Inicio Conciertos LEYENDAS DEL ROCK Crónica y Fotos de la 2ª parte del sábado...

LEYENDAS DEL ROCK Crónica y Fotos de la 2ª parte del sábado y SALDUIE: AVANTASIA, RATA BLANCA, CANDLEMASS, DEICIDE, DAERIA, LUJURIA, etc

18
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

SARATOGA

SALDUIE + CANDLEMASS
+ AVANTASIA + DECAPITATED + BRAINSTORM
+ DEICIDE + RATA BLANCA + DAERIA + LUJURIA

Miércoles 7, Jueves 8 , Viernes 9 y Sábado 10 de Agosto – Polideportivo Municipal – Villena

 

SALDUIE (Viernes)

Por la locura que supone un festival tan grande, con tantas bandas y cuatro jornadas, se nos había escapado hablar del concierto de los maños SALDIUE en el escenario Mark Reale el viernes día 10.

Tocaron en el camping Stage, y también en el Reale, por ajuste del cartel y cambios. Yo me acerqué a verlos, tras el buen sabor de boca que me dejaron en el WinterFest de Barcelona de hace meses.

En la sala Bóveda me llamaron la atención, pero recuerdo que no tuvieron su noche, ni sonaron muy bien. El pasado  viernes sonaron mucho mejor y más ordenados.

Lo que pasó es que la mala fortuna les pasó factura, y fueron 2 o 3 veces las que se les marchó la potencia eléctrica y su show se vio afectado por ello.

Los que subieron a verles el tercer escenario disfrutaron plenamente de su actuación, cantando sus canciones, apoyando a la banda, sobre todo en los dos instantes en los que tuvieron que parar la actuación obligados por los cortes eléctricos.

Demostraron ser una banda muy interesante, ensayada, equilibrada y a pesar de llevar varios cantantes, las partes de cada uno estuvieron muy bien repartidas y estructuradas. La riqueza instrumental fue buena. Sin ser unos portentos musicales, di dieron buena prueba de su solvencia.

“Sedeisken” les quedó muy bien y levantó a la peña, el tema que habla de la historia de los Íberos en Aragón sonó con fuerza y poderoso, y gustó al público, la combinación de instrumentos y voces estuvieron realmente bien, causando un buen resultado. Me gustó  su melodía de gaita, sus guitarras poderosas y su  estribillo a varias voces guturales y melódicas. Los diferentes instrumentos celtas  nos pusieron las pilas y mostraron como SALDUIE entiende su folk metal.

Siguieron con tema de su disco de 2016, "Belos", concretamente "Tvrma Sallvitana". Me encantaron sus dibujos de guitarra, la melodía pegadiza de su gaita, la melodía de voz, y el ritmo poderoso de batería, así como la combinación de voces melódicas y guturales.

El veloz "Imbolc!" nos volvió a poner las pilas con su doble bombo y el rugido gutural de inicio.  Más gaitas, whistles, etc, alternándose y jugando un papel importante en el tema. El resultado final fue estupendo, asi como la mezclas de cantantes, con sus distintas tonalidades.

Y fue en el tema del álbum "Belos", "Carus de Sekaiza",  cuando empezaron los cortes. Casi en las últimas estrofas del tema hubo un corte que se volvió a repetir más adelante. Parece que algún aparato hizo un cortocircuito y la actuación se vio notablemente afectada. Menos mal que el público siguió cantando los temas, a pesar de no haber sonido.

No vi más del show, pero más tarde, me acerque a hablar con la banda y colgamos una mini entrevista en vídeo, que supongo habréis podido ver.

Tienen un gran futuro, Ojalá no les acompañen más cortocircuitos en su carrera.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


Sábado 10

CANDLEMASS

Llegaba uno de los momentos más esperados del día para un servidor, y es que desde que anunciaron que CANDLEMASS estarían en el LEYENDAS DEL ROCK mis ganas de verlos aumentaban cada día. Una banda de tal calibre no podía faltar en este festival, y es que los suecos son indiscutiblemente uno de los padres del doom metal, editando álbumes que son referencia del género y más en concreto su primera obra “Epicus Doomicus Metallicus”, la piedra angular del doom.

