Inicio Lanzamientos A-Z MARDUK – Rom 5:12

MARDUK – Rom 5:12

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

“Por lo tanto, por un solo hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron” (Carta a los Romanos 5:12)

Un extraño gemido basta para adentrarnos en el pavoroso mundo de MARDUK. Los suecos siguen siendo totalmente fieles a su estilo original, que les catapultó ya en el pasado a la cima del panorama del Metal Extremo escandinavo. Con MARDUK sabes de antemano que no hay cuartel; desde el primer al último corte no esperéis encontrar otra cosa que True Black Metal, de mayor o menor intensidad, pero True Black no hay duda.

Rom 5:12, tras Plague Angel, es el décimo disco de su carrera y supone la confirmación de Mortuus como cantante y frontman de la banda en sustitución de Legion, su predecesor. Mortuus ha parecido coger confianza y desarrolla una labor impresionante. Destaca la manera que tiene de alargar las frases en unos gemidos y gruñidos realmente inquietantes. En Rom “5:12” es el epitafio del batería Emil Dragutinovic, quien se marchó del grupo en noviembre, pero ha tocado en el álbum como músico de sesión. El nuevo batería ya confirmado es Lars B, al cual tendremos oportunidad de ver en futuros directos. El disco ha sido grabado en los estudios Endarker bajo la tutela de Magnus “Devo” Andersson y cuenta con la aparición estelar de Joakim Göthberg ( ex MARDUK) en el tema “Cold Mouth Prayer” y Allan Averill de Primordial en “Accuser/Opposer”. Sólo conociendo esta información, se te hace la boca agua ya… De antemano llaman la atención su portada, totalmente apocalíptica, y su título. Personalmente jamás había visto ningún disco que viniese firmado con una referencia bíblica de esta índole. Si a esto le añadimos la calidad de su música y el libreto de 44 páginas que prometen ofrecer nos queda una pieza más que deseable para engrosar las filas de nuestra colección.

Diez temas, diez trallazos.

“The Levelling Dust” tiene el honor de iniciar lo que será un viaje al corazón de la maldad humana. No nos hace falta fantasía de ningún tipo, a los humanos nos basta con nosotros mismos para dar forma a nuestras peores pesadillas. Un extraño gemido, de un moribundo me atrevería a afirmar, se ve violentamente cercenado por una desgarradora guitarra y una primera demostración de lo que el señor Emil Dragutinovic sabe hacer. A los alaridos de Mortuus le acompañan unas guitarras rasgadas, pesadas, densas… Este primer tema no es de los más veloces ni mucho menos, pero sí nos introduce en ese ambiente enfermizo que solo MARDUK sabe crear. Podemos oler los bubones de los pestilentes, los gritos de las ancianas los ruidos de los roedores, el crepitar del carro llevando cadáveres a la morgue… La ya citada “Cold Mouth Player” introduce a Joakim Göthberg, primer cantante y batería de MARDUK acompañando a Mortuus. La furia que despide este tema es inclasificable y el dueto formado por ambos es un combo brutal.

“Imago Mortis” nos da un poco de paz en su inicio retomando el ritmo que ya matizó el primer tema. No nos engañemos, al minuto de iniciarse el corte el medio tiempo se transforma en algo obsesivo. Las voces de Mortuus alcanzan unos registros psicóticos y desesperados, alargando las frases en extraños lamentos que nos hacen pensar en una extraña pócima de Doom y Black Metal que resulta más que satisfactoria. La duración de dicho tema, casi nueve minutos, me da totalmente la razón, siendo el segundo más largo del disco precedido por “Accuser/Opposer”. El corte finaliza con una extraña melodía sacada de las viejas películas de terror, con un sonido VHS despedido por una tele antigua que, por supuesto, se ve despedazado por “Through the Belly of Damnation”, tema que suena old school total, idóneo para reventar a su público en los conciertos. Destacar en esta canción el sonido del bajo, que sobresale notablemente respecto al resto de canciones.

En “1651” pasaron muchas cosas y un servidor, sin las letras en la mano, no se atreve a afirmar a que evento hacen referencia los suecos con este título. Por la marcialidad del tema, la situación en la distribución de canciones y el relax que supone para nuestras cabezas lo que es obvio es que supone un ecuador para Rom 5:12. Marcialidad, narración y una instrumentalización totalmente de corte medieval se ven cercenados por otro tema bastante agresivo, “Limbs of Worship”.

Y llega “Accuser/Opposer”, con la ya mencionada colaboración a las voces de Alan Averill ( primordial). El tema empieza con un párroco orando en latín que verá su discurso interrumpido por el riff de las guitarras y las voces de ambos cantantes. La voz de Allan recuerda un poco al contraste ejercido por Sagrath y Vortex, salvando las diferencias entre ambos grupos. Este tema es una de las grandes joyas del disco junto a Imago Mortus. No es de extrañar que me quede con dos de los cortes más melódicos. Es en estos temas donde realmente se aprecia la calidad, originalidad y evolución de este tipo de grupos. La velocidad, agresividad y mala ostia están muy bien, pero creo que, por lo menos un servidor, ya hemos escuchado mucha a lo largo de nuestras vidas y exigimos algo realmente innovador para llevarnos las manos a la cabeza en señal de sorpresa. “Vanity of Vanities” ofrece justo eso. Velocidad y agresividad en lo que parece una continuación de la anterior canción. Impresionante el cambio de ritmo a mitad de tema, quedaos con él.

Rom 5:12 termina con “Womb of Perishableness” y “Voices from Avignon”. La primera puede considerarse un resumen rítmico de lo que hemos venido escuchando hasta ahora, el arco de sonidos procedentes de las guitarras del señor Morgan Steinmeyer es impresionante. “Voices from Avignon” es otro tema cañero, muy cañero, que se ve cortado por una extraña cancioncilla de época que no dudaremos preguntar su procedencia en una futura entrevista.

Resultado: un disco acojonante, brutalmente malvado que no se hace nada pesado de escuchar debido a esos interludios que sólo MARDUK saben crear para que la calidad de sus temas más acelerados no se vea ofuscada en una vorágine de agresividad condensada. Todo en su justa medida dicen, y MARDUK dominan las probetas como Dios.

Daniel Pastor

Track list:

  1. The Levelling Dust
  2. Cold Mouth Prayer
  3. Imago Mortis
  4. Through The Belly Of Damnation
  5. 1651
  6. Limbs Of Worship
  7. Accuser/Opposer
  8. Vanity Of Vanities
  9. Womb Of Perishableness
  10. Voices From Avignon