Inicio Conciertos Crónica y fotos de ORPHANED LAND + IN VAIN + SUBTERRANEAN MASQUERADE...

Crónica y fotos de ORPHANED LAND + IN VAIN + SUBTERRANEAN MASQUERADE en Madrid

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

ORPHANED LAND

+ IN VAIN + SUBTERRANEAN MASQUERADE + AEVUM

Viernes 2 de Marzo de 2018 – Sala Copérnico – Madrid

La pasada noche del viernes se presentaba fuerte en Madrid. No eran pocos los conciertos de los que el público madrileño podía disfrutar, y, como es lógico, había que aventurarse a escoger solamente uno de ellos. En el caso de un servidor, y como reza el título de esta crónica, acudí a la Sala Copérnico para disfrutar del concierto de ORPHANED LAND, IN VAIN, SUBTERRANEAN MASQUERADE y AEVUM.

El cartel, a priori, se presentaba como un popurrí con grupos algo dispares entre sí. Aquí entrarán las opiniones de cada uno sobre si los grupos teloneros deberían ir más acorde con lo que ofrece ORPHANED LAND o no, pero en mi caso, la diversidad era uno de los principales atractivos para este concierto; y claro está que tampoco se podía dejar pasar la oportunidad de disfrutar en directo del nuevo álbum de los de Kobi Farhi y compañía, un Unsung Prophets & Dead Messiahs que, para muchos de sus fans, ya es el mejor disco de toda la carrera de ORPHANED LAND.

Cuando la sala abrió con diez minutos de retraso, y con AEVUM probando su sonido cuando entrábamos los más puntuales a la cita, no éramos muchas personas las que esperábamos para que los italianos salieran a escena. Fue apenas quince minutos después de la apertura cuando la banda encabezada por Denis Tucci e Ilaria Lucille De Santis salían junto con el resto de la banda para defender su symphonic metal.

Desde un primer momento, a modo de vaticinio por parte de algún asistente, se escuchaban las voces muy por debajo de lo que debería. Aun así, el grupo actuaba con profesionalidad, con una puesta en escena muy particular similar a la utilizada por grupos como THERION, con una banda entregada a la causa y, en ocasiones, con la interpretación de una intérprete de danza que ponía más énfasis en la puesta en escena. Dicha intérprete redondeaba la interpretación de las letras entonadas por ambos cantantes y añadía un toque distintivo a un show que, si bien no terminó de casar entre algunos miembros del respetable, no se hizo nada pesado y sí acabó por complacer a otros.

Como comentaba anteriormente, cuando los micrófonos no se escuchaban correctamente y ya algunos vaticinábamos que ocurriría algo, el micrófono de Denis se quedó fuera de combate y tuvo que utilizar el empleado por el teclista de la banda para hacer los coros. Limitando mucho el movimiento de Denis, aun con todo supieron sacar el show adelante. Un buen aperitivo para antes de tres shows que se tornarían excelentes cuanto menos.

Apuesto a que muchos de los allí presentes no conocíamos de nada a SUBTERRANEAN MASQUERADE y cuando terminó el show de este grupo repartido entre Estados Unidos, Israel y Noruega, los apuntamos en la lista de pendientes velozmente, porque lo que hicieron fue distinto, atractivo y con ciertos tintes de locura al cargo de uno de sus cantantes. Tras una larga prueba de sonido, SUBTERRANEAN MASQUERADE nos daban las buenas noches y acometían con ‘Early Morning Mantra’. Y ahí fue cuando descubrimos varias cosas: el sonido oriental de la banda, la buena composición de sus canciones, el vozarrón en los growls por parte de Eliran Waitzman, pero, sobre todo, la entrega y energía desprendida por su otro cantante, Davidavi Dolev.

Desde el minuto uno todos los componentes de la banda sonaban con una simbiosis perfecta, pero Davidavi se convirtió pronto en el blanco de todas las miradas. A su apoyo vocal durante todos los temas y el no parar quieto sobre el escenario, se sumaba la interacción con el público haciéndolos partícipes del show o, en muchos de los casos, saltando del escenario a cantar entre nosotros o empezar a bailar allí mismo. Hubo incluso tiempo para que saltara entre los altavoces de la sala, se pusiera de pie en las vallas que rodean la sala, e incluso saltara desde ellas hasta el suelo de la Sala Copérnico.

Esa energía que comentaba se traducía en una mezcla de alucinación, sorpresa y, como no, agradecimiento, por un show tan completo en el que se juntaban la buena música y una puesta en escena que, sin ser impresionante en efectos, se hacía visible en algo mejor que eso, la dedicación de los músicos a hacer posible un show de lo más notable. Para la última canción de la noche titulada ‘Hymn of the Vagabond’ de su último trabajo Vagabond, el bajista dejó su instrumento de preferencia y se puso manos a la obra con un instrumento oriental—del cual desconozco el nombre y no lo había visto en otra ocasión—de un tamaño pequeño para saltar del escenario y juntarse con la gente mientras tocaba este peculiar instrumento al tiempo que la banda disfrutaba de sus últimos minutos sobre el escenario. Me gustó bastante el concierto de SUBTERRANEAN MASQUERADE, pero me gustó aún más su entrega y buen hacer para que la gente disfrutara de un concierto lleno de magia, buena música y mejor espectáculo. Habrá que seguirlos de cerca.

