Inicio Conciertos Crónica y fotos de JORGE SALÁN en Barcelona

Crónica y fotos de JORGE SALÁN en Barcelona

0
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

JORGE SALÁN

Domingo – 18 de Febrero de 2018 – Sala Rocksound – Barcelona

Dentro de la escena nacional, y no hablemos a nivel internacional, hay muchos buenos músicos. Como en todo en la vida uno puede practicar, formarse y perfeccionarse. Pero hay cosas  que no se pueden aprender en los conservatorios, y eso es la magia, la clase,  el talento, el feeling… Esos son atributos  innatos, con los que se nace. O se tienen o no se tienen… y Jorge Salán los tiene. Su nombre siempre ha estado ligado a grandes músicos, ha formado parte de algunas de nuestras bandas más emblemáticas, MAGO DE OZ, AVALANCH, ha desarrollado una prolífica carrera en solitario, y  además ha plasmado  su calidad junto a pesos pesados como Jeff Scott Soto, Miguel Ríos, Danny Vaughan, Robin Beck, Joe Lynn Turner…, lo que le ha valido el reconocimiento internacional.

Para presentar su último trabajo en directo “Live In Madrid”, el hacha madrileño se decantó por el ambiente íntimo de una sala como el Rocksound, donde acompañado de la base rítmica que forman el bajista Luísma Hernández y el batería Mateo Aroyave, repasó algunos temas propios junto a una buena selección de clásicos imprescindibles para todo buen amante de las seis cuerdas. Como aperitivo antes de la aparición del power-trío actuaron Brand New Brain, a quienes no pudimos ver, por lo que les pedimos disculpas.

Pese a ser domingo por la noche la pequeña sala del barrio del Poble Nou presentó un animado ambiente, contando entre los asistentes  con varios músicos de la escena local catalana. Luciendo gafas de sol, Salán apareció sobre las tablas  para rápidamente adueñarse del escenario y conectar con el respetable,  desplegando para ello  la garra roquera de “On My Own”. Tras recibir una  calurosa bienvenida, el guitarrista  nos invitó a acompañar con palmas el arranque de “Victim Of Desire”, un tema perfecto para crear ese vínculo especial con sus seguidores.

Aunque, como era previsible, Salán  fue el indiscutible protagonista de la velada, sus compañeros estuvieron a un excelente nivel, mostrándose sólidos y efectivos, desplegando   un feeling que resultó  imprescindible para que temas como “Boot Hill”, primer recuerdo hacia el material del tristemente desaparecido Stevie Ray Vaughan, sonara preñado de intensidad y elegancia. Y es que esa magia bluesera se acabó convirtiendo en el hilo conductor de una fantástica velada en la que Salán tuvo recuerdos hacia muchos de los grandes maestros de los seis cuerdas. “The Thrill Is Gone” del mítico B.B. King, sonó intenso  y desgarrador para acabar recabando una rotunda ovación tras su vibrante increscendo final.

Lejos del tratamiento ególatra que muchos guitarristas dan a sus shows, durante la velada el protagonismo absoluto recayó sobre  las canciones. Así que no hubo tiempo para exhibiciones gratuitas ni tediosos solos, con lo que el ritmo del concierto  fue rápido y eléctrico. De modo que tras la clásica cuenta (1,2,3..) llegaba el momento de recordar a otra leyenda como John Mayall con “Key To Love”, que se convirtió en la antesala perfecta para que el trío se adentrara en  “Going Down” de Freddie King.

Para el siguiente tema “Leave My Girl Alone” Salán, ataviado con sombrero, volvió a ofrecernos una nueva demostración de elegancia y sensibilidad bluesera. En una noche dedicada a la guitarra y sus grandes iconos  no podía faltar el recuerdo al añorado Jimi  Hendrix con “Fire”, que nos dejaba al público  coreando su estribillo. La magia no se detendría, ya que la siguiente en hacer acto de presencia fue “The Hunter”, de Albert King, y una elegante “One More Empty Feeling”.

Pero no sería la guitarra de Salán la única protagonista de la velada, ya que a lo largo de la noche el hacha madrileño puso a prueba nuestras gargantas en más de una ocasión, haciéndonos participes de temas como “Take Me To The River” de Al Green. Al igual que sucede en su último lanzamiento en directo, para encarar la recta final del show el trío optó por rendir pleitesía a una de las banda favoritas del hacha, ofreciéndonos una marchosa “Doom And Gloom” de “Sus Satánicas Majestades”. Mientras que para poner el punto y seguido al show la guitarra volvería a llorar al interpretar el tema de apertura de “Graffire”, “Born Under A Bad Sign”.

Antes de dar el pistoletazo de salida a los imprescindibles bises Salán nos habló de la importancia de la cultura y de lo necesario que es que sigamos consumiendo música para “alimentar” a las bandas, para acto seguido ofrecernos el único tema cantado en castellano que tuvimos ocasión de escuchar esta noche “Subsuelo”. Para el fin de fiesta definitivo que mejor que el clásico de Status Quo “Rockin´ All Over The World”, y un delicioso guiño al imprescindible Gary Moore con “Walking By Myself”.

Lo dicho gran noche de blues, de rock, de soul… En definitiva de buena música en letras mayúsculas. Fue una auténtica delicia repasar una colección de clásicos imprescindibles  junto a  uno de los guitarristas más talentosos que ha dado nuestro país en los últimos años.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.