Inicio Lanzamientos A-Z VOODOO HILL – Wild Seed Of Mother Earth

VOODOO HILL – Wild Seed Of Mother Earth

0
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020

Segundo trabajo de VOODOO HILL, uno de los
proyectos del compositor y guitarrista italiano Dario Mollo. Y segunda vez que
el grandísimo Glenn Hughes ofrece sus preciadas cuerdas vocales para
amenizarlo.

De la formación de su primer álbum, “Voodoo
Hill”, repiten todos menos el bajista, Max Matis, sustituido por Fulvio
Gaslini.

Dario Mollo ha sido elevado por varios medios a la categoría
de “Guitar hero”, a mi parecer un título reservado a muy pocos,
y no creo que sea este el caso (aún).

Empezó su carrera allá por el 1981 con una banda
llamada Crossbones, con la que tuvo mucho éxito en su país natal,
Italia. Tal éxito le llevo a conocer a Kit Woolven, productor de bandas
como Thin Lizzy, Cradle of Filth, y UFO, empezando un gran amistad personal
y profesional que sigue manteniendo hoy en día.

Se ha sabido rodear siempre de buenos vocalistas, importantísimos
protagonistas en todos sus álbumes. Para su proyecto “The Cage”
cuenta con Tony Martin (ex-Black Sabbath), y con Glenn Hugues (ex-Trapeze y
ex-Deep Purple) para VOODOO HILL (principal baza de este “Wild
seed of mother earth”).

VOODOO HILL nos ofrecen un trabajado y elegante
hard rock como base, con ornamentos metaleros en muchos pasajes y toques blueseros
en otros.

Y Glenn Hughes no sólo se amolda a cada uno de estos
estilos, sino que es él mismo quien le acaba de dar el toque definitivo,
pues es sin lugar a dudas un instrumento más del quinteto.

Empieza el álbum con un riff más propio de Pantera
que de un grupo de hard rock, pero enseguida “Make Believe” vuelve
su cauce rock’n’rollero, para deleitarnos con un tema en el que ya queda clarísimo
que Glen Hugues será el protagonista de los 52 minutos y 11 temas que
nos ofrece el álbum. Riff sencillo pero pegadizo, acompañado por
un Dario Patti muy hábil a teclados. A destacar el cambio de ritmo a
finales del tema, con unas campanas que anuncian el primer gran solo de Dario.

Le sigue “Dying to Live”, heavy metal al 100% (bueno,
al 80%, pues tiene un parón moresco entre medio), con un Glenn mucho
más agresivo, al igual que el riff que acompaña a toda la canción.
El tema lo adereza un estribillo al más puro estilo Judas Priest.

“Still Evergreen” está en la mismísima
frontera entre el hard rock y el metal, con el ritmo ametrallado a golpe de
bombo por el batería de Roberto Gualdi como base, y una composición
más sencilla que los dos temas anteriores.

“Atmosphere” baja un poco en ritmo y en calidad/complejidad
de composición. El tema lo salva quizás el gran solo que se marca
Dario Mollo.

A continuación asoma la balada (es decir, seguimos apretando
el freno, esta vez más fuerte) que da título al álbum,
“Wild Seed Of Mother Earth”. Gran interpretación de Glenn Hugues,
dejando aflorar su alma negra más que nunca. Atención también
en el teclado antes del solo de Dario, pues a más de uno le recordará
a Coverdale and Page.

Toca levantarse con “My Eyes Don’t See It”, uno de
mis cortes favoritos. Hard rock sencillo pero con alma y sentimiento, estribillo
pegadizo y con acertados coros.

“Can’t Stop Falling” es una canción a medio
tiempo, con riff lento, oscuro y pesado, iluminada con momentos limpios de guitarra,
teclados y voz suaves. Sin duda tanto el tema de la canción (la muerte)
como la música en sí son lo más oscuro que te puedes encontrar
en el álbum.

“Nothing Stays the Same”, es una balada para quien
así lo sienta (especialmente el enamorado), o hard rock para el cabreado.
Difícil de definir, pero curándonos en salud diremos que es una
buena semi-balada hard-rockera.

A punto de acabar el álbum aparece “Soul Protector”,
un tema “montaña rusa”. Caña-calma-caña-calma,
con un estribillo metalero donde los haya, y (de nuevo) con un elaborado solo
de Dario.

La penúltima y pegadiza “She Cast No Shadow”
precede al final tranquilo y bluesero del álbum, encarnado en “16
Guns”, donde casi por primera vez en todo el álbum la guitarra de
Dario sobresale más que la voz de Glenn (y no porque Mr. Hugues lo haga
mal, sino porque Mollo lo hace muy pero que muy bien).

Disco recomendado para los que consumidores y deleitadores
tanto de Glenn Hugues como de los guitarristas virtuosos. Pero sobre todo recomendado
para los amantes del buen hard rock.

Track list:

1- Make Believe
2- Dying To Live
3- Still Evergreen
4- Atmosphere
5- Wild Seed Of Mother Earth
6- My Eyes Dont’ See It
7- Can’t Stop Falling
8- Nothing Stays The Same
9- Soul Protector
10- She Cast No Shadow
11-16 Guns

Hèctor Prat (Piece
Of Metal
)