tirado a tomar por culo como la tiró en vez de darmela, como era deseo de Joey. Yo, lLevaba una máscara suya, que encontré tirada, y él (Joey) la vio, y quiso ofrecerme su baqueta, dandosela al tipo este para que me la diera a mí, bueno, pues nunca más se supo de la susodicha, eso sí, el tipo no se libro de mi enfado y menos mal que Joey me firmó la mascara, sino, ……..)

    En fín, una noche como solo SlipKnoT puede ofrecerte. INIGUALABLE/S

    p.d: Ojalan vuelvan este verano, ¡¡toquemos madera!!!