Inicio Noticias Exclusiva PRIEST FEAST en Dublín – JUDAS PRIEST, MEGADETH y TESTAMENT

PRIEST FEAST en Dublín – JUDAS PRIEST, MEGADETH y TESTAMENT

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil





Documento sin título

Prieat Feast

JUDAS PRIEST – MEGADETH – TESTAMENT

Martes 10 de Febrero de 2009 – O2 de Dublín – Irlanda.

¿Los irlandeses tienen la sangre de horchata, la cerveza Guinness es un somnífero que adormece a las fieras, o es que es verdad que los españoles somos la audiencia más caliente y ruidosa del Planeta? Será esto último…

Testament - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

Tras muchos años en la carretera jamás había visto y sentido un público tan frío como el irlandés. Son cubitos de hielo, ¿no tienen adrenalina metalera? Eso sí, son muy educados, respetuosos y les gusta la cerveza caliente…¿Será que los fabricantes de Guinness no les gusta el heavy metal y por ello echan a su bebida algún tipo de adormecedor? (Risas)

Después de ver el debut de la gira PRIEST FEAST no me explico como la audiencia irlandesa no se llenó de de excitación plena y se subió por las paredes del precioso e ideal O2, el recinto que Live Nation ha estrenado recientemente para albergar los más importantes eventos musicales. Es perfecto, con una acústica maravillosa; situado al lado del río, al final de la ciudad. De verdad que una descarga llena de heavy metal como la de la pasada noche de martes resucita hasta a los muertos de la Segunda Guerra Mundial, menos a los irlandeses…

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

Como ya adelanté en la crónica de urgencia, lo que viví ha sido la bomba, un conciertazo tremendo de JUDAS PRIEST, quienes se encuentran en una forma sensacional, con un Halford casi perfecto al frente, y dos descargas muy buenas tanto de MEGADETH como de TESTAMENT.

Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

Llegué al O2 con mucho tiempo de antelación, más que nada para que no hubiese ningún problema con mi acreditación para hacer fotos. Bien, supuestamente todo lo tenía arreglado desde Madrid, tras mis negociaciones con la eficiente manager asistente de JUDAS, Marta de Rock N Rock, Sara de Roadrunner y Pias, pero no… La responsable de prensa de la empresa organizadora del concierto en Dublín fue totalmente incompetente, desorganizada y cabezota. Pero bueno, alguna vez me he encontrado personas así en los años que llevo en la carretera. Se empeñó en decir que no tenía photo pass, que solo estaba en la lista de invitados como periodista-redactor, y “dale que dale”. Finalmente pregunté por el tour manager de JUDAS y todo se resolvió en un minuto. Luego, la “tipa” de la organización solo me decía “I´m sorry…” Ahí no terminó el problema. Una vez que ya obtuve mi pase de fotos, esta señorita se empeñó en que solo podía hacer fotos, ya que, según ella, al pasar a ser fotógrafo tenía que salir de la zona del concierto una vez terminadas las fotos reglamentarias y esperar fuera hasta hacer la siguiente tanda de fotos. ¡¡¡Maldita sea!!! ¿Cómo esta “responsable” de prensa no entendía que yo era fotógrafo y redactor y que tenía que hacer fotos y a la vez ver los conciertos? Al final, tuve que montármelo “a la española”…Cuando salía del foso junto con el resto de fotógrafos con la señorita al frente, me las apañé para despistarme entre el público sin que me viera. Eso tuve que hacer dos veces para poder ver los shows. ¡Que pena! Me parece horrible que tengas que engañar a la gente para poder hacer tu trabajo, pero no me quedó mas remedio…

Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

Las puertas se abrieron tarde, desconozco por qué. El caso es que TESTAMENT empezaron con retraso, cuando la gente estaba empezando a entrar, lo que supuso que muchos no vieran ni el 30% del show de la banda y tuvieran que reducir el set list. Como veis, no solo hay retrasos y anomalías en los conciertos españoles :). El retraso y precipitación me imaginó que influyó para que no sonaran tan bien como MEGADETH y especialmente JUDAS PRIEST.

“Gracias” a la señorita responsable de prensa los fotógrafos solo pudimos hacer fotos durante medio tema de los tres que teníamos aprobados para poder retratar. No solo fui yo el que protestó por su incompetencia.

