Inicio Conciertos Crónica y Fotos de AC/DC en Madrid

Crónica y Fotos de AC/DC en Madrid

19
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019
LEYENDAS DEL ROCK 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN

 

AC/DC

+ VINTAGE TROUBLE

Domingo 31 de Mayo de 2015-  Estadio Vicente Calderón – MADRID 

La de este domingo ha sido una de las grandes ocasiones, de esas en las que vas de camino al evento y nada más subirte al transporte público ya te encuentras con hordas de personas que comparten tu misma pasión, de esas en las que te reencuentras con amigos de otras provincias que rara vez ves y que sólo sabes de ellos por redes sociales, de esas en las que un estadio de fútbol se llena repleto de voces que son todas una. Sí, una de esas que sólo el rock puede proporcionar…

Ha sido emocionante ya desde primeras horas, con miles de personas alrededor del Vicente Calderón avivando el ambiente festivo del que AC/DC se han nutrido en las dos horas de actuación que nos han proporcionado. Una banda que comparada su actuación a nivel físico  con lo que hacían veinte años atrás, sí que se nota que los años no pasan en balde, pero por otro lado, ¡ya quisieran otras más jóvenes llegar a lo que ellos siguen haciendo! Y es que sólo los más grandes hacen conciertos así.

Por supuesto hemos echado en falta la ausencia de Malcolm Young, aunque quién mejor para sustituir a su enfermo tío que su sobrino Stevie, quien ya se había calzado esos mismos zapatos años atrás, quedando todo en familia. Angus sigue siendo el foco de todas las miradas, comunicando con su guitarra, su pose, sus bailes y contagiándonos de su locura. Cliff Williams, junto al mencionado Stevie han supuesto esa base rítmica tan discreta como eficaz. Me ha encantado ver de vuelta a Chris Slade, un batería con más pegada que lleva en volandas a AC/DC de una manera especial, contundente y con un ritmo que al menos para mí hace que sea el mejor músico que han tenido ocupando este puesto. Y desde luego tenemos a Brian, quien lo ha dado todo, con esa forma tan suya de encarar el micrófono, animando y dándolo todo, pese a que se le ha visto pasar algún que otro apuro.

Los americanos VINTAGE TROUBLE supieron coger el toro por los cuernos con su rock&roll reminiscente del blues y el swing. Ataviados en sus trajes, cual banda de los sesenta, hicieron las delicias con un buen sonido pero un volumen bastante bajo. De todos modos encajaron a la perfección tanto como con la idiosincrasia de la banda principal como con un respetable al que dejaron unas muy buenas sensaciones. Su vocalista terminó nadando sobre los brazos de las primeras filas a golpe de «run baby run», llevándose los primeros y merecidos «oés» de la noche.

A las 22:00 se apagaban las luces con religiosa puntualidad para mostrarnos imágenes de dos astronautas alunizando y tras escuchar las famosas palabras de Neil Armstrong, descubrir un meteorito con el logotipo de AC/DC incrustado. El meteorito estalla y pone rumbo a La Tierra, encontrándose de camino con la oronda Rosie, el rock&roll train y la campana del infierno, para finalmente estallar sobre el escenario entre el rugir de los miles de asistentes. Aparece Angus Young con su traje de colegial (esa noche tocó azul) y a golpe de guitarra abre con la potente «Rock or Bust», que pone título a su nuevo disco. Nada más romper el hielo llegaría ya el primero de los clásicos con «Shoot to Thrill». Brian pasa algún que otro apuro, le vemos echarse mano a la garganta, pero saca el tema con nota gracias a ese timbre suyo tan característico como chillón. «Hell Ainí’ t a Bad Place to Be» terminaba por romper el hielo, y he de decir que desde que la escuché en el video de Donnington, la prefiero interpretada por Chris Slade, con ese ritmo de charles tan marca de la casa, que le da otra dimensión al tema. En Madrid sonó de escándalo y fue la excusa perfecta para que Angus usara los dedos índices de sus manos como cuernos sobre su frente justo antes de que Brian gritara «hey you».

