Inicio Entrevistas Entrevista con Carlos Pina, cantante de PANZER, antes del LEYENDAS DEL ROCK

Entrevista con Carlos Pina, cantante de PANZER, antes del LEYENDAS DEL ROCK

6
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

Leyendas del Rock

 

PANZER

   Otra de las bandas nacionales que tocarán en el Leyendas del Rock son PANZER, unos clásicos de nuestra historia y que además pondrán punto (y final en principio) a su carrera con este show. Aprovechamos para hablar de todo esto y de muchas cosas más con Carlos Pina, el cantante de la banda desde siempre. Una entrevista muy interesante que podéis leer aquí:

– Hola Carlos, un saludo y es un honor charlar contigo. Creo que es la primera vez que te entrevisto, así que como seguidor de la banda desde siempre es un gran placer. Curiosamente la "excusa" a esta entrevista es la que en principio será la última actuación de la banda, ¿verdad? Empezamos directamente por eso… ¿porqué? PANZER

Carlos.- Nunca se sabe, pero en un principio es una despedida del formato actual del grupo. Un “hasta siempre”, pero ¡¡ya veremos!!, ¿quién sabe? El futuro es impredecible, pero es que los achaques, goteras y demás deformaciones empiezan a ser algo a tener en cuenta. Por otro lado, SCORPIONS y ROLLING STONES se llevan despidiendo desde hace treinta años, así que veremos. ¿Es cuestión de hacer lo mismo? Bueno, nosotros no somos tan importantes así que ¿(volver) tal vez por hobby?… Puede.

– De todas formas, será un bonito punto y aparte en un festival en el que ya habéis tocado varias veces y que ha vuelto a apostar por vosotros. ¿Qué se siente de formar parte de este Leyendas 2014 y de cerrar de alguna manera la carrera de la banda aquí?

Carlos.- Estamos muy felices, Leyendas es un festival nómada, casi itinerante, sin duda, que sobrevive gracias a la vitalidad de Marcos y su empeño y trabajo. Es un placer tocar para la audiencia  del Leyendas, pondremos toda la ilusión y esperemos q no llueva esta vez (risas).

–  ¿Qué tal las experiencias pasadas?, ¿qué te apetece contarnos de los conciertos previos de PANZER en el Leyendas? Creo que la primera vez fue en 2009 aunque entonces fuiste tú sólo con CASABLANCA cantando 4 o 5 temas de la banda cuando el festival era todavía100% legendario, por decirlo así.

Carlos.- Con CASABLANCA fue muy grato. Para mí, estar con Pachi Escolano (guitarrista ya fallecido), de quien guardo un recuerdo muy grande, fue estupendo, y con Jose Marshall también. Además, me ayudo mucho personalmente el hecho de actuar allí con ellos. Y tocaron muy bien los temas de PANZER, tengo que decirlo. Luego, en algunas ediciones el sonido fue catastrófico y en otras mejor… el penúltimo con chaparrón incluido y éste, a ver que nos traen los dioses del rock.

–  ¿Qué formación de PANZER veremos en este concierto? ¿Va a haber invitados, colaboraciones, sorpresas, antiguos miembros y demás o no?

Carlos.- No, somos nosotros cinco: Juan (Leal) y Miguel (Cachorro) guitarras, Rafa (Ramos) y Fernando (Díaz Valdés), batería y bajo, aparte de mí. Y es un set corto de apenas 70 minutos y no hay tiempo para mucho más.

– Siendo un concierto de despedida, ¿se va a grabar como ya se hizo el concierto del Egáleo de Leganés que luego seeditó en 2010? ¿Hay alguna idea al respecto?

Carlos.- No, no se va a grabar, aunque recuerdo q se suelen grabar las actuaciones del Leyendas. No sé, sería cuestión de revisarlo pero en un principio no hay idea de grabarlo para editarlo después.

– Por cierto, aquél fue un concierto especial, que de hecho se editó en DVD un año después. ¿Qué recuerdas de la grabación del directo de PANZER de 2009?