Vi arrancar el concierto de TESTAMENT desde la puerta que daba acceso al recinto. Empezaron con “For The Glory Of … “, la introducción que inicia su nuevo y potente álbum “The Formation Of Damnation”, un CD que tras nueve años en silencio desde “The Gathering” ha vuelto a certificar que los de la Bay Area son una de las mejores bandas de thrash metal, con mucho poder, calidad y melodía. Oí sonar el siguiente tema desde fuera, el clásico “Over The Wall”, mientras esperaba a que la señorita de prensa nos dejara pasar a hacer fotos. Por fin, dentro del foso, haciendo las pocas instantáneas que ilustran el reportaje, ya disfruté de la banda con ” New Order”, otro de los clásicos que interpretaron, perteneciente al álbum del mismo titulo editado en 1988.

Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

La banda demostró una actitud total. Chuck Billy cantó con voz poderosísima, con pose agresiva , pero sin dejar de sonreír en todo momento, con su ya típico mini-pié de micro en ristre, yendo de un lado a otro del escenario. Lo cierto es que, aparte de cantar muy bien, no paró de estar al frente intentando provocar la reacción de un público, que sin sangre en las venas, se limitaba a mirar y aplaudir sin mucho calor…Increíble.

La banda es un cañón, con los dos hachas Alex Skolnick y Eric Peterson demostrando su técnica y matando con unos riffs cargados de dinamita. Es una gozada disfrutar cada solo de Skolnick, uno de los mejores guitarristas en activo en mi opinión. Junto a ellos, el gran bajista Greg Christian, quien está muy asentado en el grupo y le da “mucho rollo” en escena, y el aporreador Paul Bostaph tocando de manera impresionante, no por nada fue sustituto de Lombardo en SLAYER…

Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

El decorado escénico mostraba un telón gigante con la portada de su “The Formation Of Damnation” y dos mamparas laterales tapando los amplificadores, a juego con el telón trasero.

La banda daba tralla a tope, cuando llegó ” More than meets the eye” el trallero y estupendo tema inicial de su último álbum, al que siguieron “The Persecuted Won’t Forget” a ritmo de speed metal, y “Do not resucitate (DNR)” presentado muy efusivamente por un Billy que se dejó la garganta y el alma. Fue el tema que mejor sonó del show.

Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

Un gran concierto de TESTAMENT más corto de lo normal, por el retraso inexplicable en abrir las puertas, que fue cerrado con “The Formation of damnation”, el tema título de su nuevo disco, 100% thrash metal.

Una gran descarga, con unos TESTAMENT muy volcados y sólidos, donde faltaron temas de su set list previsto por falta de tiempo y también clásicos como “Low”, “Souls Of Black”, “Practice What You Preach”, “Apocalyptic city”, o “Burnt Offerings”.

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

Era el momento de MEGADETH. Saltaron a escena a las 8 en punto de la tarde. ¿Qué Mustaine encontraríamos, el entregado y enérgico del pasado Monsters Of Rock de Zaragoza de hace dos veranos, o el apático de las últimas giras? Haciendo un pequeño balance, yo creo que Mustaine fue “el de siempre”, el “clásico Dave”, comparado con mi incógnita, diría que esta noche fue un punto medio entre la efusividad de brillantes veladas y la pasotez de noches oscuras. Cumplió con su cometido, estuvo a la altura, aunque yo soy de los pienso que si Mustaine le pusiera unas pocas ganas más, (como le puso en el Monsters zaragozano) todos sus fans seríamos felices. Pero Mustaine es así…Tal cual.

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

Dejando al margen este detalle, decir que la hora de su show rozó el sobresaliente, con gran sonido, una banda muy compactada y segura, con el trabajador y escénico James LoMenzo al bajo, Shawn Drover, a la batería, quien no deja ni una sola fisura y un Chris Broderick que cumple, toca muy bien, pero no estaría mal que se despeinara un poco más y dejara de hacer tantas poses, ¡¡Coño, que viene de NEVERMORE y JAG PANZER donde le ponía más sangre!! Como ya he comentado, Mustaine “en su papel”, serio, poco hablador (se dirigía a la audiencia en voz muy baja y aparentemente tímida) y dando caña.