«Back in Black» fue delirante, con todo el Calderón coreando la melodía de su estribillo ante la mirada de aprobación de la banda. Vuela a su nuevo disco con «Play Ball», tras la que llegó una esperadísima «Dirty Deeds Done Dirt Cheap» que el público celebró por todo lo alto, máxime con momentos como cuando Brian le pasa el micrófono al guitarrista para cantar «but you ain’t got the guts» o éste pierde la gorra del uniforme cuando realiza el grito que precede al solo final.

Angus se despoja de su chaqueta, quedándose sólo con pantalón, camisa semi abierta y corbata y acto seguido arranca con una de las figuras de ligados más conocidas del rock: «Thunderstruck», con toda la arena gritando al coro y donde de nuevo agradezco que hayan recuperado la contundencia de Slade para este tema, que no era lo mismo sin él, las cosas como son. Aquí vi a Brian que de nuevo tenía problemas para sacar el tema delante, pero finalmente lo hizo con su rodilla clavada en tierra y cerrando los ojos, poniendo toda la carne en el asador. «High Voltage» nos retrae al rock&roll más primitivo, momento idóneo para que el vocalista juegue en su parte central con el respetable, pidiéndoles «Gimme high», con la consecuente respuesta.  «Rock n Roll Train» nos devuelve la magia del riff como elemento conductor principal en el rock, tras la cual se despliega la enorme campana que a su son marca lo que será el celebrado «Hells Bells» con todo el estadio inundado en luces rojas.

«Baptism by Fire» supone un pequeño momento de respiro antes de encarar otro de los momentos de la noche, un enorme «You Shook Me All Night Long» con todo el estadio cantando de a una. «Sin City» es una gran sorpresa, todo un rescate en forma de bienvenida canción, con su deliciosa parte central más bluesy y un Cliff Williams controlando la intensidad de cada nota que da mientras Angus juega a tocar la guitarra con su corbata. Con «Shot Down in Flames» el guitarrista se recorrería de derecha a izquierda y vuelta a donde empezó todo ele escenario con el famoso paso del pato del maestro Chuck Berry. El hipnótico riff de «Have a Drink on Me» nos llevaría a la electrizante «TNT» con todos cantando «oi, oi, oi» mientras imágenes de explosiones inundaban las pantallas laterales.

Se apagan las luces mientras aparece la reconocible figura hinchable femenina y todo el estadio se vuelca gritando el nombre de Angus entre riff y riff. «Whole Lotta Rosie» vuelve a poner a todos a bailar, mientras el solista termina su trabajo en la pasarela central que entraba hacia el público y acaba de elevarse. Sigue el delirio con la alargadísima «Let There Be Rock» y los vídeos en los que pudimos ver casettes de AC/DC, los cañones, el tren, los billetes de un dólar con la cara de Angus, las míticas guitarras Gibson y una estatua del siempre añorado Bon Scott. Stevie y Cliff mantienen la misma nota durante interminables minutos mientras Angus nos hace delirar con su solo sobre la plataforma elevada mientras se dispara confeti. Terminan y Angus se queda solo, ahora sobre los amplificadores que hay al fondo del escenario, para terminar bajando y dar fin a la canción todos juntos, incluso con Brian en escena, pese a que hace bastantes minutos que no tiene que cantar.

La banda se toma un pequeño receso, ante el delirio del personal expectante, volviendo con Angus emergiendo sobre una plataforma oculta en el centro del escenario entre fuego y luces rojas, para dar paso a uno de los riffs más conocidos de la historia: «Highway to Hell». ¡Aquello se venía abajo! Nada más terminar la canción, hacen acto de presencia los cañones y los primeros acordes de «For Those About to Rock, We Salute You», terminando por todo lo alto con salvas y fuegos artificiales como es habitual en ellos.

Y todo acabó, pese a que las luces se mantuvieron apagadas unos instantes, dándonos la esperanza de una vuelta a escena que nunca se produjo. Sí que en otras ocasiones se han movido más o han traído más elementos escénicos, pero no obstante, éste es uno de los mayores espectáculos de rock&roll que se puede presenciar hoy día.  Y tengamos en cuenta que ya no son unos chavales, que por ejemplo Angus tiene 60 años y Brian la nada desdeñable edad de 67 (y ahí le tenemos, pasando algún que otro apuro pero llegando a sus dos horas de concierto dando la nota). Y como decía arriba, ya querrían esa vitalidad y pasión por lo que se hace otros muchos con 40 años menos que ellos.