Carlos.- Fue una experiencia interesante, como por ejemplo el ver a tantos fans del grupo que pensabas que ni existían. De Infierno a Infinito. Recuerdo especialmente la responsabilidad de coordinar a tanta gente para que todo salga bien. Es mucho trabajo sobre todo porque dependes de los demás en un 80%, pero el público se volcó con nosotros y además pudimos trabajar con un director de cine, Samuel Alarcon, que se involucró mucho en la cinta y todo quedó muy anuestro gusto. Al final, es uno de los vídeos de rock que más me ha gustado, sobre todo porque haymucha gente poniendo granito de arena: cámaras, foto fija, cortar y pegar, mezclando en blanco y negro , a color, cámara lenta… Es una grabación  de la que me siento orgulloso, aunque no sea espectacular de bombas y montaje pero ya sabes que  somos ungrupo bastante humilde.

– De todos modos, no sé ha llegado a grabar nuevo disco ni siquiera nuevas canciones en esta segunda etapa de la banda, ¿porqué? ¿Hay material por ahí que podrá sutilizar para algo en el futuro?

Carlos.- En nuestro reencuentro con (Javier) Gálvez nos dijo que era una tontería hacer nuevas canciones porque la  gente quiere escuchar los temas que ya conoce y que hacer otros es perder el tiempo. Bueno, intentamos hacer nuevos temas de todos modos pero  tal vez no había chispa para ello. Así que al final no ha surgido hacer nuevo disco.

– Tú siempre has sido un defensor de las nuevas tendencias y de las nuevas bandas, y lo has apoyado desde tu programa de radio, aunque a veces también hayas podido "atacar" un poco al heavy metal clásico, las cosas como son…

 PANZERCarlos.- Dime, ¿quien mejor que yo puede hacer critica heavy?, que me he pasado toda la vida a salto de mata con el pelo largo peleándome contra aquellos que no les gustaba nuestra pinta ni nuestra música. Y hay q dar paso a las nuevas ideas siempre, que esto de la música es algo abierto, muy grande y muy intenso. Yo me considero aprendiz de músico y aprendiz de crítico, y es cierto que la música lo es todo en mi vida. Cuando el rock clásico, o el heavy, se mira el ombligo, resulta pedante, repetitivo y coñazo, pero como le ocurre a otros estilos. Por eso creo que debemos de evolucionar y no caer en la copia de nosotros mismos, repitiendo lo mismo. Y si soy crítico con el heavy, es desde la admiración y experiencia, que si la producción es penosa y el desafine llamativo, hay q decirlo.

No vale cualquier cosa. El heavy metal a veces es muy malo y hay que decirlo para no confundir a la gente. Tenemos que ser honestos con nosotros mismos y con los que nos rodean, y tenemos que saber valorar y ensalzar los buenos ases de nuestra música rock.

– ¿Qué te parece la opción actual del festival, mezclando bandas clásicas con novedades y grupos nacionales con internacionales?

Carlos.- Hay grupos nuevos sin apoyo y prometedores. Y se me ha criticado por estar muy abierto a nuevas tendencias en el rock, pero es lo que yo sentía como músico… Pero, en efecto, un festival, como si fuera un programa de radio, ha de seleccionar cosas nuevas para incentivar los oídos porque, ante todo, hay que pasarlo bien y escuchar nuevas sensibilidades. De hecho, espero que el Leyendas se convierta en un festival internacional con más caché aún, y seguro que lo conseguirá.

– ¿Qué tipo de música y de bandas escucha Carlos Pina a día de hoy?

Carlos.- Escucho casi todo, pero la edad nos impide sentir igual que al principio. Somos supervivientes y hay q buscar lo que nos llega al alma: JETHRO TULL y ZEPPELIN, que es la música de mi juventud. Pero me dan nostalgia y viejos recuerdos cálidos, mientras que por ejemplo Satriani y Vai me sugieren más inquietud apasionante. El rock es algo cambiante, como moverse si te persiguen.  Adrenalina para alimentar el espíritu.

DEEP PURPLE es la música de mi vida pero puedo oír a la vez THE ANSWER, RAMMSTEIN, MUSE, ALLMAN BROTHERS, BOOKER T, COVERDALE, MUDDYWATTERS… sólo con un teclado de mi ordenador, así que tengo el mundo del rock en un dedo. LEPROUS en disco me fascinan, veremos en directo… Pero también me gustan cosas desde OPETH o PORCUPINE TREE a MONSTER MAGNET, o desde QUEEN OF STONE AGE a RORY GALLAGUER. Podría escribir un libro con todo lo que me hace sentir, tío.  

