Inicio Festivales Crónica Festival SWEDEN ROCK 2004 – Primera Parte del Reportaje

SWEDEN ROCK 2004 – Primera Parte del Reportaje

0
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD




Documento sin título


Jueves, 10 de junio

En el viaje en tren hasta Sölvesborg conseguí llegar
a aceptar el hecho de haberme perdido la tempranera actuación de TNT
(5 de la tarde), pero ya estaba empezando a angustiarme ante la duda
de si llegaría a tiempo de disfrutar de una de las bandas que más
ganas tenía de ver de todo el festival: los daneses D.A.D.

Tras dos trenes y un autocar, además del vuelo a Copenhague,
y tras más de media hora de charla con la encargada de las acreditaciones,
pude ver el objetivo cumplido, aunque solo en parte: los extravagantes vaqueros
del infierno llevaban ya más de media hora sobre el escenario.

El bajista más excéntrico del planeta iba ataviado
con un disfraz del Capitán América para la ocasión, él
y su bajo de dos cuerdas como el resto de sus compañeros con nuevo batería
incluido ya tenían a la audiencia más que animada coreando temazos
como “Jihad”, la balada acústica “Laugh’n a half”
y un frenético final con sus temas más pegadizos donde se fundieron
las voces de los fans con la de un pletórico Jesper Binzer en un magnífico
estado de forma en “Sleepin’ my day away” y “Marlboro
Man”.

D.A.D  - Fotos:Wences & Jato
D.A.D  - Fotos:Wences & Jato

En un festival con 5 escenarios en los que no para de sonar
música durante todo el día es muy difícil y a veces frustrante
el no poder disfrutar de bandas que se solapan en los horarios y por mucho que
corras no te da tiempo a ver. A esto hay que sumar el recorte de acreditaciones,
de photopasses, en particular. Si bien es cierto que el año pasado había
momentos en los que moverse por el pasillo para tomar las fotos se llegaba a
convertir en una empresa harto complicada, este año las restricciones
han sido radicales, guardando la organización la mayoría de los
pases para medios suecos que poco tenían que ver en su mayoría
con nuestro rollo, y a los cuales solo les interesaba cubrir el retorno de la
megabanda sueca de rock más importante de todos los tiempos. En fin ante
estos inconvenientes, solo me que pediros disculpas si veis que la calidad de
las fotos no es todo lo buena que debería.

¡ Además los suecos son muy tochos!.

HELLOWEEN

A las 21:30 comenzaban a la vez HELLOWEEN
en el Rock Stage y Montrose en el Sweden Stage.

Nos decantamos por los primeros y si bien la actuación
fue completita y el sonido no fue malo, el repertorio volvió a ser más
de lo mismo. Me explico, en cuanto escuché los acordes de “Starlight”
y “Murderer”, se me iluminaron los ojos; grandes temas de una gran
etapa de los calabacines; le siguieron “Keeper of the seven Keys”,
“Future World” y “Eagle fly free”, y ahí me di
cuenta de que el set list no iba a variar en absoluto del que nos ofrecieron
en su reciente gira española junto a Rage.

Helloween - Fotos:Wences & Jato
Helloween - Fotos:Wences & Jato

Quizá la aparición en este tipo de eventos veraniegos
con afluencias de público tan altas debería motivar a las bandas
a hacer algo nuevo y cambiar un poco lo que nos han estado ofreciendo durante
el invierno.

Aún así la elección del repertorio es
buena, y a los Hits antes mencionados sumando otros no menos entrañables
como “Dr. Stein” o “I can”, y un repaso a su último
lanzamiento con cortes como “Open your life”, “Back against
the wall”o “Sun for the world” les quedó una actuación
más que digna ante una audiencia bastante poblada que tenía una
oreja atenta a lo que estaban presenciando y la otra en el escenario de enfrente
donde la reaparición de los Metal Gods era inminente.

Helloween - Fotos:Wences & Jato
Helloween - Fotos:Wences & Jato

Track List Helloween: “Starlight”,
“Murderer”, “Keeper of the Seven Keys”, “Future
world”, “Eagle fly free”, “Hey Lord!”, “Forever
& one (neverland)”, “Open your life”, “Dr. Stein”,
“If I could fly”, “Back against the wall”, “Power”,
“Sole Survivor”, “I can”, “Where the rain Grows”,
“Sun for the World”.

