Inicio Conciertos Crónica y Fotos del DOWNLOAD FESTIVAL MADRID – SCORPIONS + SABATON +...

Crónica y Fotos del DOWNLOAD FESTIVAL MADRID – SCORPIONS + SABATON + CHILDREN OF BODOM+ PAPA ROACH + VITA IMANA + THE WIZARDS + TURBO NEGRO

8
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

DOWNLOAD FESTIVAL MADRID

Viernes 28
 VITA IMANA + CHILDREN OF BODOM + PAPA ROACH + THE WIZARDS + SABATON + SCORPIONS + TURBO NEGRO

Viernes 28, Sábado 29 y Domingo 30 de Junio 2019 – Caja Mágica – Madrid

VITA IMANA

Con un sol de justicia ante nosotros y un asfalto que, a falta del césped que en otras ediciones sí tuvimos, irradiaba un calor insoportable, se presentaban los remozados VITA IMANA en el escenario principal para dar buena cuenta de su groove metal.

Los madrileños siguen teniendo esa fórmula musical que resucita a un muerto o, como fue el caso del viernes, es capaz de poner a dar botes a una concurrencia a más de cuarenta grados de temperatura, haciéndonos olvidar el inminente peligro de insolación. Aunque en honor a la verdad, habiéndoles visto en otras ocasiones con su anterior vocalista y frontman, eché bastante en falta la presencia escénica y carisma de Javier Cardoso, sin desmerecer para nada al actual Mero Mero.

Algo que me encanta de sus actuaciones es que, sin dejar de lado el nuevo material -en este caso venían presentando “Bosa”, editado hace escasos meses- siempre hacen un repaso a a su historia musical de una manera más o menos equitativa.

Con lo que no perdimos la ocasión de escuchar auténticos temazos que ya son historia del metal nacional, no sin antes presentarnos otros de nuevo cuño como “No en mi Nombre” o “Desfiguradas”.

“Seis Almas” les quedó de maravilla, pero el que realmente dejó alucinado a propios y extraños fue el alucinante “Romper con Todo”. ¡Y es que menuda obra maestra es “Uluh”!

“Contraataque” dio paso a esa bestialidad llamada “Animal”, con todos cantando “su boca llena de sangre” en la parte central.

Terminaron dejando buenas sensaciones con temas como “El Mundo a mi Pies”, “Desdoblamiento”, la grandiosa “Bondwana” o “Un Nuevo Sol” con la que se despidieron.

Estoy seguro de que abonaron el terreno para sus próximos conciertos en sala, ya que esa tarde muchos descubrieron a una banda profesional como pocas.

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Óscar Gil Escobar

 


 

CHILDREN OF BODOM

No sé si fue que el calor hizo mella en el ánimo de los fineses, acostumbrados a otras temperaturas mucho más bajas. El caso es que CHILDREN OF BODOM hicieron en la tarde del viernes uno de los conciertos más flojos que les recuerdo.

Con una sensación de piloto automático y un sonido embarullado, los de Spoo encadenaban canción tras canción sin apenas atisbo de estar pasándoselo bien. Incluso pude ver en una ocasión al teclista Janne Wirman echarse hacia atrás para bostezar. Quizás no hubieran tenido un buen viaje, quién sabe.

Ni siquiera el carismático Alexi Laiho fue esa figura predominante que llena un escenario por sí sola. De hecho, le vi excesivamente delgado. No quiero parecer alarmista ni insinuar nada, pero no me pareció que estuviera en su mejor forma y eso, parece que se trasladó al resto de sus compañeros.

Y eso que la cosa prometía con el portentoso inicio de “Are You Dead Yet?”. Pero “Under Grass and Cover” pronto despejaba la duda y dejaba claro que la banda estaba lejos de desplegar esa energía que en otras ocasiones les hemos visto sobre el escenario. “In Your Face” volvió a despegar un poco de esa rabia añeja, pero “Platitudes and Barren Words” nos devolvería a la cruda realidad.

