Inicio Conciertos Crónica y fotos del MADRID IS THE DARK VII – Viernes 6...

Crónica y fotos del MADRID IS THE DARK VII – Viernes 6 de Diciembre con ALCEST + BORKNAGAR + DAYLIGHT DIES + HAMFERD + OBSIDIAN KINGDOM en Madrid

0
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - GIRA 2020

 

MADRID IS THE DARK VII

ALCEST + BORKNAGAR + DAYLIGHT DIES + HAMFERD + OBSIDIAN KINGDOM

Viernes 6 y Sábado 7 de Diciembre 2019 – Sala But – Madrid

Viernes 13 de Diciembre:

Cada año resulta imprescindible, para los amantes del metal más oscuro, marcar en el calendario a Diciembre como mes en que Madrid alberga la oscuridad con un festival que, en cada edición, va a mejor. Os hablo del MADRID IS THE DARK, que este año celebra su séptima edición, colgando el cartel de sold out, y ya es casi una costumbre asistir a la sala But, año tras año, para obtener una buena dosis de oscuridad sonora.

 

OBSIDIAN KINGDOM

En esta séptima edición tocaba a los catalanes OBSIDIAN KINGDOM la difícil tarea de dar inicio al festival, y ¡vaya manera de hacerlo! Bolazo en toda regla, para mi la gran “sorpresa”, ya que para nadie es un secreto la calidad de esta agrupación, pero dentro de un cartel con nombres como ALCEST o BORKNAGAR parecía difícil dejar el listón tan alto desde el comienzo.

Con un ‘setlist’ más bien corto pero muy intenso, los catalanes demostraron estar en un gran estado de forma, aún cuando desde hace ya un tiempo no se les veía por los escenarios, con nuevas caras en su alineación, entre las cuales se encuentra la estupenda nueva tecladista que, simplemente, lo bordó, vaya energía y buen hacer en escena, aportando aún mas calidad al quinteto. Durante los casi 40 minutos que duró su presentación pudimos disfrutar de un muy buen sonido, acompañado de un buen espectáculo lumínico y visual, con un setlist bastante equilibrado en el que dejaron caer piezas de ambos trabajos discográfico.

Lo dicho, bolazo de MADRID IS THE DARK, a los que esperamos ver más a menudo por las salas de Madrid.

 

HAMFERD

Los siguientes en hacer acto de presencia fueron los oriundos de las Islas Feroe, HAMFERD, quienes con su Doom Metal denso y oscuro supieron encantar a los presentes. Los de Tórshavn salieron a escena de etiqueta, con trajes negros y corbata ofrendando a los presentes una solemne y fúnebre ceremonia en la que contaron con una buena puesta en escena, acompañada de un sonido sólido.

Me resulta necesario destacar el excelente manejo vocal de Jón Aldará, quien aporta dinamismo a la propuesta de HAMFERD, pasando de los guturales a los líricos constantemente, marcando así la dinámica de los temas, que pasan de las sonoridades más densas y Doom a registros más propios del ‘death metal’, muy buena forma de ir engrasando la maquinaria, que no descansaría hasta la noche del domingo con los legendarios PARADISE LOST.

Álvaro José Ochoa

 

DAYLIGHT DIES

Estar frente a un escenario, en Madrid, con los DAYLIGHT DIES encima, fue un milagro pre-navideño que sólo podía suceder en MADRID IS THE DARK (a continuación vendría otro con BORKNAGAR, por cierto). Y es que la banda estadounidense llevaba sin pisar un escenario precisamente desde la edición de 2011 de MITD, ocho eternos años en los que no se han dado ni la satisfacción de presentar su último “A Frail Becoming” (2018), del que hasta el viernes no había sonado ni un solo tema en directo a pesar de haber cumplido reciente mente 7 años ya. Con este trasfondo, los de Carolina del Norte (ahora desperdigados por E.E.U.U.) regresaban a la península con muchas deudas que saldar y la ilusión de quien empieza, y lo cierto es que lo hacían no con poca expectación, a pesar de la temprana hora aun. Se notó y mucho el festivo, puesto que desde primera hora de la tarde la But presentaba ya una asistencia cercana al 80%, lo que es mucho en comparación con otros años.

