Inicio Conciertos Crónica y Fotos del concierto acústico de ERIK GRÖNWALL + DAVE DALONE...

Crónica y Fotos del concierto acústico de ERIK GRÖNWALL + DAVE DALONE y XTASY en Barcelona

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon

 

ERIK GRÖNWALL y DAVE DALONE

+ XTASY

en Acústico

Sábado 18 de Febrero de 2017 – Sala Monasterio – Barcelona

Ya lo había demostrado en sus anteriores visitas a nuestro país, ERIK GRÖNWALL es una auténtica fiera en directo. Uno de esos frontman que irradia carisma, garra, y que sabe como meterse a la gente en el bolsillo gracias a sus cualidades como vocalista, pero también con su simpatía y sus ocurrentes comentarios. Mientras se consume la espera antes de la publicación del nuevo trabajo de H.E.A.T., el vocalista hacia escala en la Ciudad Condal para junto a su compañero Dave Dalone repasar en formato acústico algunos de los hits de su banda, algunas versiones y un par de composiciones de su carrera en solitario.

Para ejercer como anfitriones del dúo sueco contaríamos con el concurso de XTASY, quienes están dando los últimos retoques a su nuevo trabajo “Second Chance”, que verá la luz el próximo mes de Marzo. Debido al formato acústico de la actuación, los de Noain se presentaron como trío, con Jorge Olloqui y Chema Herrero a las guitarras para acompañar a la vocalista Silvia Idoate. Como si de una reunión de amigos se tratara y en un ambiente cordial y distendido la noche arrancaba con el contagioso ritmo del tema que prestaba título a su debut “Revolution”. Pese a la voz ronca de Silvia, lo cierto es que las composiciones de los navarros sonaron potentes y compactas, y la mejor prueba fueron los contagiosos estribillos del hard roquero “All For One”.

Lamentablemente los constantes problemas de sonido acabarían propiciando que su show no tuviera el ritmo que a todos nos hubiera gustado. Pero lejos de dejar que los inconvenientes arruinaran su presentación, los navarros se lo tomaron con filosofía y buen humor, comentándonos algunas anécdotas de la pasada noche en Madrid junto a los suecos.

Tampoco faltarían un par de adelantos del material que formara parte de su nueva obra, destacando especialmente el intimista y emotivo “Open Your Eyes”, que Silvia dedicó a todas las mujeres que nunca llegan a conocer el amor verdadero.

El momento de que todos cantáramos llegaría con el clásico de Mr. Big “To Be With You”. Mientras que la escogida para finalizar su escueta presentación sería el single “Stronger”. Antes de abandonar el escenario la banda todavía tendría ocasión de emplazarnos para el próximo 20 de mayo, que será cuando, al completo y en formato eléctrico, presenten las composiciones de “Second Chance”.

Mucha expectación había suscitado la presencia de ERIK GRÖNWALL, especialmente entre las chicas, por lo que no me sorprendió que desde que acabara la actuación de XTASY la gente se agolpara frente al escenario para no perderse el más mínimo detalle del show. Acompañados del caluroso aplauso de los presentes,- y con Erik apareciendo en escena con un buen cargamento de cervezas-, el dúo tomaría posiciones en sus respectivas banquetas. Así que mientras Erik ejercía como maestro de ceremonias, dándonos las buenas noches y agradeciéndonos nuestra presencia, Dave se encargaría de afinar ambas guitarras.

Sentados, pero sin renunciar por ello a la pegada de sus composiciones, los suecos arrancarían la velada con una marchosa “A Shot At Redemption”, que dejaba claro que pese a tocar desenchufados no estaban dispuestos a dejar que nadie se aburriera, así que el vocalista nos haría cantar su pegadizo estribillo una y otra vez mientras la gente acompañaba con palmas. Como viene siendo habitual siempre que pisa nuestros escenarios, Erik nos deleitaría con su particular dicción a la hora de pronunciar algunas de sus “frases favoritas” antes de que Dave se arrancara con una vieja favorita de H.e.a.t, “Late Night Lady”, y es que aunque el vocalista fue quien se llevó la mayoría de las miradas, Dave, -ataviado con su inseparable sombrero-, dio todo un recital plasmando su clase y elegancia en unos fantásticos arreglos.

Aunque todos sabíamos que el repertorio giraría en torno al material de H.e.a.t, la primera sorpresa de la noche llegaría con una fantástica adaptación del “What´s Up”, de 4 Non Blondes, con Erik destilando clase y feeling por los cuatro costados mientras no perdía su inseparable sonrisa. Poco a poco la noche se iría caldeando, así que el vocalista se quitaría la chupa e incluso se olvidaría de su guitarra para levantarse y bailar con esa joya que es “Heartbreaker”, que hizo que la sala se viniera abajo con todo el mundo acompañando con palmas. No abandonarían el material de “Address The Nation”, ya que la siguiente en sonar, con Erik nuevamente sentado y empuñando la guitarra, sería “In And Out Of Trouble”.

De su carrera en solitario el vocalista no se olvidaría del tema que le escribió Nick Borg de Backyard Babies y que daba título a su segundo trabajo “Somewhere Between A Rock And A Hard Place” y la preciosa “Take Me On”, que fue muy bien recibida. Tampoco faltaría su versión del clásico de Skid Row “18 And Life”, que tal y como nos comentó es una composición muy importante en su carrera ya que le abrió las puertas del talent show Swedish Idol en 2009.

La magia que ambos músicos habían conseguido crear con tan solo un par de guitarras no se rompería, y para seguir disfrutando de una noche de emociones fuertes nos ofrecerían un fantástico medley que incluyó pasajes de “Beg, Beg, Beg”, “Whole Lotta Rosie”, “Johnny Be Goode” y “Piece Of My Heart de Janis Joplin.

 El regreso sobre el material de H.e.a.t, estaría reservado para una coreadísima “Tearing Down The Walls”, una elegante adaptación de “1000 Miles” y una marchosa “Living On The Run”. La vena más gamberra y fiestera del vocalista quedaría plasmada en “Highway To Hell”, durante la que Erik abandonaría el escenario para cantar entre el público antes de poner el punto y seguido a la velada.

Para dar el pistoletazo de salida al encore los suecos invitarían a Silvia, Chema y Jorge para sumarse a “Livin´On A Prayer”. Siempre atento con sus seguidores el vocalista accedería a las demandas del respetable, siendo la encargada de encarar el tramo final del show “Breaking The Silence”, con Erik sin guitarra y cerveza en mano. Para el final se reservarían los aromas baladísticos de “The One And Only”, mientras que la última ocasión de cantar junto al vocalista estaría reservada para “Laughing At Tomorrow”.

Aunque, a priori, la luces, las guitarras eléctricas y la distorsión son imprescindibles dentro del hard rock, Erik Gronwall y Dave Dalone demostraron que un puñado de buenas composiciones tocadas con gusto, clase y sensibilidad  pueden llegar y emocionar a un público que cantó, bailó y, en definitiva , se lo pasó en grande. ¡Que mejor plan hay para un sábado noche!

 

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Elena Marco

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.