Inicio Noticias SANTELMO en Madrid – Crónica de Esquitino y Fotos de José Lúis...

SANTELMO en Madrid – Crónica de Esquitino y Fotos de José Lúis Frías

0
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Santelmo
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

+ RECOVER

SANTELMO en Madrid. Sábado, 26 de febrero de 2010

El pasado sábado en Madrid era un día importante para SANTELMO, especialmente a modo de pulsar en la capital las consecuencias de la salida de un miembro tan importante como Manuel Escudero, amen de la presentación obvia de Ronald Romero, y por supuesto ver cómo seguía la aceptación de la banda tras un 2010 realmente exitoso y positivo para la banda de Jero y compañía.

Pues bien, sin enrollarme demasiado en la explicación, tengo que decir que salieron más que victoriosos de la prueba de fuego que suponía Madrid, con un llenazo espectacular (que sinceramente no esperaba, aunque me alegro de haber errado en mis predicciones), y un Ronald que se metió en el bolsillo a todos los que podían dudar de su capacidad para una banda tan importante como SANTELMO. De hecho, quizás se mostró algo más tímido al principio, algo lógico, pero muy rápido se soltó, dejó salir ese vozarrón y desparpajo que lleva dentro, y se hizo dueño del escenario (con el permiso de sus compañeros, en especial del "jefe" Jero). Además, como tiene un tono similar al de Escudero (o al menos sigue la misma línea y tiene las mismas raíces), era impresionante ver cómo la banda no se resiente sobre el escenario de un cambio de cantante que, digamos lo que digamos, es un "palo" para cualquier grupo.

Pero no nos adelantemos, que la noche supuraba rock n´roll clásico y de calidad desde mucho antes, y es que RECOVER, la banda escogida por SANTELMO para abrir su concierto, resultaron unos perfectos teloneros para abrir boca, ponernos a todos a cantar y a bailar, y caldear el ambiente antes de los protagonistas. De hecho, es curioso porque salieron bastante pronto, y es que poco más tarde de las 8 ya estaban sobre el escenario, pero al poder cerrar la Caracol a las 12 en vez de las 11 (como lamentablemente es lo habitual en este estado de sitio anticultural en el que se está convirtiendo Madrid), pudieron alargar su set, y al final de hecho estuvieron alrededor de hora y cuarto desgranando su repertorio de versiones clásicas y muy conocidas que lógicamente tuvieron una excelente acogida. También, se aprovecharon de un sonido fantástico, (que fue la tónica toda la noche) que ha mejorado un montón en Caracol, para poder ofrecer un show muy entretenido a base de clásicos, diversión y rock de siempre por bandera.

Comentar que obviamente no son unos chavales ni unos recién llegados, y que esa experiencia y edad se notó para bien sobre las tablas, y partiendo desde la guitarra modelo Zakk Wylde hasta la clásica Les Paul (cada una dando clase y escupiendo riffs a su manera desde, respectivamente, cada uno de los lados del escenario) nos ofrecieron temazo tras temazo ante una audiencia muy receptiva ante el hecho impepinable de que las grandes canciones lo son las toque quién las toque. Así, escuchando temas de TED NUGENT, TWISTED SISTER, JUDAS, KISS, PURPLE…, se nos fue pasando su concierto dejándonos un gran sabor de boca y con ganas de verles cualquier otro día ya sea en un bar más pequeño ellos sólos o en otra sala de tamaño medio y grande abriendo boca para otro protagonista de categoría como era en este caso SANTELMO.

