Inicio Lanzamientos A-Z FALCONER – Among Beggars And Thieves

FALCONER – Among Beggars And Thieves

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

FALCONER son una de mis máximas debilidades desde que me dejaran completamente destrozado en el 2001 con su trabajo homónimo. Lo que parecía un simple proyecto se consolidó, más aún con la edición de “Chapters From A Vale Forlorn”. Y es que la pócima mágica no era tan mágica, simplemente era calidad, y el juego de contrastes hizo el resto: guitarras ultra afiladas, veloces, y una voz completamente inédita en la escena, con una vertiente melódica y épica que creo que dejó patidifuso a cualquier que le prestase atención. Creo que aún a día de hoy, donde se dice que todo está inventado, la voz de este hombre sigue sorprendiendo.

La marcha de Mathias fue una especie de principio del fin, se perdía la magia. “The Sceptre Of Deception” y “Grime Vs. Grandeur” no dejaban de ser buenos discos, pero simplemente eso, típico Power Metal, y una banda especial como ellos, pasaba a formar parte de la legión de bandas forjadas bajo un mismo patrón. Y es que el papel que tuvo que desempeñar Kristoffer Göbel no fue muy agradable, ni muy fácil.

Tal vez la exigencia de conciertos ante un éxito que ellos mismos no se esperaban, hizo desistir a Mathias de seguir con el grupo por no perjudicarle. La decisión estaba clara, y Stefan fue listo, nada de conciertos, muy pocos y escogidos, y Mathias al barco de nuevo. “Northwind” nos devolvió a los buenos tiempos. Para mí, uno de los discos más esperados del año 2006, y realmente, alcanzó las expectativas.

Y es que desde que la voz implacable y maravillosa del impasible Mathias Blad volviera al grupo, su ascenso ha sido proporcional al aumento de calidad en sus discos. De todos modos, a estas alturas y a sabiendas de lo que estos tipos pueden ofrecer, este trabajo se puede considerar un poco decepción.

La crudeza de “Falconer” ya no se encuentra en sus trabajos, pero en cambio hay una mayor épica, y un gusto por las melodías que siempre ha sido marca de la casa de Stefan Weinerhall; incluso algunas armonías de tinte más épico, recuerdan a los tres trabajos de los MITHOTYN, una banda que en parte se adelantó al tiempo con su propuesta. Los solos han ganado en calidad, cada vez son más coloristas, y demuestran una mejoría apabullante de Jimmy Hedlund.

De Mathias Blad, posiblemente esté todo dicho. Solo recalcar que posiblemente, su paso por escenarios de teatro, ayuda en el dramatismo con el que sabe dotar cada estrofa que canta, o mejor dicho, interpreta. Los toques folk siguen apareciendo, pero de una forma sutil, con algunos toques escondidos, que no dejan de ser una seña de identidad en FALCONER.

La producción de Andy LaRocque, por supuesto impoluta, impecable, pero quizás demasiado para mi gusto, parte de la fuerza se ha perdido en pos de una mayor dosis detallista.

Trepidante el inicio de “Field Of Sorrow”, en el que por un momento la velocidad y los riffs nos recordarán a su imponente opera prima, pero el sonido de FALCONER se ha ido refinando. Y es que las melodías han ganado en pulcritud y magnitud. La voz imponente de Mathias sigue navegando sobre las armonías creadas por Stefan, alternando la delicadeza y la rudeza.

“Man Of The Hour” posee melodías similares a “Heresy In Disguise”, con una parada en el estribillo espeluznante, con la voz de Mathias completamente desnuda. “A Beggar Hero” es una balada con acústica, breve con maravillosas voces femeninas a cargo de la señorita Evelyn Jons.

“Vargaskall”, la armonía inicial recordará a los tiempos de MITHOTYN, cantada íntegramente en su lengua natal, con tintes de marcha militar; no en vano su idioma le da un aire marcial y agresivo. “Carnival Of Disgust” posee las melodías evocadoras, propias de los cantos de las sirenas, cargadas de melancolía, recordando a “We Sold Our Homesteads” de “Chapters From A Vale Forlorn”.

