Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de MASTODON – Cold Dark Place 

Crítica del CD de MASTODON – Cold Dark Place 

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

MASTODON – Cold Dark Place 

Discográfica: Reprise Records

Puntuación Popular

(1 votos) 7/10

 MASTODON - Cold Dark Place Se me hizo curioso cuando vi la que iba a ser la edición definitiva del, hasta ahora último disco completo de MASTODON “Emperor of Sand” que finalmente no iba a ser un lanzamiento doble, como se había anunciado previamente. El guitarrista -y principal compositor- Brent Hinds ya nos había hablado de esa segunda parte, compuesta por él y denominada “Cold Dark Place”, que ahora seis meses después, supongo que por razones de marketing, sale editada aparte.

Tenemos entre manos un Ep de cuatro canciones donde encontramos a unos MASTODON oscuros, melancólicos y melódicos casi a partes iguales. Ese sello suyo tan particular que les ha convertido en una de las bandas más interesantes de los últimos años sigue presente, sobre todo por su manera de ejecutar sus instrumentos y conjugarlos entre sí -algo que les aporta un toque de lo más original, en mi opinión- pero desde esa perspectiva que antes sólo habíamos percibido a base de pinceladas.

La personal voz de Brent Hinds, unida a la rasposa del bajista Troy Sanders, siempre han dado forma a esa personalidad sonora de la que hacen gala MASTODON, aunque cabe decir que, desde que se ha dado más cancha al melodioso timbre del batería Brann Dailor, esa onda melódica ha adquirido unos matices difíciles de imaginar años atrás. Unido al apoyo de riffs, licks de guitarra y armonías de Bill Kelliher, tenemos el poker de ases ganador que, una vez más, destila buen gusto por todas sus esquinas.

“North Side Star” inicia ese arco melancólico que impregna todo el Ep, con un hermoso juego de voces entre Hinds y Sanders arropado por acústicas y esos bonitos barridos de slide tan marca de la casa, heredados a su vez de la música country. El juego con las notas y los controles de volumen son sutiles, así como la multitud de fillers que engalanan el tema, sobre todo en su parte más acelerada, donde la voz de Dailor toma las riendas, dándole una nueva dimensión sonora. Incluso se permiten coquetear con el pop más estandarizado hacia su mitad, justo después de un sencillo y a la vez enorme solo de guitarra.

“Blue Walsh” es la segunda perla, con uno de esos dibujos guitarreros de los que ellos saben sacar tan buen partido, jugando con las pentatónicas y las cuerdas más graves magistralmente mientras Brann canta con dulzura. La progresión de acordes que nos lleva al estribillo, no por ser manida deja de ser una maravilla. Y de repente, tras un par de veces repitiendo esquema, todo se torna en psicodelia roquera.

Con “Toe to Toes” la cosa se estandariza más dentro de los cánones musicales a los que nos tenían acostumbrados, dejando sin embargo esa estela nostálgica según va creciendo, con un estribillo sorpresivo, donde una vez más vuelven a rendir tributo a su vertiente -hasta ahora para mí desconocida- pop. Es la canción más accesible del Ep -y que ha servido como presentación del mismo- pero aun así, nos deja sorpresas por su arrojo a la hora de probar texturas musicales nuevas.

En último lugar, “Cold Dark Place” es una pieza lenta, acústica en buena parte y de nuevo netamente oscura. Es como una especie de acto para exorcizar los demonios internos creando música. Ese slide de fondo es una preciosidad, así como el sentido solo de guitarra que encontramos en su tramo final.

Sin duda, hubiera sido complicado encajar estas canciones por separado en cualquiera de los álbumes previos, aun teniendo muy en cuenta ese deje melódico que, a partir de “The Hunter” viene impregnando cada vez más sus composiciones. Temas como “The Motherload” o “Show Yourself” ya se adivinaban atrevidos, como dando un arriesgado paso adelante en esta línea. Pero “Cold Dark Place” va descaradamente más allá y ¿quién sabe si podría ser la tónica dominante en el futuro?

Aunque por otro lado, todo esta música parece haber sido parida tras una dramática experiencia de Hinds, debida a una ruptura personal. En todo caso, no sabemos lo que su atormentada mente creativa puede depararnos en el futuro. Aunque el que firma está deseando salir de dudas. Hasta el momento, no me han decepcionado con ningún lanzamiento, pese a los enormes cambios evolutivos sufridos.

Como siempre: para gustos, colores.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. North Side Star
  2. Blue Walsh
  3. Toe To Toes
  4. Cold Dark Place