Si bien es cierto que la banda ha pasado por altibajos, vuelven a estar en boca de todos gracias a la publicación de un más que digno “The Door to Doom” que ha supuesto el regreso del vocalista Johan Längquist, quien grabó en su día el “Epicus Doomicus Metallicus”, ahora regresado tras todos estos años como miembro de pleno derecho y que nos auguraba una actuación memorable.

Como era de esperar, el Mark Reale congregó a un gran número de personas. Si bien es cierto que por su trayectoria CANDLEMASS merecían estar en los escenarios principales, el doom metal nunca ha sido un género de masas, por lo que el ambiente, la hora (ya entrando la noche y la oscuridad) y ese halo de intimidad que se dan en los conciertos pequeños (aunque éramos bastantes personas) ayudaron a crear esa atmósfera mezcla de misterio y magia.

Con únicamente el telón con la portada de su mítico primer álbum, con las notas de la “Marcha Fúnebre” los miembros de CANDLEMASS fueron ocupando su lugar en el escenario. Mucha alegría de ver al fundador y bajista Leif Edling, recuperado ya de sus problemas de salud que en su momento le tuvieron apartado de los directos de la banda, sonriente y a plena capacidad y una ovación mayor cuando Johan Längquist apareció para dar comienzo al primer tema, “The Well Of Souls” del álbum “Nightfall”, otro de los grandes hitos de su carrera. Decir que Längquist no defraudó y bordó cada canción, ya fueran las que en su día grabó o aquellas que cantaron sus predecesores como Messiah Marcolin. Su tono de voz y tesituras nos sumergieron de lleno en las letras y oscuridad de cada tema, mientras que el resto de miembros no se quedaron atrás, ofreciendo un concierto redondo y sin fisuras.

“Dark Reflections” fue la siguiente pieza, más densa y acelerada, la cual propició a que en las primeras filas se alzaran los cuernos, se movieran las cabezas y se caldeara el ambiente. “Mirror Mirror” es una de esas canciones que son un clásico desde el momento de su composición y la banda bien lo sabe, siendo una pieza inamovible en sus repertorios y que cuando suenan sus primeros acordes la ovación es inminente. Cantada a coro por las cientos de almas que ahí estábamos, fue uno de los mejores momentos del concierto, con una banda que estaba disfrutando encima del escenario.

Antes de presentar el siguiente tema, Längquist se quitaba la chupa de cuero, abrumado ante el calor que hacía dejando ver que debajo llevaba otra manga larga (estos suecos…) para presentar el siguiente tema, “Astorolus – The Great Octopus”, única mención a su nuevo trabajo, que sonó genial, solo de guitarra incluido que en la versión en estudio realizó Tony Iommi de BLACK SABBATH, pero que Lars "Lasse" Johansson ejecutó sin problema.

“A Sorcerer’s Pledge” fue la primera referencia al “Epicus Doomicus Metallicus” otro de los momentos clave del concierto, pudiendo escuchar por primera vez con la voz de su vocalista original esta pieza que definió el concepto de doom metal épico. Simplemente mágico.

Por desgracia se acercaba el final del concierto, pero todavía quedaba por sonar “Solitude”, probablemente la canción más conocida de CANDLEMASS, con una letra oscura y pesimista que fue cantada por todos los presentes, entonando el famoso estribillo y como guinda nos brindaron “Crystall Ball”, otra de las piezas clave de la banda, con la que cerraron un concierto de cátedra, siendo para mí el mejor del festival.

Naturalmente con 50 minutos se quedó corto, con muchas personas pidiendo canciones como “Bewitched” que no pudo sonar, pero es increíble que la banda tocando únicamente 7 temas se convirtieran en los ganadores absolutos de la noche.

Los reyes del doom metal han vuelto, y ahora que han dejado claro que están aquí para quedarse, muchos estamos deseando que se materialice una gira por salas, donde seguro que vuelven a salir triunfadores.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Mikel Masa

 


 

AVANTASIA

No recuerdo muchos casos en los que un proyecto paralelo haya alcanzado  tanto éxito y notoriedad que acabara condenando al ostracismo a la banda madre del principal protagonista de la historia. Sí, eso ha sido  exactamente lo que ha sucedido con ese monstruo llamado AVANTASIA, que ha acabado sesgando la carrera de EDGUY. En cualquier caso esta situación ha acabado siendo altamente enriquecedora  para Tobias Sammet, y no me refiero únicamente al aspecto económico, ya que también le ha dado la posibilidad de conocer y trabajar codo con codo con algunos de sus ídolos de juventud.

