Inicio Conciertos Crónica y Fotos de BLIND GUARDIAN y ORPHANED LAND en Bilbao

Crónica y Fotos de BLIND GUARDIAN y ORPHANED LAND en Bilbao

6
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

BLIND GUARDIAN

+ ORPHANED LAND

Viernes 17 de abril de 2015 – Sala Santana 27 – Bilbao

Con la coincidencia casi general entre todos los presentes de que el último trabajo de BLIND GUARDIAN no ha llegado a convencer a casi nadie, la sala Santana 27 se fue poblando de seguidores hasta alcanzar una gran entrada. Cierto que los alemanes son uno de esos grupos que bien podrían llenar pabellones más grandes, dada su relevancia en la escena del metal, pero también es cierto que alcanzado el éxito una vez pasada la década de los 80 prácticamente ningún grupo ha conseguido llegar a la relevancia de los que fraguaron el estilo. Y BLIND GUARDIAN es un grupo que no debutó discográficamente hasta finales de los 80, topándose enseguida con unos 90 difíciles para el estilo más tradicional de heavy metal, ese que ellos llevaron un paso más adelante con su particular manera de facturar metal épico, basado en literatura fantástica en cuanto a su temática, pero fundamentalmente con un sonido diferente como apertura de una vía para otros, que unos años después plasmarían esa influencia.

Y es que aunque se les critique sus ediciones de los últimos 15 años o sus directos habitualmente faltos de espectacularidad, no se puede negar la relevancia de una banda que editó grandes trabajos para los seguidores del heavy metal en una década tan complicada como la de los 90, manteniendo vivo el estilo en tiempos tempestuosos, y el haber creado escuela. Dos factores que justifican totalmente el éxito .

Como acompañantes tendríamos a otro grupo que bien merece ese reconocimiento de un hueco propio en la escena del metal internacional. ORPHANED LAND enarbolan ese Oriental Metal, que muchos pueden ver simplemente como un metal progresivo de tintes étnicos. Lo cierto es que son un grupo diferente y especial. Bien es cierto que la ampulosidad de su propuesta podría hacer que en algunos momentos incluso los propios BLIND GUARDIAN hayan dejado cierta huella en su música, solo que llevado a su terreno cultural. Por otra parte en no pocos momentos grupos como OPETH parecen dejar el calado más profundo en sus temas.

Ante una sala prácticamente poblada en su totalidad lo israelíes llegaron a conectar con el público, que respondió con ganas ante las constantes peticiones de Kobi Farhi, alzando los brazos y coreando cuando este lo solicitaba. Parece que convencía la banda a los presentes, algo que me chocó, ya que hace año y medio ORPHANED LAND pasó por Bilbao en una actuación desapercibida prácticamente que apenas vimos un puñado de personas. Una actuación que además resultaría mucho más brillante que la de esta noche, con un corto espacio de tiempo y un sonido alejado del que luego tendría BLIND GUARDIAN. Habituales hándicaps de los teloneros que se cumplieron plenamente. Esperemos que al menos le sirviera para ganar adeptos a una causa que abarca el contexto social en el que viven. Una banda siempre comprometida con la paz, como reflejaba el palestino colgado del pie de micro del vocalista.

Condicionó su actuación la escasa aportación de samplers, que en su ornamentada música se puedan hacer entendibles y necesarios. Por ejemplo, “All Is One” quedó muy desnudo ante la falta de coros femeninos, aunque a la gente pareció gustar lo expuesto por el grupo. No en vano es un gran tema, pero alejado de la espectacularidad del estudio. Sí contaron con algunos detalles que fueron ayudando a temas como “The Simple Man” y en el que sí apareció la ayuda de coros grabados fue en la clásica para ellos “Safari”. Con el público muy participativo se acercaban al final con “Norra El Norra”.

Con la salida del grupo de Yossi Sassi uno tiene las dudas sembradas sobre la capacidad del grupo para encontrar la brillantez y originalidad que con este han tenido. Reconozco que noté mucho la falta de su calidad y su carisma como una figura clave en el grupo. Veremos cómo se recupera la banda en un futuro. Esta actuación les puede servir para llegar a un público que en solitario aún no alcanzan por nuestra tierra, pero de una manera bastante mermada a la capacidad real que puede tener el grupo, como nos demostraron en octubre de 2013 en la capital vizcaína a una ínfima cantidad de personas en comparación a lo que esta noche tuvieron delante.

