Inicio Conciertos Crónica y fotos de STRAVAGANZZA en Madrid

Crónica y fotos de STRAVAGANZZA en Madrid

3
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

STRAVAGANZZA

Sábado 28 de Septiembre de 2019 – La Riviera – Madrid 

Dos años después de volver a subirse a los escenarios, STRAVAGANZZA decidió concluir su gira de regreso por todo lo alto: grabar su primer DVD en directo con una coral, una sección de cuerda, bailarinas y un repaso a sus cuatro discos de estudio.

Fue en La Riviera, en Madrid, y, a pesar de ser noche de derby futbolero en la capital y de que había varios conciertos de rock más por la ciudad, el respetable respondió rozando el lleno en la sala.

No hubo teloneros, entre otras cosas porque la banda de Leo y Pepe había preparado un repertorio de más de dos horas y media. De hecho, tuvieron que adelantar una hora la apertura de puertas para que diera tiempo a todo.

De la grabación del DVD se encargó un equipo de Krea Films dirigido por Mario Ruiz, que ha conseguido convertirse en una de las referencias audiovisuales en la música nacional también más allá del rock. Por esta razón, la banda no se atreve a dar una fecha de lanzamiento: la agenda de Mario y los suyos está a rebosar. En cualquier caso, unas siete cámaras registraron todo lo que pasó en el escenario (que no fue poco) y, por lo que vimos en las pantallas que habilitaron a los laterales y que mostraban la señal que se estaba grabando, la cosa promete mucho.

A los mandos del sonido estuvo Anti Horrillo, fiel escudero de los directos y discos de Leo y que también se encargará de mezclar el DVD de STRAVAGANZZA. Debió ser un gran reto sonorizar a tantos protagonistas encima del escenario (unos veinte músicos en total), y aunque hubo algún acople y desajuste esporádico de volumen, Anti logró hacer que todo sonara con potencia y nitidez, con especial protagonismo para la voz de Leo, que se escuchó cristalina durante toda la actuación.

Pero vayamos al concierto en sí. Comenzó muy puntual a las 20.30h y repitió la estructura dividida en actos que vimos la última vez en La Riviera. Cada acto correspondía a un disco y en cada uno de ellos repasaron varias de las canciones más representativas. Entre bloque y bloque se proyectaban imágenes en la pantalla del fondo, la profunda voz en off del narrador (que es la del propio Patricio Babasasa), al mismo tiempo que se ejecutaban diversas performances a cargo de las “Stravadancers”, dirigidas por Zarina, y de Natalia Barrios (body painting).

Tras la intro del primer acto, cayó como una losa “Dios”, que en directo y gracias a la contundencia adquirida por la incorporación de la segunda guitarra de Miguel Ontivero (WORMED), suena bestial. Leo salió con la túnica roja que los fans recordarán de esa primera época de la banda y cantando muy concentrado, pero desprendiendo mucha energía y animando al público.

Me encantó el groove matador de “Cárcel de piel y hueso”, muy contundente y en la que la coral, liderada por Beatriz Albert y Miguel Ángel González, ayudaba mucho a Leo, que supo diversificar sabiendo que la noche iba para largo. Al acabar este tema, el frontman nos dio las buenas noches y sin más preámbulos empezaron a tocar “En soledad me lamento”, uno de los más oscuros y especiales de toda su discografía. Las bailarinas hicieron una performance con cadenas muy llamativa y Pepe, además de tocar, se encargó de dirigir tanto al coro como a la sección de cuerda. Todo ello sin descuidar una nota y con una actitud rockera sensacional. Lógico que al terminar esta canción la gente empezar a gritar su nombre.

Concluyeron este primer bloque con “Mi tempestad”, una de las canciones con más garra de la noche y que Leo peleó hasta la última nota, incluyendo esos giros flamencos tan bonitos (ojo porque la grabó hace ya 15 años, cuando aún era un veinteañero).

La intro del segundo acto sonaba con la melodía principal de “Esperanza” mientras Zarina danzaba para dar paso al bloque de Sentimientos, segundo álbum de la banda. “Miedo” sonó muy afilada, con un Leo muy teatral y rompiendo su voz. Al acabar, dijo: “Familia, es un puto placer estar esta noche con vosotros aquí en La Riviera” y arremetieron con “Pasión”, uno de los temas más especiales del grupo y que siempre que lo he visto en directo ha conectado muy bien con la gente. Es una medio tiempo que tiene algo especial, sin duda.

“Desilusión” fue épica gracias a ese final cañero y power en el que todos acabamos coreando, y “Dolor” nos puso la piel de gallina gracias a la coral y a la gran interpretación de Leo, que pasa su particular vía crucis por las notas imposibles que tiene la canción. Desde luego, algo muy bueno que tiene la banda es cómo es capaz de construir atmósferas. Es algo complicado, porque no es solo tocar a un nivel muy alto, sino ser capaces de transmitir con cada nota. Si sumas la calidad musical al componente artístico de las performances, la propuesta de STRAVAGANZZA es muy pura y emocional. Y eso no todo el mundo lo puede conseguir.

Pasamos ya al tercer acto, que arrancó con “Deja de llorar”, el que fuera single de Requiem, el disco con el que llegaron Patricio Babasasa y Carlos Expósito a la formación sustituyendo a Edu Fernández y Dani Pérez, respectivamente.