Resulta pues indiscutible que a día de hoy los conciertos de AVANTASIA se han convertido en uno de los espectáculos más cotizados para cualquier seguidor del heavy metal europeo, y obviamente nuestro país no iba a ser una excepción tras su exitosa gira, con tres fechas sold-out, en Abril de este mismo año. Así que teniendo en cuenta todos estos antecedentes estaba claro que la descarga de Sammet y sus acompañantes estaba llamada a convertirse en la gran atracción de esta decimocuarta edición del LEYENDAS DEL ROCK.

Aunque quizás la presente encarnación de AVANTASIA no era la mejor, ya que eran baja Michael Kiske, Ronnie Atkins y Amanda Somerville, lo cierto es que el  vocalista de Fulda llegaba escoltado por otros pesos pesados de la escena como los ya habituales: J. Lande, Eric Martin y Bob Catley, amen de contar con la tripleta de coristas que conformaron Adrienne Cowan, Ina Morgan y Herbe Langhans, y el concurso, -al igual que sucediera en su última gira-, del mítico Geoff Tate.

Lo primero que llamó mi atención durante los instantes previos al inicio del show fue la sobriedad de su montaje escénico, mucho más austero y menos espectacular que en cualquiera de sus anteriores visitas, con únicamente un gran telón de fondo con la portada de “Moonglow” presidiendo el mismo escenario a dos alturas que acaban de utilizar HAMMERFALL hacia  escasamente un par de horas.

También me gustaría destacar que durante el show en la pantalla que estaba situada junto al escenario no pudimos ver imágenes de los músicos, ya que según nos comentaron había sido decisión de la banda el utilizar esa pantalla para las proyecciones, con lo que los que estábamos situados a media distancia nos quedamos sin poder ver en detalle lo que sucedía sobre las tablas. Más suerte tuvieron los que estaban situados más atrás, ya que a través de la pantalla que estaba situada a mitad del recinto si que se ofrecieron imágenes de los músicos en acción. En cualquier caso, tal y como comentaba, parece que fue una decisión de la propia banda. Aunque, personalmente, creo que no fue acertada.

Otro aspecto que no me acabó de convencer, y que creó que lastró ligeramente la descarga de AVANTASIA,  fue el volumen de un sonido que estuvo demasiado bajo. Fue bueno en líneas generales, pero creo que le faltó algo de potencia, especialmente a lo que a las guitarras se refiere. También me dio la sensación de que los músicos tuvieron más de un problema sobre el escenario, ya que durante los compases iniciales  del show vimos salir del escenario a Sammet  en un par de ocasiones con cara de pocos amigos.

Centrándonos propiamente en el concierto fue bastante similar en cuanto a estructura y repertorio al que pudimos ver el pasado mes de Abril, aunque obviamente fue algo más corto debido a las exigencias del guión. Con el recinto completamente a oscuras, y mientras la excitación y la impaciencia podían palparse en el ambiente, empezaba a sonar a través del P.A. la habitual introducción “Symphony No. 9. Op. 125 (Ode to Joy)”, tras la que arrancaba la descarga con un potente “Ghost In The Moon”. No tardó mucho en recortarse sobre la batería de Felix Bohnke la figura  de Tobias Sammet dándonos la bienvenida al show. Ataviado con una casaca larga y uno de sus habituales sombreros el vocalista de Fulda afrontó en solitario el primer tema de la noche para acabar recibiendo la cálida bienvenida del respetable.

No tardaría en hacer acto de presencia uno de los mejores cortes de su última entrega discográfica el arrollador “Book Of Shallows”, para el que dieron un paso al frente Herbie Langhans y Adrienne Cowan, que sorprendió a más de uno con su angelical rostro y sus demoniacos rugidos. Con la gente completamente entregada, coreando el nombre de la banda, la proyección de la portada de su tercer disco nos anunciaba que había llegado el momento de ponernos todos a bailar al son de “The Scarecrow”, que fue la elegida para el desembarco en escena de un J. Lande que volvió a demostrar que sigue siendo el mejor a la hora de encarar los registros épicos.

