Inicio Conciertos Crónica Concierto WASP – Concierto en VillaReal – Crónica y Fotos.

WASP – Concierto en VillaReal – Crónica y Fotos.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN



Documento sin título

Wasp

Sábado 8 de Diciembre de 2007 – Salatal – Vila-Real – Castellón

Una vez al año no hace daño, tras un año sin que cayera una actuación de algún artista de la escena metálica internacional (recordemos que la última formación en pasar por esta sala por estas mismas fechas el año pasado fueron EXODUS), la comunidad rockera y metálica de la provincia de Castellón ha tenido la suerte de que la gira de los WASP pasara por Vila- Real, motivo por el cual la respuesta fue sensacional consiguiéndose prácticamente un lleno total y que se acercaran gente de distintas ciudades a la cita..

 Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro
Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro

Un concierto de WASP parafraseando a Tom Hanks en Forrest Gump es como una caja de bombones, que no sabes que te puedes encontrar, personalmente me lleve muy buen sabor de boca la primera vez que los vi en el 2001 en el WACKEN OPEN AIR, Blackie Lawless se movía como un poseso, Mike Duda en el bajo fue explosivo, el batería estuvo al igual que su compañero sensacional y en esa encarnación de la mítica banda debutaba en esa gira un Darrell Roberts motivadísimo y muy entregado, encima sonaran realmente bien, mucho mejor de lo que mucha gente me había comentado, posteriormente en otras giras hicieron conciertos que unas veces te dejaron frío al personal y otras daban un atisbo de esperanza en que esta banda disfruta con lo que hace y la actuación de Vila Real puedo decir que ha dejado cierto sabor agridulce a los asistentes. Hubieron cosas buenas, pero otras que no lo fueron tanto.

Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro
Wasp - Foto: Hèctor Prat

La velada metálica debía comenzar a las 22:00, y se suponía que iba a haber un artista invitado, motivo por el cual, a esas horas se congrego mucha gente a la sala, al final, por motivos que desconozco, no hubo tal actuación por lo que el plantón de hora y cuarto se notó. Suerte que la espera fue amenizada con una buena sesión de metal clásico. Otro de los detalles que levantó cierta controversia fue la condición que puso la banda de que no se filmará o fotografiara a la banda mientras transcurriera el la interpretación de “Crimson Idol”, ya que iba a haber un montaje especial y que se estaban grabando las actuaciones para la posterior edición de un DVD, al final, no hubo tal montaje, algo en cierto modo comprensible debido a la dimensión de la sala. Esto produjo cierto descontento en el público, que pagó religiosamente el nada desdeñable precio de treinta euros por la entrada.

Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro
 Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro

Entrando en lo que es el concierto, este se estructuró en dos partes, una primera parte dedicada al “Crimson Idol”, cuya interpretación fue de lo mejor de la noche y otra segunda en la que debían tocar clásicos de WASP y que dejo mal de boca sabor a los seguidores de la banda. El concierto comenzó con la banda interpretando el épico “Titanic Overture” y el poderoso “Invisible Boy”, con un sonido quizás demasiado alto para lo que era la sala pero sin llegar a hacer los temas inaudibles. Blackie Lawless salió al escenario con una indumentaria bastante sobria y con su clásica Jackson con la pegatina de los RAIDERS mostrando un sensacional estado de voz, cantando con mucho dramatismo con su peculiar timbre, junto a él aparecieron el guitarrista Doug Blair, el bajista Mike Duda que hizo un gran trabajo en los coros junto Doug a la hora de apoyar a Blackie, y el batería Mike Dupke, el último músico en entrar en la formación estadounidense y que dejo muy buen sabor de boca en los asistentes. De hecho creo que solo por ver tocar a este músico mereció la pena el concierto. Estuvo increíble a la hora de golpear los parches, hizo un trabajo aplastante pero no carente de elegancia y técnica.

Wasp - Foto: Hèctor Prat
Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro

Desde el punto de vista de la puesta en escena, los WASP fueron de menos a más, empezaron el concierto más serios, sosegados y quizás algo más estáticos que en un concierto habitual de la banda, debido al cariz del material que interpretaban, pero cuando llegaron los rabiosos “Arena Of Pleasure” y “Chainsaw Charlie”, se pudo ver a unos WASP más salvajes y macarras. Con Mike Duda dando vueltas como un torbellino y Doug haciendo un trabajo incisivo en las guitarras mientras que Blackie cantaba con convicción el tema. Fue uno de los puntos álgidos del concierto con todo el público volcado coreando el tema.

Continuó el concierto en clave épica con “The Gypsy Meets The Boy”, con un Blackie Lawless más dramático y con una ejecución por parte de los músicos sensacional, cuidando mucho el sonido de las guitarras. Llega el turno a “Dr Rockster” y “I am The One”, otro de los momentos más heavies del concierto y celebrados del concierto. Unas voces pregrabadas marcan el inicio de “The Idol” en donde la banda se vuelve a lucir. Impresionante de nuevo el solo que ejecuta Doug, con muchísimo sentimiento. La primera parte del repertorio iba llega a su final con “Hold On To My Heart” en donde Blackie Lawless volvió a deleitar al público en este dramático tema, concluyendo con el épico “The Great Misconceptions Of Me” como apoteósico final de esta parte del set dedicada al “Crimson Idol” que gusto mucho al público. No en vano se trata de uno de los temas más espectaculares de los WASP y eso dio mucho juego para que los músicos se lucieran. Tras este la banda se retiró para preparar la segunda parte del concierto, un parada que para muchos de los asistentes fue excesivamente larga y que enfrió a la audiencia.

Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro
Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro

Tras un cuarto de hora los americanos volvieron al escenario para interpretar unos cuantos clásicos y es aquí donde no supieron rematar el trabajo, por una parte a Mr Lawless le vi algo frío con el público y por otra parte es casi imperdonable que se dejaran en el tintero un tema como “I Wanna Be Somebody”. Tenían al público entregadísimo, y no dedicar cinco minutos para que el público saliera algo más satisfecho dadas las circunstancias acontecidas fue un craso error, sobretodo si tenemos en cuenta que tal tema estaba programado en su repertorio. No obstante la audiencia pudo corear y celebrar clásicos como “LOVE Machine”, “Wild Child” en el cual Blackie Lawless fue perfectamente apoyado en las voces por Mike Duda y Doug Blair, y deleitarse con algún que otro tema más reciente de la discografía de WASP como “Take Me Up” concluyendo el setlist con el festivo “Blind In Texas” con los WASP volcados en la interpretación del tema. Tras el cual se retiraron definitivamente.

Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro
Wasp - Foto: Jorge Pérez Balseiro

En conclusión, buen concierto, con algún pero como el hecho de que no gozase el público del montaje que otras ciudades disfrutaron, una actitud de la banda muy profesional en cuanto a su puesta en escena e interpretación y algo fría en su relación con el público en lo que se refiere sobretodo al Sr. Lawless.

Repertorio:

  1. Titanic Overture
  2. Invisible Boy
  3. Arena Of Pleasure
  4. Chainsaw Charlie (Murders In The New Morgue)
  5. Gypsy Meets The Boy
  6. Dr. Rockter
  7. I Am One
  8. The Idol
  9. Hold On To My Heart
  10. The Great Misconceptions Of Me
  11. Hate To Love Me
  12. L.O.V.E. Machine
  13. Wild Child
  14. Take Me Up
  15. I Wanna Be Somebody
  16. Blind In Texas

Texto: Rafa Torrent

Fotos: Jorge Pérez Balseiro

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.