Inicio Lanzamientos A-Z SEVEN SERAPHIM – Believe in Angels

SEVEN SERAPHIM – Believe in Angels

0

Nueva banda metalera practicante de un estilo que no goza precisamente
de una gran popularidad en su país de origen, los States. SEVEN
SERAPHIM
se suma a la ya extensísima lista de bandas encuadradas
dentro del metal neoclásico al más puro estilo “Malmsteeniano”
con connotaciones progresivas típicas de grupos como Symphony X o Royal
Hunt. Sin embargo, quiza su procedencia haga que las composiciones de SEVEN
SERAPHIM
, no sean tan previsibles como sucede en miles de bandas europeas
que no hacen más que clonar lo ya mil veces clonado. Pero este no es
el caso y estos chicos realmente saben como componer temas sobresalientes que
además de recordar a los estilos antes citados también nos traen
a la memoria bandas como Alcatraz, Rainbow o Purple.

Aunque al que suscribe le recuerdan muchísimo a una
banda sueca de los 90 con varios discos en el mercado llamada Mohani Mohana,
especialmente en el primer tema “Anastasia”.

La banda está compuesta por Andrew Szucs a la guitarra,
Greg Hupp como vocalista, Chris Simpson al bajo y Brian Harris a la batería.
Me llama mucho la atención que no aparezca en los créditos ningún
teclista a pesar de la preponderancia que tiene dicho instrumento en algunos
temas.

En el segundo tema “Anastasia”, Greg Hupp nos trae
a la memoria a un Graham Bonnet de la mejor época de Alcatraz, en el
5º corte, de talle más progresivo a lo Stratovarius, toda la banda
lo borda; y quizá lo que aún le da más vidilla a este excelente
trabajo es la diversidad de estilos dentro del ámbito del metal melódico,
así en “the rain keeps falling” la influencia de bandas americanas
de carácter mucho mas comercial, incluso acercándose al AOR al
estilo de Journey o Toto es bastante patente, eso sí, con unos solos
a cargo del virtuoso Andrew Szucs que quitan el hipo. “The hand that feeds”
es un medio tiempo progresivo que se va acelerando, muy en la onda de otras
bandas oriundas de los States, como Artension o Symphony X.

De verdad que este es uno de esos discos que se te llegan ha
hacer cortos (quitando la introducción y una vaciladilla de el teclista
fantasma se queda en tan solo 8 temas), eso si, a cada cual mejor. Tardas en
ir a la tienda.

Wences de la Rosa