El nivel de revoluciones bajaría notablemente al adentrarnos en el oscuro uptempo “Lucifer”, con todavía el vocalista finlandés en escena dando  la replica a Sammet en un duelo que se acabó adjudicando el vocalista nórdico. A continuación Sammet se quedó solo en escena para en una de sus extensas charlas anunciarnos que había llegado el momento de interpretar uno de los temas más antiguos de la banda. Así que el recinto explotó de júbilo cuando el vocalista anunció que había llegado el momento de “Reach Out For The Light”, y aunque en esta ocasión no tuvimos ni a Kiske ni a Somerville, lo cierto es que el tándem que conformaron Oliver Hartmann e Ina Morgan supo estar a la altura.

Tras semejante derroche de euforia Sammet abandonó el escenario y fueron los músicos quienes, a media luz, se encargaron de dar el pistoletazo de salida al inquietante “Alchemy”, que corrió por cuenta de un Geoff Tate que estuvo sublime vocalmente, y que incluso se permitió la libertad de ejercer como frontman antes de que Sammet regresara a escena para completar el tema. Únicamente acompañados de los teclados ambos vocalistas se quedaron solos en escena para entre los dos firmar una estremecedora interpretación de “Invencible”, que nos dejaba al personal agitando los brazos de izquierda a derecha siguiendo las indicaciones de Tate.

Sin duda, una vez más, uno de los momentos esterales de la noche fue el que protagonizó el entrañable Bob Catley formando equipo con Sammet para interpretar “The Story Ain´t Over”, dejando patente que pese al paso de los años sigue conservando intacto el carisma y su personal registro. Aunque si hablamos de elegancia la palma se la llevó un Eric Martin que volvió a deslumbrar al personal al calzarse las botas del mismísimo Klaus Meine durante “Dying For An Angel”. No abandonaría el vocalista americano el escenario, ya que para la siguiente en sonar “Twisted Mind”, formaría equipo con Geoff Tate.

Una vez más J. Lande volvería a ejercer como frontman de la banda para junto al guitarrista Oliver Hartmann dar buena cuenta del trepidante “Let the Storm Descend Upon You”. El sprint final del show significó la excusa perfecta para  que todos cantáramos junto a Catley y Sammet “Mystery Of A Blood Red Rose”. Mientras que para poner el punto y seguido a la velada  Sammet se decantó por el single más exitoso de la carrera de AVANTASIA, “Lost In Space”.

El retorno de la banda acompañada de los cánticos del respetable estuvo reservado para la conmovedora “Farewell”. Mientras que el fin de fiesta definitivo, con todos los músicos juntos sobre el escenario, llegó con el medley que conformaron “Sign Of The Cross” y “The Seven Angels”. Al final ovación de gala para despedir un buen concierto de Avantasia. Aunque he de admitir que me quedé con la sensación de que fue el más flojo de todos los que he visto, tanto a nivel de montaje, como de sonido, como de invitados. Y es que echamos de menos a algunos de los ausentes, especialmente al carismático Ronnie Atkins.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Mikel Masa

 


 

DECAPITATED

Siempre es tarea difícil tocar a la vez que lo hacen los cabezas de cartel (y en este caso unos tan mediáticos como son AVANTASIA) Por suerte, DECAPITATED plantean un estilo completamente opuesto a la banda principal, por lo que muchos asistentes acudieron para disfrutar de la alternativa propuesta por Vogg y los suyos.

La banda polaca ha pasado por muchas dificultades a lo largo de su carrera, desde la pérdida de su batería Vitek tras un accidente en plena gira en 2007, que supuso un parón en su actividad y el constante desfile de miembros que no permitían consolidar una formación estable.

Nada de eso ha hecho mella en una banda que sigue mostrándose en plena forma, con el guitarrista Vogg liderando la formación la cual es sólida y ofreció un concierto que sacudió los cimientos del Mark Reale con ese death metal técnico a la par que agresivo, donde de nuevo los seguidores del metal extremo se reunieron para gozar de un concierto que sonó excelente pese a los iniciales problemas con la batería que fueron solventados con la mayor velocidad posible.