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

El set list estuvo bien y completo, aunque para cualquier fanático de la banda, muy corto. Comenzaron con “Sleepwalker” que sonó bestial desde el primer riff. Es y seguirá siendo mi favorito tema del extraordinario “United Abominations”. Sonó apisonador. La verdad es que musicalmente MEGADETH ha ganado un 100% como banda, y eso lo noté especialmente ésta noche. Siguieron con “Take No Prisoners” del gran “Rust in Peace”, más poderoso incluso que el original.

Rápidamente, y sin pausa, siguieron con dos “pelotazos”: ” Wake Up Dead” y “Skin O’ My Teeth” que incluso causaron que el público se viniera arriba, siendo uno de los instantes más calientes del show en cuanto a reacción de la congelada audiencia. La batería de Drover fue una pedrada mortal.

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

Tras un silencioso respiro, vino otro gran tema del último CD: ” Washington Is Next”, con su súper solo y mucha potencia. Su parte final sonó un poco rara, difusa…Luego, dieron paso a dos imprescindibles temas: ” In My Darkest Hour”, -gran interpretación de Mustaine a la voz-, y “Hangar 18”, donde yo particularmente canté casi todo el tema, mientras la banda sonaba perfecta.

Mustaine dió las gracias al público brevemente y anunció el siguiente tema: ” Tornado of Souls”. Dijo algo sobre la gira, pero apenas se le oía…Otra canción que sonó como un rodillo, con Chris Broderick entusiasmado más de la cuenta…Ya había sudado un poco más a estas alturas del show.

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

Iba llegando el final… “Symphony of Destruction” y “Peace Sells” les reafirmaron aún más, hicieron felices a los más exigentes y neófitos, y dejaron claro que ambos himnos son imprescindibles en cualquiera de sus repertorios. ¡¡Que dos pelotazos!!

Tocaba hacer bis…”Holy Wars” fué la despedida de un show sobresaliente, a pesar de la áspera y “especial” personalidad del jefe Mustaine. “Genio y figura hasta la sepultura”. ¿Se dice así, no?

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

Y a los veinte minutos, se apagaron las luces y los telones negros traseros destaparon el montaje de JUDAS PRIEST, el mismo que vimos en los festivales europeos del pasado verano, un montaje que lució espectacular, a pesar de conocerlo de la anterior gira. Es claro que no es igual disfrutar de él en un festival al aire libre y compartido con otras muchas más bandas, que en un lugar tan ideal como el O2, o como disfrutaremos en España en grandes pabellones o la Cubierta de Leganés, donde las luces son mas espectaculares y todo brilla de manera mucho más especial, al detalle. Así fue esta noche.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

De pronto, sonó a todo volumen la introducción ” Dawn of Creation” con el gran telón de “Nostradamus” de fondo iluminado por rojas luces, mientras Scott Travis pegaba los primeros golpes son sus baquetas para dar entrada a ” Prophecy” elevado en una gigantesca tarima central con una puerta delantera inferior de la que salieron entre la bruma K.K., Tipton y Hill. Rugieron las guitarras con la banda sobre el escenario sonando perfecta desde el arranque ¡¡¡Brutal!!! (Hacía tiempo que no disfrutaba de un sonido tan perfecto. Tras el show felicité al técnico de sonido, quien me miró como diciendo… ¿Y este tío, para que me da la mano? Ja, ja, ja).

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

De repente, de una elevada tarima izquierda salió hidraulicamente disparado hacia arriba el gran “Metal God” ataviado con su manto plateado con capucha y el logo de JUDAS en forma de cruz, en mano, cantando las primeras estrofas del citado ” Prophecy”… ¡¡Impecable y espectacular!! La banda bailaba con sus clásicos movimientos heavies al son del tema, mientras Halford se iba despojando de su capuchón y avanzando roboticamente, mientras tras el júbilo del respetable, que resucitó por fin del inexplicable letargo, desapareció para que “Metal Gods” sonase con Halford vestido de riguroso cuero negro brillante y con pañuelo pirata en su cabeza, saliendo desde debajo de la tarima de batería, avanzando paso a paso, con cara de “loco feliz” y cantando como el “Gran Dios” que es, a pesar de los años. K.K. era el “otro” integrante dichoso, y es que K.K. es sin duda el miembro de PRIEST que más siente profundamente cada riff, cada acorde, cada solo… Downing “lo vive” y se nota muchísimo. Fue una “pasada” cuando en el solo levantó su guitarra apuntando al cielo, como salida de su propia alma heavy metalera, ¡disparando puro metal! Y cuando junto a Tipton y Halford posaron tocando en la plataforma central de borde del escenario. Me encantó.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Ya he dicho que JUDAS sonaron perfectos, pues asi fué, con Rob cantando impresionantemente bien. Casi podría asegurar que desde la reunión, cuando los vi en el MetalMania Session de la plaza de toros de Valencia, hasta el pasado verano no le he escuchado cantar tan bien, lo que hizo que el show ganara un 200%. Todos sabemos que Halford tiene muchos años, y que es muy complicado que tenga “30 noches de 30, excelentes”, pero ésta fue mágica de verdad.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