No perderé la ocasión, citando la frase que aparece en la última página del libreto que viene en el cd de «Rock or Bust», dar, por encima de todo, las gracias a Malcolm, por hacer todo esto posible.  ¡Muchas gracias!

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

 

 

 

 

19 COMENTARIOS

  1. Bueno, de los 5 conciertos que he visto en toda mi vida he de decir que este fue el peor de todos.

    1º Chris Slade sera buen batería pero donde este Phil Rudd que se quite Slade. Tuvo fallos graves en la entrada de Sin City, si tocas la batería o eres músico sabrás de que hablo.

    2º Malcolm Young no esta pero su sobrino lo hizo bien pero Malcolm es Malcolm y se hizo muy raro.

    3º Brian Johnson esta muy mal de la voz, nada que objetar, tiene 67 años pero se le nota ya que le pesan mucho los años. El trabajo de cantate es asi.

    4º El setlist, como siempre es mejorable pero me toca el pie que siempre No toquen discos como Flick of the Switch.

    5º Esta sera la ultima vez que los veamos, dudo mucho que haya otra gira con Brian con 71 años.

    • No puedo estar más de acuerdo contigo y suscribo todo lo que dices punto por punto.

      Para mi también era la quinta vez que iba a verles. Lo cierto es que entré bastante tarde al estadio después de una larga hora en la cola, y me encontré con la grada llena hasta la ‘bola’ por lo que tuve que verles desde la última fila (literalmente) donde el sonido fue espantoso.

      Si no hubiese sido por el majestuoso escenario habría dudado sobre la banda que estaba escuchando. La batería desde arriba sonaba como petarditos de 5 céntimos y los fallos eran más que evidentes, en el Highway to Hell se fue por peteneras.
      O fue cosa mía o al sobrino de Angus se le atasco el riff de Thunderstuck, A Brian le veía moverse.. porque oírle… lo que es oírle… tampoco.

      En fin entre que no los vi donde había que verlos y que Malcom es mucho Malcom… ha sido el peor de todos los conciertos que he visto.

      For those about to rock…

    • Totalmente de acuerdo con los 5 puntos que expones, en especial con el 4º. Me encanta ese album.
      Respecto a que esten mas o menos finos sobre el escenario, la edad manda, punto.
      Yo tambien estuve, como comenta un compañero mas abajo, bastante arriba en el estadio y el sonido me defraudo.
      Con el nivel que tiene esta gente, esperaba que el sonido te atronase, indistintamente de donde estes situado.
      Resumiendo, un gran dia de fiesta, pues no solo es el concierto sino todo lo que conlleva.El ambientazo que habia en los alrededores horas antes, el buen rollo de todo el mundo predispuestos a pasarselo de puta madre.
      Como curiosidad, ¿cuanta pasta sacaran vendiendo cuernecitos?, la ostia.
      AC/DC=pasarlo bien.
      Gran dia.Muchos mas.

  2. No puedo criticar negativamente el concierto porque ver a AC/DC es uno de los acontecimientos mas importantes de este genero.
    En actitud, un 10 a Bryan y Angus con la edad que tienen lo dan todo.
    El escenario como siempre espectacular aunque algo menos que en anteriores venidas.
    A nivel musical, al que vi mas jodido fue a Bryan Johnson, esta jodido de voz, pero con 67 años que podemos esperar. De cualquier manera paso airosamente con la cabeza alta.