Setlist SUBTERRANEAN MASQUERADE:

  1. Early Morning Mantra
  2. Reliving the Feeling
  3. Place for Fairytales
  4. Home
  5. Nomad
  6. Hymn of the Vagabond

Si habíamos recorrido dos estepas totalmente diferentes con el metal sinfónico de AEVUM y la música progresiva con toques orientales de SUBTERRANEAN MASQUERADE, era el momento de irnos a la oscuridad proveniente de noruega.

Con su primera visita a tierras españolas, IN VAIN se presentaban como uno de los alicientes más destacables de la noche sin, por supuesto, robar el protagonismo a los cabezas de cartel. La cuestión está en que, tras el concierto que nos ofrecieron los noruegos y tras ver el show de ORPHANED LAND, hay quien afirmaba que los verdaderos ganadores de la noche habían sido ellos.

La banda venía con su recién estrenado Currents debajo del brazo, con su black metal con toques progresivos, y con una actuación que nos iba a dejar boquiabiertos una vez finalizado el show y a lo largo del mismo.

La pantalla del escenario nos mostraba una pequeña introducción y cuando el nombre de IN VAIN iluminó la misma, sus componentes empezaron a desfilar uno por uno. La primera canción nos llevaba al espectacular disco Ænigma a lomos de la canción que también sirve como apertura de dicho álbum, la espectacular ‘Against the Grain’.

Sorprendió la energía con la que salieron a escena, el buen sonido del que estaban disfrutando—salvando tal vez problemas con el micrófono de Andreas Frigstad, por escucharlo algo por debajo de lo idóneo—y esto se hizo más visible tras el primer golpe de su nuevo trabajo, una ‘Origin’ que demostró que los noruegos habían venido a sentar cátedra con la primera visita a la capital española.

Continuaron el recorrido por este álbum tras unas palabras de agradecimiento y ‘Seekers of the Truth’ se transformó en el auténtico golpe de efecto para que algunos de los asistentes quisieran escuchar más del grupo y, a juzgar por lo que se estaba viendo en la sala, no era para menos.

Si bien todos los miembros estaban colaborando para hacer de aquella noche un concierto que, seguro que quedará en el recuerdo para muchos, hay dos miembros que me parecieron especialmente acertados en este show: su batería Tobias Solbakk—que acaba de entrar en la banda y parece mentira viéndolo sobre el escenario—y, como no, su guitarrista Kjetil D. Pedersen que dio una lección de cómo tocar la guitarra, impresionante en todo momento.

La guinda del pastel, octava y última canción del directo, la pondría ‘Image of Time’. Apuesto a que no fuimos pocos los que nos quedamos con ganas de más, con ganas de seguir disfrutando durante unas cuantas canciones más de los noruegos, pero al menos no fuimos con la certeza de que aquel show era complicado mejorarlo.

Un auténtico placer y que sea el principio de una visita más asidua a nuestro país.

Setlist IN VAIN:

  1. Against the Grain
  2. Origin
  3. Seekers of the Truth
  4. October’s Monody
  5. Captivating Solitude
  6. Blood We Shed
  7. As the Black Horde Storms
  8. Image of Time

Cuando Unsung Prophets & Dead Messiahs llegó a mis oídos, atisbé en ORPHANED LAND un futuro cargado de reconocimiento. El último álbum lanzado por la banda formada en Israel supuso el enganche definitivo para aquellos que no disfrutaban demasiado de su música, y, para aquellos que siempre disfrutamos de la misma, supuso, con creces, el mejor álbum hasta la fecha de la banda.

Con inspiración reconocida de Alegoría de la caverna de Platón, el álbum es un soplo de aire fresco y un recorrido con la unión y la paz entre los seres humanos como eje central, pero pasando también por todo aquello que ejecuta erróneamente la sociedad hoy en día. Dicho álbum en estudio suena colosal, y era el momento perfecto para comprobar cómo funcionaban dichos temas en directo.

Con unos quince minutos desde la actuación de IN VAIN, los miembros de ORPHANED LAND salían a escena, con Kobi Farhi en última instancia mientras empezaba la introducción del tema que abre el nuevo disco, ‘The Cave’.

Sus ocho minutos de duración son un paseo por diferentes sonidos y con una letra llena de significado, pero es en los dos últimos minutos cuando la canción gana enteros, con un solo de Chen que ejecutó con maestría en cada estrofa.  