Siempre con las dudas sobre la efectividad de sus directos, BLIND GUARDIAN siguen sin perder el tirón obtenido con sus grandes obras. Que presenten un poco aceptado nuevo disco no es óbice para que sus incondicionales acojan con ganas sus nuevas visitas, conocedores de que sus grandes y clásicas canciones ocuparán un espacio importante de su repertorio. Algunos incluso afirman que su última gran obra fue “Nightfall In A Middle-Earth” del 98. Lo cierto es que sin querer repetirnos en exceso en lo una y mil veces comentado sobre la falta de presencia de Hansi Kürsch como frontman y lo estática que resulta la pareja de guitarras conformada por André Olbrich y Marcus Siepen, sí que hay que dejar constancia de que hay cosas que a estas alturas no van a cambiar. Por lo tanto, ya sabemos que son así y la decisión de tomarlos o dejarlos es de cada uno.

Quedó claro que los presentes han optado por la primera opción, aunque quedara patente su preferencia por los temas más tradicionales, con un recibimiento algo frio con el nuevo “The Ninth Wave”, que distaba mucho de las salidas abrumadoras de otras bandas del estilo. Sin embargo, “Banish From Sactuary” se encargó de dar un vuelco rápido a la descarga con el personal totalmente entregado al grupo, algo que en el elaborado y coreado “Nightfall” terminó por colocar todo a favor de los alemanes.

Los temas defendidos de su reciente “Beyond The Red Mirror” contaron con suficiente espacio entre sí para que no se parara en demasía la descarga. Hansi Kürch intentaba arengar a las masas pasando de un lateral al otro pidiendo su respuesta, con una escenificación nada espectacular compuesta por el telón de fondo y unas llamaradas artificiales en la parte trasera del escenario. Sobre las tablas la vieja guardia, formada por los hachas André Olbrich y Marcus Siepen junto al vocalista, se llevan todas las miradas en la parte frontal mientras tenemos al resto de componentes demasiado atrás. Teclista y bajista a ambos lados de la batería. En el caso del bajista Barend Courbois (Vengeance Zakk Wylde…), reciente incorporación, bien merecería un puesto más lucido. Este se mostró como un gran instrumentista que además resultó fundamental en los arropados coros que el grupo llegó a exponer, sin ayudas externas y en riguroso directo.

Porque digamos lo que digamos de su puesta en escena, lo intachable fue la ejecución. Con un gran sonido acompañando ésta resultó prácticamente impecable. Todos dieron la talla, especialmente un Hansi Kürtch que sigue atesorando ese registro tan suyo, con esa capacidad para arrasar con su fuerza o para buscar tesituras muy sensibles, alejadas de la ortodoxia pero efectivas y de propia escuela.

“Fly” marcaba un nuevo punto en la descarga, un tema que parece a estas alturas aceptado por el personal. “Tanelorn (Into The Void)”, pese a no ser de esos temas añorados, resultó muy aceptado y aprobado por la concurrencia. Su trepidante ritmo nos transportaba hasta un nuevo rescate de su última obra “Prophecies” que daría paso a uno de los grandes momentos de todo el concierto. Fue espectacular “Lost In The Twilight Hall”. Tanto es así que los oes del público fueron el premio recogido con agrado por un Hansi que se regocijó retrasando un poco la presentación de la próxima parte del show.

Llegaba el momento de un set acústico de dos temas, como fueron “Miracle Machine” y  “A Past And Future Secret”, que pese a parar el ritmo no hacían perder la intensidad ganada, aunque resultó un subidón un “Welcome To Dying” arrasador, precedido de gritos de Guardian Guardian y previo a la primera despedida de la banda con “And The Story Ends”.

En este momento ya hacíamos cábalas sobre los temas a echar en falta. En algunos lugares habían tocado “The Last Candle” e “Imaginations From The Other Side”, que comenzábamos a temer, este noche no caerían, como así fue.  Sin embargo, no se puede decir que los bises no contentaran al personal. Todo lo contrario, la aparición por los altavoces de la intro a “Into The Storm” preveía el gran momento por llegar, aunque lo superaría posteriormente “Valhalla”, el tema de más ebullición entre el respetable (si el vocalista no le pone punto y final igual seguíamos allí ahora mismo cantando el estribillo), en competición con el que sería el final “Mirror, Mirror”, con otro momento previo de los más memorables siempre en las actuaciones de la banda alemana como es “The Bard´s Song”, con la sala hecha un clamor mientras Hansi colocaba el micro hacia el personal.