JUDAS PRIEST

23:15 de una bonita noche sueca, el humo inunda el suelo del
escenario principal y la larga espera toca de una vez por todas a su fin: JUDAS
PRIEST
.

Y la historia se repite, como así ha venido siendo
a lo largo de su historia, los acordes de “Hellion” rompen el silencio,
el horizonte se puebla de puños y “Electric eye” hace que
se extienda la locura entre las masas, como es habitual, se oye a Halford pero
no se le va hasta pasadas varias estrofas.

Judas Priest -  Fotos:Wences & Jato
Judas Priest -  Fotos:Wences & Jato

Al fin una silueta metálica brillante aparece sobre
el escenario y el regreso del Metallian a la vida se consume, y….

Y señores, según avanza el espectáculo:
“Metal Gods”, “Heading out to the Highway” y “The
Ripper” me despierto poco apoco de mi sueño y el fanatismo que
irradiaba desde un principio empieza a ser eclipsado por la realidad: a veces
cruel, a veces dura, en este caso triste, diría yo, lo cual me conduce
a ser más objetivo en mis observaciones.

Halford ha envejecido, y el paso de los años no perdona
ni a Dios, ni siquiera al Dios del Heavy Metal.

La ejecución de los temas por parte del resto de la
banda me pareció más que correcta; la pareja Typton/Downing se
movió bien por el escenario y sobre las pasarelas cromadas con el símbolo
de la banda; Ian Hill en su sitio, vigilando la batería de Scott Travis
de reojo, y el monstruo Travis sobre todos ellos, interpretando un repertorio
sobre el que está más que sobrado, mostrándose sobre todo
en “Painkiller” y “Touch of evil”, temas más
técnicos donde puede brillar a un nivel superior.

Judas Priest -  Fotos:Wences & Jato
Judas Priest -  Fotos:Wences & Jato

“The Sentinel”, “Victim of changes”
y “Turbo lover” sonaron del tirón, haciendo subir la adrenalina
del personal, y la versión de Joan Baez de “Diamonds and Rust”
permanece en formato acústico en el set list de la banda; pero Halford
sigue sin convencerme, es su timbre habitual, pero sin la potencia de antaño,
sin la fuerza ilimitada que poseía, y sus movimientos: “leeentos,
muyyy leeentos” se limitaron a paseos circulares alrededor de sus compañeros.
Casi nula comunicación con el público y con sus propios compañeros,
(es sabido que las relaciones personales entre algunos miembros de la banda
dejan más que desear).

Pero seguían sonando trallazos “Breaking the
law”, “Painkiller”, y continuamos disfrutando de lo que había,
en ésta última Rob seguía poniéndose en evidencia.

Tras ella la banda se retira y la Harley ruge desde la lejanía.
Como no, los acordes espídicos de “Hell bent for Leather”
empujan a Rob y su moto al centro del escenario, y más trallazos clásicos:
con “living after Midnight” no se estaban quietos ni los de seguridad,
y como segundo bis “United” es el himno perfecto para que la gente
se deje la garganta,; de fondo un telón con la portada del último
DVD editado por la banda con el mismo nombre.

Judas Priest -  Fotos:Wences & Jato
Judas Priest -  Fotos:Wences & Jato

La fiesta se acaba con “You’ve got another thing
coming”.

Y nos encaminamos a la tienda de campaña satisfechos
de haber vuelto a vivir un par de horas del mejor Heavy Metal que ha existido
y existirá, pero tristes a la vez por lo trágico e inexorable
del paso del tiempo, incluso en la garganta de los dioses.

Mañana volveremos a disfrutar de nuevo.

Track List Judas Priest:

“Hellion”, “Electric eye”, “Metal
Gods”, “Heading out to the Highway”, “The Ripper”,
“Touch of evil”, “The Sentinel”, “Turbo Lover”,
“Victim of Changes”, “Diamonds & Rust”, “Breaking
the law”, “Beyond the Realms of death”, “The green Manalishi”
(with the two Pronged Crown”, “Painkiller”, “Hell bent
for leather”, “living after midnight”, “United”,
“You’ve got another thing coming”.

Viernes, 11 de junio

PINK CREAM 69

El cielo cambió de cara el viernes y nos miró
mal desde el principio; a las 12:00 de la mañanita estaban ya tocando
PINK CREAM 69 a la vez que los melódicos Coney Hatch
en el Sweden Stage; ambos bajo una suave lluvia tempranera que a momentos se
agradecía, pero que poco a poco tornaría en nuestro peor enemigo
con dos largas jornadas aún por delante.

