Inicio Festivales Crónica Festival Crónica y Fotos del RESURRECTION FEST – Viernes día 8

Crónica y Fotos del RESURRECTION FEST – Viernes día 8

1
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

RESURRECTION FEST

 

Jueves 7, Viernes 8 y Sábado 9 de Julio de 2016 – Viveiro – Lugo

Crónica y Fotos del RESURRECTION FEST – Viernes día 8

+ THIRTEEN BLED PROMISES + IN MUTE + AVULSED + HAMLET + BATTLECROSS + ANGELUS APATRIDA + HATEBREED  + SINISTRO + GOJIRA +  DARK TRANQUILLITY + MADBALL + TURISAS


 

Ritual Stage – 14:30 – 15:05
THIRTEEN BLED PROMISES

El aumento de afluencia se notaba perfectamente ya en los primeros conciertos del día. Así, mientras el año pasado recuerdo que muchos conciertos de primera hora estaban semidesérticos, este año la carpa presentaba siempre un aspecto estupendo para recibir a los primeros grupos, y así salieron a comerse el Resu los TBP.

Al principio tuvieron mala suerte con algunos problemas con la guitarra de Fran, pero una vez cambiada, la banda madrileña se puso en modo alien para despertarnos a todos con un bolo de ‘deathcore’ salvaje de otra galaxia, fuera de lo normal, y dentro de su normalidad. Turri, pletórico, nos hizo partirnos el cuello con temas de “The Black Legend” y “Heliopause Fleets” bien repartidos, mientras que a nivel individual, ‘Johny’ Heredia estuvo monstruoso a la batería.

Y qué narices, que estando en el Resu había unas ganas locas de un buen puñado de ‘breakdowns’ en condiciones. La verdad está ahí fuera…

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

Chaos Stage – 15:05 – 15:40
IN MUTE

El año pasado reclamaba lo que habían tardado en incluir en el cartel a los energúmenos (en el buen sentido de la palabra) de IN MUTE, y parece que alguien me ha leído… Querías IN MUTE, ¡pues toma dos tazas! Los valencianos han repetido este año su paso por el Chaos Stage y lo han vuelto a poner patas arriba. 

La propuesta fue similar a la del año pasado, pero no por ello menos imperdible, supieron darle la chispa necesaria al concierto para no pecar de repetitivos. Y sí, esa chispa fue, (aparte de su buen hacer) en forma de tema nuevo, perteneciente al nuevo trabajo que llevan preparando prácticamente desde que salieron de Viveiro la última vez, y es que las cosas sin presión y a su ritmo, es como mejor salen.

A pesar de la hora, el sol, el aire y todos los inconvenientes que pudieran ir surgiendo, Steffi y sus compañeros fueron capaces de sacar a delante el show con la misma energía y determinación que siempre. El concierto volvió a versar sobre los temas del EP de la banda “One In a Million”, perfecto para ocasiones como esta, en la que el tiempo apremia. Desde la primera Unusual, el quinteto desgranó su talento y nos pasaron a todos por encima como una autentica apisonadora.  Toda su actitud, toda su rabia se vio bien reflejada en temas como el que nombra el EP o The Cage, despedida por un solazo de Cristóbal y en la cual la voz de Steffi fue encontrando su lugar en la lucha de frecuencias.

Out Of Control fue el primer tema de este Resu en el que vi elevarse el polvo desde los circle pits, y también fue el que precedió la presentación de Disease, nueva composición que no reduce un ápice la virulencia y la rabia, y que me dejó con ganas de cuéntame más… Aunque el tema se hizo de rogar, porque hubo que solucionar un problemilla con la batería de Adrián.

Su tiempo acabó con Waiting a base de zapatilla, con el público completamente entregado a pesar del calor y pudiendo apreciar la cantidad de recursos de un fenómeno a las cinco cuerdas como es Pedro. La único que le puedo reprochar al concierto es la lesión que sufrió Steffi justo al final, a la que le deseo una pronta y mínima recuperación, ¡que no sea nada!

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Chaos Stage – 16:15 – 16:50
AVULSED

 

Mira que hacía calor, pero más ganas todavía teníamos de ver a los AVULSED de Dave Rotten masacrar el Chaos Stage, y cortarnos de paso la digestión. Por cierto, aquí tengo que decirlo, descomunal el nivel de casi todas las bandas de ‘death’ metal que vimos en este escenario. Pero AVULSED sigue siendo el rey.

