Inicio Entrevistas Entrevistas Texto Entrevistamos a MICHAEL WAGENER, productor de DOKKEN, ACCEPT, MÖTLEY CRÜE, SKID ROW,...

Entrevistamos a MICHAEL WAGENER, productor de DOKKEN, ACCEPT, MÖTLEY CRÜE, SKID ROW, etc

7
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

Michael Wagener

  Hace unos días teníamos la oportunidad de charlar por teléfono con uno de los grandes productores de la historia del hard rock y el heavy metal. De hecho, la gran mayoría de nombres del género han pasado por su manos (ya sea a nivel de producción directamente, o de mezclas y/o labores de ingeniero de sonido), y por tanto había muchas cosas que comentar para repasar de manera genérica la carrera de un tipo tan importante para la historia de nuestra música. Fue una conversación muy interesante, cercana y agradable con un Michael Wagener que tiene en su haber más de 90 millones de discos vendidos con su nombre impreso de algún modo en la carpeta, así que algo habrá hecho bien en su carrera… Aquí tenéis la entrevista:Michael Wagener

– ¡Hola Michael, es un placer saludarte! Vamos a empezar por el principio, si te parece, y es que no mucha gente sabe que tú fuiste el guitarrista de la primera encarnación de ACCEPT en Alemania. ¿Qué pasó para dejar la banda, viajar a Norteamérica y comenzar tu carrera como productor?

Michael.- Hola a todos, vamos a comenzar a hablar de la prehistoria, sí (risas)… El tema fue que en Alemania fui llamado para el ejército, que es lo mejor que hice cuando estaba allí. No, pero es lo que pasó, y el caso es que me tuve que marchar 350 millas lejos de casa y lógicamente para ensayar era imposible, así que tuve que dejar la banda. Poco después entró Wolf Hoffman, y ya empezó ACCEPT, que yo no llegué a estar en el grupo aún como tal. El caso es que después de mi servicio militar en Hamburgo estuve trabajando en una compañía llamada Stramp, que tenían material de estudio, guitarras, amplificadores y cosas así. Al final resulta que me gustó más vender y estar rodeado de material de estudio, maquinitas y demás que tocar. Y es que tenía que probar el material, hacer demostraciones de equipo y, bueno, me di cuenta que me gustaba más trabajar con ese equipo que construirlo y transportarlo (risas).

Entonces, poco a poco abrí mi primer estudio en Hamburgo, que los llamé Tennesse Tonstudios, y ahí fue donde conocí a Don Dokken (ndr: que estaba de gira por Alemania entonces, aunque colaboraría más tarde con SCORPIONS en el propio país germano). Don me invitó más adelante a viajar con él a América, que era una gran oportunidad para mí, y mirando ahora hacia atrás, creo que tomé la decisión correcta. El caso es que a finales del 79 me fui a Estados Unidos y me gustó mucho, con lo que decidí quedarme. Lo que hice fue volver a Alemania de manera intermitente para hacer de ingeniero de sonido de ACCEPT por ejemplo en varias giras, pero ya en 1984 me invitaron a trabajar con una banda llamada X, para grabarles un single, y hasta ahora, que sigo aquí. 

– En tus comienzos trabajaste con nombres como DOKKEN y ACCEPT, aunque el primer álbum realmente especial que produjiste fue el debut de MÖTLEY CRÜE, "Too fast for love", que entonces era su primer disco, pero desde entonces crecieron una barbaridad, como todos sabemos. Evidentemente para tí tuvo que ser un disco clave en tu carrera, ¿cómo fue trabajar con ellos entonces y en qué momento sentiste que iban a ser realmente grandes?

Michael WagenerMichael.- Bueno, primero conocí a Mick Mars en uno de mis primeros viajes a Estados Unidos en 1980, que estuve seis meses. Trabajé en una maqueta de la banda anterior de Mick, donde de hecho cantó Udo, lo creas o no, y ahí es donde nos conocimos, así que cuando volví a Los Angeles Mick me preguntó si les podía echar un cable con el disco que iba a sacar con su nueva banda, que se llamaba MÖTLEY CRÜE. Me pidió que mezclara el disco y lo hicimos en sólo 4 días, que fue una locura… Recuerdo que lo hicimos en el estudio de Andy Wallace, que fue de hecho el el ingeniero de sonido, aunque lo hicimos todos juntos de alguna manera. Y bueno, recuerdo que estaban muy locos, aunque lo digo en el buen sentido, con toda esa imagen y demás. Además, eran buenos tocando y sobre todo tenían unas canciones increíbles así que de alguna manera todos teníamos la idea de que iba a ser algo bueno. Lo que está claro es que nadie se podía imaginar que llegarían a ser TAN grandes.  

