Inicio Lanzamientos A-Z RITCHIE KOTZEN – The Return of the Mother Head’s Family

RITCHIE KOTZEN – The Return of the Mother Head’s Family

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Siempre se dice que a veces menos es más y Ritchie ha conseguido en su último disco en solitario darle más sentido que nunca a la frase. Auténtico dios en Japón y cada vez más reputado guitarrista y vocalista, y no sólo en círculos minoritarios, Ritchie Kotzen vuelve a seguir avanzando en su carrera sin marcarse límites estilísticos ni dejarse llevar por ningún tipo de moda o dirección intencionada. Desde hace años huye de virtuosismos y prefiere centrarse más en hacer canciones, tocar a modo de banda y crear nuevas raíces sobre las que partir una y otra vez, reinventándose continuamente, probando estilos aunque centrándose cada vez más en un rock más básico, sencillo, “desnudo” pero con mucha fuerza e intención como base de su música.

Después de su anterior “Into the black”, fantástico trabajo aunque algo más duro y actual de lo que nos tenía acostumbrados hasta ahora, vuelve a dar otra vuelta de tuerca a su estilo y carrera con este nuevo álbum (editado previamente en Japón, y que en la edición americana sale con distinto título, “Go faster”, y portada), y a mirar más atrás que nunca con un disco totalmente basado en sus raíces de rock setentero aunque incluyendo sin rubor pinceladas de blues, música negra e incluso soul. Eso sí, no estamos ante el mismo caso de los últimos trabajos de GLENN HUGHES, por poner un ejemplo concreto, sino que esto es puro rock n´roll guitarrero, hard rock primigenio y un disco realmente sorprendente que primero te pica, después te engancha y finalmente no te deja escapar.

Los músicos que le acompañan en este nuevo viaje musical son Arlan Schierbaum (teclados), Virgil McKoy (bajo), y Franklin Vanderbilt (batería), además de la propia hija de Kotzen, August, haciendo coros… Me ha parecido magistral la interpretación de todos los músicos pero es obvio destacar la guitarra, más básica y cruda en este caso (aunque muy personal y con un gusto y encanto supremo), y la genial voz de Ritchie, “saliéndose” en todos los cortes.

Quizás me recuerda al estilo de los primeros discos y temas más guitarreros de LENNY KRAVITZ, aunque reitero que esto se mueve al 100% en terreno del hard rock y las concesiones a la comercialidad y estilos más suaves son mínimas (por no decir que inexistentes). De todas formas, este no es un disco para destacar influencias y guiños (que no faltan) sino para hablar de personalidad y toque propìo, de elegancia y de ejemplo perfecto de cómo manejar a placer el tempo y estructura de cada una de las canciones del trabajo.

Además, pese a todo lo dicho anteriormente, no deja de ser un disco muy variado y en el que, partiendo de un patrón común de rock setentero, Ritchie va acelerando y decelerando la máquina a su gusto. Desde los temas más movidos como la propia “Go faster” (100% de influencia Hendrix), un temazo guitarrero y “stoniano” como “Do it to yourself”, el toque de sentimiento de “You know what” o el punto casi funkie de “Feed my head” (aunque sin perder el punto guitarrero que hace girar la cabeza hacia su reciente proyecto FORTY DEUCE), hasta las más suaves “Faith” (una de las que más me recuerdan a Kravitz, incluso a su “Stand by my woman” por momentos), la balada “Chase it” (con espléndido sólo melódico a final del tema) o el medio tiempo cargado de feeling llamado “Drift” para cerrar el disco (bonus track para la edición europea), un señor discazo que va a sorprender tanto a los que recuerden a Kotzen como el joven guitarrista descarado y de raíces blueseras de los últimos tiempos de POISON (antes de la reunión, claro… y que se cuenta que le echaron de la banda por tener más que palabras cariñosas con la entonces novia del batería, Rikki Rocket) o MR. BIG (aunque el tema “Can you feel it” sí tiene ese regustillo), y a los que han seguido su variada e interesante carrera en solitario.

Para el final dejo la alabanza suprema para el mejor tema del disco y uno de los mejores que he oído nunca en estilos similares: “Fooled again”, una joya atemporal de 8 minutos que todo amante del rock debería escuchar y admirar una y otra vez… y sin olvidarnos de “You’re crazy”, a medio tiempo pero consiguiendo llegar dentro a base de calidez en la voz semidesgarrado de Ritchie y unas guitarras suaves pero muy intensas, junto con el suave colchón melódico del teclado dando color definitivo a otro de los mejores cortes del disco.

Lo dicho, magistral disco y muy recomendado para todos aquellos que en 2007 busquen “sonidos de otros tiempos”.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Track list:

  1. Go Faster
  2. You Know That
  3. Fooled Again
  4. Faith
  5. Bad Things
  6. Dust
  7. Chase It
  8. Do It Yourself
  9. You’re Crazy
  10. Feed My Head
  11. Can You Feel It
  12. Drift (Demo Version) (Bonus Track)