– Volviendo al festival, creo que tocáis el viernes por la noche en el escenario Azucena, que es un reconocimiento y un detalle que Marcos siempre tiene en cuenta con las bandas únicas (y me consta que él tiene un cariño especial por PANZER). ¿Qué concierto nos vais a ofrecer?, ¿cómo será (en lo que se pueda o quieras contar) esta despedida de PANZER de los escenarios?

Carlos.- Vamos a ver si nos da el aliento para tanta emoción, que el recuerdo de Azucena nos conmueve… Lo mejor es pasarlo bien y hacer que la gente este feliz. Podríamos llevar extras de montaje, fuegos artificiales, cañones de serpentina, motos, chicas en bañador…, pero no hay presupuesto,  no da para eso, y en el grupo queremos ser lo que somos: Un grupo de rock, sólo eso, para lo bueno y lo malo. Y haremos lo único que sabemos hacer, que es tocar nuestros temas. Ya no somos veinteañeros así que sólo tenemos nuestras canciones.

– Por cierto, vosotros sois una de las bandas que sí actuasteis en los antiguos Mazarrock, que, por si los más nuevos no lo saben, son de alguna manera el origen (o inspiración) del Leyendas. ¿Qué recuerdas de aquellos primigenios festivales en nuestro país, Carlos? ¿Eran tan diferentes a lo que tenemos ahora o no tanto en el fondo?… ¿Y la gente, los asistentes?

Carlos.- Era igual que ahora, mucho calor y mucho descontrol. Estamos en el sur, y aquí la gente improvisa bastante, no lo tienen todo estudiado. Al principio gustaba encontrarte con la gente por la sentías admiración, pero ahora casi no conoces a nadie. (De Mazarrock) el recuerdo que  tengo es la falta de previsión y de infraestructura. Vimos incluso a algún grupo hundirse entre las tablas del escenario por producciones precarias. Era la época de todo vale, pero ahora al menos ha mejorado la situación.

– PANZER siempre fuisteis una banda callejera, con letras idealistas y positivas, denunciando pero a la manera de BARÓN, con elegancia, con muchísima calidad y sin perder nunca ese punto social, de denuncia, de rebeldía y demás que para mí tiene que tener el rock duro, al menos en nuestro país. ¿Qué me dices sobre esto, sigues pensando cosas similares a las que cantabas entonces? PANZER

Carlos.- Me siento identificado con la gente de la calle. Ahí está mi sitio, con quienes luchan para conseguir sus metas. Eso es la vida, y si no sientes así difícilmente puedes escribir rock. Por eso el rap nos quito una parte de nuestra existencia. Y lo que escribo ahora  está en la línea de mis letras de antes.

– Perdóname si me entrometo o hablo sin saber, o si soy demasiado osado en mis afirmaciones… pero siempre me ha parecido, y en los últimos años más, que Fernando Díaz Valdés y tú estáis ideológicamente muy lejos y que esto ha podido lastrar un poco el devenir de la banda estos años. Son impresiones mías viendo algunos de vuestros conciertos, leyendo declaraciones, fijándome en las caras cuando se dicen ciertas cosas… no lo sé, ¿qué me dices?

Carlos.- Sí, estamos muy alejados y, aunque desees que no influya, lo hace. Una banda tiene que ser gente que se entienda, quiera y comprenda. Pero bueno, en el grupo vamos al rock y dejamos a un lado las ideas políticas. Por otro lado, coexistir con tantas personas te da una amplitud de miras, y aquí hay libertad política y de culto, pero las incongruencias nos hacen cagarla y, finalmente, la gente nos juzga por lo que hacemos mal. Yo me siento parte de la gente sencilla que lucha por alcanzar un sueño y cree en la libertad.

No creo en nuestro modelo de Estado, ni en liberales expertos en robar al pueblo. Los españoles hemos sido maltratado por sus políticos y reyes autoritarios, no hemos levantado cabeza porque unos han vivido de puta madre a costa de otros. Y los que han estado en el poder han terminado con las ilusiones de los de abajo. Así que quien defienda una bandera con aguilucho incluido me parece una actitud francamente retrógrada, anticonstitucional y pueril. Nostalgia de una época oscura de unos militares golpistas y asesinos contra la República democrática española . 

