Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de ARTIZAN – Demon Rider

Crítica del CD de ARTIZAN – Demon Rider

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon

 

ARTIZAN – Demon Rider

Discográfica: Pure Steel Records

Puntuación Popular

(0 votos) 0/10

 ARTIZAN - Demon Rider Coincidiendo con el décimo aniversario de su creación los metaleros americanos ARTIZAN regresan a la carga con su cuarto largo “Demon Rider”. La formación de Jacksonville, Florida, que comandan el vocalista Tom Braden y el batería Ty Tammeus continua defendiendo un heavy-power de corte melódico y estructuras tradicionales, que viene marcado por la  calidad de sus composiciones y el buen gusto a la hora de tratar sus arreglos, pero sobre todo por la personalidad y la elegancia que imprime Tom Braden. Una vez más la banda volvió a confiar en el reputado productor Jim Morris para dar forma a una colección de temas que no hacen más que potenciar las marcadas señas de identidad que los americanos ya perfilaron en sus anteriores entregas.

Seguramente teniendo en cuenta su fantástica portada obra de Eliran Kantor (ICED EARTH, TESTAMENT), los nombres que integran este proyecto  y, sobre todo, quien se ha encargado de la producción, muchos podrían esperar encontrar guitarras afiladas junto a unas bases rítmicas oscuras y aceleradas. Pero lo cierto es que no es así, ya que si algo ha caracterizado la carrera de ARTIZAN es la clase y la sobriedad a la hora de tratar sus composiciones. De modo que no esperes encontrar grandes alardes de autenticidad metalera. Sin embargo, podrás deleitarte con la sofisticación de unas cuidadas melodías, y con la efectividad de unos estribillos altamente coreables.

Un inquietante y breve pasaje servirá como preámbulo para adentrarnos en los compases iniciales del tema de apertura “Demon Rider”, que es precisamente el que presta título al plástico, y el que probablemente sea su mejor corte, ya que en él los de Florida exhiben todas sus virtudes, dejando claro desde el mismo arranque su facilidad para moverse con suficiencia por diferentes tempos, tesituras y ambientaciones, regalándonos unas buenas aceleraciones y unos desarrollos instrumentales en los que brillara con fuerza la figura del invitado especial que se ha hecho cargo de las líneas del bajo, el mítico Joey Vera (ARMORED SAINT, FATES WARNING, TRIBE AFTER TRIBE).

Con el implacable sonido de la caja de la batería de Ty Tammeus marcando inexorablemente el paso, las guitarras se tornaran  más incisivas y potentes, mientras que las líneas vocales de Tom permanecerán en un estudiado primer plano que servirá para que “The Hangman” gane progresivamente en dramatismo e intensidad antes de conducirnos sobre unos reseñables increscendos marca de la casa. Aunque la esencia y la acusada personalidad de ARTIZAN se mantienen intactas a lo largo de este cuarto esfuerzo, guardando una conexión indiscutible con sus anteriores entregas, lo cierto es que cuando el quinteto se adentra en “Soldiers Of Light”, parece que se deja ir instrumentalmente hablando para proponernos unos desarrollos más complejos e intrincados, permitiendo que el tándem que conforman los guitarristas Bill Staley y Shamus McConney se explaye a sus anchas,  aunque siempre bajo la tutela de un Braden que se mantiene en todo momento como el timón y referencia indiscutible de la banda.

 El haber podido contar con los servicios de un contrastado bajista como es Joey Vera sin duda ha servido para que la labor del batería Ty Tammeus haya podido brillar con más fuerza en este “Demon Rider”, y eso se nota en el fantástico arranque de “The  Endless Odyssey”, que se sustenta sobre su portentosa base rítmica antes de que las guitarras acaben erigiéndose en protagonistas  para hacer que el corte gane en pegada y profundidad. La escogida para cerrar este primer capítulo del plástico es el melódico “When Darkness Falls”, que pasa por ser uno de los temas más complejos, extensos y rimbombantes que ARTIZAN han grabado hasta la fecha, apostando por un cuidado juego de voces y unos arreglos majestuosos que hacen que el tema se aproxime a tesituras sinfónicas.

Corto, muy corto se acaba haciendo este nuevo esfuerzo del combo americano que se extiende poco más de media hora. Así que para colmar las expectativas de sus seguidores nos regalan tres temas más a modo de bonus-track. El primero, una versión alternativa de “Demon Rider”, es sin duda el más interesante y atractivo, ya que con la interpretación del vocalista Harry Conklin (JAG PANZER), el tema cobra una nueva dimensión, sonando más potente, afilado y amenazante. Mientras que “Hopeful Eyes” y “I Am The Storm”, representan un fiel testimonio de cómo suena la banda en vivo: elegantes, sobrios y sofisticados.

En definitiva que no creo que ARTIZAN esperen a estas alturas convertirse en la nueva sensación del heavy-power a nivel internacional. Aunque no me cabe la menor duda de que por calidad y talento pueden llegar a un buen numero de seguidores del género. En cualquier caso, creo que nos les vendría mal dar una vuelta de tuerca a su sonido, especialmente en el tratamiento de las voces, para sonar algo más potentes y agresivos, lo que sin duda les serviría para alcanzar una mayor repercusión.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Demon Rider
  2. The Hangman
  3. Soldiers of Light
  4. The Endless Odyssey
  5. When Darkness Falls
  6. Demon Rider (feat. Harry Conklin, Bonustrack)
  7. Hopeful Eyes (Live)