Inicio Noticias Noticias Breves SEBASTIAN BACH en Madrid – Crónica y Fotos

SEBASTIAN BACH en Madrid – Crónica y Fotos

5
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

SEBASTIAN BACH

+ ÁNGELES

Martes 19 de Junio de 2012 – Sala Caracol – Madrid

Los madrileños ÁNGELES abrieron la noche precediendo el concierto de SEBASTIAN BACH. Durante algo más de media hora, ÁNGELES presentaron su propuesta rock’n’rollera, dejando una grata impresión tras firmar una actuación muy seria y completa. Apoyados por un más que buen sonido, la banda ofreció parte de su material de una forma fresca y especialmente directa.

Personalmente destacaría alguno de sus temas más movidos como Corazones Solitarios o el homónimo Ángeles, bien interpretados y adornados por una buena labor de coros a cargo de Charlie, guitarra solista. A base de muchas tablas, estribillos bastante pegadizos y de unas melodías esencialmente rockeras (su estilo se acerca mucho más al rock a secas que al hard rock propiamente dicho), ÁNGELES se esforzaron en mantener la atención del personal, algo que pienso que lograron en su mayoría. En definitiva, una propuesta muy seria, en castellano, y recomendada para todos aquellos amantes de los sonidos más rock’n’rolleros.

Tras el rock de ÁNGELES, pasábamos al hard rock de mano del ex-frontman de SKID ROW. SEBASTIAN BACH volvía a Madrid dos años después de su última visita (en aquella ocasión teloneando a GUNS N’ ROSES), como el mismo Seb se encargó de recordar. Una vez más Sebastian hizo lo que mejor sabe, ser un frontman de 10 y no parar ni un momento sobre el escenario. Además, en esta ocasión (y pese a que debo reconocer que era bastante pesimista en ese aspecto), Sebastian firmó una actuación más que aceptable vocalmente hablando.

Sebastian y su banda salieron a escena a las 10 en punto de la noche, arropados por los gritos de un público en el que destacaba la presencia femenina y que superaba la media entrada en la sala Caracol de Madrid. Desde el primer minuto, el cantante desató toda su energía sobre el escenario, enchufando a todo el mundo al comenzar con uno de los mejores temas de la discografía de SKID ROW: Slave To The Grind. Ya en estos compases iniciales pudimos observar que Sebastian mantiene un estado de forma envidiable, lo que le permite seguir moviéndose como toda la vida. No faltaron los típicos puñetazos al aire ni, cómo no, ese micro dando vueltas cual lazo de rodeo (aunque en este punto Seb se cortó un poco por la cercanía del público a la tarima y más aún después de atizarle a su guitarrista Johnny Chromatic en la cabeza. Incluso llegó a comentar que no quería ganarse una demanda esa noche, ¡juas!)

Slave To The Grind dio paso al primer single del último disco de SEBASTIAN BACH, también titulado Kicking & Screaming, trasladándonos a un sonido de guitarras más pesado y a un Seb más berreón, tal y como sucede en estudio. Y posteriormente a otro tema del citado álbum, Dirty Power. Y es que Sebastian mantuvo esta tónica a lo largo del concierto, la de intercalar constantemente material de SKID ROW con temas de sus propios discos Kicking & Screaming y Angel Down, de manera bastante equitativa. Y aunque las canciones en solitario de SEBASTIAN BACH no fueron mal recibidas, en especial las del último álbum, hay que decir que los temas de SKID ROW ganaron por goleada en cuanto a entusiasmo del público se refiere. Así se vio por ejemplo en los siguientes cortes, Here I Am y Big Guns, coreados por la práctica totalidad de la sala, en comparación con Love Is A Bitchslap o Stuck Inside del álbum Angel Down.

Pero como decíamos, el set estuvo repartido de forma tan equilibrada que rápidamente volvían los temas más celebrados de SKID ROW, en este caso Piece Of Me (donde Sebastian tiró especialmente de reverb, efecto al que recurrió en varias ocasiones a lo largo del concierto) y el megahit 18 & Life cantado por todos y cada uno de los asistentes. Sebastian no sólo invitó a la gente a cantar en los temas más conocidos, sino que también se mostró bastante gracioso y dicharachero, buscando ayuda de traducción entre el público para expresar que "hacía un calor de cojones" o para dar las "gracias por 25 años de rock’n’roll".