La banda era consciente de su situación en el cartel y de su escaso tiempo, así que sin apenas charlas e interludios fueron descargando sus canciones, desde la inicial “One-Eyed Nation” en la cual el público comenzó a responder creando un círculo en las primeas filas pasando por “Kill The Cult” o “Blood Mantra”.

El vocalista Rafał Piotrowski se encargó en todo momento de que el ambiente no decayera, agitando su larga melena y haciendo gestos para que los presentes no pararan de moverse ante una banda que no dejó ni un minuto de descanso al personal que tampoco parecía pedirlo.

La recta final del concierto llegaba con “Spheres Of Madness” y “Winds Of Creation” dejando en evidencia que DECAPITATED siguen siendo una institución dentro del death metal y que las adversidades no les detienen, plantando cara al cabeza de cartel siendo capaces de congregar una buena afluencia y demostrar que hay público para todo tipo de propuestas y sub géneros.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

BRAINSTORM

En el escenario Mark Reale, los veteranos BRAINSTORM ofrecieron un buen concierto, que no pude ver entero, porque coincidía con otro, y en los festivales, ya se sabe, pero lo que vi me sirvió para comprobar que la banda  sigue valiendo mucho la pena, tras una docena de álbumes y algunas reediciones.

Lo cierto es que nunca han llegado a triunfar escandalosamente, pero en nuestro país si han llegado a cuajar y tocar en bastantes festivales y ocasiones.

La banda de  Andy B. Franck salió vestida con camisas blancas con claras ganas de agradar desde el primer instante. Su más reciente álbum se titula "Midnight Ghost" y fue lanzado el pasado año, y supuestamente venían a presentarlo, pero se centraron en temas clásicos, con el ánimo de hacer disfrutar a los fans.

Arrancaron con un vigoroso “Devil´ Eye”, que sonó a ritmo powermetalero y a la vez clásico, poderoso y a la par melódico, con estribillo muy pegadizo, en el que Andy demostró ir a por todas cantando con una buena voz.

El segundo tema fue "All Those Words" que salió como  single en 2.005. Ya ha llovido. Sonó bien y tuvo el calor del público, como el siguiente “Shivas Tears”, el que tras la intro oriental, sonó muy potente, con unas guitarras que me encantaron. Andy cantó muy bien, llegando al climax en su buen estribillo, cargado de coros y una melodía muy pegadiza. En mi opinión fue el mejor tema de los que pude ver.

"Revealing the Darkness" fue el siguiente, con inicio  melancólico que desembocó en un ritmo asesino, con otro gran  estribillo bello y cargado de dobles voces. Me gustaron mucho los dobletes guitarreros de su pare central.

El concierto, fue avanzando y lo hizo gracias al tema de su nuevo álbum "Jeanne Boulet (1764)", un tema heavy también muy  pegadizo, con leves  orquestaciones en su parte central. Un tema cargado de épica, una intro de guitarras muy interesante y un gran solo de guitarra.

Tuve que ausentarme un momento, pero regresé cuando tocaban "The Pyre", también de su nuevo álbum un tema cargado de melodía, power metal y un estribillo efectivo, con buenos coros, que no llegaron en directo a igualar a los de su versión original, pero lo intentaron. También me gustaron las dobles guitarras.

El siguiente corte ya no lo disfruté completo, pero os aseguro que el concierto mereció mucho la pena. A pesar de los años, la banda de Andy sigue en muy buena forma.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

brainstorm

BRAINSTORM

 


DEICIDE

Debido a que AVANTASIA se excedieron del tiempo que se les había establecido, Glenn Benton y sus DEICIDE contaron con menos espacio para su actuación, algo que se vio reflejado cuando el bajista y vocalista, molesto e impaciente por el retraso, comenzó su concierto sin apenas dar tiempo a despedir a las huestes de Tobias Sammet.

DEICIDE llevaban más de una década sin pasarse por aquí y los seguidores del death metal no quisieron perderse esta oportunidad para ver a una de las formaciones abanderadas del género que literalmente nos pasaron por encima cual apisonadora, mostrando un sonido bruto, machacón y con un sonido que hizo justicia con la brutalidad de la banda.

“Dead By Dawn” arrancó el concierto yendo a destajo, mostrando a la banda en plena forma, con el siempre polémico Benton en un estado vocal sobresaliente, que no paró de repartir cera y dejarse las cuerdas vocales en cada estrofa.

