Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de KK’S PRIEST – Sermons of the Sinner

Critica del CD de KK’S PRIEST – Sermons of the Sinner

28

 

KK’S PRIEST – Sermons of the Sinner

Discográfica: EX1 Records

K K’S PRIEST - Sermons of the Sinner

En estos tiempos revueltos, donde nuestras bandas favoritas van poco a poco envejeciendo y se celebran constantemente giras aniversario, aún quedan veteranos con ganas de desconcertar al personal con material nuevo. K.K. Downing dejó JUDAS PRIEST de forma algo truculenta hace diez años y desde entonces intentó recuperar un trono que quizás le pertenezca en parte, pero que ha visto como sus compañeros optaban por otros derroteros e hilaban fino para encontrar un sustituto de altura que le desterraba a su ostracismo particular. Acontecimientos todos ellos que ligados a la inquietud del conocido guitarrista de casi setenta palos por seguir en activo, le han conducido a montar su propia banda KK’S PRIEST.

KK’S PRIEST quedaba conformada por el mismo y Tim Ripper Owen como principales avales. Complementaban el quinteto A.J. Mills (HOSTILE), Tony Newton (VOODOO SIX), y Les Binks. Este último sustituido en los parches por Sean Elg (CAGE).

Como era de esperar, su nueva obra está plenamente interconectada con el estilo primigenio de JUDAS PRIEST , rescatando muchas características de los años ochenta para su nuevo material. Dando la sensación a veces de haber escuchado buena parte de ellas en algún momento. Después de una vetusta introducción al más puro estilo del rollo, inauguran su nueva obra concatenándola con “Hellfire Thunderbolt” un fuerte petardazo que exhibe la perfecta aleación de mástiles Downing / Mills alardeando de esa conexión dual donde tanto han sobresalido siempre JUDAS PRIEST. Tim Ripper muestra sus credenciales esgrimiendo sus cualidades con algunos potentes falsetes. Unas cualidades donde su buen estado de forma se irá trasladando a lo largo de todo el álbum.

El tema homónimo “Sermons of the Sinner” sirve nuevamente a Tim Ripper para descollar, dejándose la garganta con una buena sesión de agudos que harán las delicias de los acólitos, en un corte evolutivo donde exponen una fases instrumentales muy destacadas. En castellano presentan “Sacerdorte y Diablo” otro tema con un enfoque muy clásico donde el predominio de las guitarras con unas pegadizas melodías  alcanza su cénit en unos solos vertiginosos que ponen los pelos de punta.

Lejos de reducir la velocidad salta “Raise Your Fists” un soberbio tema que parece cocinado a fuego lento para disfrutarse en directo. Reúne todos los ingredientes clave para hacer saltar un recinto por los aires, un inicio letal, un coro brutal, guitarras dobladas y sobre todo unas letras fáciles de vociferar. 

Melódicamente hay tramos que recuerdan a Iron Maiden y por ser quisquillosos, quizás pudiera haber margen de mejora en unas baterías que aun así cumplen con solvencia. Raise! Your Fists! A colación “Brothers of the Road”  un himno armonioso en toda regla que produce sensaciones agridulces, ya que a medida que evoluciona se torna como uno de los cortes más endebles s y predecibles.

“Metal Through and Through” es uno de los dos temas que superan los ocho minutos de duración. La banda juega con los tempos, recurre a la emotividad propiciada por la lentitud de varias partes de la canción y extiende un filón de solos que bordan con cierto acierto y precisión. A pesar de ello, no evita que se pongan los puntos de mira encima de él, debido a la sobrecarga de material que acarrea y a varios trozos que resultan desenfocados.

“Wild And Free” es un tema intenso y vertiginoso, bastante bien pulimentado al que sólo se le puede discutir su excesiva  reincidencia. “Hail for the Priest” es otro tema cargado de significado que sigue a rebufo de los previos, manteniendo una intensidad que no decrece ni un instante y pelea por aguantar el exigente tipo. Como colofón un corte épico de nueve minutazos “Return of the Sentinel”, que sirve de continuación al mítico tema del Defenders of the Faith. Los virajes producidos en la potencia del tema le otorgan un diferencial muy sugerente sobre el resto de los temas y lo encumbran entre los destacados.