“Angels don’t Kill” no les quedó mal pero, una vez más, nada que ver comparada con otras ocasiones. “This Road” fue el perfecto preludio para un “Hate Me!” que siempre levanta a cualquiera y con la que parece que encarrilaron una recta final donde la cosa fue a mejor con “Downfall” y uno de mis temas favoritos de su discografía, “If You Want Peace… Prepare for War”.

En definitiva, un concierto desigual, opaco y espero que mejorable de cara a la gira de salas la cual ojalá pase por España.

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

PAPA ROACH

PAPA ROACHeriores y el nivel de popularidad y éxito está siendo increíble. Jerry a la guitarra es el compañero en el crimen perfecto para un Shaddix que no paró sobre el escenario a ritmo de “Who Do You Trust?” o “Not The Only One” del último disco, sin olvidarse de clásicos como “Last Resort” y terminando con un “Born For Greatness” que se ha convertido en el nuevo super hit del combo californiano.

Todo el público saltaba a la vez en una verdadera fiesta musical con una banda que está demostrando que tiene más hambre que nunca y que es de verdad ahora cuando están contando lo que querían con su música.

El sonido fue bastante bueno, aunque salvando las distancias con lo que veíamos unos días antes en Hellfest, donde hay que decir que arrasaron también. ¡De lo mejor del festival sin lugar a dudas!

Texto y Fotos: Óscar Gil Escobar


 

THE WIZARDS

Los bilbaínos THE WIZARDS se solapaban de lleno con la actuación de PAPA ROACH en el escenario principal, pero, eso no hizo que tocaran sin gente viéndoles ni mucho menos. Su propuesta cargada de buenos grooves, ritmos stoners y poderosas melodías hizo que disfrutáramos a ritmo de temas como “Circle of Time”, con esa onda de heavy clásico a caballo entre MOTÖRHEAD y DIO y ese estribillo tan pegadizo, o “Who are you, Mr Gurdjieff?”, muy pesada y contundente, coqueteando con el doom y pasajes más oscuros.

La actuación de la banda estuvo claramente liderada por Ian Mason, vocalista que animaba todo el rato al personal y que acabó dando las gracias y afirmando “es un placer estar aquí”.

Sonaron muy bien (aunque la voz se quedó en segundo plano en varias ocasiones) y brillaron especialmente con su “Calliope”, muy rockera y con esos toques setenteros, y “Apocalyptic Weapons”, de su aclamado Rise of the Serpent.

Texto: César Muela

Fotos: Alvaro Ochoa


 

SABATON

Tenía muchas ganas de volver a disfrutar de los suecos ya que siempre son garantía de que te lo vas a pasar bien en directo y sin duda, ésta no fue una de las excepciones a la regla.

Con mi viaje a Verdún fresco aún en la memoria para entrevistarles y pasar con ellos un fin de semana cultural fantástico y habiéndole dado varias escuchas a su inminente nuevo disco -del que pronto tendréis review completa- cuando vi que tenían preparado el tanque sobre el que se levantaba la batería de Hannes, mis ganas se acrecentaron.

Y es que aun en una tarde como la del viernes, en la que su vocalista Joakim no estuvo a pleno rendimiento, totalmente ronco y pasando apuros para cantar cada una de sus líneas, SABATON son capaces de dar un buen concierto. Además, ellos fueron los primeros en presentar un escenario con pirotécnica y elementos fuera de lo básico.

Arrancaron con su clásico grito de guerra “hola Madrid, we are SABATON and this is Ghost Division” con los primeros fuegos artificiales expelidos desde el cañón del tanque.

“Winged Hussars” fue coreada al unísono, con el público contagiado por su melodiosa línea de coro. Por su parte, “Fields of Verdun” les quedó de lujo. De hecho, me gustó mucho más que su versión de estudio. Está claro que es un tema hecho para los directos y que ahí radica su punto fuerte. Lástima que no tocaran ningún otro adelanto de “The Great War”.

Llegaría el momento para recordar la última batalla de los Samurai con “Shiroyama” para, a continuación, dejar buenas sensaciones gracias a su single “Bismarck”.

“Carolus Rex” fue otro gran himno para cantar entre todos, al igual que ese cañonazo -nunca mejor dicho- que es “Night Witches”.