La banda atronaba de inicio con “Infidel”, y digo atronaba porque su sonido fue brutal a conciencia desde el mismísimo comienzo, y así sería para el resto de su actuación, que se prolongó hasta los 50 minutos aproximadamente. Tras la incertidumbre previa, vi un grupo algo timorato al principio, alguna mirada, algo de “óxido” quizás, alguna duda, pero después y por encima de todo ví una banda que se redescubrió a sí misma.

En su conjunto el grupo estuvo inmenso, coral, con un Nathan cantando como nunca, ensordeciendo, ofreciéndonos un recital de ‘doom/ death’ de los que siempre gustan en el festival. Además, de su último trabajo cayeron también “The Pale Approach” acto seguido, y más adelante “Ghosting”, como digo en exclusiva porque a pesar de ser temas con más de 7 años jamás se llegaron a presentar. No faltaron tampoco “A Life Less Lived” o la descomunal “Cathedral”, de “Lost To The Living”, temas ya clásicos… Alargaron un pelín por la cancelación inesperada de SAOR, y bueno, ya se sabe, no hay mal que por bien no venga…

 

BORKNAGAR

Fuera de los cabezas de cartel de ambos días, o puede que incluso por encima de alguno de ellos (subjetivamente), los noruegos BORKNAGAR eran sin duda la atracción de la séptima edición del MITD. Su última vez en nuestro paìs se remontaba a finales de los 90’s, un abismo, lo que significaba que para una inmensa mayoría de los allí presentes era la primera vez, ya que tampoco es que se prodiguen demasiado en el resto de Europa. Ahora, con su nuevo trabajo caliente aún, el momento llegaba y el marco tenía que ser el del MITD; dónde si no.

Ahora sí, con una sala hasta arriba, aunque quizás con menos agobios que otras veces, llegaba el turno de unos noruegos que salían a escena sin demasiada parfernalia, con la portada de su último “True North” de fondo, uno a uno comenzando con “Frostrite”, del “Urd”, de forma bastante sorpresiva ya que no creo que sea, ni de lejos, uno de sus temas más propicios para abrir fuego. Aun así, ya de inicio algunos de mis temores se hacían patentes, extensibles no sólo a esta genial banda sino a todas las que, como ellos, suenan tan pulcras y bien producidas en disco y afrontan el directo.

El sonido durante al menos “Frostrite” y “Universal” fue caótico, hasta molesto. Las guitarras de Øystein y de Jostein Thomasson no se escuchaban en absoluto, solo la voz de Vortex y el bombo de Bjørn Dugstad Rønnow se zampaban todo lo demás haciendo de estos temas irreconocibles, un campo de pruebas. Llegaba acto seguido la épica de “Up North”, primera de tan sólo dos referencias a su último trabajo, y parece que aquello comenzaba a tomar forma, y del mismo modo el público respondía con entusiasmo…

Decir que con “Oceans Rise” primero, o “Rhymes Of The Mountain” después, esta última también increíblemente bien acogida, se terminó de dar con la tecla pero, aun así, a mucha gente le llamó la atención la notable diferencia de los BORKNAGAR de directo con respecto a los de estudio. Naturalmente, reproducir la paleta de sonidos que los noruegos plasman en sus producciones en estudio es una utopía en directo o al menos en una sala, pero en cambio, creo que pudimos ver a una banda enormemente épica, bien compenetrada, que nos transmitió una fuerza muy distinta a la que nos tienen acostumbrados. No se si mejor o peor, pero desde luego muy diferente.

A nivel individual, tengo que decir que después de muchos años, por fin pude ver a un ICS Vortex serio, muy metido en el concierto y cantando realmente bien (dos o tres gallos aparte, que se le perdonan y se entienden, con todo lo que fuerza), variando y jugando con sus registros como nunca. Estuvo en general muy serio el vocalista de Oslo, muy bien respaldado por cierto por ‘Lazare’ Nedland a las teclas, sobradísimo en “Colossus” y haciendo coros constantemente a un nivel altísimo.

