Inicio Lanzamientos A-Z EDGUY – Rocket Ride

EDGUY – Rocket Ride

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Nuevo disco de los alemanes EDGUY de los cuales ya hay que hablar como uno de los grandes grupos del Metal europeo. Situados en lo alto por méritos propios y cuando hace pocos meses lanzaban “Superheroes” como adelanto, vuelven a la carga con “Rocket Ride” un disco que es una buena continuación de su EP. Un grupo que abanderó la revolución sonora en el metal a partir de mediados de los 90´ y que en una década han logrado ir perfilando su sonido hasta convertirlo en característico e inconfundible.

EDGUY demuestran con este trabajo seguir con la actividad incansable de estos años y una creatividad digna de elogio. Como el propio Sammet nos comentaba en estas mismas páginas no hace demasiado, el proceso creativo del disco les ha llevado a plasmar las composiciones en directo, con la banda tocando junta y la realidad es que el sonido del disco es fresco, y pese a notarse una producción esmerada, estamos delante de una de las grandes grabaciones del 2006. Buenas guitarras, ritmos preciosistas, y un trabajo vocal excelente que sigue manteniendo a Tobi entre las mejores voces del panorama metálico.

Con una hora de música, este “Rocket Ride” ofrece a unos EDGUY maduros, cada vez más alejados del Power Metal que les encumbró en su día, aunque igual de directos, y con composiciones que mezclan diferentes géneros pero siempre con su sonido característico.

El disco arranca con “Sacrifice” un largo tema de más de 8 minutos. EDGUY siguen en sus trece de comenzar los discos con canciones complejas. Ya lo hicieron en “Superheroes” y lo repiten de nuevo. Es una canción fantástica, con cambios de ritmo, orquestaciones para disfrutar y un estribillo típico de la banda, pero tal vez sería una canción para cerrar el álbum más que para abrirlo. En cualquier caso ya se ha convertido en marca de la casa arrancar así, y desde luego el tema no desmerece en absoluto.

Con “Rocket Ride” entramos en un tema mucho más directo y más corto. Es una canción de esas que podríamos definir compendio del Heavy Metal. Un riff machacón, una voz que sube hasta niveles elevadísimos, coros para cantar en directo, doble bombo. Directo pero alejado de los sonidos finlandeses del Power Melódico.

Los alemanes ya llevan varios años utilizando sintetizadores y efectos en muchas composiciones. Especialmente en los medios tiempos como “Wasted Time”. Con instrumentación acústica en los primeros momentos, la canción gana enteros según va avanzando. Se convierte en pegadiza y creo que será un acierto si la incluyen en sus set list para la gira que se avecina. En la línea misma línea de medio tiempo se situaría “Matrix”, con unos toques sutiles de melodía que vuelven a abrir al grupo a sonidos más alejados del Metal europeo y más cercanos al norteamericano. No se trata de toques hard rockeros, no al menos aquí, pero se atisban cambios. Eso sí, pese a tener menos fuerza que el resto de temas del disco, no es una mala canción en absoluto. Especialmente excitante es la parte intermedia en la que las guitarras van acompañando al solo. Tan sólo unos segundos pero a veces hay discos que tienen ese momento mágico y este es uno de ellos.

“Return to the tribe” es un retorno. Retorno a los temas más clásicos de EDGUY. Es decir al “viejo” Power Metal, rápido y alegre. Podría pensarse que hay una burla en el hecho de que la parte del solo de guitarra sea “pisada” por la voz de Sammet, pero según sus palabras esto tan sólo fue algo humorístico que vieron que sonaba bien e incluyeron en el disco. En cualquier caso es un temazo. Y si te gusta el sonido rápido, limpio y el Power entendido por EDGUY, sin duda será el tema del disco. El solo, pues eso: un chiste del eterno bromista cantante.

De nuevo suavizando el sonido, “The Asylum” comienza de forma acústica y es otro de esos temas que se corearán hasta la saciedad, especialmente en su primera parte. Es un tema completísimo, largo y para disfrutar una y otra vez. Posiblemente en una primera escucha se pierdan incluso los matices que Sascha Paeth, el productor del disco, ha logrado sacar a esta canción. Si los padres fueron Maiden, desde luego aquí EDGUY se revelan como unos hijos aventajados.

“Save me” vuelve a traer reminiscencias del otro lado del Atlántico. Sonido que rozan el Hard Rock y que, en forma de balada parecen preparar el desembarco definitivo de los alemanes en USA. No son Aerosmith, pero algo acaba recordándoles, si.

Tal vez el tema algo más flojo del disco sea “Match of the century”. No por ser una mala composición sino por encontrarse rodeada de canciones con mucha más garra. Aun así tiene elementos que hacen escucharla agradablemente. Eso sí, termina con la típica broma de Tobias a grito pelado. Una más…

“Out of Vogue” es más sonido EDGUY. Resulta curioso incluso usar ese argumento de forma tan continuada. Rápido, alegre y con estribillos pegadizos. Guitarras que se mezclan de forma excepcional y una batería lejana al doble bombo tradicional. Perfecto preámbulo para “Superhéroes” que vuelve a incluirse en este disco y que sigue sonando tan potente como hace unos meses cuando salía al mercado.

Con “Trinidad” nos encontramos a otro guiño a los sonidos más americanos. Guitarras bluesísticas y una forma muy diferente de cantar de Sammet. Pero es interesante, incluso con esos coros que parecen hechos a mitad de camino entre el cachondeo y la seriedad. Eso sí, de nuevo, ¿a quién parecen sonar en determinados momentos? Diferente, pero que se escucha agradablemente.

El disco llega a su final con “Fucking With Fire (Hairforce One)” (al menos la copia que la compañía nos ha enviado) y que tal vez pudiera salir de single dado que es una canción divertida, concisa y muy directa. Un buen epílogo sin duda.

Doce trallazos, con variedad, con frescura y con cambios. Ya avisaban en su EP y continúan en esa línea. EDGUY se plantea cada trabajo como algo diferente y tratan de no defraudar nunca a sus seguidores. Con este disco no lo van a hacer, e incluso aquellos que todavía no lo han hecho pueden tener ahora una excusa perfecta para romper los tabúes que les alejaban de la banda. Ahora queda esperar hasta febrero para disfrutar de los tres conciertos que darán en España y que prometen ser apoteósicos.

Fernando Checa

1. Sacrifice
2. Rocket Ride
3. Wasted Time
4. Matrix
5. Return To The Tribe
6. The Asylum
7. Save Me
8. Catch Of The Century
9. Ut Of Vogue
10. Superheroes
11. Trinidad
12. Fucking With Fire