La cosa empezaba ya calentita de pelotas con “Stabwound Orgasm”, nada menos, continuando con “Breaking Hyemens” (con las primas de Juan Carlos empezó todo, decía Rotten, muy cachondo durante todo el bolo). El sonido, perfecto, plasmó el salvaje directo de la banda madrileña, que nos dejó a todos como siempre con el culo torcido, marcándose un ‘setlist’ típico de festi, con sus mejores temas, e intenso a más no poder casi sin respiro entre los mismos.

Rotten, como siempre, demostró por qué es uno de los mejores vocalistas del género, y también uno de los mejores frontman, sin parar de hacer ‘headbanging’ a la par que se desgañitaba a ‘growls’ y a ‘squirts’, tirándose al pit… Da igual que toquen para 50 que para 500 personas, la banda suena y siempre cumple, y va más allá. “Devourer Of The Dead” fue la siguiente en caer, seguida de “Gorespattered Suicide” y “Sick Sick Sex”, para terminar casi a la carrera (una pena la falta de tiempo) con “Nullo”, bastante celebrada, y la obligada “Exorcismo Vaginal”, con la que Dave se volvió loco. Un sonido salvaje, perfecto desde abajo, y una banda que dio el 120%, en otro concierto de los que hacen afición.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño


 

Main Stage – 17:05 – 17:50
HAMLET

HAMLET es otra de esas bandas que no necesita presentación, fieles abanderados del metal en castellano llevan ya ni sé los años en la brecha, pero más de una veintena. Como todo lo que se hace aquí, no han estado nunca exentos de polémica tampoco, habiendo gente que les considera una deidad, mientras que otra no quiere ni oír nombrarlos. Lo que es innegable es que el directo es su medio natural, y que un show suyo bien podría callar la boca al mayor de los haters.

Los madrileños capitaneados por Molly y Tárraga volvían a Viveiro dos años después de su última actuación aquí, adelantando posiciones en el horario, pero aún con un escaso tiempo del que disponer. Así que, sin mucha tardanza, tras escuchar por los altavoces el marchón Misirlou, HAMLET empezaba la descarga con la novedad de contar con nuevo guitarrista sobre el escenario, ya que la última vez estuvo Alberto sobre las tablas.

Hay que decir que se vio a Ken muy integrado con la banda y se le ven aptitudes para afincarse en el seno de la banda. Desde la primerísima Egoísmo Molly ya pasó de quedarse en el escenario y empezó sus intentos por escapar de allí, repitiendo sus bajadas al foso durante todo el concierto. Un Molly a quien por cierto vi más potente vocalmente que en otras ocasiones, y con su papel de frontman inherente ya en él al más alto nivel. 

El sonido fue desbordante durante todo el espectáculo, sobrepasándonos con temas como Muérdesela o Limítate, con el cual Tárraga explotó en su inicio. No me extraño ni lo más mínimo verle con una rodillera sabiendo (y vislumbrando) cómo se mueve ese tío en el escenario. A continuación nos deleitarían con una serie de temas de su último trabajo, “La Ira”, de poco más de un año: Perfección, Mi Religión o Denuncio a Dios no dejaron indiferente a nadie. 

  El concierto no podía acabar sin interpretar ciertos temas que todo el mundo siempre reclamo, como por ejemplo Tu Medicina en la que bajo y batería nos fueron conduciendo hasta el final, donde clausuró como no podía ser de otra manera J.F.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

Chaos Stage – 17:50 – 18:30
BATTLECROSS

Apenas unos segundos después de que las guitarras de HAMLET terminaran de emitir, BATTLECROSS ya estaban sobre el escenario preparados y dispuestos para empezar. El quinteto detroitino paró en Galicia dentro de una pequeña gira europea que les acercará a gran parte de Alemania durante el próximo mes de julio.

Es cierto que se trata de una banda que nunca me terminó de entrar, con su formación siempre tan irregular con sus idas y venidas, así como ese intento de buscar el nexo de unión entre los sonidos más extremos, casi dentro del underground, y lo que se puede vender, no llegando en muchas ocasiones a seguir una línea definida ni a tener éxito. Pero haciendo honor a la verdad tengo que decir que el bolo que se marcaron el pasado viernes fue más que correcto y parece que aquí por lo menos tienen un buen puñado de fans a los que les interesa lo que tienen para mostrar.