PINK CREAM 69 acababan de visitar nuestro
país y el repertorio tampoco distó mucho de lo que a nosotros
nos ofrecieron. Si note un poco más animada a la banda en general y a
su bajista Dennis Ward en particular, el cual denotaba un mejor aspecto físico
del que hizo gala cuando nos visitaron con sus paisanos Axxis.

Pink Cream69 -  Fotos:Wences & Jato
Pink Cream69 -  Fotos:Wences & Jato

Abrieron con Thunderdome, que da nombre a su último
trabajo para enlazar con dos superclásicos de la banda, “Do you
like it like that” y “Hell’s gone crazy”.

El álbum más recordado fue sin duda el mejor
de toda su carrera: “One size fits all”, del que también
sonaron “Talk to the mon” y “livin’ my life for you”,
lo mejorcito del concierto.

No faltaron un par de baladas, y parece que San Pedro se apiadó
finalmente de ellos (y de nosotros) y en el bis cesó la lluvia, momento
idóneo para cantar y bailar con el mismo cierre que hicieron en Madrid:
“welcome the night”, de su primera obra, y las versiones de “So
lonely” de Police y “No woman no cry” de Marley.

Pink Cream69 -  Fotos:Wences & Jato
Pink Cream69 -  Fotos:Wences & Jato

La actitud de la banda en general fue muy positiva en todo
momento poniendo al mal tiempo buena cara.

Que sigan así.

BESEECH

Nos toca correr de nuevo, esta vez rumbo al Spendrups Stage
donde nos espera el metal gótico de BESEECH.

El sol se ha instalado otra vez en la explanada y aunque la
estética oscura de BESEECH no queda bien reflejada en
el cielo azul, si lo hacen los acordes de su música en nuestros oídos,
en una concurrencia no tan poblada como la banda se hace merecer con cada canción
que va desgranando, con la voz de un Eric Molarin que nos trae a la memoria
a unos Sisters of Mercy injertados con Type’o negative y la dulzura que
con la que colma las estrofas la rubita “Lotta Höglin”.

Beseech -  Fotos:Wences & Jato
Beseech -  Fotos:Wences & Jato

La fórmula de estos chicos, también usada anteriormente
por Lacuna Coil o los antiguos Theater of Tragedy da un buen resultado con un
equilibrio perfecto a veces de melodía y agresividad, y a pesar del sol
brillante, nos dejamos arrastrar a la armoniosa oscuridad en la que vive BESEECH.

Track List de Beseech: “Manmade dreams”,
“Souls highway”, “Between the lines”, “Drama”,
“Higher level”, “Bitch”, “Gime Gime Gime”.

Y&T

Fin del sueño y a correr, que ya han empezado Y&T
en el Festival Stage.

Meniketti y sus compañeros no defraudan. Con 2 ó
3 kilos más que el año pasado, el vocalista y su Les Paul consiguieron
con su Hard Rock ochentero mantener la atención del público más
maduro, si bien es cierto que el interés despertado no fue el mismo al
haber tocado en la edición del festival del año pasado

Y&T -  Fotos:Wences & Jato
Y&T -  Fotos:Wences & Jato

Sin duda son los temas clásicos de la banda los que
hacen que la gente baile y alce sus brazos coreando sin parar “Black Tigre”,
“Rescue me”, “I believe in you” o “Forever”.

La rockera “25 hours a day” también nos
hace mover el esqueleto, y si bien es cierto que la movilidad de la banda sobre
el escenario es casi nula, con la excepción del eterno compañero
de fatigas “Phil Kenemore”, Y&T hace bien su
trabajo, rockear y hacernos disfrutar de un buen puñado de clásicos,
de lo cual no todas las bandas ochenteras pueden alardear.

Y&T -  Fotos:Wences & Jato
Y&T -  Fotos:Wences & Jato

Set list Y&T: “From the moon”,
“Open fire”, “Lipstick and Leather”, “Eyes of
a stranger”, “Dirty girl”, “Mean streak”, “I’ll
cry for you”, “25 Hours a day”, “Wild if I wanna”,
“I make believe”, “Hurricane”, “Summertime girls”,
“Black Tiger”, “I believe in you”, “Rescue me”,
“From the moon”, “Forever”.