Tras dicho tema, era el momento de uno de los clásicos por antonomasia de ORPHANED LAND, viajamos a 2013 y nos encontramos con un ‘All is One’ que uno no se cansa de escuchar en directo, de que se le pongan los pelos de punta y en eso tiene la culpa absoluta Kobi. La forma de narrar del original de Jaffa no pasa desapercibida para nadie y es que uno no se cansa ni de escucharle cantar, ni de oír sus palabras, siempre inteligentes y precisas.

Haciendo un comentario jocoso sobre que ya no vestía con aspecto de Jesucristo y que eso estaba olvidado, Kobi nos avisaba de que era el momento de repasar el disco Mabool – The Story of the Three Sons of Seven y la banda nos sumergía de lleno en dos grandes temas como son ‘The Kiss of Babylon (The Sins)’ y ‘Ocean Land (The Revelation)’. Vuelta al último trabajo para ofrecernos una de las primeras canciones que disfrutamos del mismo y, personalmente, uno de los temas más notorios del disco: ‘We Do Not Resist’.

Tras la buena acogida que tuvo el tema—no sería de extrañar que se convirtiera en una fija en los conciertos—, era el momento de escuchar la historia de dos amigos, la historia de ‘Let the Truce Be Known’. El mensaje, acompañado de la música en directo y de las imágenes del videoclip en la pantalla del escenario, acabó por emocionar a más de una persona y no es para menos cuando te das cuenta de que lo que cuenta, no es ninguna historia ficticia, es la pura realidad para miles y miles de personas en el mundo.

Era el momento de ‘Like Orpheus’ donde la gente entre el público preguntó en tono de broma dónde estaba Hansi Kürsch de BLIND GUARDIAN, tema con el que terminada la canción bromearía Farhi diciendo que daba la casualidad de que tenía que trabajar. El tema sonó de escándalo y el mismo Kobi se atrevió a hacer las partes de Hansi, no en el mismo tono como es lógico, pero sí superando con buena nota la prueba.

Acertadísimo en esta canción Matan a la batería, que incluso adornó alguna que otra parte de la canción con variaciones respecto a la versión original del álbum. Inmediatamente después de ‘Like Orpheus’, ORPHANED LAND seguirían con una canción de su último álbum, la versión de la canción popular ‘Yedidi’ que añadió un toque distintivo al concierto y, particularmente, me gustó mucho el resultado.

Volvíamos a Mabool – The Story of the Three Sons of Seven con una ‘Birth of the Three (The Unification)’ que sonó espectacular, con la banda complementada al 100% y siendo uno de los mejores temas de la noche, sin lugar a duda.

Con continuación inmediata, ‘In Propaganda’ relajó un poco el ambiente, con una interpretación vocal que volvía a poner los pelos de punta, para enganchar directamente con un ‘All Knowing Eye’ con una composición a las guitarras estupenda, me atrevería a decir que de las mejores que recuerdo en la carrera de ORPHANED LAND: emoción en estado puro sus últimos minutos.

Para ‘Sapari’, ORPHANED LAND contó con la colaboración de dos bailarinas que acompañaron el tema y que se encargó Kobi de alargarlo un poco haciendo que el público repitiera el nombre de la canción durante unos minutos. Con esto, se retiraron al camerino para tomar aire y volvieron al escenario para deleitarnos con los dos últimos temas de la noche.

Para el primero de ellos, volvíamos a The Never Ending Way of ORwarriOR de la mano de Kobi y de Chen que salieron para deleitarnos a dúo con un trozo de ‘In Thy Never Ending Way’ que complació a los asistentes. Como colofón final, y como era previsible, ‘Norra El Norra (Entering the Ark)’ puso a la gente a saltar por momentos y a corear su estribillo.

ORPHANED LAND nos ofrecieron un concierto de esos que sientan cátedra y de los que uno se siente orgulloso de haber asistido tras salir de la sala. Son una banda que, si ya de por sí tiene un compromiso social que merece aplaudir, como músicos se comportan de forma profesional y, para colmo, muy cercana. Tenemos suerte de que exista gente tan humana en el mundo, ya no en la música en general. Por lo demás, unos teloneros geniales donde destaco personalmente a IN VAIN como ya dije más arriba y, el recuerdo de una noche donde la música se unió para complacer al público madrileño en una noche pasada por agua.

Setlist ORPHANED LAND:

  1. The Cave
  2. All Is One
  3. The Kiss of Babylon (The Sins)
  4. Ocean Land (The Revelation
  5. We Do Not Resist
  6. Let the Truce Be Known
  7. Like Orpheus
  8. Yedidi
  9. Birth of the Three (The Unification)
  10. In Propaganda
  11. All Knowing Eye
  12. Sapari
  13. In Thy Never Ending Way
  14. Norra El Norra (Entering the Ark)

Texto: Juanma García (Twitter) (Instagram)

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

1 COMENTARIO