El concierto discurrió animado, con un Kyle presentando los temas sin centrarse principalmente en su reciente “Rise To Power”, sino interpretando temas de toda su discografía como Kaleb, Beast o Push Pull Destroy con la que cerraron. Desde luego me he venido con ganas de pegarles otra vuelta.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

Main Stage – 18:45 – 19:30
PROTEST THE HERO

El concierto de PROTEST THE HERO fue, salvando las distancias, lo que el de TESSERACT tuvo que haber sido el día anterior, a una hora muy parecida además.

Está claro que ambas bandas presentan estilos bien diferenciados, aunque los canadienses acertaron seguramente en todo lo que los ingleses fallaron. Tras la intro de Sons Of Anarchy, que gustó mucho por cierto, sonó el “Bloodmeat”, seguido de “Sequoia Throne” y “Clarity” después, todo con un sonido homogéneo, nítido y potente al mismo tiempo, donde Rody salió dando un verdadero recital.

El grupo sonó cañero, pero al mismo tiempo apreciar la técnica y solos imposibles de Luke Hoskin y Tim Millar fue un aténtico lujazo de apreciar.

Contaron con un apoyo masivo por parte del público, numerosísimo ya con THE OFFSPRING en la retina, y su bolo fue una fiesta en toda regla de lo mejor que vimos aquella tarde.

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

Chaos Stage – 19:30 – 20:10
ANGELUS APATRIDA

Sin duda, el segundo día había tenido un inicio sensacional. A mitad de tarde, habían actuado más bandas patrias que foráneas, y todas había rayado a un grandísimo nivel. Y por supuesto, un año más, allí estaban ANGELUS APATRIDA para poner el broche de oro al recital nacional.

Fieles a su cita con el festival gallego, los manchegos desplegaron con el son en la cara todo su potencial. En esta edición, asumían el quinto concierto de la banda en este festival, y nuevamente han reivindicado su lugar a base de bien.  Según Guillermo, ya hay pique sano con MADBALL para ver quién toca más veces allí, ¡y que sigan sumando ambos!

En esta ocasión presentarían a Viveiro temas que la ciudad no conocía, puesto que aún no había paseado su “Hidden Evolution” por aquí, ya que se encontraba en proceso de gestación en su última visita. Inmortal abría la veda bajo la continua presencia de la portada del disco a sus espaldas. Pero no se podían olvidar de lo que ya son clásicos de la banda y de nuestra geografía: Violent Dawn, Vomitive u Of Men And Tyrants siguieron desatando la enajenación y calentando más al público que no paró quieto, y os digo que apretaba el sol. 

Tras un pequeño respiro obligado por la fuerza y la agresividad que imponen en cada tema, y como siempre algo de sana conversación con los asistentes, defenderían End Man, tema que sería elegido como single de su ya mencionado último trabajo, que también fue ya muy reconocido y aclamado. 

El final lo pondrían Give ’em War con wall of death incluido, y la mayestática You Are Next, temas que son buen ejemplo de por qué están donde están, y que no tienen nada que envidiar a bandas de mayor reconocimiento en el género. Y así, entre solos y guitarras retorcidas, ANGELUS se despedía hasta la próxima, y se bajaron a seguir disfrutando de este festival que ya es su casa.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Main Stage – 20:10 – 21:10
HATEBREED

GOJIRA, uno de los platos fuertes del festival, estaba a unas pocas horas de arrasar el suelo de Viveiro. Solo HATEBREED distaba de su actuación en el escenario principal, y no pudieron hacer otra cosa que dejar el listón bien alto. Con su concierto, el récord de asistencia se hacía cada vez más tangible, y la fiesta que montaron desde luego fue memorable y un tanto especial.

La verdad es que Jasta y los suyos se marcaron un concierto bastante atípico y especial, desmarcándose un poco de lo que venían haciendo en los últimos conciertos de presentación de su flamante “The Concrete Confessional”, aunque por supuesto no se olvidaron de él. Destroy Everything  emprendía el jolgorio, ya desde un primero momento los riffs bailongos y los estribillos tan coreables, como el de Never Let It Die poco después, hicieron las delicias de todos los asistentes. A partir de aquí, todo fue hacia arriba.

Con sus últimos temas presentados demostraron que tenemos HATEBREED para rato, y que tienen muy clara la dirección que seguir: Looking Down The Barrel Of Today, A.D. o Seven Enemies lo confirmaron. También nos regalaron temas que no estamos tan acostumbrados a escuchar en sus directos, como pueden ser Proven o Straight To Your Face.