OPETH

A las 15:00 debíamos escoger entre OPETH
o Pat Travers: ¿ banda jovencísima, de gran talento y de tintes
death-progresivos, o el carisma y la experiencia de una leyenda viva como es
Pat Travers y su blues rock imperecedero?

Bueno, está bien, un poco de cada.

Opeth -  Fotos:Wences & Jato
Opeth -  Fotos:Wences & Jato

OPETH es la “atípica”
a la que no debes intentar encasillar dentro de ningún estilo, son lo
más alejado a un estereotipo de cualquier corriente musical que puedas
escuchar.

En teoría una banda de Death Metal no tira de virtuosos
en todos sus instrumentos del calibre de los que integran OPETH.

Una banda de metal progresivo no se arriesga a cantar sus
tortuosas historias a través de una voz gutural como la de Mikael Akerfeldt.

Los contrastes entre los pasajes acústicos y los ritmos
salvajes son marca de la casa, y si hay algo que pudiese echarles en cara sería
su actitud, demasiado estática frente al público, a excepción
de su bajista, el cual un día pierde la cabeza, literalmente la pierde.

Opeth -  Fotos:Wences & Jato
Opeth -  Fotos:Wences & Jato

Disfrutamos de “Master’s Apprentice”, “The
drapery Falls”, “The Moor” y de “Windowpane”.

Set List Opeth: “Master’s apprentice”,
“The drapery falls”, “The Moor”, “Windowpane”,
“To rid the disease”, “Deliverance”, “Demon of
the fall”.

PAT TRAVERS

Cuando más estábamos disfrutando me toco salir
de najas de nuevo si quería disfrutar de algo del repertorio del señor
PAT TRAVERS.

Y poco disfrutamos, porque la lluvia nos volvió a hacer
la vida imposible, y la mayoría de la audiencia tuvo que resguardarse
como pudo bajo las carpas de bebida que había anexas al escenario.

Aún así disfruté de pasada de clásicos
del calibre de “Boom Boom” y “Life in London”.

Pat Travers -  Fotos:Wences & Jato
Pat Travers -  Fotos:Wences & Jato

La siguiente disyuntiva estaba en torno a SLADE
y Testament.

A éstos últimos los iba poder ver en Bélgica
en el Graspop Metal Meeting dos semanas después, así que me quedé
con la primera opción, aunque tampoco vimos el show completo porque la
rueda de prensa de HEART también coincidía.

SLADE

Fue poco lo que pudimos disfrutar de SLADE,
pero intenso, y es que los años no desmerecen a los artistas de la talla
de Dave Hill, un guitarrista y showman que se acerca más al look de chiquito
de la calzada que al de cualquier rockero de pro, pero que a la vez da mil patadas
a muchos de los que van de auténticos y tan solo son un saco lleno de
posturitas.

Slade -  Fotos:Wences & Jato
Slade -  Fotos:Wences & Jato

Lejos de esto, los dos guitarristas do dejaron de dar caña
a la concurrencia con toneladas de marcha magistralmente transmitida a un público
que no cesó ni un momento de corear clásicos de la talla de: “Cum’
on feel the noize”, “Coz I luv you”, “Far, far away”,
la preciosa balada “My oh my” o la pegadiza “Run run away”.

Me arrepiento con toda mi alma de no haberme quedado a ver
el show completo.

Si visitan tu ciudad y te gusta el Rock & Roll marchoso
no te los pierdas.

MONSTER MAGNET

Son las 20:00 y es el turno del Rock psicodélico, áspero
y macarra (llámalo stoner si quieres) de los Yankees MONSTER
MAGNET.

Wyndorf y los suyos no entraron en eljuego de repetir una
vez más el repertorio de su gira y recopilaron algún que otro
viejo tema de su “Superludge” del 93 como “Elephant bell”,
“Dinosaur Vacume” o “Brainstorm”

Monster Magnet -  Fotos:Wences & Jato
Monster Magnet -  Fotos:Wences & Jato

El magnetismo que desprende Dave Wyndorf” sobre el escenario
no deja impasible a nadie, y enseguida consigue que no apartes tu mirada en
ningún momento de él.

Su agónico deambular por el borde del escenario llega
a ser hipnotizante, y hay momentos en que no sabes si Dave controla totalmente
la situación o la fumada que lleva lo hace totalmente incontrolable.

También sonaron temas de su último trabajo,
como “Monolithic”, “Supercruel” y “On the verge”,
y sus temas más populares: “Melt”, o “Powertrip”.