– No vamos a hablar de todos los discos en los que has participado, porque son muchísimos y casi todos realmente importantes, pero el caso es que en la segunda mitad de los 80 y en los primeros 90 trabajaste con las mejores bandas y no tengo duda en afirmar que has tenido relación con más del 50% de los álbumes más reputados de la historia del hard rock, que se dice pronto, con nombres tan grandes como STRYPER, ALICE COOPER, OZZY, METALLICA, GREAT WHITE, WHITE LION, POISON, WASP, BONFIRE… muchísimas bandas de primerísima línea. Cuéntanos en general cuáles son tus trabajos favoritos de tu carrera y porqué.

Michael.- ¡Pues muchas gracias lo primero!, se agradecen tus palabras. Luego, tengo que decir que me gustan todos, aprecio mucho todos los discos que he hecho y me gustan tanto los que he hecho por gusto como los que eran trabajo, por decirlo de algún modo. De todos modos, del que tengo mejor recuerdo y estima, al menos a nivel de grabación y de producción, es el primero de SKID ROW. Es que las canciones eran increíbles y la banda era una pasada, a pesar de ser jovencísimos. Tenían una gran energía y realmente estaban 100% identificados con la música que hacían, adoraban sus canciones… Pasamos mucho tiempo con la preproducción y todo fue de maravilla. Además, tuvieron la oportunidad gracias a todo esto de girar con BON JOVI entre otros… A nivel de la grabación en sí, recuerdo que lo pasamos realmente bien haciéndolo.

Recuerdo que fue la época en la que Udo dejó ACCEPT por un tiempo, y de alguna manera creamos juntos mi compañía de Double Trouble Productions, y ahí hicimos también el "All for one" de RAVEN en los primeros 80, que también fue un proyecto muy divertido y que quedé muy satisfecho del resultado. Pero bueno, siempre me lo he pasado bien haciendo todos los álbumes (en los que he participado) y creo que ese buen ambiente e ilusión se nota escuchando los propios discos. Lo pasamos bien grabando y por eso hay tantas emociones impresas en esos trabajos, a eso me refiero. Luego, a nivel de sonido en sí sin duda me encanta como quedó "No more tears" de OZZY, aunque yo sólo lo mezclé pero no lo grabé. Es una pena que lo remasterizaran años después, así que le digo a tus lectores que si encuentran una copia anterior a la remasterización, que se hagan con ella que es mucho mejor.

– Hablando de SKID ROW precisamente, yo estoy de acuerdo es que los dos primeros álbumes son increíbles a todos los niveles: musicales, de sonido, de producción… especialmente el primero…

Michael.- Sin duda, ¡es genial!

Michael Wagener– De todos modos, tú has vuelto a trabajar con SKID ROW en los últimos años y, bueno, la verdad es que hay muchas diferencias: ya no son los mismos miembros y obviamente las canciones no son las mismas. ¿Cuál es tu opinión al respecto?, ¿cuáles son las principales diferencias para tí comparando ambas etapas de la banda?

Michael.- Bueno, está claro que la banda no es la de los 80, y además no está Sebastian (Bach), claro. Yo siempre digo que muchas veces el toque especial de las bandas está en la química, no tanto en su calidad o lo que sea, que también es importante, por supuesto. Y no quiero decir que Johnny (Solingen) sea un mal cantante, porque no lo es, y de hecho es un vocalista increíble, pero el caso es que la banda ya no será nunca más como era entonces. Y sí, ha habido ciertos cambios en su estilo y en su sonido pero, en mi opinión, han cambiado del modo en que ellos han querido cambiar. Con el tiempo Rachel (Bolan) y Snake (Sabo) se han convertido en unos compositores muy sólidos y no tienen que ver ahora con lo que eran entonces, nada más. La gente cambia con el tiempo y es algo positivo, y yo sigo pensando que "Revolutions per minute" es un gran disco, y John es un buen cantante, de verdad que lo pienso. Simplemente ocurre que los nuevos discos de la banda bastante diferentes de lo que eran SKID ROW originalmente