Este álbum va  fundamentalmente dirigido a los seguidores del heavy metal tradicional de toda la vida y en especial a los fans de JUDAS PRIEST que lejos de toparse con una disyuntiva, encuentran un suplemento en este álbum, cuyo lugar en la estantería coincida seguramente con el de Firepower.

Txema Garay

Lista de Temas:

  1. Incarnation
  2. Hellfire Thunderbolt
  3. Sermons Of The Sinner
  4. Sacerdote Y Diablo
  5. Raise Your Fists
  6. Brothers Of The Road
  7. Metal Through And Through
  8. Wild And Free
  9. Hail For The Priest
  10. Return Of The Sentinel

 

 

 

 

OBUS - MADRID
EASY RIDER - Metamorphosis
SARATOGA GIRA
DARK RAILS - HELL-TRAIN
GUADAÑA – Erytheia
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
EVIL HUNTER - Lockdown
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

28 COMENTARIOS

  1. Disco de buenas ideas y otras tantas muy malas. Owens defrauda, siendo honestos. Supongo que tiene una buena amistad con KK, pues recién empezando banda, otro en sus cinco sentidos, a sabiendas de que Stu Block quedó desocupado a principios de este año, le hubiera dado las gracias al desgastado primero, para al menos preguntar por los servicios del descomunal segundo (finalmente Stu volvió a Into Eternity, cosa que me emociona). El caso es que de haberse decantado KK por otro vocalista más versátil y en forma (+ otro nombre para la banda + letras con identidad propia + un pelín de edición en los temas largos), estas mismas canciones dejarían de ser una simple continuación de Jugulator y Demolition para transformarse en algo más original, excitante y atrayente, no sólo para los ya seguidores de KK y Judas, sino, ¿por qué no?, para un nuevo público. Veremos si hay futuro aquí…

    • A mí Owens me ha gustado, lo que no soporto es cuando se pone en modo agudos y no para, pero aquí hay partes en la voz que no hemos escuchado tanto, lo que tienen que mejorar es la producción y pulir más las canciones, de hecho en el disco hay partes muy buenas que luego se joden con otras que no vienen a cuento, pero bueno,.

  2. Despues de darle unas cuentas escuchas, es un buen disco. No puedo decir otra cosa, porque tiene 4-5 temas que me gustan bastante y los que puedo considerar más flojos, se jejan escuchar. Puede que en alguna de las canciones largas sobre algún ritmo que está metido con calzador, la producción es mejorable… pero en general es un buen disco, que a medida que escucho me va enganchando más.
    -Metal Through And Through (muy buena, quitando el ritmito acelerado que no pega)
    -Hail For The Priest (Me gusta)
    -Raise Your Fists (buena)
    -Sermons Of The Sinner (podría estar en cualquier disco de Judas Priest)

    Hasta Return Of The Sentinel, que inicialmente no me entró, me pareció demasiada larga, tiene partes muy buenas, en resumen, muy buen disco.

  3. Como ya he podido hacer en otro artículo relacionado con la banda pues copio y pego mi opinión al respecto:

    Habiendo escuchado el disco a través de Youtube debo decir que a voz de pronto me parece un disco un tanto irregular;igual es que yo me he credo unas espectativas demasiados altas teniendo en cuenta de quienes hablamos pero en fin…

    Me faltan estribillos más pegadizos,memorables tal vez,solos de guitarra con garra y gusto y no sólo recorrer el mástil de arriba a abajo y al contrario sin sacar nada en claro o en su defecto guitarras dobladas tocando la misma melodía…pues no,nada eso.

    De Tim “Ripper” Owens pues he notado que ha perdido mucha voz aunque el que tuvo retuvo no obstante;con frecuencia usa falsetes y dejes a lo Eric Adams de Manowar en cuanto casi a recitar las letras en vez de cantar y lo más novedoso en cuanto a lo musical sea el hecho de no sonar al 100% a Judas sino que en algún momento me recuerdan a los Maiden del “Killers” o a los citados Manowar amén que su sonido con frecuencia me recuerda a los Judas de finales de los ’70 y otros más al estilo de las canciones más cañeras del disco “Nostradamus”.