Con American Metalhead aparecieron los primeros espontáneos sobre el escenario, compartiendo espacio por breves instantes con el mítico Sebastian. Para continuar, otro corte del último álbum en solitario, As Long As I Got The Music, en el que los coros del joven guitarrista Nick Sterling chirriaron de manera especial. (Bastante mejor voz la del otro guitarrista, Johnny Chromatic).

Sebastian dio mucha cancha a su último trabajo, del que sonaron hasta 6 cortes. Tras un Monkey Business en el que la gente se dejó las palmas y la voz, irrumpieron My Own Worst Enemy y la baladita I’m Alive, que sirvió para calmar un poco los ánimos. Pero pronto haría presencia otra de las canciones más conocidas de SKID ROW. Así, aprovechando el entorno creado por I’m Alive, Nick Sterling se colgó la guitarra acústica para atacar con I Remember You, una vez más coreada por el público como no podía ser de otra manera.

El show iba llegando a su fin con la canción que da forma a uno de los últimos vídeos de SEBASTIAN BACH, Tunnelvision, y evidentemente con el tema que no podía faltar: uno de los himnos del sleaze por excelencia, Youth Gone Wild, que vio como más gente se volvía a subir al escenario para acompañar al rubio cantante.

Después de hora y veinte minutos de actuación llegaba el punto y final y el momento de presentar a la banda. Jason Christopher al bajo, quien literalmente se despidió de la gente haciendo el pino. Johnny Chromatic y el compañero de composiciones de Sebastian en la actualidad, Nick Sterling, ambos a las guitarras y coros. Y por último, el fantástico Bobby Jarzombek, que sin duda alguna fue lo mejor de la banda, impresionando en su labor a la batería. Por cierto, a la hora de presentar a Bobby, Sebastian recordó su pertenencia a HALFORD y, en consecuencia, se puso a cantar parte del Living After Midnight de JUDAS ante el jolgorio del público, que no dudó en acompañarle. Como despedida final, el vocalista agradeció una vez más a sus fans estos 25 años de rock’n’roll. La verdad es que Sebastian nos ofreció un concierto en el que los puntos fuertes fueron los temas de SKID ROW, un ritmo bastante alto sin prácticamente ninguna interrupción y un sonido muy bueno. Sin olvidar evidentemente su trabajo como frontman (de sobresaliente, como es habitual en él) y una actuación vocal aceptable dentro de sus habilidades como cantante. En definitiva, concierto entretenido para una noche de martes en Madrid.

Set-list:

  • Slave To The Grind
  • Kicking & Screaming
  • Dirty Power
  • Here I Am
  • Big Guns
  • Love Is A Bitchslap
  • Stuck Inside
  • Piece Of Me
  • 18 & Life
  • American Metalhead
  • As Long As I Got The Music
  • Monkey Business
  • My Own Worst Enemy
  • I’m Alive
  • I Remember You
  • Tunnelvision
  • Youth Gone Wild

Texto: Mar Tomás

Fotos: Marta Errea (martaerrea.pasarelastudio.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

5 COMENTARIOS

  1. Dos cosas que matizar:
    -A mí su voz me pareció genial, de hecho me la esperaba más floja, y según salió me quedé flipando porque sus gritos y agudos los sigue bordando.
    -El tio es el más enchochao del mundo, yo estaba en primera fila y vi como no paraba de hacerle tonterias a la novia, tirarle besos y chorradas en los solos o entre canciones xD

    Aún así un muuuuy buen concierto, porque el tio sigue siendo un frontman de la ostia.

  2. bueno genial,genial tampoco,empezó muy bien y fué decayendo,ayudándose de delays muy largos en los gritos,a veces demasiado exagerados,es más se quitaba el micro y su voz permanecía varios segundos después,de todas formas le esperaba peor,sobretodo después de haber visto videos de conciertos previos a madrid.Pero bueno aunque desafinara en algunos tonos altos,esto es rock and roll y lo demostró,la única pega es que fué muy corto y bobby jarzombeck no hizo su espectacular solo!!!!!!!!!!!!
    Una cosa más,Sen dejaros de gilipolleces y volver los SKID ROW originales!!!!