– Volviendo a tu carrera en general, ya digo que has participado en muchos discos realmente importantes. Es que tu nombre está de alguna manera impreso en más de 90 millones de copias vendidas, que se dice pronto, ¡es increíble! ¿Cómo ves tu trabajo en este sentido? Entiendo que tienes que estar realmente satisfecho con tu carrera…

Michael.- Sí, obviamente es así. De todas formas, lo que pasa cuando haces un disco que vende millones es que la gente empieza a respetarte y a creer en lo que les dices (risas). Al final es lo mismo que decía antes de vender millones pero ahora tiene más valor, a eso me refiero. No, pero está claro que lo que pasa también con esto es que el teléfono no deja de sonar, ya sabes, y eres tú el que puedes elegir lo que quieres hacer y en los proyectos que te quieres involucrar. Entonces, lógicamente yo fui seleccionando los que me interesaban y también los que pensaba que podían ser más gratificantes y exitosos. Además, es más fácil trabajar con una banda que está 100% implicada con su música que los que te dicen que no pueden girar por su familia o lo que sea, ya sabes.

Quiero decir que la música es música, es un estilo de vida, y esto requiere una devoción del 100% si quieres tomártelo en serio y tener éxito. Éstas eran las bandas que yo siempre he elegido y que al final han tenido más éxito, aunque por supuesto tiene que haber unas buenas canciones y luego me importa el saber que yo puedo aportar algo a estas canciones o a esta banda con la que voy a trabajar, porque si no es así, no tiene sentido. Es que por ejemplo si escucho a una banda y de repente aparece lo que yo llamo "voz del monstruo de las galletas", no puedo hacer mucho porque no estoy nada relacionado con ello ni me gusta. Y eso que he hecho cosas con METALLICA, TESTAMENT o FLOTSAM AND JETSAM, y la gente se piensa que es lo que me gusta, pero no es así. A mí me gustan las melodías, me gusta DOKKEN y ese tipo de bandas, y son con quien realmente me siento más a gusto y creo que les puedo aportar cosas. Quiero decir que si no estoy realmente involucrado en la música con la que trabajo, no puedo hacer demasiado, no me puedo implicar demasiado.

– Siguiendo con esto, ¿con qué bandas te has sentido más cómodo trabajando? y, aparte de lo que nos decías ahora, ¿cuáles son tus favoritas personales a nivel de gustos musicales?

Michael WagenerMichael.- Pues en general me gustan todas las bandas con las que trabajo. Es lo que te decía antes, que me gusta la música que he hecho porque de otro modo no lo hubiera hecho. Por ejemplo podría trabajar con YES pero no con bandas de hip-hop, porque ni me gusta ni sería bueno con ello. Así, en general con todas las bandas con las que he trabajado me lo he pasado bien, ya sea BONFIRE, ALICE COOPER, OZZY, SKID ROW o EXTREME o la que sea, con todas ellas he disfrutado y lo hemos pasado bien. Además, muchas veces hemos llegado a ser verdaderos amigos, porque piensa que con muchos músicos y bandas en general hemos pasado muchísimo tiempo juntos compartiendo cosas en el estudio, así que es inevitable que de alguna manera la relación profesional para a ser personal también muchas veces. De todos modos, está claro que a veces pierdes el contacto con gente que se muda lejos, se va a vivir a Australia por ejemplo (ndr: creo recordar que Mike Tramp de WHITE LION estuvo una temporada viviendo allí por ejemplo), pero el caso es que mantengo muchos amigos entre la gente de las bandas con las que he trabajado.

– Por cierto, tengo la curiosidad de preguntarte sobre un disco en particular de todos los que has trabajado en tu carrera, y es sobre "Chameleon" de HELLOWEEN. ¿Crees que fue una buena idea para ellos el hacer este trabajo?, ¿cuál es tu opinión sobre el álbum y sobre tu trabajo en el mismo?

Michael.- Tengo que decir que yo sólo mezclé el disco, que ya estaba totalmente grabado cuando yo me puse con él. Así que es una situación diferente porque yo le puedo dar mi imprenta sónica al disco, por decirlo de alguna manera, pero no puedo influir a nivel de la música, las canciones y demás como si lo hubiera producido. Aunque pienso que es un buen disco, y trabajé bastante con Roland Grapow en él, y también conocí a mi actual mujer a través de Roland, así que tengo recuerdos bastante positivos de ese disco (risas).

