Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de VOID MOON – On The Blackest Of Nights

Crítica del CD de VOID MOON – On The Blackest Of Nights

1
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

VOID MOON – On The Blackest Of Nights

Discográfica: Cruz del sur Music

VOID MOON - On The Blackest Of NightsResulta complicado a día de hoy, saber reconocer de entre la multitud de nuevas bandas que inundan la escena europea, con su revisionismo sobre el heavy metal más añejo y tradicional, alguna formación que realmente apueste por algo un tanto diferente del resto de sus competidores, y no me refiero exactamente a algo que suene diametralmente nuevo o rompedor, si no simplemente a una propuesta que ciertamente se aleje mínimamente de lo que la mayoría de bandas ofrecen en la actualidad si hablamos de heavy metal tradicional, marcado por una rotunda influencia del clásico sonido y estructuras de la N.W.O,B.H.M.

Este podría ser el caso de los suecos VOID MOON, una joven formación que se puso en marcha en 2009 gracias a la conexión existente entre sus tres miembros fundadores, el bajista Peter Svensson, el baterista Thomas Hedlund, y el vocalista / guitarrista Jonas Gustavsson, juntos se decidieron a explorar la senda que hace ya casi 20 años abrieran sus compatriotas Candlemass con su primer trabajo, el legendario "Epicus Doomicus Metallicus", una senda marcada por las melodías oscuras, las atmósferas opresivas, la desesperación y los ritmos cadenciosos con tintes lúgubres, todo ello salpicado por un heavy metal de corte muy clásico y  tradicional. Tras trabajar en un par de demos y publicar el EP "Though The Gateway", entró en el seno de la banda la guitarrista solista Erika Wallberg, completando así el line-up que se ha encargado de componer y grabar este primer trabajo.

Habiendo expuesto todo lo anterior, que nadie espere encontrarse en este debut del cuarteto sueco, bajo el titulo "On The Blackest OF Nights", grandes y aplastantes riffs escupidos brutalmente cual tormenta sonora, poderosas bases de ritmo, o voces guturales a lo largo de los 9 cortes que componen el álbum, pero en cambio, lo que si vamos a encontrar es mucha melodía, en unos temas repletos de angustia y oscuridad , que rezuman buen gusto y elegancia, junto a unos textos, que al igual que su música, destilan ese aroma ocultista, centrándose en la descripción de antiguos ritos paganos, la muerte, o las enseñanzas del místico maestro inglés Aleister Crowley.

El disco se abre a ritmo de medio tiempo con el serpenteante "Hammer Of Eden", un corte denso, con una base rítmica bastante pesada y compacta,  que será la encargada de sostener el tema junto a unos riffs melódicos y muy marcados, que se verán relegados a un segundo plano cuando aparecen las penetrantes líneas de bajo a cargo de Peter Svensson, que amenazan con la melodía que será la protagonista de unos estribillos épicos, que ralentizan notablemente el tempo de la composición, para posteriormente recuperar el ritmo inicial, apostando por unas voces limpias, pero cargadas de rabia, que dejaran paso al desarrollo solista de Erika Wallberg, dejando claro desde los primeros compases del disco , que la propuesta de los suecos está claramente inspirada por los primeros BLACK SABBATH, pero también por el sonido más tradicional de la N.W.O.B.H.M., sin duda este primer corte, es toda una declaración de principios del cuarteto de  Skäne. Con un ritmo mucho mas cadencioso, y un aire marcadamente más melancólico, nos enfrentamos a "On The Blackest Of Nights", un tema que, poco a poco, irá tomando un aire de marcha fúnebre, con las dos guitarras doblándose en sus armonías, mientras la tormentosa voz de Jonas Gustavsson será la encargada de dar al corte esa inconfundible atmósfera tétrica y fantasmagórica, creando una ambientación gris y decadente.