Muy buena banda en definitiva, "tarras" (lo digo en el buen sentido), con actitud y tocando con mucho rollo. Comentar que tras clásicos tan conocidos como "Under the blade", "Living after midnight", Tie your mother down" o "Rock n´roll all nite", se sorprendieron ellos mismos ante la oportunidad de poder tocar algo más, para rematar otro cuarto de hora con "Rock n´roll coochie coo", "Can´t get enough" y "Highway star" (aunque aquí sí se que se notó más la diferencia entre la voz y las guitarras originales, las cosas como son), y cerrar con acierto su actuación. Buena banda y, al menos por mi parte, perfecta para abrir conciertos, aunque sea igual de válido el argumento de que no deja de ser una "cover band"… Sea como sea, con la lucha versiones VS temas originales siempre en la picota, lo hicieron muy bien y la gente respondió ante RECOVER, que no es poco, y estoy seguro de que ellos se bajaron del escenario con una sonrisa de oreja a oreja.

Pero era la noche de SANTELMO, y aunque hay que reseñar el gran retraso entre el final de RECOVER y el comienzo de los protagonistas (y tirarles de las orejas por ello), fue empezar a sonar la intro de "Los creyentes" y todos nos volvimos a rendir a la evidencia de que SANTELMO está un peldaño por encima de la gran mayoría de novedades que han surgido en España en los últimos años. Y es que la banda suena tanto en estudio como en directo como un cañón, quizás algo más duros y pesados en concierto (imagino que algo buscado y premeditado, porque ya era así en SARATOGA desde "Agotarás", y es obvio que a Jero le gusta este sonido en la actualidad… aunque algunos echemos de menos en momentos puntuales el toque más callejero y ochentero de SANTA, una cosa no quita la otra), pero con una clase, elegancia y calidad que obliga a quitarte el sombrero tema tras tema.

Por cierto, no he comentado que me sorprendió ver la variedad de público que poblaba la sala, con gente de todas las edades y audiencia muy variopinta, lo cuál creo que es una buena señal porque es un indicador claro de que SANTELMO ha llegado a muchos sitios y a gente diferente, y es que es lo que tienen las grandes bandas, que llegan a todos los públicos por el hecho incontestable de que hacen mejor música que los que no llegan, así de sencillo pero así de claro. Y además, tienen gancho, ese imán invisible de la mano de Jero como compositor que hace tan especiales ciertos temas y que obviamente le funciona desde SANTA, obviamente con SARATOGA y ahora con SANTELMO.

Y ya lo he comentado otras veces y no quiero repetirme demasiado, pero la banda es espectacular, tocando como un reloj, clavando cada tema y además viviéndolo desde el escenario como si les fuera la vida en ello… y aún así sin dejar de divertirse (y es que siempre digo que cuando un músico está sonriendo desde el escenario es buena señal). Y es que la fórmula es clara: Musicazos+conexión y compenetración perfecto entre ellos+temazos=éxito; no puede fallar. También, si me lo permitís, sí quiero tirar un par de flores individuales (sin que signifique menosprecio al resto, por supuesto), pero una vez más me quito el sombrero ante un batería espectacular como es Jaime Olivares, y obviamente es un lujo ver tocar al maestro Jerónimo, con esa elegancia, seguridad y personalidad de los guitarristas realmente grandes (y con esa pose tan suya apretando los dientes, echándose hacia atrás levantando un poco su negra Les Paul y mirando al cielo… y portando esa camisa sin mangas que tanto le gusta llevar en directo, jeje).

Y no me olvido de hablar de Ronald, que tenía un papelón pero salió airoso y capeó el temporal con mucha seguridad. Es cierto que al principio nos costó ver a un vocalista pequeñito y con poca imagen del rock encima del escenario, y además se le notó algo más agarrotado en los dos o tres primeros temas, y es que los nervios lógicos tenían que aparecer, pero poco a poco se sintió cómodo y nos demostró a todos lo que Jero había reiterado varias veces: que la elección es perfecta. Tiene un vozarrón, con gran variedad de tonos (quizás faltándole en mi opinión un punto extra en los agudos), y además mucho desparpajo y personalidad encima del escenario, y la verdad es que nos dejó boquiabiertos en varios puntos del show (por ejemplo en "Burn", que la bordó, o en un tema tan difícil como "Daría lo que fuera", que nos puso los pelos de punta con una interpretación de escándalo cargada de feeling). ¡Muy bien, Ronald, y un gran abrazo de mi parte!