– De todos modos, siendo alemán, me sorprende que has trabajado en tu carrera sólo con unas pocas bandas de tu país, supongo que por estar en Estados Unidos de todos modos desde hace muchos años. Pero tengo la duda de saber porqué no has trabajado más con bandas alemanas en estos años, aparte de ACCEPT en los primeros tiempos, un par de discos de BONFIRE y el tema de HELLOWEN que hablábamos ahora. De hecho, mi pregunta va relacionada directamente con SCORPIONS…

Michael.- SCORPIONS siempre tuvieron su equipo más o menos fijo, y Dieter Dierks era su productor habitual entonces. Era una unión que funcionaba y que yo no quería cambiar, quiero decir que no quería entrometerme en un sistema que funcionaba a la perfección. De hecho, lo máximo que hice fue una sesión de 30 minutos al mediodía en el estudio de Dieter un día (risas) pero no sé, era un equipo ya formado y además tampoco tuve nunca la oportunidad o el ofrecimiento de hacerlo realmente, y por supuesto no tenía ninguna intención de perturbar esta unión.

De todos modos, hay dos producciones que he hecho recientemente con bandas alemanas que van a salir este año. La primera se llama LIONTWIN, que son de Wüphental… Son realmente buenos, y de hecho el guitarrista es el que tocó en "Restless and wild" de ACCEPT, Jan Koemmet, aunque no tuvo mucho crédito por esto ni es un dato muy conocido porque estuvo poco tiempo en la banda, y además salió antes de que se editara el álbum, pero fue el segundo guitarrista de ACCEPT en ese disco. La otra es WOLF SPIRIT, que saldrá hacia noviembre, y yo he mezclado el disco y también hemos grabado las voces aquí. Es otra banda interesante, y también he trabajado recientemente con una banda de Austria por ejemplo, que se llama SARGEANT STEELE, aunque sólo he mezclado el álbum pero lo hemos pasado muy bien. Son unos tipos encantadores, muy buenos músicos, una gran banda de hard rock melódico y un disco fantástico, ¡os lo recomiendo!

Michael Wagener– Ya que lo comentas, ¿hay algún proyecto más en el que estás metido en estos momentos que nos quieras destacar?

Michael.- El resto de trabajos recientes son todos internacionales, y así destacable por ejemplo voy a trabajar de nuevo con LORDI, de Finlandia, y también con una banda de Australia que se llaman BABYJANE, en mayo si no recuerdo mal. Luego tengo trabajo con una banda de Brasil… así que bueno, como ves todo el trabajo aquí es por todo el mundo.

– Desde mediados o finales de los 90 hasta ahora tú has seguido trabajando sin parar, por supuesto, y has participado en discos muy interesantes aunque quizás no tan reputados o multivendedores como en los 80 y principios de los 90.

Michael.- Ya, pero es que los tiempos han cambiado mucho para la música…

– No sé si te molesta esto en parte, que no se reconozca más tu carrera tras los años dorados, por decirlo de algún modo. ¿Qué te parece?, ¿cuáles son los discos de los que has trabajado en los últimos años de los que te sientes más orgulloso o que te apetece destacar?

Michael.- Como te decía, estoy contento con todos, porque de otro modo no hubiera empezado con ellos. Por destacar algunos, me sorprendió desde el principio THE RASMUS, de Finlandia, que me parece una banda increíble y que sin duda merece mucho más crédito del que tienen. También me ha sorprendido una banda llamada CROOKED X, unos chavales de 13 años de Oklahoma y son muy interesantes. También me gustó trabajar en "Renegade" de HAMMERFALL, que siempre me ha parecido una buena banda. Y por supuesto fue un placer volver a trabajar con RAVEN en su "One for all", después de tantos años de su clásico "All for one" que hicimos juntos. El caso es que todo el mundo de la música ha cambiado mucho y no me importa que las producciones que hago no sean tan vendedoras o conocidas como antes.

El problema es que ya nadie apoya la música como entonces y la música cada vez es más difícil de vender e incluso de distribuir, aunque a la vez es más fácil de obtener a través de Internet. Los grandes sellos están en las últimas y es un negocio que como tal está prácticamente acabado. Ya no se gasta o invierte ningún dinero ni en promocionar a las bandas o en conseguir buenas producciones o ingenieros de sonido… y o lo hacen las propias bandas o nadie.

– Ya, eso está claro, y tú lo sabes bien me imagino…

Michael.- Además, con Internet y todo el tema de los MP3, iTunes y eso, es mucho más fácil bajarse material que ir a comprar un disco. A mí todavía me gusta tener álbumes, ya sabes, con su portada, grandes y buenas fotos, pero ahora parece que conviene más tener MP3, es más fácil y más barato y todo se está jodiendo. Por eso ahora es mucho más difícil para un grupo el hacer un buen disco, salir de gira, promocionar su trabajo y las nuevas bandas venden muy poco por esto. No hay apoyo de los sellos y todo es más duro que hace años, está claro.

– Hablando de nuevo de tu carrera en general, ¿hay alguna banda grande con la que pudiste trabajar y que al final no fue posible? O dicho de otro modo, ¿con qué banda que no lo hayas hecho aún te gustaría trabajar?

Michael WagenerMichael.- Siempre me hubiera encantado trabajar con AC/DC, y de hecho sigo deseándolo. Son mis  favoritos y la música que más me gusta, así que es sin duda la banda con la que me gustaría trabajar si tuviese que elegir una. También hubiera deseado trabajar en el pasado con JUDAS PRIEST o DEEP PURPLE, ya sabes, todas esas bandas grandes que influenciaron mi gusto musical y mi amor por el hard rock y el heavy metal. De todos modos, tengo que decir que he trabajado con la mayoría de bandas que he deseado hacerlo así que me siento afortunado al respecto, ¡no me puedo quejar! (risas). Pero vamos, AC/DC es la más grande y la primera en mi lista de las que me quedan.

– Antes nos hablabas sobre cambios en la industria musical y, bueno, tú llevas en el negocio desde finales de los 70, y me gustaría preguntarte acerca de los cambios que ha habido en la manera de trabajar desde entonces. ¿Qué nos cuentas sobre las cosas que más han cambiado actualmente con respecto a los viejos tiempos en términos de sonido, producción y demás…? Aparte del tema tecnológico, me refiero…

Michael.- Lo primero es que los presupuestos y a su vez los beneficios son mucho, mucho más reducidos que antes. De hecho, a día de hoy la mayoría de músicos de las bandas, incluso en nombres grandes, tienen que trabajar en otras cosas aparte de dedicarse a la música. Esto hace que ya no sólo económicamente sino también a nivel de tiempo les resulte muy difícil meterse un mes o dos en un estudio a trabajar correctamente en un disco. Además, tienen que gastar dinero en el estudio pero en ese tiempo o pierde vacaciones o dinero por no trabajar esos días… es jodido. Todo esto influye también en que el método de trabajo en el estudio sea realmente diferente en estos tiempos.

Por ejemplo antes hacíamos varias demos previas y había mucho trabajo de preproducción que duraba como dos o tres semanas sólo para eso, acondicionar el estudio y empezar a grabar. Ahora todo el mundo sabe muy bien lo que tiene que tocar, las canciones están más terminadas y demás, pero no hay preproducción, o se hace de manera casera en casa o donde sea. Por ejemplo esto lo noto mucho en las pistas de batería, que casi siempre vienen pregrabadas previamente y cuando llegas al estudio es para grabar las canciones deprisa y corriendo, todo mucho más rápido. A mí me gustaría poder estar más tiempo con cada disco, para que sea realmente bueno, pero la mayoría de las veces los músicos no disponen ya del suficiente tiempo ni presupuesto para esto, porque ten en cuenta que muchas veces hay que pagar alojamiento, vuelos y todo eso. Así que sí, la situación ha cambiado mucho y los resultados también, inevitablemente. 

– Es obvio que eres uno de los productores más reconocidos y reputados de la historia del rock y del heavy metal, ¿qué es lo más importante en tu opinión que necesita un productor para conseguir un buen disco y conseguir un gran álbum? Dicho de otro modo, ¿qué o cómo es un buen productor de rock para tí?

Michael.- Para mí lo más importante para producir un disco es ver todo el conjunto desde fuera, como alguien desde fuera del proceso me refiero. Si eres el propio músico, por ejemplo, querrás que tu solo dure media hora y cosas así, y tiene que haber alguien de fuera, externo a la banda de hecho, que le diga que eso es un coñazo y que no es lo que la canción necesita. Esto es lo que para mí hace de una canción difícil o accesible para los chicos en la calle, ya sabes, y en mi opinión ésta debería ser la principal labor para un productor. Por ejemplo una banda como RUSH está claro que son unos músicos increíbles y quizás un chaval de a pie no entiende tan bien su música. Quiero decir que en la música de la que estamos hablando, incluso en el pop, lo importante es que la audiencia consiga identificarse con la música que está escuchando, que la sienta cercana y aquí entra 100% la mano del productor para intentar conseguir esto.

También es importante que un productor participe mucho en conseguir que en el estudio haya un buen ambiente y una atmósfera correcta de trabajo. Y esto respecto a ambiente personal pero también a hacer que todo sea lo más fácil posible para que los músicos se puedan concentrar lo máximo en su parte y en dar lo mejor de ellos mismos, porque va a quedar registrado para siempre en un álbum. Me refiero a tener todo el equipo necesario, instrumentos de calidad disponibles y cosas así, para que el músico llegue y se centre en componer cómodo, tocar de la mejor manera posible y que esté tranquilo y a gusto para hacer su trabajo correctamente. Por otro lado, y ya en la labor de producir digamos, el productor tiene que ver lo que la banda está haciendo y tratar de coger y sacar lo mejor de esas interpretaciones para meterlas en el disco. Y no dejarse influenciar por factores externos pero a la vez no tratar de cambiar a la banda sino adaptarte a ella, tratar de mejorar lo que hacen pero sin cambiarles. Quiero decir que si tienes una banda de pop no trates de hacerles tocar rock ni lo contrario, porque eso nunca funciona. Tampoco creo que funcione buscar necesariamente hacer hits, al menos buscarlos premeditadamente.

– Por cierto, ¿cuáles son tus productores favoritos? (clásicos y actuales). Por ejemplo de ahora a mí me encanta el trabajo que consiguen el dúo Mat Sinner/Dennis Ward, que de alguna manera me parecen "discípulos" de tu estilo… Michael Wagener

Michael.- Mi productor favorito siempre ha sido Mutt Lange (AC/DC, FOREIGNER y DEF LEPPARD), y luego hay muchos otros que me gustan como Peter Collins (RUSH, QUEENSRYCHE o BON JOVI entre otros) o Roy Thomas Baker (JOURNEY, QUEEN, NAZARETH, THE DARKNESS…). Supongo que en general me gusta la gente que es algo excesiva en su trabajo porque luego esto se transmite de alguna manera a la música que tratan y la hacen más interesante. Por ejemplo he trabajado con Roy (Thomas Baker, que produjo el primer disco de MÖTLEY CRÜE) pero nunca he conocido a Mutt Lange, y es algo que me gustaría hacer algún día. Ya te digo que hay muchos otros que me gustan, y también de ahora, como me preguntabas, pero lo ideal para mí sería llegar a ser una leyenda como Mutt Lange (risas). 

– Ya para ir terminando, Michael, supongo que hay mucha gente preguntando por tus servicios. ¿Cuáles son las condiciones para ello y qué necesita una banda para que trabajes con ella? Además, ¿qué buscas en una formación nueva para estar interesado en producirles?

Michael.- Tienen que ser originales, tener grandes canciones y ser buenos músicos. Por otro lado, no puedo trabajar gratis, porque hay muchas facturas que pagar, así que la situación monetaria también hay que verla. Pero vamos, ya te digo que lo más importante es que sean buenos intérpretes con buenas canciones y luego que sean capaces de apoyar esto en un estudio. Y poder permitirse esto y a su vez que puedan ir de gira, que para mí es algo bastante importante porque de otra manera no tiene sentido, ya sabes.

– La última pregunta que me gustaría hacerte es sobre la diferencia para tí entre hard rock y heavy metal. Quiero decir a nivel de sonido y de producción sobre todo, y es que para mí no es lo mismo cómo suena uno y otro estilo, y especialmente en Europa hay muchas diferencias entre el rock clásico por ejemplo y el metal más actual. ¿Qué nos dice un profesional como tú sobre esto?

