Inicio Conciertos Crónica Concierto ACCEPT – Madrid / Bilbao

ACCEPT – Madrid / Bilbao

0
METALLICA - BARCELONA-MADRID 2019

METALLICA - BARCELONA-MADRID 2019

METALLICA - BARCELONA-MADRID 2019

ROCK N ROCK
LIZZIES
Madness Live!
ROCK N ROCK
LIZZIES
Madness Live!
ROCK N ROCK
LIZZIES
Madness Live!





Documento sin título

Viernes 28 de Mayo de 2010 – Sala Heineken – Madrid

Han pasado ya varios días y todavía se me pone el vello de punta recordando uno de los mejores conciertos que sin duda he visto en una sala en muchos años… Por supuesto que había dudas de si esta “nueva” encarnación de los legendarios ACCEPT en 2010 y sin Udo al frente iba a funcionar, si la magia de una banda tan especial seguiría viva en esta segunda reunión (tras la de 2005 que afortunadamente pudimos ver en España) y con un desconocido Mark Tornillo a la voz, e incluso si editar nuevo disco, sería buena idea. Evidentemente todo esto influyó en que, primero, una banda tan grande e histórica tuviera que “rebajarse” a tocar en un recinto menor como es la sala Heineken, y también a que pese a la buena entrada, no hubiera el lleno histórico que un concierto de la categoría que vimos merecía. De hecho, ya por la tarde unos pocos periodistas tuvimos la oportunidad de escuchar parte del disco (fantástico y 100% ACCEPT, por si alguien dudaba, yo el primero), y ya en la propia sala entrevistar a unos encantadores y realmente ilusionados Wolf Hoffman y Peter Baltes, líderes y mentores de ACCEPT desde el año 1975, que se dice pronto, que parecían niños con zapatos nuevos, os lo aseguro (y en breve podréis leer la jugosa entrevista, por cierto), además de vivir in situ la prueba de sonido, con lo que os aseguro que se me disiparon todas las dudas de inmediato, ¡madre mía, cómo sonaban y era sólo la prueba de sonido!…

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Además, tuve el placer de departir largo rato con Gaby Hauke, mujer de Wolf y mánager de ACCEPT desde los comienzos, quien me estuvo contando muchas cosas de la historia de la banda, relación entre las dos partes del grupo (Wolf y Peter por un lado, y Stefan Kauffman y Udo por el otro)… Por cierto, por si alguien no lo sabe, ella es la famosa “Deaffy” que firmaba los temas del grupo junto con la banda, siendo además la letrista principal del grupo… a lo Carolina Cortés con BARÓN ROJO, vaya.

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Como decía, había lógicas dudas y seguro que todos los que a última hora decidieron quedarse en casa se estarán ahora tirando de los pelos y/o rascándose los respectivos cogotes preguntándose por qué no fueron, ya que no hubo una sóla persona que no saliera de la sala hablando maravillas del concierto que dieron ACCEPT en Madrid (y las buenas noticias corren como la pólvora y sé de buena tinta que son muchos los que se arrepienten de no haber ido a Madrid o Bilbao en esta nueva presentación en sociedad de una de las bandas clave del estilo). La primera y obvia duda era si Mark Tornillo estaría al nivel del carismático Udo, y más en una banda como ACCEPT donde la característica voz es algo tan importante. Pues bien, no creo exagerar si digo que con el primer tema el ex cantante de TT QUICK se había ganado el respeto y el cariño de toda la sala, y de verdad que, aunque suene a sacrilegio, nadie se acordó de Udo durante el concierto porque Mark tiene una voz muy similar (quizás con un tono un tanto más agresivo en algún momento), con lo que clava los temas del grupo, pero además es un excelente frontman, con buena imagen y una actitud 100% heavy pero humilde, perfecta para una banda como ACCEPT. Además, está claro que se ha acoplado de maravilla a la banda, y se le ve feliz, realmente feliz ante la que seguramente sea la oportunidad de su vida (y es que no es un jovenzuelo precisamente). De hecho, no exagero en absoluto diciendo que es la mejor elección que podían haber hecho Wolf Hoffman y Peter Baltes, porque además la química que ahora tiene la formación es perfecta y es que fue un lujo ver al grupo sin parar de sonreír, de disfrutar de verdad del concierto y de sentirse realmente felices de volver a ser 100% una banda encima del escenario (porque no es un secreto a voces que las relaciones entre Udo y sobre todo Wolf nunca fueron buenas, además de haber esas dos partes claras en la banda que obviamente no hay ahora, donde todos reman a una, como se suele decir).

