Inicio Conciertos Crónica y Fotos de HALESTORM y WILSON en la Sala The Academy...

Crónica y Fotos de HALESTORM y WILSON en la Sala The Academy en Dublín, Irlanda

1

 

HALESTORM

 + WILSON

Viernes 27 de Febrero de 2015 – Sala The Academy – Dublín – Irlanda

Fría pero soleada tarde de viernes en Dublín. La capital irlandesa recibe por primera vez a la banda norteamericana HALESTORM, uno de los grupos más laureados del momento a nivel mundial. Otro de los alicientes que nos hizo asistir a esta velada fue que estábamos ante la primera fecha de su tour europeo. No lo harían solos, ya que para estos primeros shows contaban con otra joven banda norteamericana (concretamente de Detroit) como teloneros, cuyo nombre es WILSON.

Desde primera hora de la mañana ya se podían ver algunos fans aguardando a las puertas de la sala The Academy, la cual podríamos asemejar a otras de Madrid como Arena o But. Puntualidad irlandesa para acoger una gran masa de público, que accedía velozmente al interior de la sala para poder presenciar lo que para la gran mayoría sería el primer concierto en este país de una de sus bandas favoritas.

Una vez dentro y tras una espera de aproximadamente 45 minutos, aparecía en escena WILSON, grupo joven que desarrolla un hard rock potente con constantes tintes más metaleros que sorprendió de principio a fin a propios y extraños. Sonido fresco y rotundo con gran contenido melódico, todo un bofetón en la cara que nos hacía despertar desde el primer instante. Canciones como "If You Ever Leave Me, I Will Found You" o "Passing on the Left" nos hacían ir entrando en calor con un sonido que no acompañaba demasiado por desgracia en un principio. Pero curiosamente fue con "College Gangbang", uno de sus temas más destacados, con la que realmente despegó definitivamente su actuación, y todo ello a pesar de tener problemas de sonido con el bajo durante éste y los dos cortes siguientes, en los cuales directamente tuvo que ausentarse en varias ocasiones del escenario. Todo un ejemplo de cómo sobreponerse a las adversidades completando una actuación breve pero intensa, en la que dio tiempo para ver hacer crowdsurfing a su vocalista o presenciar un solo de batería con botellines de cerveza.

Y llegó la hora: minutos antes de las nueve las luces se apagaban y el público enloquecía para dar la bienvenida a HALESTORM. La banda está formada por Lzzy a la voz y guitarra, Josh al bajo, Joe a la guitarra y Arejay a la batería, quien fue el primero en saltar a las tablas, como suele ser habitual. «Mz. Hyde» abría la noche de forma inmejorable, continuando con la ya clásica «It’s Not You» y la celebrada «Freak Like Me», con el público entregándose por completo, alzando sus puños y saltando en todo momento.

Tras este inicio arrollador, momento para disfrutar de un nuevo corte, inédito incluso en sus directos, hablamos de «Amen», con una acogida positiva. Vuelta ahora a su primer disco con «Innocence», para proseguir con un discurso en defensa de los valores de la mujer, a quienes dedicaría «Daughters In Darkness», tema de su segundo plástico que fue muy coreado por el público con la ayuda de la propia Lzzy.

El sonido estaba siendo realmente fantástico al igual que las luces, algo que algunos agradecimos mucho. No podía faltar en esta fantástica noche el nuevo single «Apocalyptic», que ya es coreada como todo un himno, al igual que «Rock Show», acompañada en muchas ocasiones por las palmas de los asistentes. Era el momento de disfrutar del increíble estado de voz de Lzzy que en «Break In», acompañada únicamente de su teclado, nos hizo vibrar realmente incluso permitiéndose algunos alardes, así como en «Familiar Taste Of Poison» de su primer disco, en la que volvía a hacer virguerías con su voz ya con el resto de los miembros del grupo sobre el escenario.

Tras ello, era el momento de Arejay tras los platos con un solo de batería como siempre muy entretenido, en el que nos demostró que anda sobrado técnica y físicamente. En él, nos sorprendió marcando ritmos maravillosos, haciendo cantar al público, aporreando con sus propias manos los parches de sus piezas de batería, pateando los platillos, e incluso valiéndose más tarde en primicia de unas baquetas gigantes para deleitar a los seguidores.

Ovación cerrada para el pequeño de los Hale y para el resto de la banda que retornaba a las tablas. Nos acercamos al final con la última canción lanzada por la banda hasta el momento, hablamos de «Mayhem», un corte que en estudio nos dejaba alguna duda pero que en directo terminaron por disipar con un sonido contundente, convirtiéndose en uno de los temas más potentes de su actuación. Es tiempo de volver a su primer hit como en su día fue «I Get Off», en la que el estribillo fue coreado hasta la extenuación, y para el más reciente «Love Bites (So Do I)», que sonó a las mil maravillas con una Lzzy arriesgando en el plano vocal con un resultado impresionante.

«I Miss the Misery», quizás el mayor éxito de la banda a día de hoy, tenía la labor de cerrar momentáneamente la velada, y el principio de este fin lo marcaba ese poderoso grito característico de la mayor de los hermanos Hale, dando paso al resto de la banda y a la multitud de fans coreando al unísono la melodía inicial del tema. Con ello se despedían del escenario, como en todo momento, muy agradecidos emplazándonos a las dos últimas canciones del set.

La primera de las elegidas sería «I Like It Heavy», fresco, macarra y hardrockero tema de estribillo facilón y pegadizo perteneciente a este próximo LP «Into the Wild Life», que obtuvo una de las grandes respuestas por parte del respetable de la noche. Para concluir, qué mejor que una de las baladas más importantes de la banda como «Here’s to Us», momento para alzar los brazos al viento de lado a lado de forma coordinada, algo que no sucede de forma usual.

Final apoteósico para un concierto que pasó por encima de la imagen que ya de por si fue buena en nuestro país hace un tiempo. Sólo nos queda agradecer a Roadrunner el trabajo realizado con este evento, así como a los promotores del evento en Irlanda.

Agradecer a las bandas el nivel mostrado encima del escenario, ya que WILSON consiguieron despertar nuestro interés a pesar de algunos problemas técnicos, y HALESTORM que estuvieron sobresalientes con un setlist muy acertado que no dio lugar a ningún tipo de descanso, ya que la banda no dejó ni un resquicio. Esperemos que tarden poco en volver a pisar nuestras tierras, porque noches como ésta nos hacen confiar en que la música en directo tiene un relevo generacional de mucha calidad.

Texto y fotos: Oscar Gil Escobar (Bienvenido a tu "nueva casa", RafaBasa.com!)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS