Inicio Conciertos Crónica y fotos de EVERGREY + FRACTAL UNIVERSE + VIRTUAL SYMMETRY en...

Crónica y fotos de EVERGREY + FRACTAL UNIVERSE + VIRTUAL SYMMETRY en Barcelona

0

 

EVERGREY

+ FRACTAL UNIVERSE + VIRTUAL SYMMETRY

Miércoles 19 de Octubre de 2022 – Sala Bóveda – Barcelona

El aplazamiento de giras por el efecto de la pandemia ha dado lugar a hechos tan insólitos como que bandas que en el 2020 iban a presentar nuevo disco en directo, vengan ahora, en el 2022, a presentar dos. Es el caso de EVERGREY, que aprovechó la presente ocasión ahora para mostrarnos lo mejor de sus dos últimos lanzamientos: "Escape of the Phoenix" y el más reciente "A Heartless Portrait: The Orphean Testament". Para esta ocasión, el cartel se completaba con dos interesantes formaciones pertenecientes al amplio abanico del metal progresivo, cada una con su estilo peculiar.

Desde Suiza llegaban VIRTUAL SYMMETRY una banda que nació como un proyecto en solitario del multiinstrumentista Valerio Æsir Villa, pero que desde hace una década se transformó en banda completa. Esta era su primera visita a Barcelona y venían a presentar su reciente lanzamiento que lleva por título el mismo nombre de la banda, toda una declaración de intenciones. Y la verdad es que convencieron desde el primer momento, mostrándose como una banda sólida, fresca y espontánea a un nivel de exigencia altísimo. Temas como "The Paradise of Lies" o "Come Alive" dejaron evidencia que estamos ante una formación con una propuesta exquisita, que sabe combinar a la perfección la técnica con la melodía y traducirlo en canciones sensacionales. Aunque Valerio, a la guitarra, tomaba el papel de director de orquestra, me encantó su cantante, el simpático Marco Pastorino, que ralló en todo momento un nivel excelente, animando insistentemente al público. Fueron cuatro largos temas en poco más de media hora, suficientes para lograr fichar a nuevos seguidores que estaremos expectantes ante futuras visites de la banda.

Mucho más agresiva fue la propuesta de FRACTAL UNIVERSE, con su metal progresivo técnico cercano a bandas como Obscura, MESHUGGAH o GOJIRA con guitarras de siete cuerdas y esas afinaciones en tonos bajos tan características. Aunque el último disco de los franceses data de 2021 ("The Impassable Horizon"), empezaron repasando temas más antiguos como “Sons of Ignorance” y “Oneiric Realisations”, donde no faltaron blast beats y doble bombo a piñón que invitaban a hacer headbanging. 

El espectáculo fue más atractivo gracias a unas incesantes columnas de humo y unas pequeñas plataformas donde no pararon de alzarse los guitarristas Hugo Florimond y Vince Wilquin, este último también cantante. La parte rítmica sobresalió en todo momento, no sólo en las canciones más rápidas y es que en cortes más tranquilos, como “Symmetrical Masquerade”o “Car Legacy of Hatred” no paraban de relucir fraseos con figuras excepcionales de la batería de Clément Denys. Me encantó que las partes de saxo, un instrumento tan poco habitual en este estilo, que hay en temas como “Fundamental Dividing Principle” o “A Clockwork Expectation” se interpretasen también en directo por parte de Vince.

La actuación fue de más a mejor con un final apoteósico. La larga ovación final por parte del público demostró que, como sucedió con la banda anterior, convencieron y mucho.

Desde 2019 que EVERGREY no venían a Barcelona, en aquella ocasión para presentar su disco “The Atlantic”. Repitiendo en la sala Bóveda y ante un gran telón de fondo con el logotipo de la “E” inicial del nombre de la banda, los de Göteborg salieron a escena con “Save Us”, el tema que da inicio a su último disco y que es toda una declaración de principios, seguido de “Weightless”. Un buen inicio que sirvió para engrasar y calentar la voz de un Tom S. Englund pletórico y omnipresente. “Distance” fue ya un punto álgido, de esos temes que te ponen la piel de gallina con todo el público coreando.

Otros temazos más actuales como son “Eternal Nocturnal” o “Where August Mourn” refuerzan la impresión de que nos encontramos ante unos EVERGREY que están mejor que nunca. Que las canciones del último disco, "A Heartless Portrait: The Orphean Testament", son más melódicos que el anterior, "Escape of the Phoenix", quedó en evidencia en cortes como “Midwinter Calls”, donde se explota no sólo el buen estado de forma vocal de Tom, sino el uso de coros y la implicación también del público en los temas.

En todo momento se respiraba el buen rollo que hay entre la banda con ese intercambio de miradas y risas cómplices. Sobre todo entre Tom y el excepcional guitarrista Henrik Danhage, compañeros desde hace muchos años. Una conexión y detalles que no pasaban desapercibidos, todo y que la banda en algún momento mostró síntomas de cansancio al encontrarse, no obstante, en el periplo final de su gira europea y llevar más de un mes de actuaciones.

El sonido de las sondes acústicas de barco anunciaban un gran tema épico y melódico como es “A Silent Arc”, mientras que “In the Absence of Sun” nos mostró la vertiente más tranquila de la banda con Tom cantando inicialmente con el único acompañamiento de Rikard Zander a los teclados. Con “Call Out the Dark” sorprendió lo familiarizado que estaba el público con los nuevos temas.

Tras un pequeño discurso y brindis con cerveza para mostrar la satisfacción de estar de nuevo en la carretera para reencontrase y verse la cara de nuevo con sus seguidores, se permitieron la licencia de bromear durante “My Allied Ocean” con el bajista Johan Niemann pisando el pedal wah de Tom. Un clásico que no puede faltar es “A Touch of Blessing” con esas líneas de guitarras dobladas que se funden para crear melodías perfectas, que dio paso a un breve descanso por parte de la banda antes de encarar la recta final del concierto.

Cuando en la espera de los bises el público corea de forma natural el nombre de la banda y el clásico “oee oeee” es que la velada está siendo perfecta. La banda retomó el escenario con sus integrantes uniformados con camisas blancas para atacar con “Blindfolded”, otro de los temas más sonados de su último disco que se enlazó sin pausa con la gran “Recreation Day” ante una audiencia totalmente volcada, que luego no paró de cantar en “King of Errors”, el tema con el que los suecos suelen cerrar últimamente sus conciertos, con el teclista ondeando una gran bandera a medio tema.

Unos bises que mostraron el presente y pasado de unos EVERGREY que se muestran en un estado de forma excepcional, defendiendo temas nuevos y clásicos con un directo impecable lleno de fuerza, emoción y sentimientos.

Texto y fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

CONCEPTION - LAST TOUR
SARATOGA - Gira 2023
DELALMA - Delalma
Z LIVE FESTIVAL 2023
LEGION GIRA 2023
ABSOLOM - La Era Del Caos
DARK EMBRACE - Hueso producciones
KIVENTS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre