Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de BLACKFIELD – IV

Crítica del CD de BLACKFIELD – IV

2
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

BLACKFIELD – IV

Discográfica:  Kscope Records

Cuarto episodio el que tenemos entre manos de la aventura musical que junta a Aviv Geffen y el prolífico Steven Wilson, si bien parece que la participación de éste último cada vez es menor, ya que si bien al líder de Porcupine Tree no se le puede aplicar aquello de "el que mucho abarca, poco aprieta", pues todo lo que hace es de una calidad superior, aún no posee el don divino de la bilocación.

Estamos ante once cortes impregnados de una producción cuidadísima donde se despliega un elegante rock con enorme influencia de The Beatles. Un disco muy tranquilo, repleto de matices y  sabor añejo altamente disfrutable que ya desde su portada nos transmite ese requerimiento de llegar a nosotros a base de sobriedad y elegancia, conectando la imponente antena de la cubierta y comenzando con un bello "Pills", lento en lo musical y agónico en su desarrollo vocal, con un Wilson enorme desde que comienza con su frase "There’s a pill for every hour…" llegando a un estribillo coloreado por el siempre bienvenido mellotron.

"Springtime" y "Xray" son la antítesis del comienzo, temas más alegres de base rock pero coquetones a la vez con el britpop y unos arreglos instrumentales que nos hacen retraer nuestra memoria hacia Liverpool cincuenta años atrás, contando la segunda de ellas con Vincent Cavanagh de Anathema. "Sense of Insanity" nos devuelve la cadencia instrumental hasta que llega a la mitad y se anima como un temazo de rock en toda regla, igual que "Firefly", inundada de cierto halo de misterio gracias sobre todo al timbre y la forma de cantar de Brett Anderson de la banda Suede. "The Only Fools Me" es una corta balada con tintes de nana donde el americano Jonathan Donahue nos hace recordar a John Lennon, pasando a otro corte de rock ligero de nombre "Jupiter", con otro de esos estribillos y arreglos instrumentales marcados por la genialidad.

Reconozco que estoy enganchado a "Kissed by the Devil" desde la primera vez que la escuché, y es que tengo especial debilidad por ese toque a lo "Magical Mistery Tour", mi disco favorito de The Beatles y en concreto a "I am the Walrus", una de esas diez canciones que me llevaría a una isla desierta y a la que "Kissed by the Devil" debe mucho, inundada por esa magia psicodélica (no tan rallante como la de The Beatles, todo hay que decirlo) maravillosa.

Nos vamos acercando al final que nos llega con una simpar trilogía de canciones a cual mejor: "Lost Soul", de nuevo con el britpop como elemento conductor; "Faking", mi favorita junto a "Kissed by the Devil" con un desarrollo que va de menos a más hasta llegar a un estribillo colosal; y, por último un sencillo pero efectivo "After the Rain" de base electrónica donde los matices sonoros alcanzan su apogeo arropados por un precioso juego de dos voces.

Muy recomendado en definitiva, este cuarto álbum de BLACKFIELD, un dispendio de buen gusto y calidad a raudales, ideal para escuchar tranquilamente, degustando cada uno de sus pasajes con los auriculares y una luz tenue. No es un alarde de originalidad, pero como siempre digo, todo lo que nace de las manos de Steven Wilson (pese a que a día de hoy el grupo parezca más de Geffen por el nivel de participación) tiene unas referencias muy acusadas de sus bandas favoritas, pero con una calidad del 100%.

J. José Jiménez

Lista de Temas:

  1. Pills 
  2. Springtime 
  3. XRay 
  4. Sense of Insanity 
  5. Firefly 
  6. The Only Fool Is Me 
  7. Jupiter 
  8. Kissed By the Devil 
  9. Lost Souls 
  10. Faking 
  11. After the Rain 

 

 

2 COMENTARIOS