Inicio Conciertos Crónica y Fotos de LEO JIMENEZ en Barcelona

Crónica y Fotos de LEO JIMENEZ en Barcelona

4
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

LEO JIMENEZ

Sábado 4 de Febrero de 2017 – Sala Bikini – Barcelona

Uno de los vocalistas más carismáticos del panorama nacional arribaba a la Ciudad Condal para presentar en sociedad su última entrega discográfica "La Factoría Del Contraste". A diferencia de lo que sucediera en anteriores ocasiones, LEO JIMÉNEZ y sus muchachos prefirieron dejar su habitual visita a la capital catalana para cuando el plástico estuviera ya bastante rodado, algo que propició que sus nuevas composiciones gozaran de una excelente acogida. Era una noche complicada, ya que su descarga coincidía con la del canadiense DEVIN TOWNSEND, pero la fidelidad y lealtad de los seguidores del fuenlabreño sirvieron para que la Sala Bikini acabara registrando una fantástica entrada. 

Desde que Leo se diera a conocer ante el gran público como el cantante de SARATOGA, el frontman ha conseguido hacerse un hueco entre los seguidores del metal más tradicional, pero su amplitud de miras a la hora de enfocar sus posteriores proyectos le han servido para enganchar a su propuesta a las nuevas generaciones. Pero sería injusto decir que todo gira en torno a la figura del vocalista, ya que si algo llama la atención es la sintonía de la banda sobre las tablas, y la sensación de que funcionan como un equipo sólido y compacto, en el que todas sus piezas resultan fundamentales para ofrecernos casi  dos horas de metal potente, cañero y rebosante de actitud y entrega. Pese a que en los días previos a la cita se conocieron las primeras fechas del regreso de STRAVAGANZZA, lo cierto es que Leo pasó casi de puntillas sobre el tema, ofreciéndonos únicamente una breve mención durante el tramo final del show.

Con puntualidad británica y tras una espera amenizada por una buena sesión de blues, el quinteto aparecía sobre las tablas acompañado de una grandilocuente introducción y contando como único adorno escénico con un gran telón de fondo en el que podía leerse el nombre del vocalista junto a la leyenda "Fuerza y Honor".

La encargada de dar el pistoletazo de salida al show sería “Desde Niño”, que nos sorprendía con sus afiladas guitarras para crear un clima de comunión total con la audiencia que se mantendría durante toda la velada. Habiendo recibido la cálida acogida de una enfervorizada audiencia tocaba dejarse imbuir por la rotundidad de la base rítmica que conduciría la corrosiva “Condenado”, que se convertiría en el vehículo perfecto para que Antonio Pino nos ofreciera el primer alarde solista de la noche.

Y es que el ataque a tres guitarras que nos ofrecieron Leo, Rufo y Antonio propiciaría que temas como “Misantropía”, sonaran poderosos y amenazantes, desatando la euforia de unas primeras filas que, siguiendo las indicaciones del frontman, elevarían sus cuernos al aire. Aunque en ningún momento el show perdió su dinámica intensidad, Leo no se olvidaría durante la presentación de “A Volar”, de todos los amantes de la velocidad y las motos, para posteriormente dejarnos la estampa de la tripleta de “hachas” ocupando el centro del escenario antes de conducirnos sobre un final épico, con el vocalista estirando al máximo sus cuerdas vocales para recabar una de las mayores ovaciones de la noche.

Aunque para todos Leo siempre será considerado como un excelente vocalista, lo cierto es que los momentos en los que más se le vio disfrutar, haciendo headbanging junto a sus compañeros, fue empuñando la guitarra para atacar los demoledores riffs del reivindicativo “Hambre”, que abría el extenso capítulo dedicado a su último redondo. Con la gente completamente entregada y acompañando con palmas llegaban los primeros compases de “Con Razón O Sin Razón”, que acabaría recabando otra monumental ovación. El primer respiro de la noche estaría reservado para los aromas acústicos de “Vuela Alto”, que nos permitía recobrar el aliento tras un electrizante arranque.

No dudaría mucho la tregua, ya que al igual que sucede en “La Factoría Del Contraste”, para “El Dilema”, aparecería en escena un invitado muy especial, Mero Mero de Cuernos De Chivo, que se encargaría de dar la réplica con unos rotundos guturales que harían retumbar los cimientos del local. El tándem vocal se mantendría para “Soy Libertad”, donde a mitad del tema Leo abandonaría por primera vez la guitarra para concentrarse en su faceta de frontman, clavando su rodilla en el suelo para escenificar un tortuoso final mientras Mero Mero se golpeaba desafiante el pecho.