“Eat Me Alive” de “Defenders Of The Faith” y “Between the hammer and the anvil” de “Painkiller”, ambos temas recuperados en la gira de festivales pasada, me encantaron personalmente, especialmente el último, un corte que siempre me enamoró por potencia, ritmo y ese estribillo “de los que enganchan”: …“The burning sermons purge their evil words, Between the Hammer and the Anvil”… En “Eat Me Alive” me gustó mucho la actitud de Halford acercándose en los solos de KK y Tipton a ambos, poniendo poses provocativas y agresivas. ¡Muy bien! Y el final con los dos guitarristas victoriosos, luciendo sus hachas.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Más temas repescados en la gira de verano: ” Devil’s Child” de “Screaming For Vengeance”, que sonó ¡tremendo! Otro temazo que los seguidores de JUDAS de siempre hemos agradecido mucho que hayan incluido en su repertorio. No se si desde el principio estaban ahí, pero durante la canción me fijé en las dos banderas rojas con el logo de PRIEST que ondeaban en lo alto de dos tarimas laterales; mientras, el montaje seguía luciendo y siendo aprovechado por cada pose y movimiento de los Sacerdotes, menos Ian Hill, -el eterno bajista-, quien, como siempre, no se movió de su metro cuadrado habitual. Rob con su abrigo de cuero largo alucinante seguía cantando perfecto. Me gustó cuando en el solo se puso en el borde del escenario poniendo “caras” a los fans e incitándoles a cantar y gritar…¡¡Arriba, irlandeses, coño!! El final del tema fué total con las guitarras de KK y Tipton apuntando al cielo!!!

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Tras un minimo respiro, Rob se dirigió agresivamente a la audiencia para anunciar el clásico “Breaking the Law” al que siguió “Hell Patrol” de “Painkiller”, para dar paso a otro tema de “Nostradamus”: el solemne, misterioso y “Sabbath-iano” “Death”, que como ya hizo en la gira de verano, Halford cantó en un trono que fué introducido en escena desde debajo de la tarima de batería por un encapuchado que simulaba ser La Muerte. Extraordinaria interpretación.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Llegó el mítico “Dissident Aggressor” del álbum “Sin after Sin”, uno de los temas más grises de la velada. A continuación apareció el telón de “Angel of retribution” para dar paso a la balada “Angel”, de la que en su dia ya comenté que con gran apoyo promocional hubiese sido un hit comercial a la medida de las F.M´s, una gran canción que Halford bordó!! Un tema precioso, muy a lo Aerosmith, la verdad. La Muerte salió a escena de nuevo para llevarse el trono con Rob sentado en él en el final.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

El show estaba siendo perfecto. Yo particularmente estaba pletórico, muy a gusto!

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Tras una breve pausa, el telón del ojo gigante clásico de JUDAS aparece para que Travis redoble como un diablo enfurecido para dar paso a “The Hellion” y “Electric Eye”. Rob, quien volvió a aparecer desde abajo a arriba dentro de la tarima lateral izquierda, lo cantó muy bien, con rabia, furia y agudos inalcanzables. Fué uno de los mejores momentos de la noche!!! El tema más festejado por el público y más completo en cuanto a interpretación y ejecución, con un Scott que “se salió”; la verdad es que fué uno de los miembros más destacados de la banda. ¡¡Cómo toca este tío, y como sonó su batería de doble bombo, Diosss!! Rob terminó gritando el agudo final agachado entre sus bombos, sufriendo, pero venciendo.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Halford agradece el calor del público, e interpretan “Rock Hard, Ride Free”, otro gran tema, donde los dobletes de guitarras son un lujo. El estribillo es de los más coreados de la noche, aunque Halford no lo cantó en su más elevado tono. Scott hace sonar su bombo para que el público le acompañe, y cante…