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Antes de meterme en el concierto en sí, que fue perfecto, ya lo anticipo, quiero destacar el detalle de la formación actual de la banda, impresionante, con un Mark Tornillo que, como digo, es el sustituto perfecto de Udo, y luego Herman Frank y Stefan Schwartzmann que siguen siendo los mejores escuderos de lujo que pueden tener los jefes Hoffman y Baltes a estas alturas. De hecho, ambos estuvieron perfectos en su cometido: Frank como ese segundo guitarra tan importante en ACCEPT desde siempre, aportando además ese toque inimitable de hard/heavy teutón que siempre ha hecho especiales a bandas como SINNER, VICTORY y por supuesto ACCEPT en sus dos etapas anteriores, y Stefan reconfirmándose como uno de los mejores baterías (y de los más infravalorados, como le puede pasar por ejemplo al propio Jörg Michael de STRATOVARIUS) de heavy metal que hay en Europa, dándole esa fuerza tan característica desde atrás a los temazos de ACCEPT. ¡Vaya cracks!… De hecho, es que fue una gozada ver a una banda tan compenetrada y simplemente perfecta encima del escenario, cada uno en su papel y destacando a nivel individual pero sobre todo sonando 100% como banda, como una de las mejores formaciones de heavy metal que ha habido nunca, y fue un auténtico lujo, de verdad. Es más, había veces que no sabías a dónde mirar porque parecía que si te perdías algún movimiento de cualquiera de ellos, te ibas a quedar sin ver algo muy guapo en todo momento.  

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Menos mal que el espíritu de ACCEPT sigue 100% vivo, y no sólo a nivel musical, que ya digo que la única definición posible es que sonaron en todo momento a los ACCEPT más clásicos de siempre, sin ningún tipo de guiño adicional a nada más, sino que era un auténtico placer disfrutar de los movimientos marca de la casa de Wolf Hoffman ladeándose al ritmo de cada canción, de Peter en primera línea cantando todos los temas, de Hermann sin parar de sonreír y darle buena cera a su Gibson de flecha (blanca, por supuesto, como no podía ser de otro modo en ACCEPT) y sobre todo emocionarnos con esas poses tan clásicas en ACCEPT de los 3 o los 4 “macarreando” en primera línea y haciendo que gastáramos “carretes y carretes” de fotos tratando de inmortalizar cada momento.

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Por otro lado, comentar que sonaron simplemente perfectos, con cada instrumento en su punto, y destacando por supuesto la guitarra y melodías del señor Wolf Hoffman, por el que parece que no pasan los años y que nos volvió a emocionar como en 2005 en Gernika o como en cualquier vídeo clásico de ACCEPT. Es un guitarrista tan grande como infravalorado, y es una pena porque su sonido es el sonido de la música de ACCEPT, y esto ya de por sí son palabras mayores. Me gustó también el detalle de que en el escenario había 4 micros, con lo que imaginaros cómo sonaban los temas a nivel vocal, con un Tornillo que estuvo de 10 del primer tema al último, pero además es que en una banda como ACCEPT los coros y estribillos son especialmente importantes, y os aseguro que tanto Wolf y Peter como el propio Hermann se dejaron el alma a las segundas voces… y las terceras, cuartas… ya las pusimos nosotros, ¡por supuesto! Y es que fue realmente bonito escuchar todos los temas cantados y coreados por toda la sala en una comunión entre banda y público como sólo se ve en los conciertos realmente especiales, y éste lo fue sin duda. Aún así, mi única pega del concierto aparece aquí, y es que la verdad es que con la avalancha sonora que se estaban marcando, el público estuvo quizás más callado que otras veces, y no lo entendí muy bien… será que nos hacemos viejos…

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Lo que creo que aún no he comentado es que el concierto pasó de las dos horas, que no hubo teloneros (y en este caso ni falta que hacía), y que se marcaron un repertorio de auténtico lujo, de ensueño, de frotarse los ojos y no querer despertar porque fueron 22 clasicazos, si no recuerdo mal, y aún así tuvieron que recortar 3 temas por falta de tiempo (“Turn me on”, “Winter dreams” y la nueva “The abyss”). Comenzaron directamente a no hacer prisioneros con “Metal heart”, “Midnight mover” (uff…) y “Living for tonite”, metiéndose obviamente a toda la sala en el bolsillo, y desde ahí ya no paramos de saltar, de bailar y de disfrutar de un concierto que ya digo que recordaremos seguro dentro de muchos años, porque estas ocasiones son únicas y es que, aunque prometieron volver en otoño/invierno ya con el nuevo disco en la calle, seguro que no es lo mismo que esta “primera” venida de los nuevos ACCEPT.  