    No es un álbum horrible ni mucho menos pero a mí me ha dejado un poco a medias;prefiero más lo que editó Glenn Tipton en solitario aunque tampoco es que tuviera una grandísima repercusión o bien lo realizado por Halford en solitario.

  4. Me ha parecido un buen disco que muestra toda la valía vigente del gran KK Downing, muchos momentos Priest, algunos momentos Maiden (se nota a la legua quien es la principal influencia de ese bajista) y comparto que la batería podría haber sonado mejor, pero es un disco que me agradó a pesar de que ese “Sacerdote y Diablo” pronunciado en castellano por Ripper suena muy cutre jajaja.

  5. A mí me ha gustado más de lo que esperaba. La producción es mejorable pero no está mal. Eso sí las letras a veces son un poco Manowar y quedan pelín ridículas. Las guitarras perfectas, ni una pega. Ripper sigue cantando bien pero no me transmite emociones, le falta ese algo que tienen los grandes. Un disco a la altura de Priest.

  6. No puedo estar más en desacuerdo con el comentario final acerca de Firepower y este disco de KK,S.
    Firepower es un señor disco, con unas ideas claras y unas líneas tanto vocales como instrumentales muy superiores, en mi total en intransferible opinión, a las de este disco.

    Sermons es un buen disco de metal, con muchas partes que recuerdan a Jugulator. Pero el mismo Jugulator es un discazo con un Owens que rompió moldes.
    Aquí se ha intentado eso y no ha salido como aquello.

    Los solos de guitarra no me han emocionado mucho apenas y la voz de Owens, como mucha gente piensa, suena demasiado alta y chillona en demasiadas ocasiones, cuando Owens es un vocalista excepcional tanto en registros altos o muy altos como bajos.

    Con el paso del tiempo, como todo, realmente veremos el potencial de KK,s, no el generado por el ruido mediático.
    Por ahora un buen disco sin más.
    Espero al siguiente y ahí veré que plan tiene en la cabeza mister KK.

  7. Muchos seguidores de Priest atacando al disco; Pienso que quien le dio play al album sabe con anterioridad como suena Ripper y a que van a sonar las canciones compuestas por KK, asi que sin misterios nos sentamos a escuchar el producto y el resultado es muy favorable, disfrutable, enganchador y obviamente complementario a lo que tanto nos gusta de Judas Priest.

  8. A mi también me ha encantado. Me parece un disco de heavy metal sin experimentos ni cosas raras. Claro que no tendrá clásicazos y que algunas canciones suenan un poco oídas pero que esperabais de un tío lleva 40 años siendo el fundador de un sonido iconico junto con Typton .. y que quiere demostrar sigue siendo el referente
    A mi lo único me sobra es todo el rollo de declaraciones se trae con los Judas debería mirar para delante y pasar del tema.
    Me parece un lujo que esta gente ( Maiden, Judas , ACDC) sigan sacando lps con lo poco renta ahora mismo y sin conciertos por la pandemia. Yo con su edad me jubilaba jj

  9. Yo solo he escuchado los 5 adelantos que han sacado (hasta que no me llegue el disco no escucharé el resto) y de momento no está mal, pero me atrevo a decir dos cosas, 1º No veo el sonido Jugulator (discazo) por ningún lado, 2º Me parece que no se le va a poder comparar al magnífico Firepower.

    • Para sacar un disco como Firepower hace falta un productor (guitarrista y arreglista) como Andy Sneap, mejorando esto, el disco de KK podría haber sido mucho mejor, y no está nada mal, pero sigo diciendo que hay canciones que podrían ser redondas pero se joden por ritmos y partes que no vienen a cuento, eso un buen productor te lo pule, además del sonido. Solo hay que escuchar los discos que produce Andy Sneap: Accept, Judas Priest (Firepower), Testament, Saxon….

  10. Buen disco de heavy metal. Buenas guitarras, producción modesta pero cumplidora. Ripper nunca me ha gustado demasiado,lo veo demasiado chillón pero creo que cumple de sobra. Quizás a Kk le falta otro músico que le ayude en composición, tengamos en cuenta que el disco se grabó en pandemia, cada uno en su casa. No se puede comparar con nada de Judas, puesto que en estos hay más pasta para producción y creo que mejores músicos.