Hablando del concierto en sí, me sorprendió un poco (o quizás no tanto), que se centraran tanto en SANTELMO y en mirar hacia adelante. Me explico… no hubo ninguna mirada a SARATOGA y de SANTA sólo tocaron "Reencarnación" (muy bien solventada también por Ronald), aunque sí tocaron "Burn" como decía, para cerrar de hecho, y el tributo a Dio con la magia de "Rainbow in the dark", pero el resto fueron todo temas de SANTELMO (aunque siguen dejando fuera incomprensiblemente "Rey gitano", mi favorita del disco… aunque esto va en gustos, claro). ¡Ah!, y no se me olvida el guiño que hizo Jero en un par de ocasiones al gran Gary Moore, uno de sus ídolos sin duda, con el principio de "Parisienne Walkways" que apuntó incluso en la intro. Tras esto, ya comenzaron con "Los creyentes" y poco a poco fueron desgranando el disco con una gran respuesta de la gente desde el principio… y es que sigue emocionando escuchar a todo el público cantando las letras completas de una banda más o menos nueva.

"Pídeselo a Dios", "Ángel y demonio" (sonando muy dura), "Si tú quisieras", "Fuego negro", "Reencarnación" (siempre brutal)… Iban cayendo los temas "habituales" de los conciertos de SANTELMO, pero poco nos encontrábamos también con algunas novedades como la espectacular "Esta vez no" (que era la primera vez que tocaban en directo y les quedó de lujo), empalmada con una versión increíble de "Daría lo que fuera" que provocó una de las mayores ovaciones de la noche, y la novedad de "La tempestad", el único tema nuevo que tocaron y que personalmente no me terminó de entrar, lo reconozco… Volvíamos a dar caña con "Años de plomo y fuego", que sonó como un cañón (¡madre mía cómo suenan los temas más heavies de Jero en directo!), aunque había ganas de moverse y para ello nada mejor que el triplete "Rainbow in the dark"/la pegadiza "Hijos de la madre tierra" (con toda la sala coreando, impresionante… y es que la letra y el rollo que tiene este tema es insuperable)/"En un bosque de hojas muertas", con la que se cerró el concierto con toda la sala botando antes de los bises.

No se hicieron esperar mucho para salir de nuevo y presentar a la banda de una manera muy curiosa y original, entrando cada instrumento según se presentaba el músico, uniéndose como en una jam de ritmos instrumentales que quedó muy chula… Por cierto, comentar la anécdota de la noche cuando a Jero se le escapó sin querer un "¡Desde Santiago de Compost…!", antes de rectificar con "Santiago de Chile" para presentar a Ronald ante las risas cómplices de todos. Bromas aparte, quedaba poco para terminar y era inevitable que cayera el que quizás sea el mayor clásico ya del disco, ese "Junio del 44" que ha calado absolutamente entre la gente (y es que Jero es un maestro componiendo himnos, las cosas como son), aunque esta vez no salió Leo como en el disco… de hecho no hubo ningún invitado esta vez. Finalmente, y como apuntaba antes, era una demostración más de la clase suprema de esta banda con una brutal versión del "Burn" y todos para casa más contentos que unas pascuas tras el conciertazo que acabábamos de presenciar.

En definitiva, sólo se puede calificar de éxito la transición y "recuperación" de SANTELMO tras el percance sufrido con la salida de Manuel Escudero. Y por si había alguna duda, lo reitero, ¡qué buenos son estos tíos y qué cantante han conseguido! Perfectos una vez más, y es que, como comentaba con un par de amigos a la salida, si SANTELMO y otros como STEEL HORSE no lo consiguen, nos vamos a vivir todos a Malta con nuestro amigo Fernando Checa, que aquí ya no queda esperanza para el heavy nacional.

Texto: David Esquitino

Fotos: José Luis Frías

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

RECOVER

SANTELMO