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Seguíamos disfrutando y era imposible no dejar saltar una lagrimilla escuchando himnos como “Restless and wild” o “Son of a bitch” (quizás el único tema que, pese a todo, sonó algo descafeinada). Y es que el repertorio escogido ya digo que fue sublime, con todos los superclásicos imprescindibles de la banda sonando en momentos estratégicos, y a su vez varias sorpresas inesperadas de las que a los viejos fans nos hacen realmente felices. De hecho, mi momento sin duda fue ese “Losers and winners”  que nunca pensé que escucharía en directo y que fue un cañonazo digno de mención (además, Tornillo la clavó al 100%, y eso que no es un tema nada fácil), aunque seguro que otros se emocionarían con cortes diferentes como “Demon´s night” o incluso la más actual “Bulletproof”, por aquello de recordar su segunda etapa ya en los 90. En lo que sí coincidimos todos, aparte de en temazos insuperables como la melódica “Run if you can” o la tralla de “London leatherboys” o “Breaker”, es que “Teutonic terror”, su nuevo single es una acierto al 100%, y de hecho, no es que no desentonara en el set, sino que fue de los temas que mejor respuesta tuvo en todo el concierto, y es que sonó de lujo, ¡qué pasada de tema, puro ACCEPT!

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

De todas formas, si tengo que destacar un momento de la primera parte del concierto, aparte del mero comienzo con sus tres temas más “bailones” y pegadizos, que fue de pura traca, es la interpretación de “Neon nights”, sin duda uno de los temas más especiales de ACCEPT y que fue una auténtica gozada, desde la parte inicial a medio tiempo y con Tornillo metiéndole todo el feeling del mundo en la voz, hasta ese final rápido insuperable que fue muy especial para muchos, ¡qué placer escucharlo en directo! Llegábamos a la parte final del concierto y aquello era una olla a presión, con una emoción que se palpaba en el ambiente realmente especial y la banda jugando con nosotros sabiendo que nos habían conquistado al 100% y que la reunión, visto lo visto, tenía toda la aprobación del mundo. Era la hora de darle rock n´roll al concierto, y después de una inesperada visita a “Russian roulette” con “Monsterman”, era el momento de disfrutar de “Burning” antes de poner punto y seguido al concierto.

Para el primer bis, por si no nos tenían totalmente alucinados, se permitieron el lujo de recrear una pantalla de fondo totalmente en llamas para ambientar de maravilla un impresionante “Princess of the dawn” magistral (de nuevo un 10 para el cantante, ¡qué tío!… y ni que decir tiene que fue muy especial escuchar a toda la sala corear los “uoh´s” del tema, además de ver en primera línea a un Wolf aún más metido en faena)  y un “I´m a rebel” para poner aquello patas arriba y terminar de rematarnos.

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Pero aún había más, y con el corazón a punto de darnos un vuelco, de nuevo nos dejaron boquiabiertos en el final con un logo luminoso de fondo, que podéis ver en algunas fotos, que daba un aspecto visual realmente increíble, para poner brochazo de oro a la noche con las imprescindibles “Balls to the wall” y “Fast as a shark”, los dos superclásicos de la banda y de esos tantos temas que, como he comentado otras veces, quizás en casa puedan hasta cansar, pero en directo es harina de otro costal, ¿qué no? De hecho, reitero que es muy, muy emocionante ver a toda una sala realmente feliz y sin parar de cantar y bailar un tema al unísono. Y más acabar el show y ellos más que contentos, realmente satisfechos con la acogida y nosotros rendidos a la evidencia de que con Udo o sin él, habíamos visto a una de las bandas más grandes y especiales de la historia sin poder poner la más mínima pega. Es más, si se pudiera, le daría el 11 más rotundo al show (puro SPINAL TAP, vale, jeje) porque ya digo que es sin ninguna duda uno de los mejores que he visto en mi vida en una sala… y os podéis imaginar la de conciertos que llevo a mis espaldas.

Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo
Accept - Foto: Juan Ramon Felipe Mateo

Muy, muy especial y una tarde/noche de esas que se clavan en la retina (y no se van) para siempre. Concierto simplemente perfecto, único, maravilloso e inolvidable. Por supuesto que, puestos a pedir, media hora más con clásicos como “Lost child”, “Midnite highway”, “Head over heels”, “Objection overruled”, “Screaming for a love bite”… hubiera sido el “acabose“, aunque no sé si nuestros emocionados corazoncitos de metal lo hubieran soportado. En definitiva, una noche para recordar y un concierto de los que no creo que nos olvidemos ninguno de los allí presentes… Y ahora sólo queda esperar a que tengamos por aquí el nuevo disco (que os anticipo que, al igual que el concierto, no va a decepcionar a ningún fan del grupo) y que vuelvan dentro de algunos meses a presentárnoslo. Qué lujo, que maravilla y cómo disfrutamos… lástima que estos conciertos sean ya tan poco habituales en estos tiempos, y es que las grandes bandas, las leyendas de verdad, le pese a quién le pese cada vez son menos y sólo unas pocas de ellas consiguen aún emocionarnos como antaño. Afortunadamente el pasado viernes se demostró que ACCEPT siguen siendo una de ellas, y de verdad que no pensé ni por un segundo en el hecho de que esté o no Udo al frente. Muy grande, de verdad.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com) (Correspondientes al concierto de Bilbao) y David Esquitino (Madrid)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Más fotos:

Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino
Accept - Foto: David Esquitino

 

[nggallery id=6]