Como reza su último trabajo esta sería una noche de contrastes. Así que tras semejante derroche de rabia y agresividad tocaba cambiar radicalmente de registro y dejarnos arrastrar por las sugerentes melodías de “Ojos Así”, que serviría para que gran parte del público coreara su pegadiza melodía central siguiendo las indicaciones de un complacido Leo. Nuevamente, Antonio volvería a empuñar la acústica para adentrarnos en el dramatismo de “Caballo Viejo”.

Tal y como nos había prometido Leo, Mero Mero retornaría sobre las tablas para volver a aportar su brutalidad extrema en “No Hay Más Canciones Para Ti”, para la que el vocalista volvería a colgarse la guitarra. Un brillante solo del batería Carlos Expósito, (fundamental en los coros a lo largo de toda la noche), nos abocaría sobre el tramo final del show con una coreadísima “Tu Destino”, tras la que los músicos se perderían entre bambalinas por primera vez.

No tardarían mucho en regresar sobre las tablas para que Leo nos presentara a sus compañeros antes de arrancar los bises con la versión de Cómplices “Es Por Ti”, que fue coreada como si de un himno metalero se tratara. Pero sin duda uno de los momentos de la noche fue cuando Leo recordó que SARATOGA estaban esa misma noche descargando en Madrid antes de atacar dos temas del mítico “Agotarás”: “Parte De Mí”, la emotiva canción que compuso para su abuelo, y la estratosférica “Resurrección”, que sonó absolutamente imparable con dos guitarras y que fue acompañada por un circle pit. El epílogo para estas dos horas de metal lo pondría la versión del clásico de Mecano “Hijo De Luna”.

Habrá quien piense que   si Leo se decantara por una propuesta más tradicional y melódica ahora mismo estaría tocando en recintos de mayor aforo, pero lo que nadie puede discutirle al fuenlabreño es su honestidad, su empeño a la hora de innovar y no repetirse, y, ante todo, su capacidad para firmar unos directos apabullantes.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Fran Labrada (Gracias por las fotos y bienvenido a Rafabasa.com!!!)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

4 COMENTARIOS

  1. Bueno, voy a contar mis impresiones sobre el concierto.

    Para empezar, hay que decir, que el concierto, técnicamente fue sobresaliente, como todos los conciertos de Leo y su banda. Por otro lado, hubo algunas cosas que hicieron que el concierto no fuera de los mejores que he visto de Leo.

    1. La banda de Leo es/estuvo MUY fría, parece mentira que Niko y Jero, con la edad que tienen, animen más al público que los componentes de la banda de Leo, que se limitan a tocar, y poco más.
    2. Leo sigue empeñado en tocar la guitarra en los conciertos. Se nota que le gusta, porque lo hace siempre que puede, pero hay que decir que su labor como frontman queda reducida digamos que al 30%(y cada vez menos) de efectividad cuando toca la guitarra a la vez. Está tan concentrado en su instrumento y en cantar a la vez, que luego se sorprende de que el público estuviera parado en el concierto.
    3. Paradójicamente, los momentos en los que más calor se notó entre el público fue en las canciones en las que aparecía Mero Mero de Cuernos de Chivo a dar cera, hay que decir que hace unos duetos con Leo casi perfectos, aunque los guturales en general no sean santo de mi devoción.
    4. El setlist. El setlist fue corto, con varias interrupciones en su ritmo, y en mi opinión, está mal planteado, porque cuando parecía que el público empezaba a calentarse, se baja el ritmo de forma brusca con una balada, sucediendo esto varias veces durante el concierto.
    5. El solo de Carlos Expósito. A pesar de ser un gran batería, hay que decir que el solo que realiza en un descanso del concierto no es muy inspirado, y la gente así respondió.

    Esta es mi review, y no pretende ser una crítica destructiva, sino todo lo contrario, me encanta Leo Jiménez, y sé lo que puede dar de sí. Está claro que Leo se merece más, y espero que lo consiga con la reunión de Stravaganzza, en la cual espero que vuelva a disfrutar durante los conciertos. Si tu disfrutas, nosotros disfrutamos.

    Salud y metal!!

