Inicio Lanzamientos A-Z SLAYER – Christ Illusion

SLAYER – Christ Illusion

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

SLAYER es una banda que no deja indiferente a nadie, hagan lo que hagan saquen el disco que saquen, el grupo siempre consigue dar la nota. Para este nuevo “Christ Illusion” editaron el single “Cult” el día 6 del 6 del 2006, la portada levantó las más airadas reacciones y algunos fans incitaron al caos en el día internacional de SLAYER, desde luego una auténtica locura la que desata este grupo cada vez que vuelve a la acción.

Con este “Christ Illusion”, han conseguido mejorar notablemente con respecto a sus dos anteriores obras, especialmente respecto al infame “Diabolus In Musica”, que es sin duda el peor disco que nunca hayan editado.

Tampoco vamos a llevarnos a engaño con esa mejoría, no es que los americanos hayan conseguido emular los logros obtenidos en obras como “Show No Mercy”, “Reign In Blood” o “Seasons In The Abyss” (no creo que fuera esa su intención), pero si han alcanzado un mejor compendio entre los actuales SLAYER y los más clásicos, faceta esta que abunda sobre todo en las composiciones de Kerry King. Habrá gente que no encuentre diferencia entre los SLAYER de ahora y los de hace 20 años, pero si la hay y mucha. Lo que hace que esa diferencia sea menos obvia, es que el grupo, a pesar de cambiar, se ha mantenido fiel a sus orígenes, mientras antiguos compañeros de viaje como METALLICA, ANTHRAX, MEGADETH o TESTAMENT han ido limando asperezas, el cuarteto californiano ha seguido apostando por la agresividad constante, siempre han continuado dando caña y haciendo de sus actuaciones un verdadero campo de batalla, algo que muchos de los antaño llamados grupos de Thrash Metal, han ido perdiendo con los años.

Este “Christ Illusion” despierta buenas vibraciones desde el principio, ya la portada es cercana a la utilizada en “Seasons In The Abyss”, por fin, y digo por fin, han recuperado el logo original tras esos insultos aparecidos en “Diabolus In Musica” y “God Hates Us All”, y por si fuera poco, la apertura con “Flesh Storm” es absolutamente brutal. Te dan ganas de escuchar el disco, te apetece seguir descubriendo si SLAYER han vuelto, y aunque no es para tirar cohetes, si es obvio que el grupo ha querido recuperar formas y estructuras del pasado. Para este retorno, ha habido un factor absolutamente determinante, algo que hace que este álbum sea el disco que más suena a SLAYER desde “Seasons In The Abyss”, y es por supuesto, Dave Lombardo. El hijo pródigo vuelve a dar a SLAYER esa seña de identidad que habían perdido, porque SLAYER es un compendio, un conjunto, un puzzle que no casa si falta una pieza. A lo largo de los años, no han perdido agresividad, no han perdido actitud, siguen siendo una máquina de matar en directo, Tom Araya sigue voceando como un auténtico becerro, los riffs terror marca de la casa todavía marcan la pauta, pero faltaba algo, algo que ha hecho de los tres últimos álbumes del grupo, trabajos anodinos, carentes de un espíritu y una identidad antes muy bien definida. Es cierto que han sido álbumes que han tenido una buena respuesta y que han ayudado a SLAYER a alcanzar un estatus importante, pero seamos honestos, ninguno le llega a la suela de los zapatos al peor de los discos editados por el grupo en los 80, sea cual sea.

Retomando el tema, ahora el puzzle está completo, Lombardo ha aportado al sonido del grupo lo que le faltaba, el raid vuelve a sonar como antaño, los dobles bombos vuelven a llenar y esos breaks tan característicos vuelven a brillar con luz propia.

Todo esto ha influido obviamente en el conjunto, haciendo del bajo de Tom Araya un instrumento más sólido, y permitiendo a las guitarras explayarse como hacía mucho tiempo que no hacían.

Metiéndonos de lleno en el disco, hay que avisar que la mayoría de los temas tienen algún cambio desagradable por decirlo así, pero la línea general del álbum mantiene bastante bien el tipo.

Algo también notorio dentro de este disco, es la gran diferencia que hay entre las composiciones de Jeff Hanneman y Kerry King. Los tres temas que compone el primero son literalmente abominables, sobre todo “Eyes Of The Insane”, un tema muy moderno y realmente anodino, “Jihad” suena algo mejor, tiene algunas partes y cambios interesantes, pero tampoco llega, y la más salvable es “Black Serenade”, una canción con algunos riffs muy buenos que recuerda vagamente a “Mandatory Suicide” y que va más acorde con lo que predomina en el disco. Kerry King también tiene sus momentos malos, “Catatonic” es espesísima, y aunque quiere tener un aire a “South Of Heaven”, no consigue ni de lejos recrear la atmósfera de ese álbum. Ese intento de acercamiento a “South Of Heaven” es patente en varios de los temas del disco, ya hemos hablado de “Black Serenade” y de la citada “Catatonic”, pero también “Skeleton Christ” apuesta por esa pesadez y densidad tan presente a veces en SLAYER. De todas formas, el auténtico protagonista de este álbum es la caña, “Confearacy” es sencillamente demoledora, el mejor tema del disco con “Flesh Storm”, “Catalyst” al igual que “Cult” continúan arrasando, a pesar de que estas dos últimas tienen algunas partes bastante olvidables, y para concluir, “Supremist”, el tema más extraño del disco, interesante y horrible a partes iguales, tan pronto tiene caña como no, tan pronto escuchas un riff que parece directamente sacado de “Show No Mercy” como te encuentras en medio de un cambio más propio de MACHINE HEAD. Lo cierto es que tanta maraña hace que el tema sea difícil de digerir y que pase más bien desapercibido dentro del contenido del álbum.

En lo que al plano sonoro concierne, este es un punto que no quiero pasar por alto, el disco no está mal, cierto, pero la batería ha quedado muy escondida, aunque se pueden escuchar los redobles con claridad, el bombo está muy escondido, al igual que la caja, y el raid ha perdido la presencia de días pasados. Las guitarras rítmicas suenan un poco cochambrosas, pero por el contrario, los solos y riffs suenan nítidos y con presencia. Sin duda una producción un tanto atípica, que aunque no me gusta nada en conjunto resulta. Al final tiene fuerza y hace sonar al grupo muy compacto.

Este “Christ Illusion” es de alguna manera cercano a “Seasons In The Abyss”, tiene cosas cercanas a “South Of Heaven”, cosas cercanas a los discos más cañeros del grupo, y algunas cosas raras. La diferencia radica sobre todo en los temas más densos, que en esta ocasión, no han sido tan afortunados como en su día lo fueron “Skeletons Of Society”, “Seasons In The Abyss” o “Dead Skin Mask”. De todas formas, teniendo en cuenta sus anteriores lanzamientos, “Christ Illusion” no es un mal disco, tiene temas muy buenos y el compendio total hace albergar esperanzas para un posible regreso de los auténticos SLAYER, ojalá que así sea. Además es un disco corto y conciso, 38 minutos de agresión sin concesiones, como tiene que ser.

Antonio Cerezuela

Track List:

1.Flesh Storm
2.Catalyst
3.Eyes of the Insane
4.Jihad
5.Skeleton Christ
6.Consfearacy
7.Black Serenade
8.Catatonic
9.Cult
10.Supremist