En general, cuajaron un buen espectáculo repasando los grandes temas de su discografía, y rematando la faena con Last Breath, dedicada a Lemmy; I Will Be Heard interpretada como el himno que es y que esta vez, aunque sea habitual, no cerró la actuación, sino que esa tarea recayó sobre In Ashes They Shall Reap, con toda la potencia vocal de Jamey desbocada.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

Chaos Stage – 21:10 – 22:00
SINISTRO

A los portugueses SINISTRO me quedé sin verles en sus últimas fechas en España hace bien poco, y también en Abril en Roadburn, en Tilburgo, por solapamiento de bandas, por lo que se puede decir que tenía una pequeña deuda con ellos. Sustituyeron a AMENRA en el último momento, y quiero expresar desde aquí mi más sincera enhorabuena por lo acertado de la elección a la organización del Resu. Cómo se nota cuando un cartel se elabora desde el conocimiento y desde el cariño a todos los estilos. Dicho esto, hay que reconocer que el sensacional concierto ofrecido por los portugueses fue una verdadera lástima en cuanto a afluencia de público, que como siempre digo, es soberano.

Seguramente la gente aprovechó para cenar algo o simplemente para coger sitio antes de GOJIRA, que iban después en el Main Stage, o también por desconocimiento supongo, pero el Chaos Stage se quedó semidesértico para una banda portuguesa que dio un show verdaderamente emocional, intenso, crudo, y de una calidad fuera de toda duda. Personalmente, Patricia Andrade me dejó más que asombrado a las voces.

La vocalista transmite emociones como muy pocas, y es capaz de rasgar su voz o aterciopelarla a su antojo en función del devenir de su sludge/ doom/ post cadente pero cambiante y preciosista. Gracias a un buen sonido pudimos saborear temas como “Partida”, con la que empezaron, o “Estrada”, mientras el sol iba bajando poco a poco en la Resurrection City escondiéndose de lo que se venía encima…

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Unai Endemaño

 


 

Main Stage – 22:00 – 23:00
GOJIRA

Las diez fue la hora fijada para que los franceses Gojira desdoblaran toda su energía, y parecía que nadie se lo quería perder, puesto que durante la hora anterior, todo el mundo aprovechó para engullir y reponer fuerzas ante lo que se avecinaba, lo que repercutió en gran medida en el concierto de los vecinos SINISTRO fuera para cuatro amigos.

Fieles a su modus operandi, los de Bayona pasan desapercibidos a priori, gozando siempre de buenos horarios, pero no de las ventajas que supone ser cabeza de cartel. Pero esa no es su lucha, los hermanos Duplantier y compañía ya se encargan ellos mismos de erigirse y dejar casi por los suelos a cualquier banda que comparta día con ellos.

De apariencia sencilla y sobria, nadie en un primer vistazo se imaginaría la mole sónica que suponen. Empezando por la guitarra de Joe, que con cada sacudida de arrastró todos nuestros cuellos con ella; o su hermano Mario, supervisando todo desde la retaguardia con la única misión de taladrarnos el pecho con su bombo durante todo el concierto, y vaya si lo consiguió. No podemos olvidar que muchas de las sensaciones que transmite GOJIRA no sería posibles sin la inestimable ayuda de Christian a la guitarra y Labadie el bajo, quien abandonó el negro habitual para lucir una esplendorosa camiseta de TOUNDRA con la que terminó de conquistarme; ambos dos son pura actitud y fiereza sobre las tablas.  

Toxic Garbage Island, L’Enfant Sauvage y The Heviest Matter Of The Universe inauguraban el recital, ¿quién necesita más presentación? Si esos temas hubieran cerrado el concierto creo que a pocos nos habría importado, qué manera de arrasar. Desde luego que su música te calienta bien la cara, más allá de los fogonazos que les suelen acompañar.  

La principal diferencia con lo que ofrecieron en su anterior visita al Resurrection Fest radicó en que esta vez traían debajo del brazo un discazo bien calentito, casi recién salido del horno: imperdible “Magma”. El momento de defenderlo llegó con Silvera  y Stranded entre gritos de “¡GOJIRA! ¡GOJIRA!”, dejando claro que aún tienen mucho que manifestar fuera y dentro del ámbito compositivo.

