Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de EVIL INVADERS – Evil Invaders

Crítica del CD de EVIL INVADERS – Evil Invaders

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

EVIL INVADERS – Evil Invaders

Discográfica: Empire Records

EVIL INVADERS - Evil Invaders Aunque su formación se remonta  a mediados del año 2007, este combo belga integrado por un grupo de amigos fanáticos del heavy metal de corte clásico, la cerveza y la juerga descontrolada, no dio sus primeros conciertos hasta inicios del año 2009, y desde entonces siempre se han concentrado en sacar el máximo partido a sus instrumentos, apostando por la velocidad endiablada de sus riffs y los ritmos acelerados de batería, centrando sus composiciones en sus primigenias influencias, entre las que podemos encontrar bandas como EXCITER, EXODUS o los primeros METALLICA, además de bandas británicas como MAIDEN o MOTÖRHEAD.

Un escueto desarrollo instrumental será el encargado de marcar el arranque del veloz y despiadado "Victim Of Sacrifice", un potente derroche de velocidad y contundencia que marcara una composición en la que se conjugan perfectamente la agresividad y garra propias del speed metal de la década de los ochenta  y una sonoridad potente y aguerrida, casi más propia del thrash metal, dando forma a una pieza muy dinámica y compacta, a la que además hay que sumar una trepidante batería y unos coros cortos, precisos y pegadizos, que convierten el tema en un apuesta segura de cara a los directos de la formación belga.

Durante todo este Ep de debut EVIL INVADERS demuestran, pese a su juventud, unas tablas insultantes, y un sonido realmente arrollador en el que destaca por encima de sus compañeros el sonido del distorsionado bajo de  Alain Hulsbosch , que en algunas ocasiones puede llegar a recordar al de D.D. Verni de Overkill, ya que lejos de seguir el ritmo  impuesto por la batería, el bajista nos ofrece una segunda línea melódica, dando a las composiciones de la banda una personalidad muy especial,  además de un sonido muy característico, como sucede durante el alocado "Driving Fast", una nueva secuencia de riffs hiper-veloces con los que los belgas vuelven a ratificar su amor desmedido por los ritmos vertiginosos, los riffs chirriantes, y las voces agudas y chillonas que serán las encargadas de proclamar unos contagiosos estribillos, que dejaran paso a un desarrollo monumental en el que se impondrán  los ritmos algo más comedidos.

Dando una mayor profundidad a sus guitarras, y usando una afinación bastante más grave, mientras el bajo de Alain vuelve a dominar el sonido de la banda, arranca "Speed Invasion", una suite instrumental en la que destacan especialmente los rotundos cambios de ritmo  introducidos por la batería,  dando forma a un tema intenso  en el que las armonías de guitarra se desdoblan incansablemente sobre una arrolladora e imparable base rítmica, dando buena cuenta de la capacidad técnica de ambos guitarristas.

Adentrándose en sonoridad más thrasheras, y siguiendo la estela, tanto lírica como sonora, de los alemanes TANKARD, nos encontramos con el desfase acelerado y enfermizo del cachondo "Alcoholic Maniac", una autentica declaración de intenciones en la que el cuarteto belga nos muestran su adhesión a la juerga y a los ritmos veloces y enloquecidos del thrash metal de corte teutón, intercalando partes más profundas y compactas  con desarrollos vertiginosos.

 
La influencia de los sonidos clásicos se vuelve a poner de manifiesto con la entrada del bajo a lo "Maiden" en la final "Evil Invaders", donde las  sinuosas líneas iniciales dejaran paso a unas contagiosas armonías de guitarra que nos acabaran conduciendo sobre un trallazo liderado por las guitarras, en el que la banda parece levantar un poco el pie del acelerador, concentrándose en sonar más profunda y compacta, dejando entrever  una posible evolución de cara a las futuras composiciones del cuarteto belga.

A pesar de la gran técnica y calidad que atesora este debut de EVIL INVADERS, hay que destacar que la banda tiene ciertos aspectos en los que debe  trabajar duramente: el primero, unos temas quizás demasiado uniformes, y el segundo, y más importante, la voz de su vocalista Jöe Anus, que  en algunos momentos puede llegar a sonar excesivamente estridente. Quizás,  unas líneas vocales más comedidas  ayudarían a dar una  mayor consistencia a las composiciones del combo belga. En cualquier caso, EVIL INVADERS demuestran en este debut su pasión por la velocidad y las melodías meteóricas, mostrando un potencial que les ha servido para  fichar por la compañía Napalm Records, con los que ya están grabando su primer trabajo que se espera para principios del próximo año.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Victim of Sacrifice
  2. Driving Fast
  3. Tortured by the Beast
  4. Speed Invasion
  5. Alcoholic Maniac
  6. Evil Invaders

 

 

 

 

1 COMENTARIO