Con “The Last Stand” amagaron en retirarse, aunque volverían pronto para la fiesta final, ¡y qué fiesta! Tres temas donde el público feliz, no paró de tararear, botar, sonreír… “Primo Victoria”, “Swedish Pagans” y “To Hell And Back”, con esa melodía de silbidos que me recuerda a la de aquella mítica película llamada “The Bridge Over the River Kwai”.

¡Deseando que vengan de gira propia!

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

SCORPIONS

El plato fuerte de la noche del viernes eran SCORPIONS, aunque en asistencia se notó que no había tanta gente como con GUNS N’ ROSES en la edición del año pasado.

Empezaron con puntualidad alemana y ejecutaron un repertorio de hora y cuarenta minutos en el que no hay lugar para las sorpresas. Si ya has visto a SCORPIONS, ya sabes que lo tienen todo absolutamente medido, dónde ponerse en el escenario, cuándo es momento de que Klaus reparta baquetas a las primeras filas o cuándo hay que ponerle el micro a la gente para que cante los himnos que la formación tienen en su haber. Y, además de esto, el grupo suena super engrasado y diría que con un punto de contundencia y pegada mayor con Mikkey Dee a la batería. También hay que aplaudir a Klaus, que cumplió como un campeón y sin despeinarse todas las voces a pesar de sus 71 años, que se dicen pronto.

Después de la intro que proyectaron en la gran pantalla que presidía la parte posterior del escenario, protagonizada por un helicóptero volando sobre una ciudad, arrancaron con “Going out with a Bang”, de su último CD, Return to Forever, que empalmaron con la rockera “Make it real”, en la que aprovecharon para proyectar la bandera de España en las grandes pantallas.

Tras el “buenas noches, Madrid” que Klaus dijo en español, arremetieron con uno de los cuantos temas que tocaron de Lovedrive, “Is anybody out there?”, cuyo pegadizo coro todo el mundo coreó.

“The Zoo” sonó a cañón, con ese riff casi stoner y ese groove genial que pisa lento como un mastodonte.

No faltaron los momentos para darle un respiro a Klaus, como la instrumental “Coast to coast”, que se hace un poco larga porque no tiene una melodía clara que sirva como estribillo para que la gente cante, “Delicate Dance”, el tema solista en el que Mathias se luce como el genial guitarrista que es, o el bestial solo de batería de Mikkey Dee, en el que la batería ascendió para dar un puntito más de espectáculo.

No se olvidaron tampoco de su medley de canciones de los años 70, entre las que se encuentran “Top of the bill” o “Steamrock Fever”, que no son lo mejor de su discografía y se notó un poco en el ambiente en el público.

La cosa cambió a partir de “Send me an angel”, una de las baladas más populares del grupo y cuyo estribillo todo el mundo cantó a pleno pulmón. Luego fueron desplegando su artillería pesada, incluyendo su hit “Wind of Change”, en la que incluso Klaus se atrevió a cantar el estribillo con la letra en español que MEDINA AZAHARA reimaginó en su versión “Vientos de cambio”.

Con el medley de “Bad Boys Running Wild”, “I’m Leaving You” y “Tease Me Please Me” retomaron el ritmo después de las dos citadas baladas que sonaron seguidas. La cañera “Blackout” funcionó genial, haciendo que la gente saltara y cantara ese sencillo estribillo, aunque uno de los grandes momentos vino con “Big City Nights”, que fue muy coreada.

Particularmente creo que se podrían haber ahorrado el momento bises en el que hacían como que se van para luego volver a salir al escenario, sobre todo teniendo en cuenta que podrían haber tocado algún tema que dejaron fuera como “No one like you” o “Holiday”, pero, claro, luego decidieron rematar con el combo “Still Loving You” y “Rock You Like a Hurricane”, así que creo que todo el mundo acabó feliz de ver a los alemanes tocando genial, repartiendo caña y dando vida a un puñado de canciones que son auténticos clásicos del rock. 