La segunda mitad de su concierto se fue igual de rápida que la primera, pero se disfrutó más. Era obvio que su actuación iba de menos a más, y el ‘setlist’ poco tuvo que ver en ello, puesto que a pesar de poner el foco mucho más de lo que hubiera esperado en el material más clásico, se fue intercalando de maravilla con temas más recientes sin dejar altibajos. Gozada disfrutar de “The Dawn Of The End” justo al final, antes de la despedida con “Winter Thrice”, muy celebrada también (más siempre los temas más nuevos…), y de otros temas como “Embers” o “Ruins Of The Future”, ambos del “The Archaic Course”, en sus momentos más ‘viking’. Un concierto que al final nos dejó un sabor más dulce que agrio, aunque distara mucho de la perfección.

Setlist BORKNAGAR:

  • Frostrite
  • Universal
  • Up North
  • Oceans Rise
  • The Rhymes of the Mountain
  • Ad Noctum
    Embers
  • The Fire That Burns
  • Colossus
  • Ruins of the Future
  • The Dawn of the End
  • Winter Thrice

 

ALCEST

ALCEST, como cabezas de cartel, venían a redondear una primera tarde/ noche de subidas y bajadas, de grandes emociones, presentando nada menos que su nuevo y espectacular “Spiritual Instinct” casi antes que en ningún otro sitio, un trabajo sencillamente espectacular que no sólo nos ha encantado sino que, de forma unánime, es un más que digno sucesor de “Kodama” (2016), que ya es decir mucho. La banda de Neige y Winterhalter llegó a España de la mano de MADRID IS THE DARK como quien dice, por lo que el matrimonio perfecto se terminó de consolidar en la noche del sábado con su esperado regreso, a una ciudad como Madrid que siempre les ha tratado y querido como a nadie, desde mucho antes que la banda se convirtiera en el fenómeno que es hoy en día.

Sin embargo, y aunque  jamás diré que ALCEST no estuvieron bien, sí que diré que estuvieron lejos de transmitir la magia de otras ocasiones y su concierto digamos que se quedó en un buen rato, que pudo haber sigo seguramente mucho más. Para empezar, no me gustó nada de nada que la banda, luces encendidas, probaran justo antes de su actuación. Sin saber (que me disculpe quien corresponda), imagino que se deberia o bien a que no es dio tiempo a probar antes o bien a que prefirieron hacer una prueba o chequeo previo, pero el caso es que la magia se la cargaron, e incluso alguno pensó que habían ya comenzado. Sinceramente, creo que ALCEST es una banda lo suficientemente grande hoy en día como para cuidar mucho más esos detalles, que son quizás de bandas más modestas.

Puede que  debido a la premura de la prueba, cuando sonó la intro y después entró “Kodama”, la banda parecía casi como si siguiera probando. Les ví como aterrizando, asentándose, una sensación que no perdí hasta bien entrado “Protection”, después de un “Sapphire” donde la voz de Neige estuvo bien lejos de parecerse a la que en su último trabajo nos transmite (precisamente un disco con menos efectos vocales que el resto). Las luces, simples, tenues pero efectivas, me gustaron especialmente, sobre todo las rojas que parecían romper la negrura de arriba a abajo, y cuando llegó “Oiseaux de proie”, el sonido empezó a asentarse y con el la banda, que parecía más centrada.

De ahí en adelante vimos unos ALCEST solventes, bastante en su línea, que completaron un concierto muy serio, eso sí, y como decía antes, sin demasiados alardes, puede que lastrados por ese inicio errático que comentaba. El público, aún así, en todo momento estuvo con ellos, y la emoción de muchos se podía cortar en el aire como cada vez que les he visto en nuestro país (y fuera). No en vano, se han convertido en una parte muy importante en la banda sonora de la vida de mucha gente.

Setlist ALCEST:

  • Intro (Onyx) / Kodama
  • Sapphire
  • Protection
  • Oiseaux de proie
  • Autre temps
  • Percées de lumière
  • Là où naissent les couleurs nouvelles
  • Délivrance

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


 

Galería de Fotos:

MADRID IS THE DARK VII

ALCEST

 


 

BORKNAGAR

 


HAMFERD

 


 

OBSIDIAN KINGDOM