“Scars Of The Crucifix” y “Serpents Of The Light” fueron canciones que repasaron la blasfema y satánica discografía de los de Florida, que este año cumplen sus 30 años de existencia. “Dead But Dreaming” del segundo álbum “Legion” continuó con ese viaje por la carrera de la banda, que seguía sin conceder piedad alguna a una audiencia algo estática pero que pareció disfrutar de la brutalidad sonora de DEICIDE.

La siempre explícita  “Kill The Christian” anunciaba que quedaba poco para el final, cuando un escueto Benton anunciaba  al público que no quedaba tiempo para más y nos despedía con “Homage For Satan” dejando más que evidente su cabreo por el recorte de tiempo y cerrando un concierto que sólo puede definirse como brutal, donde unos DECIDE arrasaron con todo sin miramientos pese a los citados recortes.

Para muchos el final del concierto supuso un alivio (se vio a mucha gente esperando en el escenario contiguo al concierto de  RATA BLANCA poniendo caras de sufrimiento) y para otros el fin de una espera tras tantos años de ausencia. Sea como fuere, DEICIDE no dejaron a nadie indiferente y no dejaron títere con cabeza.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Mikel Masa

 


 

RATA BLANCA

Aunque el cansancio ya iba haciendo mella y las coincidencias en horarios impedían ver todos los conciertos, un servidor, acompañado de Alfonso, fuimos a ver el inicio de los liderados por Walter Giardino, uno de mis guitarristas clásicos predilectos, y el chasco fue enorme. No entiendo como una banda como ellos que llevan tantos conciertos a sus espaldas y decenas y decenas de giras, pueden empezar un show sin que se escuche la voz de su veterano cantante Adrian Barilari, pero eso no fue lo peor.

Podrían haber parado un instante al final de “La tormenta Eléctrica, el primer tema, para averiguar que pasaba, pero no, siguieron sin que el micro de Adrian se escuchara sin pausa, para tocar un “sin voz”  “Los Chicos quieren Rock”, también de su último trabajo, que desafortunadamente no se ha editado oficialmente en España. Una pena, que RATA no parara y arreglaran el desaguisado.

Por fortuna en el tercer tema, algún técnico arreglo el despropósito y tocaron un gran “Solo Para Amarte”, de su álbum "Rata Blanca", un temazo de gran calibre, donde Barilari por fin se pudo lucir, mientras Walter demostró que aunque Ritchie Blackmore ya no pueda tocar como cuando tenía 20 años menos, -por su avanzada edad y su enfermedad-, aún nos queda el "Blackmore Argentino" para gozar a plenitud. Walter, es un señor, un caballero, elegante, metódico, perfeccionista, y como tal toca y se comporta en escena, con porte, personalidad, estilo, señorío y un tronío propio de los grandes genios, además de tocar "como toca". Como él, como guitarra clásico, quedan muy pocos.

Me acerqué unos minutos a ver a DAERIA en el escenario Reale, pero rápidamente volví a RATA.

staban tocando un popurrí de versiones de temas de rock.

No entendí muy bien el propósito en una banda como ellos que posee decenas y decenas de temas propios tan extraordinarios, pero si fue decisión del grupo deleitarnos con fragmentos de Are You Gonna Go My Way? de Lenny Kravit, un trozo de la BSO de  Pretty Woman Smoke on the Water de DEEP PURPLE,  o Sweet Child of Mine de  GUNS N ROSES, … Por algo sería, Lo respeto, pero a mí no me gustó.

Felizmente, interpretaron un buen “Aún estás en mis sueños” que siguió con una de mis canciones favoritas de siempre de RATA BLANCA; “Volviendo a Casa”, que enloqueció por su melodía, su guitarra genial y su magia, al público asistente que saltaba y cantaba al unísono.

Walter siguió destilando clase con su guitarra y sus paseos y poses en escena y llegó “El Guerrero del Arco Iris”, uno de los clásicos más clásicos de RATA, que causó un gran estallido, que continuo con una sublime “Mujer Amante” que llenó de feeling LEYENDAS DEL ROCK.