  2. Lefty; creo que no estuvimos en el mismo concierto..porque lo describes como si hubiese sido corto y aburrido, y yo pasé cerca de 2 horas pegando botes. Por lo que cuentas, creo que el problema es que tu ibas con la idea preconcebida de ver un concierto de Saratoga de la epoca de Leo…con ese estilo Heavy Power que les caracterizaba. Pero es que Leo y su banda en solitario nunca han hecho ese estilo. Creo que los que vayan a ver a estos tios pensando en “Heavy/Power” se encontraran con algo bien diferente. No digo que tu apreciacion este mal (se nota que Leo Jimenez te gustó en otras epocas..). Lo que digo es que fuiste al concierto con una idea preconcebida; y bien distante de la realidad. Primero que todo, comparar a los musicos de Leo con Jero y con Nico es ya de ser muy fan de Saratoga; pues son personas diferentes y a mi por ejemplo no me mola nada el royo de musico “virtuoso” de los que dices que tienen tan buena puesta es escena. Es cuestion de estilos y de gustos, y a mi me gusta mas el estilo metalero de los musicos de Leo, por ejemplo.
    Luego lo que dices de que Leo pierde como frontman cuando esta concentrado en cantar y tocar la guitarra a la vez…¿de verdad? Yo vi un tio super entregado que no paró de animar a su publico ni un instante. Y que a demas de cantar a un nivel excepcional, se atreve a ofrecer un poco mas que el resto de cantantes de su estilo; tocando la guitarra incluso en algunos solos. ¿Preferirias que no lo hiciese en directo?? entonces es que no te mola Leo en solitario y vas buscando otra cosa. Yo lo veo claro. Pero como te digo; para gustos los colores…y a mi que me molan bandas tipo Alter Bridge y semejantes, disfruto muchisimo mas del estilo del Leo Jimenez actual. Sin duda.

  3. Estoy de acuerdo con Lefty. Siempre me ha gustado Leo y sigue siendo un dinosaurio, pero a pesar de que me gusta que haya tomado su propio camino y haga algo diferente, lo cierto es que como frontman ya no es lo que era, no digamos ya de la voz que como él mismo sabe ha perdido muchísima potencia en solo unos añitos y tiene que tirar más a medios tiempos e intentar cantar como el dice “más bonito”. La banda está más compacta y entregada que en los primeros conciertos, se nota muchísimo, son unos grandes músicos de estudio pero en directo… Sobre las composiciones es cuestión de gustos. La Bestia ya no es tan bestia y hay nuevas promesas que le cogen el terreno, aunque siempre va a tener la ventaja de la fama que ha cosechado merecidamente, pero admitamos que está lejos de ser lo que era y no hablo sólo de su época en Saratoga, en Stravaganzza y Títere se comían en directo al Leo de ahora, y no lo digo por sus acompañantes. Espero que quede aún mucho Leo y seguro que en Stravaganza sacará un gran disco

  4. Pues yo no estoy de acuerdo en absoluto con Lefty. El problema en este pais, es que en cuanto un musico se sale minimamente de los margenes establecidos; todo el mundo intenta derrocarle. Leo no ha parado de currar nunca en cosas nuevas. NUNCA. Y eso en este pais esta mal visto. Este cantante era criticado porque decian que solo pegaba gritos, y le breaban siempre diciendo que no sabia hacer otra cosa… ¿y ahora se le critica porque canta mas bonito? Perdonadme, pero es de coña. Tambien se le criticaba por lucir abdomen y atraer a las mujeres del Heavy…y ahora que el tio pasa olimpicamente de ese rollo; pareciese que su nuevo estilo ya no le gusta a muchos sectores (incluso masculinos) del panorama heavy español. Aqui hay contradicciones en todo…y el caso es siempre intentar tirar por tierra la carrera de un musico. Sobretodo si ha trabajado duro y decidió tirar por otras vertientes (a Michael Kiske todos le despellejaron cuando se alejó del heavy…y ahora que ha vuelto, parece que no hay mejor cantante sobre la tierra para los mismos que le machacaban. Asi de honesto es este mundillo).
    ¿Que Leo esta mas flojo? ¿Habeis escuchado su ultimo disco? Seguramente no. Porque si hubieseis escuchado Soy liberdad o temas como El dilema, no diriais nada parecido. El problema para muchos es QUE LEO JIMENEZ YA NO HACE HEAVY! Este tio toca otros muchos palos dentro del rock y el metal; pero ya no tira de aguditos para niñas ni apasionados del power…y eso, en muchos sectores cerrados del heavy español no se le perdona.
    Reconocedlo de una vez. Leo no tiene ningun problema, el problema lo teneis vosotros con el.