Con sus carencias habituales en la puesta en escena, el espectáculo de BLIND GUARDIAN está en la mera interpretación de sus canciones. Sabiendo la imposibilidad de competir con sus clásicos colocaron sus nuevos temas de manera muy puntual y salteada, manteniendo el tono de una actuación muy celebrada por todos los presentes con apasionada respuesta ante una ejecución impecable.

Texto: Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Juan Ramón Felipe

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

BLIND GUARDIAN

 

 

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. EL ULTIMO ES UN DISCAZO REFOYO MIO. Y EL CONCIERTO QUE DIERON EN MADRID ESPECTACULAR, NO HACE FALTA MOVERSE MUCHO PARA DAR UNA EJECUCION PERFECTA. Obviamente ya no se sacan discos como en los 90, ni blind guardian, ni iron maiden, ni metallica, ni stratovarius…….pero este de blind guardian ha gustado y mucho, si tu en la sala hiciste un referéndum pues bien,enhorabuena. Te puedo asegurar que la critica y acogida ha sido muy buena. The ninth wave es un inicio perfecto.

  2. Yo estuve en el de Madrid, y en algunas cosas fue parecido. En Madrid los temas de su nuevo disco fueron bien acogidos, y tanto critica como publico creo que están de acuerdo con que es un gran disco (no se cual fue la sensación en Bilbao). Recuerdo que cuando salio “Nigthfall in the middle earth” (y que nadie se escandalice) para mi supuso un bajón respecto a sus 3 discos anteriores (“Tales from the twiligth world”, “Somewhere far beyond” e “Imaginations from the other side”) y es que menos 3 o 4 temas no me comvencio en su conjunto, tambien es cierto que todavia no habian compuesto discos como “A nigth at the opera” y “A twist in the myth”. Pero si hay que reconocerles algo es que apuestan por temas de sus dos ultimos discos aún dejando de lado clasicos y que al menos 2 o 3 temas los varian de un concierto a otro. Pienso que está critica es más realista que la de Madrid respecto a que los 2 guitarras ni se mueven, dejan los coros en manos de bajista y batería y Hansi ya sabemos que no es un gran frontman, pero está echo un chaval y con un pequeño gesto es capaz de mover, al menos a un publico, por lo que leo bastante más entregado como fue el de Madrid. Una pena que los seguidores no les apoyen más para poder tocar en sitios más grandes y con una mejor puesta en escena, ya que creo que se lo merecen, y es que luego nos quejamos de que “grandes” solo están los de siempre. Salud, Sexo y Metal…….

  3. Para una completa información decir que también tocaron el single “Twilight of the Gods” de su último disco. Gran concierto el de Bilbao, la banda sonó muy bien y salvo que me quedé con las ganas de sentir de nuevo en directo una de sus mejores canciones, como es “Imaginations from the other side”, fue un gran setlist. Un pelín corto, como siempre suele pasar. “Bright eyes” tampoco estuvo. Y del Somewhere far beyond, simplemente expusieron la ya mítica y sobrecogedora balada del bardo. Del último disco hubiese eliminado quizás la normalita balada o “Prophecies” y poner en su lugar “The throne”, un auténtico temazo que incomprensiblemente decidieron no tocar en su gira, lástima. En definitiva, grandes los alemanes. Pocos grupos pueden seguir tan vivos después de tantos años de existencia. Solo los grandes como Helloween, Dream Theater, Royal Hunt y pocos más consiguen esta hazaña con el buen metal. Próximo objetivo.. Evergrey, otra excelente banda sueca con numerosos discazos al que España no le acaba de reconocer su enorme talento. Saludos a todos los metaleros around the world..Up the Metal !!!! Forever and ever.

  4. Ay, se me olvidaba, también tocaron la larga y atrevida canción “Sacred Worlds” al volver por segunda vez al escenario. Se echó en falta algo más del Imaginations (su mejor disco a mi gusto)..”The script for my requiem”, “Imaginations from the other side” “bright eyes” o “I’m alive”..por ejemplo. Aunque “And the story ends” les quedó divinamente y me sorprendió que la hicieran. Salud!