Michael.- ¡Uff!, ésta es una pregunta muy difícil para responder porque además habría 50 tipos diferentes de heavy metal para comentar. De todos modos, lo que yo entiendo como heavy metal es BLACK SABBATH, ACCEPT o JUDAS PRIEST, ese tipo de bandas, y el hard rock es más como RAVEN o IRON MAIDEN, ¿sabes lo que quiero decir? Pero por ejemplo ahora vuelve a haber buenas bandas de speed metal por ejemplo después de muchos años, como STRIKER de Canadá, que de hecho creo que están de gira en Europa en estos momentos, y han sacado un disco increíble. Lo que quiero decir es que a día de hoy hay muchos tipos de estilos dentro del metal, y cada uno requiere su tratamiento específico, también a nivel sonoro, aunque en este caso sería labor del ingeniero de sonido el cómo tratar cada ritmo o cada tipo de detalle de sonido que tiene cada estilo. De todos modos, para mí al final la música sigue siendo música y es lo que tiene sentido, y por eso me parece tan difícil e incluso tan duro el poner etiquetas a la música con la que trabajo en este caso.

  – Por cerrar un poco esta idea y la entrevista, ¿crees que hay muchas diferencias realmente en el sonido y estilo de las bandas europeas y americanas? Por ejemplo se me ocurre el caso de BONFIRE y de KROKUS que hicieron varios discos "americanos", por decirlo de alguna manera, pero seguían teniendo ese punto europeo. ¿Qué te parece?

Michael.- No sé, por ejemplo a mí en mi estudio nunca me ha importado de dónde proceden las bandas mientras hagan bien su trabajo. Quiero decir que no les he buscado un sonido concreto en este sentido ni les he tratado de mover en una y otra dirección sean de donde fueran. Quizás lo que sí es diferente es el modo de acercarse a la música en Europa y en Estados Unidos, y lo mismo por ejemplo con grupos británicos y irlandeses, que de alguna manera tienen sus toques particulares, pero eso es parte de la música, aunque luego en el estudio no creo que haya diferencias.

– Ok, Michael, muchas gracias y felicidades por toda tu carrera. Estoy convencido de que sin tí la escena del hard rock y el heavy metal no hubiera sido la misma, ¡seguro! Ha sido un gran placer hacer esta entrevista y continúa trabajando…

Michael.- (Risas) Vale, ¡lo intentaré! Muchas gracias por tus palabras y tu interés por mi trabajo. ¡Un saludo a todos!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

 

 

7 COMENTARIOS

  1. En estas entrevistas se aprenden cosas. Por ejemplo, dice que se fue de Accept cuando todavía se llamaban Band X o algo así, creo recordar, y por la mili. En algunas biografias que he leido hablan de que se fue para ir a USA a hacerse productor, cuando eso es posterior…. O que UDO estuvo fuera de la banda un tiempo a principios de los 80, cosa que ignoraba. Un gran productor, aunque debería saber que si hay un grupo de Heavy Metal Clásico ese es Iron Maiden, eso no es Hard Rock (como si lo es AC/DC, Purple, Zeppelin…)

    • Yo entiendo su respuesta sobre IRON MAIDEN en ese sentido, y en parte estoy de acuerdo. Creo que MAIDEN tienen una base en general más roquera que los grupos como JUDAS PRIEST o ACCEPT (aunque provengan de las mismas raíces, claro). Creo que por ahí van los tiros de lo que comenta, pero bueno, es una opinión como otra cualquiera. Por ejemplo yo sí considero a RAVEN más heavy metal que rock duro, pero también entiendo esa base de rock tan clara que tienen, igual que ANVIL por ejemplo, no sé. Pero bueno, está bien saber la opinión de los profesionales también sobre esto, no? De hecho por eso se lo preguntaba… No sé, es un tipo con muchas cosas que contar y con el que es muy fácil hablar, así que después de la experiencia positiva de esta charla me gustaría poder hacer una entrevista más larga en el futuro, que se quedaron mucas cosas en el tintero de una carrera tan larga… todo se andará 🙂

  2. También me llamó la atención que considere a Maiden hard rock mientras que a Sabbath heavy metal. Esto sólo prueba que el debate no se cerrará jamás, y que ni vale la pena intentarlo!! Brillante productor, Michael Wagener. Es verdad que cuesta encontrar un disco mejor producido que el primero de SKID ROW. Una joya.

    Respecto a los grupos españoles, no me suena que Wagener haya producido alguno, pero tengo claro que otro grande, Mr. Chris Tsangarides, sí lo hizo para Barón Rojo.