K.K. ruge con su guitarra, y…¡¡Sinner!! donde Halford vuelve a realizar otra gran interpretación vocal cantando los estribillos perfectos. Downing se deshace, se derrite de placer y sentimiento en su solo de guitarra lleno de efectos de vibrato y ecos. Hill se luce con su bajo en primer plano durante el segundo solo, ésta vez a cargo de Tipton, no tan involucrado como KK.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Y llegó el “destroza-cantantes” de la noche… Scott amaga con varios redobles y…arremete contra sus parches salvajemente para introducir el ¿imprescindible? “Painkiller” que lamentablemente cantó Halford. Toda la noche cantó perfectamente, incluso mejor de lo que yo esperaba, pero en “Painkiller” se estrelló. Es lógico, es un tema altísimo, es un suicidio de canción…Pero a la vez es una pena escuchar y ver sufrir al gran Rob de la manera que sufrió y lo intentó, pero no pudo. Un 10 para él, si, pero no se que es peor, la verdad… ¿Es mejor destrozar este clásico o directamente quitarlo del set list? Con él, llegó el final.

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Rapidamente, JUDAS salen de nuevo a escena, introducidos por el rugido de su súper moto. Llega “Hell Bent for Leather” con Rob sentado sobre la clásica Harley con su chupa de espejos brillante y gorra, y ya un tanto cansado tras la masacre de “Painkiller”.

Los poderosos redobles de Travis hacen que suene “The Green Manalishi”, donde quieren que todo el público entone su “Oh, oh, oh, oh, oh, oh, oh, oh…” con Halford cantando en su moto, pero la verdad es que el respetable parece dormido ¡¡Increible, pero cierto!! En España el recinto se hubiese caído con los cánticos de “Tó Dios”… ¡Qué público más frío, por favor!

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

Se van, pero vuelven para tocar la última pieza. Cuando se cumplían casi las dos horas de show cerraron con el final “You’ve Got Another Thing Coming”, con la banda dando la talla como al principio, Halford recuperado y pidiendo al público que le ayude a cantar. ¡Ahora sí! Por fin los fans despiertan.

El final es apoteósico, con KK, Tipton y Hill subidos en lo alto de las elevadas tarimas y un grito bestial de Rob. ¡¡Grandiosos JUDAS PRIEST!!

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa

No voy a decir más… Si los conciertos en nuestro país son como este, muchos de vosotros alucinareis, orgasmaréis y seréis completamente felices en el Olimpo del Metal disfrutando a tope con una de las más grandes bandas del Heavy Metal Mundial: JUDAS PRIEST!!!!!!!!!!

Texto y Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas


SET LIST DUBLIN:

TESTAMENT:

  • For The Glory Of …
  • Over The Wall
  • New Order
  • More than meets the eye
  • The Persecuted Won’t Forget
  • Do not resucitate (DNR)
  • 3 days in darkness
  • First Strike Deadly
  • The Formation of damnation

MEGADETH:

  • Sleepwalker
  • Take No Prisoners
  • Wake Up Dead
  • Skin O’ My Teeth
  • Washington Is Next
  • In My Darkest Hour
  • Hangar 18
  • Tornado of Souls
  • Symphony of Destruction
  • Peace Sells
    Bis:
  • Holy Wars

JUDAS PRIEST

  • Dawn of Creation (intro)
  • Prophecy
  • Metal Gods
  • Eat Me Alive
  • Between the Hammer and the Anvil
  • Devil’s Child
  • Breaking the Law
  • Hell Patrol
  • Death
  • Dissident Aggressor
  • Angel
  • The Hellion / Electric Eye
  • Rock Hard, Ride Free
  • Sinner
  • Painkiller
    Bis:
  • Hell Bent for Leather
  • The Green Manalishi
  • You’ve Got Another Thing Coming

TESTAMENT

Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa
Testament - Foto: Rafa Basa

MEGADETH

Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa
Megadeth - Foto: Rafa Basa

JUDAS PRIEST

Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa
Judas Priest - Foto: Rafa Basa