– ¿Qué tipo de público tiene  PANZER en la actualidad? Es curioso cómo es una de esas bandas, como le puede pasar a BANZAI (que también está en el festival), que entronca a la gente de vuestra edad, de la mía (que tengo 36) pero también a los chavales más jóvenes, ¿verdad? No a todos los grupos le pasa y supongo que algo haríais bien para que esto pase…

Carlos.- El público es lo mejor. Aunque muchos ya no vayan a conciertos por la edad, pero van sus hijos, y éstos nos cuentan sobre que sus padres eran fans del grupo. Hace mucha ilusión, que si los padres hablan bien de tí, los hijos siguen viéndote. Por tanto el público (de nuestros conciertos) es variado, hay jóvenes y más creciditos. Muchos se saben las canciones, pero ya no es como en los comienzos y es que, aunque han pasado treinta y cuatro años, parece que ocurrió ayer.

– ¿Porqué PANZER siendo un grupo tan alucinante no llegó a la primera división, Carlos? Es algo que siempre me he preguntado y no he llegado a entender cómo siempre os quedasteis un peldaño por debajo de BARÓN, OBÚS, ANGELES, BANZAI…

Carlos.- No sé. Hay gente para quienes somos uno de sus grupos favoritos, y del 81 al 89 estuvimos en activo, pero luego lo dejamos durante veinte años. Es normal que se olvide la gente, que veinte años sin hacer nada es mucho tiempo, aunque en en 2009 fue la vuelta. Han pasado 34 años desde el inicio y esto no es América… Fue una carrera corta aunque ya veníamos de tocar entonces con LEÑO, CUCHARADA, ASFALTO, BLOQUE… Ha estado muy bien.

– Está claro que una de las imágenes más míticas de la historia de la banda, y que siempre se asociará a PANZER, es la de la abuela Ángeles haciendo los cuernos para la portada de "Toca madera", que incluso luego se erigió en estatua en el Puente de Vallecas  (Madrid). ¿Qué recuerdos tienes de aquella señora mayor que se convirtió en icono incluso para una generación?

Carlos.- Recuerdos agridulces, que nada es lo que parece sino todo lo contrario. Se creó un mito y fuimos parte de ese mito. Ella se lo pasaba muy bien y le dio sentido a su vida por más de quince años, y significaba también que la gente más mayor, nos reconocía oficialmente como movimiento social (ndr: creo que se refiere al heavy en sí, no a PANZER). Tuvimos que allanar el camino en un momento social de cambios a la democracia y bla,bla, bla….

– Y de la leyenda de PANZER como banda maldita qué nos cuentas, ¿cómo se ven aquellas historias después de tantos años? ¿Os sigue molestando en cierto modo (aunque entonces hasta bromeabais con ello) o ya se ha quedado todo en mera anécdota?

Carlos.- Es algo que nos quitó actuaciones y nos dejo a un lado. Como cuando a un negro alguien le desprecia, tal cual, que nos sentimos apartados y minusvalorados en muchos momentos. A algunos les vino bien, pero no puedes hacer tu carrera apoyándote en el menosprecio a otros. Así que perdimos muchos shows y quedamos aislados. Eso también influyó para q en el 89 nos separáramos… Pero al final es historia, podemos reírnos de ello y sacarle el lado de anécdota. pero nos hizo daño. Ya no hay resentimiento y alguna persona nos ha pedido perdón.

Si ahora quisieras destruir a alguien, si empiezas a menospreciar y hablar mal, a decir que un grupo es gafe, ¿no piensas q les perjudicaría? Claro que ahora está el panorama bastante hundido y hundir a alguien más sería terminar con ellos. Pero cada grupo tiene su trayectoria y sus circunstancias, y en los negocios hay q ser astuto, que pensar que todo el mundo es bueno es un gran error. La gente va por pasta, y si te pueden joder, lo harán . Mi consejo es que no confíes en nadie porque cualquiera , el menos sospechoso te la puede jugar. Cuidadín…

 PANZER– ¿Qué te apetece contarnos de esa primera y legendaria primera etapa de la banda? ¿Con qué te quedas y cuál es tu principal recuerdo de aquellos primeros años?… ¿Cómo veis, aquella imagen y aquellas fotos (muchas del Basa) desde este 2014… ¿tan lejano y “hortera/macarra” se ve o se mira con cariño?