Este tema que siempre me recordará a aquel “Streets Of Dreams” de RAINBOW de la era Joe Lynn Turner, emocionó a todos, con un Adrian y un Walter prodigiosos.

El final llegó con un gran “La Leyenda del hada y el Mago” del mítico disco “Magos, espadas y rosas” que aún conservo en vinilo como la joya que es. El júbilo del público se unió a la banda, que prodigiosamente interpretó este tema final.

Se me hizo corto, muy corto, aunque me perdí un par de temas, por ello ¡¡quiero más RATA!! Ojalá los vuelva a ver pronto.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Mikel Masa

 


 

DAERIA

Tras la cancelación a última hora del concierto de Diabólica, los encargados de clausurar las actuaciones en el escenario Mark Reale en esta decimocuarta edición del LEYENDAS DEL ROCK fueron DAERIA. Tras un retiro forzoso motivado por los litigios legales por el nombre de su anterior banda DÖRIA, la formación catalana publicaba en otoño del pasado año  su prometedor debut “Fénix”,  y desde entonces no ha parado de presentarlo por toda la geografía nacional dentro de su gira “Esto Empieza Ahora Tour”.

Las catalanes aparecieron tarde, ante una audiencia que estaba ya exhausta, prácticamente rendida. Pero supieron como exprimir al máximo al personal desde que dieron el pistoletazo de salida con “Fénix”. Ellos también estaban cansados, ya que habían tocado a primera hora de la tarde en el escenario del camping. Pero lo cierto es que se mostraron tan enérgicos y vitalistas como de costumbre, especialmente su incansable vocalista Ángel Ortiz, que no dejó de correr por el escenario, y de animar al personal a que se sumara a la hora de cantar los estribillos de “Cosmos” y “Laberinto”.

Desafortunadamente los problemas técnicos fueron una constante a lo largo de la descarga de DAERIA, ya que las guitarras estuvieron demasiado bajas durante todo el show, algo que nos impidió disfrutar  de los duelos que suelen protagonizar en directo Víctor y Eimel en temas como “Luz De Luna”, o la fantástica “Lestat”.

Tampoco faltó el divertido ejercicio solista de su batería Joel Marco jugando con las melodías clásicas de los videojuegos ochenteros. Para encarar la recta final de su presentación DAERIA recuperaron dos temas de su etapa anterior como DÖRIA: “Pensavientos”, que también grabaron para “Fénix”, y “Caperucita Feroz”.

El desenlace definitivo corrió por cuenta del que ha sido hasta el momento su tema más emblemático y exitoso “Reina De Corazones”, que les servía para echar el cierre definitivo a una buena descarga que estuvo marcada por los problemas técnicos.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

LUJURIA

Ya se ha convertido en una especie de tradición que LUJURIA cierre el LEYENDAS DEL ROCK, dejando a los más valientes hasta el final para ver a los segovianos. Ellos siempre son sinónimo de fiesta, reivindicación y amor hacia el heavy metal, algo que han defendido con uñas y dientes, como también es evidente su aprecio y admiración por el festival al que nunca fallan y son siempre fijos.

El siempre carismático e irreverente Oscar Sancho salió junto a sus compañeros para hacer un repaso a sus grandes éxitos, ya que su nuevo trabajo de estudio “Somos Belial” está al caer pero han querido reservarlo para cuando esté en la calle.

“No Soy Carne De Cañón” es toda una declaración de principios que se encargó de abrir el setlist de LUJURIA, con Oscar dándonos las buenas noches y animándonos a seguir en pie pese a las horas en las que nos encontrábamos. Para ello nos alentó a que no dejáramos de pecar, señal de que el siguiente tema era “Sin Parar De Pecar” uno de los himnos indiscutibles de la banda.

Siempre comunicativo y reivindicativo, Oscar Sancho estuvo menos parlanchín que otras veces, pero siempre con muy buen humor presentó todas las canciones, desde “Jeckill y Mrs. Hyde” pasando por “Cinturón De Castidad” donde alabó la hermandad que se forma siempre en el festival, en el cual nos juntamos personas de todas las nacionalidades para hacer de Villena la capital del heavy metal.