“Mountain Man” tiene tintes irlandeses en algunas melodías, pero el estribillo con unos tímidos coros se asoma perturbador, con un Mathias haciéndose amo de un corte donde también asoman algunas instrumentaciones, un paso lógico dentro de la propuesta de FALCONER.

“Viddernas Man”, también cantada en su lengua natal, incide en las melodías evocadoras de teclado. “Pale Light Of Silver Moon” es un intento claro de recuperar la esencia de su primer trabajo. Puro speed con un doble bombo constante a cargo del fiel escudero Kasrten Larsson, y armonías por doquier, enlazadas en una perfecta comunión al galope de cambios de ritmo imposibles.

“Boiling Led”, con letras de Blad, posee unas guitarras con más presencia, y con algunas melodías breves en plan Death melódico del que se hacía en Göteborg. “Dark Ages” solo está presente en la edición especial, es un tema con tintes rockeros, con un rimo marcadamente vacilón y un estribillo propio del Hard Rock más elegante. Ya experimentaron con este sonido en “Busted To The Floor” de su segundo trabajo.

“Skula, Skorpa, Skalk” no es la delantera de ningún equipo del este. Un nuevo tema cantado en su lengua natal de Suecia, que recordará al bonus track de su primer trabajo, “Per Tyrssons Döttrar I Vänge”, por los ritmos alegres a la vez que cargados de cierta nostalgia. Un gustazo para los oídos.

“Dreams And Pyres” es un extenso tema de más de 7 minutos, donde Mathias es respondido por una calida voz femenina. Aquí se muestra la cara más sinfónica de la banda, un paso natural en la trayectoria de FALCONER como ya se ha comentado antes, y es que es un terreno que le va que ni pintado a lo que hoy en día son los suecos. Las instrumentaciones rimbombantes marcan el inicio, hasta que las partes metálicas irrumpen de forma pasmosa. El estribillo con unos coros geniales (chapó Mr. Andy), le da un toque teatral al tema, con partes casi narradas con un aire a musical de Broadway.

Para acabar, otro tema cantado en su lengua materna, solo para la edición especial: “VI Sälde Vara Hemman”, que no es más que la versión sinfónica de “We Sold Our Homssteads”. En esta misma edición, también podemos ver un video muy bien producido (por fin!!! Algún video pasado de la época de Kristoffer daba vergüenza ajena), donde se entremezclan imágenes de la banda tocando en un granero y otras de una ejecución medieval. Realmente brillante. Por supuesto Mathias, en el video se comporta igual que sobre el escenario, impasible, perdido… pero creo que todos los que amamos a esta banda, tenemos asumido este hecho y el que tampoco los veamos en directo.

Es un trabajo genial, a día de hoy el dúo Mathias – Stefan no puede ofrecer nada malo, uno es demasiado elegante, el otro es demasiado genio. Pero está claro que este ya es su sexto trabajo. Es un discazo, por supuesto, pero… ¿supera a sus dos increíbles primeros trabajos? No, de ninguna manera, superar eso sería alcanzar la perfección supina. ¿Supera al anterior “Northwind”? pues tampoco, se queda casi a un mismo nivel. Si esto fuera un disco debut sería de 10, pero a estas alturas estoy convencido de que esta gente solo puede ofrecer calidad a raudales, incluso más de la que ya de por si hay en “Among Beggars And Thieves”.

Àlex Sánchez Cerro
alex_sanchez@rafabasa.com

Track list:

  1. Field Of Sorrow
  2. Man Of The Hour
  3. A Beggar Hero
  4. Vargaskall
  5. Carnival Of Disgust
  6. Mountain Men
  7. Viddernas Man
  8. Pale Light Of Silver Moon
  9. Boiling Led
  10. Dark Ages (bonus)
  11. Skula Skorpa, Skalk
  12. Dreams And Pyres
  13. Vi Sålde Våra Hemman (bonus)