Al final de la actuación Wyndorf no se conformó
con romper una guitarra sino que además quemó otra antes de despedazarla.

Monster Magnet -  Fotos:Wences & Jato
Monster Magnet -  Fotos:Wences & Jato

Para tratarse de una banda que no está en la lista
de mis favoritos, en directo si lograron transmitir la fuerza e intensidad suficientes
para dejarme preparado para terminar la jornada a lo grande con Scorpions,…o
no?

UFO

Pero antes de eso con el tiempo de cenar justito, nos hicimos
hueco en los aledaños del Rock Stage para disfrutar de un buen rato de
Hard Rock Clásico de la mano de UFO.

Otra banda que nos ha visitado recientemente y que no nos
decepcionó en absoluto.

Los veteranos Phil Mogg y Pete Way han acertado de todas todas
incorporando a la banda el talento de Vinnie Moore a las seis cuerdas y la contundencia
de Jasón Bonham a las baquetas, consiguiendo que la banda suene como
hace mucho tiempo que no lo hacía.

El repertorio que vimos no coincidió del todo con el
que nos deleitaron en Madrid, y además de los omnipresentes clásicos
“Natural Thing”, con la que comenzaron, “Rock me”, “Lights
out”, “Too hot to handle” o “Doctor Doctor” también
sonaron “This Kids, Fire man”, “Looking for the wild one”
o “Baby blue”.

No me canso de verlos.

SCORPIONS

Pues sí, tenía mis dudas y estaba algo reticente
ante el hecho de ver a un grupo como SCORPIONS que había
bajado tanto el nivel de intensidad en sus últimas obras; pero Klaus
Meine y su equipo dejaron claro desde el principio con dos buenos trallazos,
“New generation” y “Love ‘em or leave ‘em”
de su último lanzamiento “Unbreakable” como comienzo que
la clave de su nueva formación volvía a ser el Rock duro.

Scorpions -  Fotos:Wences & Jato
Scorpions -  Fotos:Wences & Jato

Ellos ya habían comentado en la rueda de prensa que
no se habían reunido especialmente para esta gira, “no como otros”,
en clara alusión a bandas como Heart o los mismísimos Judas Priest,
y aunque reconocían que en los últimos años habían
estado algo alejados de su lado más Hard Rock, con su nuevo trabajo pretendían
volver por sus viejos derroteros.

Ellos mismos justificaban esta nueva vuelta a sus orígenes
más duros debido al cambio que se estaba produciendo en el ambiente musical
con un resurgir del rock en general entre las nuevas generaciones, hecho que
constataron otros grupos como Heart y Europe en sus respectivas ruedas de prensa.

Scorpions -  Fotos:Wences & Jato
Scorpions -  Fotos:Wences & Jato

Particularmente agradecí el hecho de que en el set-list
las baladitas brillaron casi por su ausencia.”Still loving you”,
que sirvió como inicio de bises es imprescindible, no así “Through
my eyes”, pero el compendio de temas clásicos que tocaron: “We’ll
burn the SSky”, “The Zoo”, la sorpresa,”Lovedrive”,
o “Coast to coast”, donde Klaus tiró tambien de guitarra,
más los temas más cañeros de su etapa dorada, “Bad
boys running wild”, “Blackout”, “Big city nights”
o “Rock you like a hurricane” hicieron las delicias del público
sueco.

Rudolph Schenker no paró de saltar y correr con su
inseparable Flying V, Matthias Jabs nos sigue regalando calidad en sus solos
y lineas melódicasde guitarra, y James Kottak imprime junto al nuevo
bajista una base perfectamente compenetrada.

Scorpions -  Fotos:Wences & Jato
Scorpions -  Fotos:Wences & Jato

Klaus Meine merece mención aparte; su registro nasal
podrá cautivarte o cansarte, pero es innegable el gran estado de forma
en que se sigue encontrando este hombre.

He de decir que yo, en particular, siempre he sido mucho más
de Judas que de Scorpions, pero esta batalla sin duda se la lleva el teutón
de calle, megacampañas publicitarias aparte.

Quizás acabar con una balada, “When the smoke
is going down”, (muy bonita, por cierto), enfrió un poco el final
aunque no desmereció para nada la gran actuación de la banda germana.

No olvidéis que este verano los podréis ver
en Granada.

Fin de la primera parte

Texto y Fotos: WENCES y JATO

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.