Inicio Conciertos Crónica y fotos de BATTLE BEAST + ARION en Madrid

Crónica y fotos de BATTLE BEAST + ARION en Madrid

0
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

BATTLE BEAST

+ ARION

Sábado 20 de Abril de 2019 –Sala But – Madrid

Con el heavy metal finés por bandera, nos acercábamos a la céntrica sala But de Madrid, y es que BATTLE BEAST no se cansan de pasar por nuestro país, y nosotros tampoco nos cansamos de ver su directo. En esta ocasión, con el motivo claro del lanzamiento de su último trabajo “No More Hollywood Endings”, el cual hay que decir que ha tenido una acogida por parte de la crítica bastante buena. Parece mentira que allá por 2010 tuviese el placer un servidor de descubrir a esta banda en aquella batalla de bandas de Wacken que por cierto ganaron con una amplia mayoría, y es que fue todo un descubrimiento a pesar de contar con otra vocalista y un estilo no tan marcado como en la actualidad ni mucho menos.

Día semilluvioso en la capital, día de sábado, día de plena Semana Santa, y hay que decir que esperábamos una entrada bastante más pobre de la que se dio finalmente, ya desde horas antes a la apertura de puertas con una cola reseñable, que a partir de las siete y media de la tarde iba accediendo a la sala de forma calmada. Para esta visita, la banda de Helsinki contaba con sus compatriotas ARION para abrir sus shows.

Ya pasadas las ocho aparecían en escena los nombrados anteriormente ARION, banda también de Helsinki y también con un sonido power metal bastante característico, un combo de cinco componentes que desde el inicio supieron hacer bien los deberes con la intro “The End of the Fall” y una más que acertada “No One Stands in My Way” para romper el hielo con una impecable interpretación y una sonora ovación, así como sucedía con “I Am the Storm”. El grupo supo desarrollar un buen show, con variedad, desparpajo y movimiento sobre las tablas, algo que se exige a todo telonero, optando por pedir linternas, palmas, o corear partes de sus canciones a pesar de no tener noción previa de ellas, algo que siempre se agradece y más en ciudades como Madrid.

Destacar cortes como “The Last Sacrifice” o “You’re My Melody”, sin olvidarnos de un gran rush final con “Unforgivable” y la definitiva “At the Break of Dawn”, con la cual se despedían entregando púas y posavasos por doquier a un público que se agolpaba en las primeras filas con ganas de heavy metal y tras haber disfrutado de una más que correcta primera etapa de la velada. ARION supieron exprimir su show al máximo, no excesivamente largo pero lo necesario para dejar claro quiénes son y qué hacen, al fin y al cabo lo que se pide a todo artista invitado. Buen sabor de boca para empezar.

Y llegaba el momento de recibir, pasadas las nueve y cuarto, a BATTLE BEAST en escena. Con Noora Louhimo a la voz, Janne Björkroth a los teclados y percusión, Eero Sipilä al bajo, Pyry Vikki a la batería, Juuso Soinio a la guitarra rítmica y Joona Björkroth a la guitarra solista, la banda finlandesa aterrizaba en Madrid para defender a capa y espada este último trabajo que ha tenido buenas críticas como hemos dicho previamente, pero también ha tenido muchos detractores, ya que desde la salida de Anton Kabanen parece que la banda ha perdido cierta contundencia a la vez que ha ganado quizás en melodía y en experimentar nuevos sonidos, dejando más a relucir probablemente un lado más rockero y no tan de heavy metal, pero esto se tiene que demostrar en directo.

Columnas de humo y agresividad para arrancar con “Unbroken”, una de las más potentes y a la vez más pegadizas del último trabajo, para enganchar con algunos clásicos que no podían faltar hoy como lo son ya “Familiar Hell” o “Straight to the Heart” a pesar de pertenecer a su “Bringer Of Pain”, con una Noora con un atuendo cuanto menos curioso, con un vestido muy recargado y unos cuernos en lo alto de su cabellera, pero ponga lo que se ponga su voz no cambia y sigue siendo realmente espectacular, tanto en estudio como en directo, defendiendo cada dificultad a la perfección. Vuelta a su último disco con un “Unfairy Tales” muy rockero, que nos recuerda a Bon Jovi en su lado más ochentero sumándole ese toque melódico de los teclados especialmente remarcados, muy fiestero incluso llevándonos por momentos a un lado más AOR que al heavy/ power metal que les lanzó a la fama.

La actuación seguía con la galopada de “Black Ninja”, ¡qué barbaridad de composición! Tremendo puñetazo sobre la mesa de una Noora de nuevo sobresaliente, con las guitarras de Juuso y Joona doblándose en esas preciosas melodías de la parte media de la composición. “Endless Summer” es otro de esos temas que dió bastante que hablar cuando vio la luz por lo ‘light’ que era, pero hay que decir que en directo también funciona bastante bien. Igual que su “I Wish”, que nos seguía dando aliento, bajando las revoluciones por completo en una balada épica y marcada por las melodías de los teclados de Janne y por la voz templada de Noora en la estrofa que va ‘in crescendo’ hasta alcanzar su punto álgido en un estribillo muy bien llevado.

Más temas nuevos, ahora con un “Raise Your Fists” que nos recuerda mucho a Within Temptation y que en directo funciona bastante bien, para enlazar con “The Golden Horde” y una potentísima “Out of Control”, que hacía parecer el recinto un gimnasio, con el público alzando sus puños desde el inicio al ritmo de la música, muy en la tónica de toda la noche, algo así como ‘aerobic metal’ podríamos llamar a esta noche. Seguían revisitando material previo con “Touch in the Night”, todo un clásico, y ese estribillo tan marcado de “Bastard Son of Odin”.

Seguimos pisando el acelerador, con Janne aporreando la percusión eléctrica que se iluminaba con colores tras un breve solo de él junto a Juuso para “The Hero”, de nuevo muy ochentera y dando paso a otra pieza más sinfónica como “Eden”, muy bien acogida, con un sonido que nos recuerda en el estribillo a bandas como NIGHTWISH y sobre todo a algunas piezas de aquel “Storytime”. Todo ello con unas luces bastante presentes durante todo el show, que únicamente se alternaban con blanco y columnas de humo surgiendo en cada estribillo, así recibíamos por cierto otra nueva composición como “No More Hollywood Endings” con ese toque más dramático y teatral que sabe llevar al directo Noora haciendo su labor de frontwoman a la perfección.

Estábamos llegando al final y lo hacíamos con otro de los grandes hits que ha lanzado la banda escandinava hasta la fecha, y es que “King for a Day” es uno de esos himnos por los que queda recordada una banda, para cerrar definitivamente con “Beyond the Burning Skies”, de nuevo haciendo bailar a toda la pista en un fin de fiesta de lo más épico y jovial, realmente un grandísimo corte para finalizar con las hostilidades en un show que sigue siendo muy potente en todos los sentidos, aunque quizás en lo musical sí que hayan perdido uno o dos pistones de fuerza, pero a su favor decir que el sonido fue excelente durante toda la actuación y la producción del show bastante correcta, sin grandes alardes decorativos, basándose en lo musical y demostrando que siguen haciendo disfrutar y de lo lindo. Han variado su sonido, tratan de reinventarse buscando nuevos horizontes en su sonido, y la verdad es que llevado al directo funciona bastante bien, se echan en falta quizás guitarras más contundentes y no tantos pregrabados, pero a gustos. Lo que está claro es que siempre son divertidos y un acierto si lo que quieres es salir de una sala con una sonrisa de oreja a oreja.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.