  3. Anoche los vi por primera vez en mi vida. De los grupos para mí míticos eran los únicos a los que nunca había visto.
    A nivel de entrega en la ejecución no se puede pedir más. Una máquina perfectamente engrasada a pesar de los cambios en la formación. No se podía decir que no fueran AC/DC y que no plasmaran todos los temas a un gran nivel.
    Sin embargo, a nivel emocional sí que me faltó algo. Los vi con poca complicidad con el público. Brian apenas nos dirigió unas palabras al principio, no se despidieron al final, ni agradecieron, ni siquiera tiraron las púas ni nada que se le pareciera. Tampoco hablaban sobre las canciones ni presentaban los temas del nuevo disco. En ese aspecto me pareció todo demasiado automático. Parecía como si hubiera puesto un disco.
    Pero lo más llamativo es que tampoco aprecié complicidad entre los miembros de la banda. Angus y Brian apenas se plantaron el uno junto al otro en dos momentos. Yo creo que la ausencia de Malcom, verdadero «alma-mater» de la formación se notó mucho, no tanto en lo musical como en lo emocional.
    Ya sé que no tienen nada que demostrar, pero he visto mucha otras bandas como Metallica, Maiden o los Rolling que estando a su mismo nivel de popularidad, si no más, tienen mucha mayor implicación con el público.
    Siempre me ha llamado la atención que una banda que vive y respira Rock y cuyo principal mensaje es el de la libertad, la juerga y la destrucción de las normas tengan una puesta en escena tan encorsetada. La rítmica y el bajo sin despegarse de la batería y dónde sólo Angus tiene permiso para moverse a su antojo. Esa sensación se llevó la palma en el show de anoche.
    Una perfecta metáfora de ese distanciamiento con el grupo fue la forma en la que se dispuso a la gente en la pista. Había una pasarela que parecía salir del escenario y estaba vallada, retrasando la primera fila frontal varios metros de donde realmente iban a tocar todo el rato. Es decir, que solo en los laterales del escenario estabas realmente en primera fila. La pasarela, con una plataforma al final, que se elevó duran Whole Lotta Rosie, sólo la aprovecharon realmente para Let there be rock y lo peor es que se quedó levantada ya hasta el final del concierto, privándonos de la visión del escenario a los que estábamos de frente y habíamos aguanto ahí desde antes de las 7 de la tarde para tener ese sitio.
    Madrid les ha dado muchas alegrías a AC/DC y viceversa y ser más simpáticos no les costaba tanto.
    No me malinterpretéis, para mí fue un concierto grandioso pero le faltaron algunos escalones para que fuera mítico.

    • Hola. Yo esta vez no fui a verlos, pero ya lo he comentado anteriormente, NUNCA, repito, NUNCA que los he visto, desde mediados de los 90, han sido ni de hablar mucho entre canciones, ni de salir a despedirse, tirar púas ni nada de eso. Es parte de su forma de ser: salir, tocar, irse, sin más historias

      No ha sido esta vez, siempre ha sido así. Por lo demás, es normal que se note la ausencia de Malcolm un poco, pero lo de estar bajo y rítmica al lado de la batería y casi no moverse lo hacen siempre desde 1974, más o menos, eso es algo tan de ellos como tener a Angus haciendo sus locuras. Y de todo lo demás que comentas, desgraciadamente (para mi) su grandeza actual hace que no puedas disfrutar como cuando iban a Las Ventas o al Sant Jordi. No es lo mismo, en un estadio con 55.000 personas. Yo los vi la última vez así, en Sevilla, y no pienso volver a hacerlo, y mira que me lo pasé bien, pero ya me hago mayor y no se me apetece ese plan, ja, ja, ja

      • Todo lo que comentas es cierto, pero yo creo que han estado más fríos que nunca. En la mayoría de directos que he escuchado y he visto, en dvd y demás, por lo menos había algún «how are you, Madrid»? o «You wanna some dirty deeds?» Algo de interacción con el público. De acercarse más. Y luego que es que por el propio montaje el público estábamos muy lejos del escenario. Sólo en los latareles había un «primera fila» como tal, y aún así la vallas te dejaba un hueco de dos metros del escenario. En otros montajes les he visto con la pasarela, pero estaba montada desde el principio y permitía que Brian y Angus la recorrieran. Aquí sólo estaba practicable para «Let there be rock»

  4. A mi me gusto mucho. Para mi en general fue espectacular y perfecto. Lo unico que tengo qeu objetar es lo que ha dicho Shockbringer , que fueron muy frios con el publico: nada de presentar las canciones , y ni siquiera se despidoeron. Terminaron de tocar la ultima nota y huyeron despavoridos. Y otra cosa , el repertorio. Ya que era gira de 40 aniversario , podrian haber tocado al menos una cancion de cada disco , como hicieron Judas Priest en su epitaph tour , pero se dejaron fuera al menos 4 o 5 discos. No tocaron nada del blow up your video (para mi su mejor disco , tanto en canciones como en produccion) , ni del ballbreaker , ni del flick of the swithc o del fly on the wall.