Setlist de SCORPIONS

  1. Going Out With a Bang
  2. Make It Real
  3. Is There Anybody There?
  4. The Zoo
  5. Coast to Coast
  6. Medley: Top of the Bill / Steamrock Fever / Speedy’s Coming / Catch Your Train
  7. We Built This House
  8. Delicate Dance
  9. Send Me an Angel
  10. Wind of Change
  11. Medley: Bad Boys Running Wild / I’m Leaving You / Tease Me Please Me
  12. Solo de batería
  13. Blackout
  14. Big City Nights

Bises

  1. Still Loving You
  2. Rock You Like a Hurricane

Texto: César Muela

Fotos: Óscar Gil Escobar

 


 

TURBONEGRO

Tenía bastante fe en TURBONEGRO porque su fama de fiesteros les precede, y ese término que ellos acuñaron de “death punk” pinta cuanto menos interesante de ver en vivo.

Sin embargo, aunque el grupo suena compactado y engrasado, la voz de Tony no me gustó nada. No sé si es que tuvo una mala noche o es que en directo ya no es capaz de estar a la altura de cómo suenan sus discos, pero ni afinaba ni parecía tampoco intentarlo.

Eso sí, como frontman es un espectáculo, animando y correteando por todo el escenario. Verle también con esos shorts y esa camiseta roja de tirantes asegura las risas, aunque sus compañeros de banda no se quedan atrás (entre el que va con un mono de cuero y el que va con pintas de marinero de la armada de EEUU).

Temas tan directos como “Hurry Up & Die” u “All my friends are dead” animaron mucho al personal, y también tuvieron guiños a QUEEN con un fragmento del “Bohemian Rhapsody” (mejor cantado por el público que por él, como os podíais imaginar) y al “School’s Out” de ALICE COOPER.

En general fue un concierto entretenido y muy festivalero en el que creo que la gente disfrutó con el particular estilo de estos noruegos, que al final eso es lo que importa, más allá de que un músico lo haga mejor o peor.

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

CHILDREN OF BODOM


 

THE WIZARDS

 


 

SABATON

 


 

TURBO NEGRO

 

 

 

 

8 COMENTARIOS

  1. “No se olvidaron tampoco de su medley de canciones de los años 70, entre las que se encuentran “Top of the bill” o “Steamrock Fever”, que no son lo mejor de su discografía y se notó un poco en el ambiente en el público. ”

    ¿Que no son lo mejor de su discografía?
    Sin acritud, permítidme que discrepe con César. Quizá su carrera en los 70 no sea tan conocida como la de lo 80 pero en los 70 fueron mucho mas innovadores e hicieron discos que para mi son bastante mas valiosos que los de los 80, sin perjuicio que que los de los 80 me encantan. Quizá en la crónica de un concierto no se deberia entrar en juicios de valor respecto a la calidad de las canciones en sí sino en la interpretación de la noche, en mi humilde opinión.

    Y otra cosa, “Winds Of Change” fue grabada en español por los mismos Scorpions y editada tanto en single como en una edicion especial del LP “Crazy World” en el 91. Nada que ver con Medina Azahara. Ya la cantaron en español en Madrid en la gira del Crazy World del 91, y lo suelen hacer cuando vienen a España.

    Saludos

  2. Buff si que esta delgado el Laiho..

    Sobre el teclista decir que en el leyendas del año pasado su actitud fue de tortazo, una desgana absoluta, bostezando, con la mirada fija en otro lado…de hecho hubo un tema que toco con una mano (porque es un maquinon) mientras en la otra se bebia una birra con cara de estar aburridisimo que me toco loa huevos a mas no poder..

    En fin una alegria para la vista..

      • Ya pues genera el efecto contrario. En vez de fijarte mucho en lo bien que toca te sorprende el careto que se gasta.

        Si, el problema del sonido en COB en el leyendas fue un putadon aunque también hay que admitir que se le petaron todos los amplis de la izquierda y el sonido iba y venia.

        Sonata, a pesar de ser mas “majetes” también se cascaron un concierto que podría haber sido en el cuarto de su casa, 40 min (porque empezaron tarde) y a casita. Yo creo que ni deshicieron maletas..que desgana..

        Luego nos quejamos de Sabaton pero solo hay que verle corriendo de un lado a otro y venga la sonrisa sin parar…y los vi hace 5 o 6 años en Valencia con 100 personas en la sala y exactamente igual.