Inicio Lanzamientos A-Z ROYAL HUNT – Eyewitness

ROYAL HUNT – Eyewitness

0
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD

ROYAL HUNT es un pedazo de banda afincada
en Dinamarca, y liderada por el teclista André Andersen. Para quién
no los conozca, creo que sería bueno hacer un poco de historia, por que
os aseguro que bien merece la pena adentrarse en el trabajo de estos genios
del Metal de corte más melódico.

La cosa empezó en 1994, con “Land Of Broken Hearts”,
y siguió con “Clown In The Mirror”, dos sensacionales álbumes
con un tal Henrik Brockman a las voces (no se donde andará metido ahora).
Por aquí pasaron bastante desapercibidos, y eran muy difíciles
de conseguir sus álbumes, no en cambio en Japón, un autentico
fortín para las aspiraciones del grupo. Con la entrada del Dios DC Cooper
la cosa pegó un cambio cualitativo impresionante. “Moving Target”
es una obra maestra, y el directo posterior grabado, como no, en Japón,
es uno de los mejores directos que haya escuchado en mi vida, “1996”.
El listón se igualó con “Paradox”, pero lamentablemente
DC Cooper fue expulsado por cuestiones todavía sin aclarar, una pena,
creo que DC Cooper es uno de los mejores cantantes que existen, en su trabajo
en solitario lo volvió a demostrar, y sinceramente, pienso que una banda
como SILENT FORCE, donde se encuentra ahora, no hace justicia a su voz ni a
sus posibilidades. John West entra a las voces, y graban “Fear”,
y una trilogía, (“The Misión”, “Intervention”
y “The Watcher” con temas antiguos regrabados)

“Eyewitness” es su nueva propuesta. Los discos
grabados con John, a pesar de ser un vocalista excepcional, no me acababan de
convencer del todo, tal vez sea por el cambio de estilo (no tan directos y comerciales
que antes tal vez), o por lo enrevesado de algunos de sus temas, no se, el caso
es que no era lo mismo. A pesar de todo, creo que con este nuevo trabajo, han
vuelto a conseguir el nivel de calidad de antaño, sin perder la personalidad
que John West les ha aportado, pero por otro recuperando un poco la potencia
y la espontaneidad de sus primeros 4 trabajos.

Nuevamente, todos los temas han sido compuestos por Andre Andersen,
pero esta vez ha dado más protagonismo a las guitarras del cada vez más
técnico Jacob Kjaer. Nuevo batería esta vez en las manos y pies
de Allan Tschicaja, je, un nombre muy apropiado, contundente como nunca, empujando
un sonido que se ha endurecido, y acompañado en la base por el bajo de
Steen Morgensen, el viejo escudero de Andre desde los inicios.

El disco, una vez más, está basado en un concepto,
y el elegido en esta ocasión, trata sobre la influencia que los medios
de comunicación pueden tener sobre nosotros, y los comportamientos que
adoptamos en base a lo que leemos en la prensa o en la televisión, la
portada deja el concepto bastante claro, un concepto, por otro lado, bastante
complicado de asimilar.

Los temas en sí, como hemos dicho, han ganado en potencia,
buen ejemplo de ello es el inicio con “Hunted”. En “Can’t
Let Go”, y en “Burning The Sun” han hecho un guiño
al pasado, con esos teclados iniciales, y esos toques sinfónicos que
van recorriendo todo el tema.. Tiempo para el espeluzne generalizado, con la
voz y los coros de West y compañía y el órgano en plan
eclesiástico de Andre, toda una muestra de buen gusto en “The Prayer”,
tema que da paso a “Edge Of The World”, uno de los mejores del álbum,
con un estribillo irresistible, pegadizo e intenso a más no poder. “Wicked
Lounge” es una canción desconcertante; es un tema romántico
/ melódico, no se muy bien como explicarlo, en plan Frank Sinatra o así,
con solo de saxofón y todo, vamos, que se les ha ido un poco la castaña,
pero demuestran lo capaces que son estos músicos, sobretodo la voz de
West. “5th Element” nos devuelve a la normalidad, un instrumental
sin demasiada complicación, que abre paso a “Help Us God”,
un misterioso y extenso tema de 7 minutos, un medio tiempo explosivo, atentos
a la base rítmica en este tema. El cierre con “Game Of Fear”
es de lo más agresivo que han hecho jamás, con la voz al límite
y las guitarras sonando más potentes, y con “Eye Witness”,
cierran de forma relajada un gran trabajo, tema relajado con violines y coros
hipnotizantes, me ha recordado mucho a la vena más tranquila de DREAM
THEATER, incluso la voz de West en este tema se parece a la de LaBrie, que explota
a mitad del mismo en un cambio de ritmo drástico.

Un buen trabajo, lo mejor sin duda alguna que han hecho con
West, si te gustan son una apuesta segura, y sino, este es un buen ejemplo de
cómo descubrir el sonido de esta excepcional banda que pasa demasiado
desapercibida.

Álex Sánchez
alexsanchezcerro@telefonica.net