Carlos.- Hay algunos amigos que al verlos te hace sonreír y te da buen rollo, otros son entrañables y, los menos, te da un poco de repelús todavía. Cuanto más lejos mejor (risas), pero han pasado los años y cada uno esta en su sitio. Cada uno ocupa su trono de miserias en un banquete de mendigos, y todos vamos a morirnos igualmente. Unos han envejecido más por su ambición y otros llevamos dentro el espíritu de hacer música aún, de escribir y seguir disfrutando del show a la medida de nuestras posibilidades.

– ¿Cuál es tu disco/s y canciones favoritas de la trayectoria de la banda?

Carlos.- El disco sería el tercero, “Toca Madera”. Y canciones: “Escapa”, “Arriba”, “El dios del rock”, “No hay quien nos pare”, “Galones de plástico”, “Perro Viejo”,   “Caballeros de sangre”, “Danza de la muerte”, “Junto a ti”, “Toca Madera”, “Pánzer”, “Síndrome”, “Vive como un ángel”, “Reina callejera”, “Fuego prohibido”, “Caña”, “Número  negro”, “Gedeón”, “Sube un escalón”, “Volverás desertor”, “El rock es tu guerra”… Todas éstas me gustan y tienen su punto a pesar de los años.

–  ¿Y hablando de ésta segunda etapa?, ¿qué resumen o balance nos haces ahora que termina?

Carlos.- Pues veinte años después, me siento bastante satisfecho de lo poco que hemos logrado y pienso que hay que ceder el paso a nuevas generaciones que lo hacen todo mejor.

– Y después de PANZER, ¿qué? ¿alguna idea o proyecto en mente o seguirás con tu faceta radiofónica de escritor y demás?

Carlos.- Con vivir intensamente lo que se pueda, ya tenemos bastante. Aunque sí grabo cosas y verán la luz en algún momento, porque hay q mantenerse activo si crees en lo que haces. Y seguiré haciendo un poco de todo, ya sabes, aprendiz de todo, maestro de nada. Pero feliz.

– Bueno, Carlos, terminamos aquí. Muchas gracias por tu tiempo, ha sido un lujo y nos vemos en el Leyendas. Y que sepas que siempre me encantaron tus letras y tu manera de cantar y tu voz, ¡un abrazo!

Carlos.- Muchas gracias, eres muy amable, y gracias también por hacer preguntas inteligentes. “El amor cuando llega, es brutal, el que hace que las montañas se muevan. Hay que acostumbrarse también a seguirlas moviendo cuando no está ese amor de manera tangible, pero se encuentra diseminado a lo largo del camino. Y ahí empieza realmente lo grande del viaje”. Un abrazo.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

 

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. Yo hubiese ido mas lejos y le hubiera preguntado directamente quien difundió el rumor de q eran gafes y con que objetivo… Ya puestos….
    Para mi Carlos siempre fue un referente de honestidad y buen criterio siempre con algo interesante que decir y siempre un placer escucharle. Gran persona para el rock español.

  2. Siempre lo tuve como un tío bastante inteligente,pero creo que en un momento determinado adoptó una actitud demasiado radical hacia la forma en la que la música debe ser concebida.Esa búsqueda constante de evolución,que es positiva,le llevó un poco hacia el integrismo y a valorar más a las bandas por su supuesto vanguardismo dejando un poco de lado lo más importante, que es escribir buenos temas,aunque se haga desde posturas más “conservadoras”.

  3. Carlos Pina siempre fue una persona a la que le profesé respeto, si bien en ocasiones no he estado de acuerdo con alguna cosa que escribió. No obstante, en relación a su posicionamiento dentro de la música, y dentro del heavy metal, comparto totalmente lo que dice: “No vale cualquier cosa. El heavy metal a veces es muy malo y hay que decirlo para no confundir a la gente. Tenemos que ser honestos con nosotros mismos y con los que nos rodean, y tenemos que saber valorar y ensalzar los buenos ases de nuestra música rock.” Y esto no se estila demasiado ni entre los fans, ni entre algunos medios.