  5. Bueno lo de que blow up your video es su mejor disco para gustos los colores. y en cuanto a lo de interactuar con el publico ellos siempre han sido asi. yo los vi en las ventas en el 96 y fue un conciertazo pero son una banda que son muy frios con el publico. algo malo tenian que tener.

  6. La quinta vez que los veo y la peor .

    Se nota mucho la falta de Malcolm, pero tambien la de Phill Rud, hubo momentos en los que parecia que nadie tomaba la iniciativa en la parte ritmica a la hora de hacer algun cambio, hasta que era Angus el que tomaba esa iniciativa.
    Brian Johnson le vi fatal de voz, no se si es algun problema puntual o es un problema de edad, muy frio con el publico, es verdad que nunca se ha caracterizado por hablar mucho, pero es que ayer aparte de saludar despues de los dos primeros temas no presento ni una sola cancion.
    Eche de menos esos videos de dibujos con un humor socarron en la introducion o durante alguna cancion.

    Y un apunte mas, al final del concierto parecio como si estuviesen esperando la rspuesta del publico y salir a tocar una cancion mas (tardaron bastante en poner la musiquilla de fondo y encender las luces ) pero la rspuesta del publico fue fria, como la actitud de la banda durante todo el concierto, y no salieron.

    Entiendo que la edad pase factura, nos la pasa a todos, pero si se hacen actuaciones a ese nivel tal vez habria que cobrar menos de 90 pavazos a la gente.

    PD: Los teloneros un 10 en actitud y entrega.

  7. Hace mucho tiempo que no comento nada, pero lo de asientos reservados en un concierto de este tipo me parece vergonzoso, 5 minutos antes de comenzar gente que llega a su asiento y discute que ese es su sitio y que fuera.Un cero para la organización el que quiera asientos reservados que se vaya a la opera,aunque viendo el ambiente creo que son mas de opera.

    • Yo en cambio creo que esta muy bien el ir a un concierto con tu asiento reservado.
      Te da tranquilidad y no hace falta entrar en el rcinto dos horas antes, vamos, que puedes estar tranquilamente tomandola por los alrededores y entrar sin agovios media hora antes.

      El que nos guste el Heavy no quiere decir que nos tenga que gustar el Caos y el desorden.
      Saludos

      • No tiene nada que ver con el caos , solo que creas conflictos ya que no todo el mundo razona de misma manera.Si todos hemos pagado igual y solo en función de la suerte que has tenido a la hora de conectarte te ubicas en un sitio u otro tampoco veo tan necesario los asientos reservados.

        Es la primera vez que veo asientos reservados y no me gustó nada al igual que había gente que prefiere estar sentado y eso con AC/DC ya me parece excesivo.

  8. Brian Johnson ya dijo hace unos años que no le quedaba mucho en AC/DC, y si se descuida «le pegan» hasta sus propios compañeros. Supongo que consciente de lo que supone una gira mundial a su edad y con su estado vocal…..pero bueno, AC/DC es una banda que mueve muchos $$$$$$ y la maquinaria hay que ponerla en marcha mientras se pueda. Yo les he visto dos veces, y las dos me gustaron mucho, sobre todo la primera vez en el Palacio y en la gira de «Stiff upper lip», está vez no ha podido ser, pero en los videos que he visto, ya se les nota la edad y a Brian se le ve que le cuesta con algunas partes y temas, de todas maneras estaba esperando a leer la critica y las opiniones para estar seguro de primera mano. Salud, Sexo y Metal…..

  9. Es mi cuarta vez. Es verdad que no ha sido el mejor, los putos años… los de ellos y los míos, jejejee pero la diversión sigue asegurada, siguen sin defraudarme, siguen sin dar gato por liebre y en mi opinión siguen siendo honestos… y además reúnen a la mejor peña de Españaaaaaa… joer qué gente más guapa por todas partes, qué actitud y qué ganas de pasarlo bien y de buen rollo, sin hipocresías y sin postureo… que no ha sido el mejor, pues vale, pero ha estado de puta madre ooootra vez, así que se les perdona todo. A seguir!