La actuación continuó con los aullidos de ballena, mientras la banda se tomaba un respiro tras el escenario, volviendo a irrumpir nuevamente como una apisonadora tras el final de la larga intro de Flying Whales; enlazada a su vez con Wisdom Comes, la cual acaban fusionando con el final de Remembrance a base de doble bombo, que perduraría hasta Backbone.

El concierto llegaba a su fin, y el momento trance vivido con Terra Inc. nos lo intentó hacer olvidar, con improvisación incluida de Joe emulando ritmos característicos de aquí.  Pero ya no nos amparaba nadie, tras otra pequeña parada en “Magma” con Only Pain (canción con potencial para afianzarse en sus directos), versiones de directo de Oroborus y Vacuity serían el colofón perfecto a una actuación sobresaliente, para no variar, con una comunión perfecta publico-banda que pocas veces se experimentan y que en contadas ocasiones volvimos a ver.

Texto: Carlos Esteban

Fotos: Unai Endemaño

 


Chaos Stage – 23:00 – 00:00
DARK TRANQUILLITY

Volver a ver a DARK TRANQUILLITY para mí es como volver a casa después de un viaje largo. Pasaron años desde la última vez que les vi en directo, pero poco o nada ha cambiado desde aquella última vez. El grupo tomaba el Chaos Stage después del masivo concierto de GOJIRA enfrente, y aunque ni mucho menos fue su mejor noche, la gran cantidad de público y el calor con el que fueron recibidos hicieron que todo mereciera la pena. Empezaron con “The Science Of Noise”, de su último “Construct”, del que ya hace 3 años, para continuar con la que para mí fue la gran sorpresa en su set, “White Noise/ Black Silence”, de aquella joya que fue y es el “Damage Done”.

La premura del tiempo y la falta de necesidad de presentar nuevo álbum hicieron que el de los TRANQUILLITY fuese un set bastante repartido también, evidenciando lo que ya sabíamos, que “Fiction” sigue siendo el trabajo del que más orgullosos se sienten, y es que temas como “Misery’s Crown”, “Terminus” o “Mundane & The Magic” le dan a Michael una tregua en los ‘growls’ que realmente necesita. Muy buen sonido por cierto, con gran presencia de los teclados y la electrónica, tan presentes en la versión moderna de DARK TRANQUILLITY, y correcto el papel desempeñado por Michael Stanne, quien lógicamente hace tiempo que no tiene la voz de antes, pero que sabe compensarlo con actitud encima del escenario y más que eso, una empatía con el público que hace que pareciese que está abajo saltando con todo el mundo.

La gente se lo pasó en grande cantando, saltando y formando ‘moshpit’, por lo que pocas pegas se le pueden poner a estos veteranos del sonido GBG, que nos dejaron himnos como “Monochromatic Stains”, “The Wonders At Your Feet” o “The Lesser Faith”, y que todavía tienen cuerda para rato.

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Fotos: Unai Endemaño (facebook.com/unai.endemano)

 

 


 

Chaos Stage – 01:45 – 02:45
TURISAS

A última hora de la noche, la epicidad y el folk se adueñaron del lugar. La única intervención que nos separaba de la cama era la de los finlandeses TURISAS. Ataviados con su característica indumentaria y sus pinturas faciales, hicieron que violines, teclados y letras himnodias sobrevolaran la noche gallega.

Los fundadores Mathias y Jussi lograron congregar alrededor del Chaos Stage a un buen puñado de exaltados y enaltecidos festivaleros que para aquellas horas ya llevábamos buena fiesta encima, y el reclamo fue The March Of The Varangian Guard

The Great Escape, Hunting Pirates o Battle Metal se fueron sucediendo de manera animada y vertiginosa mientras Mathias no dejaba de comentar e interactuar con el público. Incluso no pudo dejar de hacer referencia a nuestra apreciada Estrella Galicia y a los colores rojo y negro que banda y birra comparten.

No se olvidaron de We Ride Togheter, del último (ya distante) “Turisas2013” o su particular versión de Rasputin montando una buena verbena.

No sé si fue la emoción o el desenfreno, pero lo que quedó claro es que a TURISAS se le quedó corto el setlist y tuvieron que añadir algún tema para no interpretar Stand Up And Fight antes de tiempo y cortarnos el concierto antes del final previsto.  

Texto: Carlos Esteban (@mapexvsmeinl)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

 

1 COMENTARIO