“Merece La Pena” es otra canción que muestra la filosofía de la banda, mientras que para presentar “Traidores Y Criminales Contra Nosotros Batallan” del álbum “Y la Yesca arderá” Oscar sacó su afilada lengua para dedicar el tema a esas personas que atentan contra nuestras libertades además de pedir al público que encendieran sus mecheros y móviles para crear una bonita estampa de luz.

Como es ya tradición llegaba el momento en el que una banda nacional sale al escenario para tocar una canción. En este caso los elegidos fueron los zaragozanos UMBRA, finalistas del concurso Forjando Leyendas quienes tuvieron la oportunidad de mostrar sus cualidades interpretando el tema “Mírame”. Musicalmente me parecieron similares a LUJURIA, con un heavy metal que bebe de los grandes grupos de los 80 pero mostrándose actuales y frescos. Les deseo toda la suerte del mundo y que esta oportunidad que se les ha brindado les sirva para abrirse camino.

“Mozart y Salieri” nos devolvió a LUJURIA al escenario, donde he de destacar la labor del guitarrista Nacho de Carlos, el cual mostró su habilidad a las 6 cuerdas, siendo un verdadero máquina. Tampoco hay que olvidar la labor del bajista Santi Hernández que también demostró sus dotes, a Maikel que como siempre estuvo demoledor y luciendo batería nueva, al teclista Ricardo aportando siempre elegancia al sonido de los segovianos y al veterano Chepas, que siempre acapara las miradas del público con su imagen de rock star.

El cansancio comenzaba a hacer mella entre los asistentes pero todavía quedaban unas pocas canciones, como “Dejad Que Los Niños se Acerquen a Mí” la cual Oscar quiso dedicar a su amigo y compañero Tete Novoa de SARATOGA el cual le deseó suerte en el concierto, y la siempre graciosa “Estrella del Porno” donde no faltaron comentarios hacia el aparato reproductor del cantante.

El festival llegaba a su inminente final, para ello la banda quiso despedirse con “Joda A Quien Joda” y el siempre esperado himno “Corazón de Heavy Metal” que acostumbra a ser la última canción del festival, con la que los supervivientes nos retirábamos tras 4 intensos días. LUJURIA volvieron a rendir homenaje a un festival que el año que viene cumplirá 15 años, tal y como Oscar nos recordó y donde seguro que volverán a estar presentes, joda a quien joda.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo – Juan_Ramon_Felipe@rafabasa.com

MÁS FOTOS

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo – Juan_Ramon_Felipe@rafabasa.com

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

18 COMENTARIOS

  1. Esta claro que el que golpea primero golpea dos veces… no le beneficia nada haberse quedado el último en fecha después de la que hemos tenido desde inicios de verano con todos los otros festivales…. no tengo mucho interés por las reseñas sobre todo cuando uno sabe que no va a leer nada más allá de lo “politicamente correcto”.
    Este nuevo año descanso de festivales estoy saturado.

  2. Muy buena cronica Basa, sobretodo coincido en Avantasia y Rata.. que chasco los dos primeros temas sin voz (el resto se oyeron no muy bien..) creo que “Guerrero del Arco Iris no la tocaron eh..
    En cuanto tocar un meddley de temas de otros perdiendo tiempo con lo poco que se dejsn caer por aqui …

    Salu2

  3. El concierto de Brainstorm estuvo genial aunque empezó con bastante retraso.
    El concierto de Avantasia, yo personalmente lo oí fatal pero ya me han dicho por aquí que dependía de la zona. Desde luego, tuve mala suerte por que me intenté mover desde segunda fila a atrás y no conseguí buen sonido en ningún punto donde me puse.

  4. He estado leyendo y sigo teniendo una cosa clara y otra nada clara.
    1-La que tengo clara: Confirmación de nueva edición de leyendas para 2020.
    2-La que no tengo clara. Pregunta para Rafabasa: Está confirmado Villena para 2020?? Lo sabes y nos lo puedes comunicar? Disculpa si está confirmado anteriormente, he leído las crónicas y no he visto confirmación sobre este asunto.Gracias.

    Por cierto: a mí también me gusta Villena por el ambiente, por el pueblo…pero, por favor, si hay una edición con el cartel de 2017, mucho mejor, aunque seamos 1/3 más de público y estemos más apretados, sigue siendo el mismo pueblo, la misma gente y el mismo lugar… pero con mejores grupos!!!