Inicio Lanzamientos A-Z NEVERLAND – Reversing Time

NEVERLAND – Reversing Time

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

NEVERLAND es el resultado de la suma de la unión de la banda turca de Power Metal DREAMTONE, y de la cantante griega Iris Mavraki. Los primeros son la banda puntera metálica en su país, por no decir la única, un mérito que se incrementa al ser un país sin apenas escena dentro de su estilo. La segunda es una reputada y veterana cantante que en su país ha colaborado en varios proyectos.

La gran influencia de Iris, hizo que para este debut pudieran contar con una orquesta real, la Filarmónica de Estambul. El álbum fue gestado desde el 2006, y ha sido grabado hasta en cuatro estudios diferentes, para luego ser masterizado en los Sterling Sound en Nueva York. Esto es solo una idea del trabajo que hay detrás de “Reversing Time”.

Su estilo es un Power Metal sinfónico, con unas orquestaciones maravillosas, -y es que se nota cuando una orquesta real es la que se encarga de esta labor-, y una producción impoluta, completamente espectacular. Las orquestaciones son las mejores que he escuchado en mucho tiempo, con una presencia y majestuosidad que ensombrece el trabajo de los maestros RHAPSODY.

Los temas están cargados de buenas melodías y de grandes ideas, pero siempre hay un pero, y os aseguro que este pero me da una rabia terrible. Y es que la voz masculina, a cargo de Oganalp Canatan no está a la altura, es muy plana, y sinceramente, no encaja dentro del concepto tan rimbombástico de NEVERLAND.

Las guitarras de Onur Ozkoc y Burak Kahraman se muestran pulcras y precisas, con muchos toques a MAIDEN en las armonías dobladas, perfectamente acopladas en los pasajes instrumentales en conjunción con las orquestaciones, me reitero, espectaculares. Los temas están cargados de ideas, de idas, de vueltas, de cambios de ritmo constantes… se nota una ilusión y unas ganas brutales.

Y es que este fastuoso trabajo ya se abre con la imponente “Shootin Star”, donde una impecable sección de vientos se encarga de descubrir un tema que poco a poco, casi con delicadeza nos introduce en el mundo de NEVERLAND. “To Lose The Sun” cuenta con la nada desdeñable colaboración del mismísimo Hansi Kursch (BLIND GUARDIAN), dándole su toque bardo, doblando su voz en el estribillo épico, en un corte cargado de cambios y de buen gusto. La influencia BLIND GUARDIAN está presente, y es que el tema parece hecho a la medida de Hansi, a pesar de todo, su aguerrida voz no acaba de cuadrar del todo con la orquesta.

Es en “Mankind Is A Lie” donde la voz de Iris aparece en todo su esplendor. Es una voz para nada agresiva, pero tampoco es la típica de chica buena del bosque, en los momentos más líricos, se muestra dulce, casi operística, pero en los más agresivos muestra todo su poder, sin salirse de un papel en el que creo que parece algo encasillada, como sino le dejaran desatar esa fiera que se intuye que lleva dentro.

“Everlasting Tranquillity” es una balada con piano, algunos elementos de cuerda para crear ambiente, y la voz desnuda de Iris. Su canto suena a ratos cargado de desesperanza y a ratos cargado de melancolía. En algunos momentos, sobretodo en los tonos altos, Iris falla, no estrepitosamente, pero si llamativamente. Otra vez, musicalmente perfecto, vocalmente mejorable.

“Reversing Time” cuenta con unas orquestaciones en un primer plan, tapando la parte metálica. Realmente inspirada, con muchas influencias de las grandes bandas sonoras, con un final de órdago con unas guitarras y melodías propias de las tierras griegas. Se hace corta, junto a “To Lose The Sun” de lo mejor del trabajo.

“Black Water” se mueve por derroteros más Power, con unas guitarras completamente influenciadas por los Dioses IRON MAIDEN. El estribillo recordará a los antes citados BLIND GUARDIAN, y el estilo general va por unos derroteros más complejos, a buen seguro como las tesituras de DREAMTONE, a los que todavía no he tenido el gusto de escuchar.

“Mountain Of Judgement” es una breve melodía para lucimiento de Iris Mavraki, que se funde con “Mountain Of Joy”, donde la voz de Iris y Oganalp se acoplan en buena sintonía (donde habré escuchado eso antes), en un corte cargado de cierto barroquismo que nos recordará a los recién bautizados como RHAPSODY OF FIRE.

En “World Beyond These Walls” cuentan con la colaboración de la oscura voz de Tom Englund (EVERGREY), y se nota mucho, quizás demasiado la diferencia vocal entre unos y otros. De todos modos, el tema es demasiado lento para el estilo de Tom. Un medio tiempo cargado de juegos vocales que flotan sobre unas orquestaciones nuevamente en primer plano. Para acabar, las instrumetnal “Trascending Miracle” nos deja cierta sensación de que el trabajo podría haber dado mucho más de si, pero se hace corto, y eso es buena señal.

Para ser un disco debut, es mucho más que suficiente, y como tal se le ha de valorar. Pero claro está, quien lo ha realizado ya tenían una experiencia previa, y eso se nota en los medios con los que han contado y las colaboraciones. Musicalmente hablando, el disco es genial, los amantes del Power con cierto toque Prog y mucho toque Sinfónico van a quedar más que satisfechos. Eso sí, es innegable que si mejoran algunos aspectos, sobretodo vocales, ya que compositivamente rozan el excelente, esta banda griego-turca puede dar mucho que hablar.

Àlex Sánchez Cerro
.alex_sanchez@rafabasa.com

Tracklist:

  1. Shooting Star
  2. To Lose The Sun
  3. Mankind Is A Lie
  4. Everlasting Tranquillity
  5. Reversing Time
  6. Black Water
  7. Mountain Of Judgement
  8. Mountain Of Joy
  9. World Beyond These Walls
  10. Trascending Miracle