Aunque durante los nueve cortes que componen el álbum, está siempre presente la sombra de las melodías oscuras, y los tempos más lentos y cadenciosos, la banda también tiene momentos en los que sabe sacar a relucir su cara más contundente, como durante las partes intermedias de la metálica "The Word And The Abyss", en las que el cuarteto otorga mayor protagonismo a las guitarras rítmicas, demostrando que también saben apostar por pasajes mas contundentes, abordándonos con unas voces más compactas y agresivas, dando como resultado una composición atmosférica, en la que las partes lentas se dan la mano con las subidas de intensidad protagonizados por unos ritmos más dinámicos y algo más acelerados, que pueden llegar a recordar en algunos momentos puntuales a Withfinder General. Tampoco podía faltar dentro de "On The Blackest Of Nights", una pieza instrumental, lenta, tranquila, con un ritmo muy pausado que nos sumergiera de lleno en las atmosferas tortuosas y melancólicas, como es el caso de la fugaz "Psychic Bleeding", que actúa como introducción de "Cyclops", una angustiosa canción que arranca de la mano de la emotiva voz de Jonas Gustavsson, que dejará paso a uno de los temas más intensos de todo el álbum, en el que los riffs de guitarra se alternaran con los arpegios, hasta conducirnos a una parte final cruda , con una batería acuchillante, sobre la que los suecos deslizarán sus etéreas melodías, junto a una voz en off que dará un toque dramático a una de las composiciones mas complejas del disco, gracias a sus constantes cambios de ritmo y a unas cuidadas líneas vocales .

Las aguas retornan a su cauce durante el lento inicio de "Among The Dying", un tema que recuerda lejanamente a las grandes power-ballads, con las que durante la década de los 80, solían cerrar sus discos bandas como TESTAMENT, un inicio lento que se ve abruptamente cortado por la contundencia de las guitarras, haciendo subir la intensidad, para posteriormente retornar al ritmo inicial, conteniendo un rotundo y elegante solo de guitarra. Cambiando totalmente el registro "The Burning Court", es un nuevo numero instrumental, protagonizado únicamente por el sonido del bajo, un desarrollo que se plantea como la introducción de "Through The Gateway", la que es la pieza mas potente de todo el álbum, en la que el cuarteto sueco parece decantarse por unos tempos mas contemporáneos, con unas guitarras más gruesas y contundentes, en una composición que tiene un cierto aire stoner en algunos momentos, aunque en ningún caso, las guitarras llegan a sonar realmente matadoras, dando como resultado un tema que puede ser un punto de partida de cara a evolucionar su propuesta de cara a futuros lanzamientos.

De vuelta nuevamente a los sonidos mas tétricos y oscuros, la encargada de cerrar el disco es "The Mourning Son", con un juego a dos voces, que junto a los lentos ritmos, y a las penetrantes guitarras, continuará indagando en la propuesta doom metalera del cuarteto sueco, en un tema que en ningún momento llega a despuntar realmente, y que en algunas ocasiones, pese a los tonos vocales más rasgados, queda un poco lineal si lo comparamos con el resto de material contenido en el álbum.

Aunque no es un mal trabajo, lo cierto es que en este "On The Blackest Of Nights", se echa un poco en falta algo mas de garra y contundencia, especialmente en las guitarras, sobretodo en algunos temas, donde unas guitarras mas potentes podrían haber dado una nueva dimensión a alguno de los temas, dando mayor consistencia y empaque al trabajo de VOID MOON. En cualquier caso, para ser un primer disco no está nada mal, habrá que ver ahora, que rumbo toman las nuevas composiciones del cuarteto, ya que volver a repetir otro disco con los mismos esquemas, significaría un estancamiento muy peligroso para la banda sueca.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Hammer of Eden
  2. On the Blackest of Nights
  3. Psychic Bleeding
  4. The Word and the Abyss
  5. Cyclops
  6. The Burning Court
  7. Through the Gateway
  8. Among the Dying
  9. The Mourning Son

 

 

1 COMENTARIO