El público estaba muy entregado y Leo se mostró muy agradecido: “No sabéis la de veces que hemos soñado algo así, ya sabéis que tuvimos unos inicios muy arduos”. Por supuesto, no pudieron no dedicar “Grande” a Big Simon, que ya en su momento sirvió como homenaje al querido productor de bandas como MÄGO DE OZ, SARATOGA o WARCRY. Fue una parte emotiva pero también muy cañera.

Una de las que mejor funcionó fue “Máscara de seducción”, en la que Natalia Barrios hizo de una especie de elfa con body painting, y que el grupo interpretó especialmente bien, aunque, sin duda, donde todos se salieron fue con “Requiem”, la obra más compleja de la banda y que bordaron. Aquí Beatriz y Miguel Ángel tuvieron un protagonismo especial porque se encargaron de algunas líneas concretas de voz para que Leo pudiera respirar. El despliegue escénico fue precioso también. Seguro que en el DVD queda genial.

Con “Perdido” llegó un momento más fiestero y es que el tema, compuesto por Patricio, tiene un inicio muy de “chunda chunda” y un ritmo machacón que viene muy bien para animar los directos. Por cierto, qué salvajada esos blast beats de Carlos, que cada vez golpea más fuerte y con más precisión.

Y a modo de entreacto, llegó el momento más íntimo y bonito de la noche: Pepe al piano para tocar con Leo la preciosa “Nostalgia” y empalmarla con “Inmortal”. Dos baladas muy emotivas y que ambos interpretaron con gran gusto.

Llegó así el cuarto acto, en el que Leo apareció con un antifaz de carnaval y una falda escocesa a lo Jonathan Davis de KORN. No es casualidad, y es que Raíces tiene mucho de la banda de metal californiana, especialmente en temas como “Agonía”, que tocaron esta noche y que tiene un groove y unas líneas de bajo que recuerdan mucho a ellos. 

Se nota también que es el disco favorito de Leo. Le vimos mucho más suelto aquí, disfrutando más, más sonriente. Seleccionaron “Cuestión de fe”, oscura y casi neurótica, “Sin amar” que, para mi sorpresa, creo que dejó un poco frío al personal, “Impotencia II”, que demostró que Strava brilla también en las partes más extremas y cañeras, con un Korpa de FUCK DIVISION que parecía un gorila del averno a la voz gutural, y “Un millón de sueños”, quizá de las más comerciales del grupo y que fue muy aplaudida y coreada.

Tras la pertinente presentación de la banda, le llegó el turno a “Raíces”, en la que Leo se salió a la voz cantando precioso. El público lo apreció aplaudiéndole al final de cada estrofa y él sonriendo de vuelta. Este tema fue también el más ambicioso escénicamente, con seis bailarinas portando candiles y a las que luego se le sumó Zarina. Fue una gozada para los oídos y para la vista y lo bueno es que quedó grabado para la posteridad.

A continuación tocó un pequeño descanso que sirvió a modo de bises y, ahora sí, la banda remató con la artillería pesada. La primera bala fue “Hijo de la Luna”, en la que originalmente estaba previsto que actuara Ana Torroja, pero por agenda no pudo ser finalmente, aunque tampoco fue mucho problema porque el público la coreó entera. Eso sí que es una colaboración de lujo. Por cierto, me encanta cómo Carlos ha hecho suya la batería de este tema, con unos arreglos muy técnicos que le sientan genial a la versión de MECANO.

Para acabar dispararon “Eloise”, que han usado como fin de fiesta en sus conciertos de esta gira y que no podía ser menos para el DVD. Toda la sala acabó saltando y cantando, igual que la banda, que se nota que la disfruta mucho encima del escenario.

En resumen, creo que fue un conciertazo con todas las letras. Un signo inequívoco de ello es que fueron más de dos horas y media que se pasaron muy rápido (era lo que la gente más repetía mientras salía de la sala, “se me ha hecho muy corto”). Es cierto que hay saldos pendientes, como la esperada colaboración con Mónica Naranjo o la citada de Ana Torroja, pero Leo ya advirtió que volverán pronto con nuevas canciones, así que el futuro de STRAVAGANZZA pinta prometedor y, sobre todo, ilusionante, tanto para ellos como para nosotros. Esperemos que no tarde mucho ese quinto acto. 

Setlist:

  1. Dios
  2. Cárcel de piel y hueso
  3. En soledad me lamento
  4. Mi tempestad
  5. Miedo
  6. Pasión
  7. Desilusión
  8. Dolor
  9. Deja de llorar
  10. Grande
  11. Máscara de seducción
  12. Requiem
  13. Perdido
  14. Nostalgia + Inmortal
  15. Cuestión de fue
  16. Sin Amar
  17. Impotencia II (con Korpa)
  18. Un millón de sueños
  19. Agonía
  20. Raíces

Bises

  1. Hijo de la Luna
  2. Eloise

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

3 COMENTARIOS

  1. Soy un seguidor de todo lo que hace Leo, sobre todo esta banda. Me parece increible que no agotaran entradas pero bueno. He visto videos para comparar su estado vocal y si le cuesta mucho mas que hace dos años en la Riviera.

    Espero que vaya al medico, al foniatra o con quien sea, y que le puedan ayudar a tiempo. Lo del dvd será una joya y viendo el set solo me ha molestado que no grabaran la de Camilo y la de Monica, alguna razon habrá. Grande STRAVAGANZZA. Desde México.